viernes, 13 de septiembre de 2019

Probando el natto

Como no todo va a ser reseñar series y libros, reaparezco por el blog para compartir con vosotros algo que llevaba mucho tiempo llenándome de curiosidad.
Es el natto.
Para todos los que somos amantes de la cultura o la gastronomía japonesa, el natto no nos es desconocido. Se trata de unas habas de soja fermentadas que tienen unas excelentes propiedades nutricionales, pero que también tienen -se dice- un aspecto, un olor y un sabor repugnantes, lo cual tira atrás a algunos japoneses, y a la inmensa mayoría de los extranjeros, a la hora de tomarlas.
Por Youtube rondan multitud de vídeos de personas no japonesas probando el natto. Las caras de asco al abrirlo, al olerlo y al metérselo en la boca son de foto: hacen muecas, lo escupen e incluso les dan arcadas.
No obstante, también hay muchos vídeos de japoneses encantados con el natto y explicando cómo hay que comerlo correctamente. Y dado que a mí me encantan la nuevas experiencias gastronómicas -creo que lo único que soy incapaz de probar, sea cual sea su sabor, son los bichos-, me decidí a probarlo.
Os recuerdo que no es la primera vez que pruebo productos japoneses en el blog; si queréis ver mi cata de Kit-kat nipones, la tenéis aquí.

La primera dificultad con la que me topé fue encontrar el natto. Al ser un producto japonés, con poca aceptación entre los extranjeros, no es algo que sirvan en restaurantes ni que puedas encontrar en la sección de comida exótica de los supermercados españoles. Afortunadamente, en mi ciudad, Valencia, hay una tienda llamada Japon.es donde, ¡sí! vendían natto.

Y allá que me fui. El natto es muy barato en Japón, pero al ser de importación la cosa cambia aquí en España: se vende en packs indivisibles de cuatro cajitas de ración, y cada pack costaba unos cinco euros. Aún así, me compré uno y me fui de vuelta a casa. Como el natto es un producto fermentado -la bacteria se llama bacillus natto-, se vende y se conserva congelado para que no se eche a perder, de modo que guardé tres de las cajas y dejé la cuarta fuera de la nevera para que se descongelase.

Finalmente estuvo lista. Y muerta de curiosidad por conocer ese olor que muchos tildan de "indescriptible", "repugnante" o "a calcetines sucios", abrí la caja y apliqué la nariz.

Esta pinta tiene nada más abrir la caja y quitarle el plástico protector

Señores, ni indescriptible, ni repugnante, ni a calcetines.
Huele bien.
No sé si mi paladar y mi nariz funcionarán a una frecuencia distinta a la del resto de la humanidad, pero a mí el natto huele bien.
De hecho, puedo describir perfectamente su olor, porque para mí está clarísimo: huele a café. A café fuerte, mezclado quizás con un cierto olor a levadura fresca de panadero, pero el café es sin duda el olor dominante. Si coges una taza de café ya frío, que lleve hecho varias horas, y la hueles, el aroma que te vendrá a la nariz será muy, muy similar al del natto.
Lo cual me hace preguntarme por qué a tanta gente le cuesta describir el olor (¿no han probado el café en su vida?) o les parece tan repugnante (¿vomitan cada vez que huelen a café o que intentan tomarse uno?).

Pero bueno, el aroma es una cosa... ¿y el sabor? Comprobémoslo. Cuando abres el paquete de natto, lo acompañan dos sobrecitos: uno de karashi (un tipo de mostaza picante) y otro de salsa de soja con caldo dashi. Luego, cuando quitamos la película de plástico que recubre las habas de soja, vemos unos hilillos blancuzos pegados, que emanan de las legumbres. ¿Extraño? Sí, sin duda. ¿Asqueroso? Pues, para mí, no. No tienen un aspecto tan malo que me haga echarme atrás ante la idea de probarlas. Máxime cuando el olor a café es cada vez más intenso y sugerente.

Pero claro, por los vídeos de japoneses que he visto, sé que hay algo fundamental a la hora de probar el natto, y es removerlo antes de comerlo. Removerlo mucho. Eso hace que la sustancia mulcilaginosa que provoca los hilillos se multiplique y recubra las habas de soja de una especie de pasta cremosa y viscosa. Y ahí me pongo, a remover, hasta que me duele el brazo.

 Empezando a remover...


Y al terminar. ¡Ya está!


Una vez removido el natto, sólo queda echarle las salsas. Aquí tenéis la foto después de echarle la salsa de soja:

¡Listo para comer!


Y en este momento ya estaría listo para tomar, aunque los japoneses, que suelen comerlo como parte del desayuno, gustan de mezclarlo con una yema de huevo cruda y echarlo sobre un bol de arroz. He de decir que lo he probado de las dos formas, solo y con la mezcla de huevo y arroz (sí, ya me he comido dos tarrinas, una ayer y otra hoy), y debo decir que el sabor perdía bastante con el arroz y con el huevo, por dos motivos: el primero es que la yema no le aporta demasiado sabor pero sí un plus de viscosidad que, teniendo en cuenta cómo es el natto, no le hace ninguna falta. El segundo es que, como ya he dicho, el natto tiene un penetrante sabor a café, lo cual hace que la combinación de café+huevo+arroz sea un poco extraña. Tuve que añadir al final un chorro adicional de salsa de soja y el sobre de mostaza karashi, con lo cual maté casi por completo el sabor del natto.

Así que decidí que al día siguiente me lo tomaría solo, y así he hecho hoy, con el resultado que podéis ver en las fotos: lo he dejado descongelar, lo he abierto, lo he mezclado sólo con la salsa de soja y dashi y me lo he comido. El sabor es igual que el olor, pero más intenso: café, con un punto salado/dulce y el amargor de fondo propio de esa infusión. Era como estar comiendo granos de café blanditos y cremosos, porque realmente la capa mulcilaginosa de la bacteria, que tanto grima da a algunos cuando la ven, no es en absoluto desagradable en boca: es más untuosa que viscosa, y realmente si te gustan alimentos como las natillas, el flan o la tortilla poco hecha, no vas a tener ningún problema en saborear la textura del natto.

Esta es mi conclusión, gente: el natto huele bien, sabe bien, voy a terminarme los dos paquetes que me quedan en los próximos días y cuando se termine lo volveré a comprar. Todas esas caras de asco y aspavientos que hace la gente me parece que son exageraciones o una conspiración secreta del gobierno japonés para que los extranjeros no nos aficionemos a sus adoradas habas de soja y se las acabemos arrebatando XD
Así que ya sabéis, no tengáis miedo de vivir experiencias nuevas, y si tenéis ocasión de probar el natto, ¡no lo dudéis y hacedlo! Digan lo que digan por ahí, tita Estelwen os garantiza que no es para tanto.

martes, 21 de mayo de 2019

Crítica de Juego de Tronos: Sexto Capítulo, Octava Temporada (EL FANFIC STRIKES ONE LAST TIME)


Pues aquí llegó el final, señores. Último capítulo del fan-fiction. Había que cerrar todas las tramas, y lo cierto es que se han cerrado. Otra cosa es cómo se ha hecho.
Ah, por cierto, SPOILERS desde el principio.


Punto número uno: definitivamente esta serie se pasa las profecías por donde amargan los pepinos.


Los que no querían un final Disney... bueno, supongo que se referían a que no querían un final con una Daenerys cuerda, o un final en el que alguien acabara felizmente arrejuntado con otro alguien. Porque lo que es oscuridad, grimdark, desesperación y nihilismo tampoco ha habido demasiado, más allá de la machacona insistencia de Jon Nieve acerca de que después de la muerte no hay nada.
No voy a insistir más en el sinsentido de la Daenerys loca porque ya hablé sobre ello en el capítulo anterior y además escribí un artículo adrede sólo para hablar de ello. Pero sí me gustaría hablaros de algo llamado el Arma de Chéjov.
El Arma de Chéjov es un principio dramático que estipula que cada elemento de una narración debe ser necesario e irreemplazable, o de lo contrario debe ser eliminado. El axioma pertenece a Anton Chéjov, un dramaturgo ruso, y se basa en una premisa muy sencilla: "Si en el primer acto aparece un arma colgada en la pared, es porque va a ser utilizada en el tercer acto". Es decir, un narrador nunca debe añadir un elemento, una trama o un personaje si no va a tener influencia alguna en la historia porque al final las cosas iban a terminar exactamente igual de todas maneras.
Bien, la serie Juego de Tronos es un ejemplo perfecto de cómo NO seguir este principio.
Porque resulta que, ya con el telón cerrado y las luces apagadas, algunas de las tramas principales de la serie eran absoluta y totalmente prescindibles.
La serie, como tal, tenía dos objetivos principales, dos temas centrales que debían ser resueltos: la guerra contra los Caminantes Blancos y la lucha por el Trono de Hierro. Partiendo de lo cual, nos encontramos a tres personajes principales cuya trama era total o parcialmente prescindible.

-ARYA STARK: Tiene importancia en cuanto personaje que se carga a los Otros. Pero toda su trama en la Casa del Blanco y el Negro y su conversión en Mujer Sin Rostro son total y absolutamente superfluas. Al Rey de la Noche se lo carga de un navajazo random, sin más, que podría habérselo dado cualquiera, y en ningún momento en toda la serie su habilidad de cambiar de cara se ha convertido en algo relevante, decisivo o imprescindible. Sólo la utilizó para vengarse de los Frey. De hecho, en la octava y última temporada no la ha utilizado en absoluto. Narrativamente no ha tenido función alguna, ya que para colmo su destino ni siquiera es convertirse en asesina. Por lo tanto, primera pistola en escena que al final no llega a dispararse jamás.

-JON NIEVE: Al final acaba sin ser rey, de modo que su identidad de Aegon Targaryen era total y absolutamente irrelevante para la trama. Daba igual quiénes fueran sus padres, daba igual el R+L=J. De hecho podría haber seguido muerto de verdad tras el apuñalamiento de sus hermanos de la Guardia y la historia no habría variado absolutamente nada, porque lo único relevante que realmente hace (matar a Daenerys) podría haberlo hecho cualquier otro.

-DAENERYS TARGARYEN: Este es el caso más sangrante. TODA la trama de Daenerys podría haber sido absolutamente eliminada y la historia no habría variado NADA. Daenerys tenía dos funciones esenciales en la trama: como Princesa Prometida debía acabar con los Caminantes Blancos, y como última Targaryen debía recuperar el Trono de Hierro. Al final ni ella, ni sus dragones, ni sus ejércitos, son relevantes en la lucha contra el Rey de la Noche, ya que quien lo mata es Arya, y lo habría matado de todas maneras en el momento en que entró a por Bran, con o sin Inmaculados y Dothrakis. La mayor parte de su trama transcurre en las Ciudades Libres, que obviamente volverán a ser esclavistas en cuanto se enteren de que ha muerto (o incluso sin enterarse), y para colmo tampoco pudo hacerse con el Trono de Hierro. A Cersei podría haberla matado Arya y el resultado habría seguido siendo el mismo. De lo cual se deduce que su única función era convertirse en villana repentinamente para dar la gran sorpresa. Pues para eso que hubieran dejado como reina villana a la que ya estaba, que era Cersei. En definitiva: para lo que la serie ha hecho con ellos, los Targaryen podrían perfectamente haber sido exterminados ya en la Rebelión de Robert Baratheon. Toda la historia de esta familia en general y de este personaje en particular, del primer al último segundo, ha resultado un auténtico McGuffin.



Y dicho esto, vamos con el último capítulo, que para ser el cierre triunfal de una saga de fantasía épica grimdark de ocho temporadas ha sido excepcionalmente lento, calmado y hasta aburrido.

Empezamos el capítulos con Tyrion, caminando entre las desoladas cenizas de una ruinosa ciudad repleta de desventurados cadáveres, para que recordemos desde el principio que Daenerys es MALA y HA QUEMADO NIÑOS, no sea que se nos haya olvidado desde el capítulo anterior (aquí me parece oír a Lady Olenna Tyrell en la boda de Joffrey Baratheon: "Espero de todo corazón que toquen Las Lluvias de Castamere, hace casi una hora que no la oigo y se me está olvidando la letra"). Desde luego, han dejado Dubrovnik hecha unos zorros, yo veía el capítulo y me imaginaba a algún vejete gritando desde las ventanas: "¡Los serbios están aquí! ¡Milosevic ha entrado en la ciudad! ¡Y tiene un dragón!".
 Tyrion decide irse solo a algún lugar, pero Jon le previene que debería llevarse hombres porque no es seguro. ¿Que no es seguro? Je, en medio de semejante barbacoa humana, donde sólo se libraron de las llamas los pocos PJ con nombre que tenían inmunidad de guión, dudo mucho que queden rateros, carteristas o soldados enemigos que puedan molestar al enano. Jon, Davos y los norteños se quedan discutiendo con Gusano Gris, que está ejecutando a todos los prisioneros porque Daenerys le ha ordenado que lo haga (sí, ahora resulta que la Targaryen extermina prisioneros directamente si molestarse en ofrecerles la posibilidad de que doblen la rodilla, como sí hacía la temporada anterior, pero como Lady Olenna nos diría de nuevo, esto es importante para que sigamos sin olvidar que es MALA, está LOCA y si no se come a los niños crudos es sólo porque acaba de brasearlos a todos).


Tyrion va a la Fortaleza Roja y encuentra los cadáveres de Jaime y de Cersei, lo cual le provoca un dramático torrente de lágrimas. Lo cual no deja de desconcertarme un poco, porque que llore por Jaime lo entiendo, pero, ¿por Cersei? ¿La hermana a la que ha odiado toda su vida, que intentó matarle y que le arruinó la existencia, aquella a quien ha venido a destronar? Incluso con una guerra limpia y con Desembarco del Rey intacta, llena de flores y campesinos felices bailando de alegría en honor a la bondadosa Madre de Dragones, Cersei estaba sentenciada a muerte desde el principio, y Tyrion lo sabía. Pero bueno, nuevamente, los guionistas esperan que sintamos pena por Cersei y olvidemos todas las putadas que ha hecho a lo largo de ocho temporadas porque ahora Daenerys es la MALA.
Después de esto tenemos un plano innecesariamente largo donde Jon camina entre los Inmaculados formando en filas de un modo que sólo les falta la tira roja con la esvástica en el brazo, y se encuentra con Daenerys, que por un caprichoso y completamente casual efecto óptico (ja) parece Maléfica con las dos alas de Drogon aleteando a sus espaldas como si fueran suyas. Esto es muy necesario porque no podemos olvidar que, al igual que Maléfica, Daenerys es MALA. Y la siguiente escena no hace sino confirmarlo, porque Daenerys, encantada de haberse conocido, y ni siquiera mínimamente arrepentida de haber quemado vivas hasta la muerte a un milloncejo de personas, suelta un discurso de lo más absurdo que viene a ser así:

"BIEN HECHO, DOTHRAKIS, HABÉIS EXTERMINADO A TODOS LOS CIVILES Y QUEMADO SUS CASAS, QUE ES LO QUE YO SIEMPRE HABÍA QUERIDO, NO HAY MÁS QUE VER LO MUCHO QUE APLAUDÍ EN LORATH CUANDO LE HICÍSTEIS LO MISMO A LOS SIERVOS DEL GRAN PASTOR".
*Los dothrakis aplauden*
"Y TÚ, GUSANO GRIS, SERÁS EL CAPITÁN DE MI EJÉRCITO".
"Pero si ya lo era, khaleesi..."
"¿QUIERES UN POCO DE DRACARYS?".
"¡Oh, gracias por vuestro generoso nombramiento, khaleesi!".
"Y AHORA, PARA DEMOSTRAR LO LOCA QUE ESTOY, VOY A QUEMAR EL RESTO DE PONIENTE Y A CONTINUACIÓN EL RESTO DEL MUNDO, OLVIDANDO POR COMPLETO EL TRONO DE HIERRO POR EL QUE HE LUCHADO TODA MI VIDA Y CONVIRTIÉNDOME EN LA EMPERATRIZ MUNDIAL! ¡EN EL SITIO DEL SEÑOR OSCURO INSTALARÁS UNA REINA, Y YO NO SERÉ OSCURA SINO HERMOSA Y TERRIBLE COMO LA MAÑANA Y LA NOCHE! ¡TODOS ME AMARÁN Y DESESPERARÁN! ¡ANIQULAREMOS A LOS MUGGLES Y A LOS SANGRE SUCIA! ¡ALSAN SERÁ DERROTADO! ¡EXTERMINAREMOS A LOS JEDI! ¡LA ALIANZA REBELDE CAERÁ! ¡MUERTE A LOS VALAR! ¡GLORIA AL TERCER REICH! ¡HAIL TARGARYEN!".
Aquí entra Tyrion Lannister:
"¡Habéis quemado la ciudad! ¡Ya no quiero ser vuestra Mano!".
"¿CÓMO TE ATREVES? ERES UN TRAIDOR, LIBERASTE A TU HERMANO, NO TENGO MODO DE SABERLO PERO LO SÉ. MIS LEALES WAFFEN SS, LLEVÁOSLO PRISIONERO, PODRÍA MATARLO AHORA MISMO PERO TIENE INMUNIDAD DE GUIÓN".

A continuación Jon va a visitar a Tyrion a su prisión. El enano le pregunta qué hay después de la muerte. "Nada, hombre, esta es una serie atea y nihilista y los dioses no existen aunque le den poderes mágicos a Melissandre y esas cosas". "Pues menos mal, porque si no seguro que voy al puto infierno" es la respuesta de Tyrion. Muy feliz y muy optimista todo. Y encima la perra loca de Daenerys piensa seguir quemando el mundo hasta que Essos y Poniente sean una gigantesca bola de cenizas, qué cosas, no sabemos cómo no pudimos verlo antes, quizás sea porque antes de que los guionistas la cambiaran por completo de personalidad era una persona justa, bondadosa, compasiva y que sólo quería traer la paz y el buen gobierno a los Siete Reinos. Sí, será eso. El único que fue capaz de verlo era Varys, que como buen maestro de los rumores tuvo la oportunidad de leerse los guiones antes de que empezara la temporada.
Llegados a este punto Tyrion, que no es más que un portavoz de los guionistas intentado justificarse en ese momento, intenta ofrecer una explicación a Jon: "Claro, es que como mató a los esclavistas de Astapor, a los esclavistas de Meereen y a los asesinos dothrakis, en el fondo eso significa que cree tener potestad para matar a cualquiera que le dé la gana". Ah, vale. Quien mata a uno mata a mil, arguye Tyrion. Quien mata a culpables también acabará matando inocentes. Es una suerte entonces que en la primera temporada mataran a Eddard Stark, porque con eso de decapitar a un guardia de la noche ante los ojos de su hijo de nueve años está claro que era un genocida en potencia. Su hijo Robb, que decapitó con su propia espada a lord Karstark, tres cuartas partes de lo mismo. ¿Y Tyrion, que mató a su padre? ¿Y Jon, que ahorcó a un huerfanito de doce años? Ni hablemos de Tywin Lannister y de lo que hizo con los Tarbeck y los Reyne. ¿Y los Targaryen? ¿Cómo es que Aegon el Conquistador y sus hermanas no le cogieron el gusto a quemar cosas y terminaron calcinando todo Poniente? Ah, no, que todos esos tienen sus asesinatos de traidores, rebeldes y malas personas justificados. Aquí la única que cuando mata le pilla gustillo al asunto y se vuelve loca es Daenerys.
También nos ofrecen una explicación de por qué Tyrion, Jon y (supongo) ser Jorah no se habían dado cuenta de que la khaleesi era una malvada loca del coño: es que como estaban taaan enamorados de ella, pues no lo supieron ver. Si es que ya lo dice el refrán, tiran más dos tetas que dos carretas, o como decimos en Valencia, "tira mès un pel de figa que una maroma de barco". Aquí quedan el cabo suelto de Missandei y ser Barristan Selmy, que tampoco vieron nunca nada malo en ella, pero bueno, vamos a olvidarnos de ellos, que si no, nos chafan el argumento.

Finalmente Tyrion le explica a Jon que bueno, que como Daenerys es ahora una perra loca y esas cosas, seguro que va a matar a las hermanas Stark, y al propio Jon, que para algo es el verdadero heredero legítimo, y a todos los gatitos que vea pasar por ahí, así que lo mismo hay que matarla y esas cosas. Jon se muestra terriblemente torturado: "Oh, no, cómo voy a matar a mi amada genocida loca, seguro que mis hermanas son dóciles y leales...".
De verdad, lamento estar siendo tan sarcástica pero es que esta escena además de innecesaria es ridícula. ¿A qué tanto drama, tanto paseo entre las cenizas y tanta indecisión, cuando desde el capítulo anterior todos sabemos que Daenerys está sentenciada? Aparte de para alargar innecesariamente un capítulo que ya está siendo largo y lento de por sí.

Efectivamente, tras su conversación con Tyrion, Jon va a buscar a Daenerys, y tienen una última conversación que a mí personalmente me ha recordado bastante a otra escena de cierta película... ¿adivináis cuál?
Una pista.

Jon: "Daenerys, has hecho cosas terribles. Has... matado a unos niños".
Dany: "Obi Wan intenta volverte contra mí".
Jon: "Dany, por favor, sólo quiero tu amor, eres una buena persona, no lo hagas..."
Dany: "Pero Jon, he traído la paz a los Siete Reinos, podremos construir un nuevo mundo juntos, ¡únete a mí y juntos gobernaremos la Galaxia como Tía y Sobrino!".
Jon: "Obi Wan tenía razón. ¡Has cambiado! ¡Me rompes el corazón, Dany! ¡Has iniciado un camino que no puedo seguir! Me lo impide lo que has hecho, y lo que piensas hacer. ¿Cómo sabes que el mundo que construirás será bueno?".
Dany: "Porque yo sé lo que es bueno".
Jon: "Sí que vas a saber lo que es bueno, sí".
¡SLANG!
*Error 404 Daenerys Targaryen not found*

Tras escabechinar a Daenerys, aparece Drogon, tiene con ella un breve momento estilo Simba y Mufasa, y es cuando piensas: "leches, Jon ha matado a su madre, ahora lo va a carbonizar". Pero no, porque Jon Nieve como todos sabemos también tiene inmunidad de guión, así que Drogon escabechina el Trono de Hierro. Ah, ¿cómo? ¿Que el argumento principal de esta serie iba precisamente de quién iba a sentarse en el trono de hierro? ¡Pues a tomar por saco las expectativas, como en todo lo demás! Total, ese trono lo hicieron los Targaryen, y en esta temporada el guión se basa en destruir hasta el último rastro de los Targaryen. ¿Motivos para que el dragón perdone a Jon y destruya el trono? Ni están ni se los espera. Igual es que Drogon, al final, era el listo de la familia.
Por último, Drogon agarra a Daenerys entre sus garras, la levanta en el aire y se la lleva. Supongo que los guionistas no sabían qué coño hacer con el dragón una vez muerta la Madre de Dragones, pero como lo de matarlo a él también y extinguir con ello una especie recién recuperada no suena muy eco-friendly, pues hacemos volar al bicho y que se vaya con la música a otra parte. ¿A dónde? Ni puñetera idea. Lo mismo se la lleva volando a Asshai, encuentra un Sacerdote Rojo que le dé el beso de la vida y dentro de unos añetes tenemos las Legiones del Mal de la Emperatriz Corazón de Piedra desembarcando en Poniente. Tendréis que esperar a la secuela, niños.

Bien, tras la muerte de la reina Targaryen, lo lógico es que reine el otro Targaryen vivo que queda, nuestro Gary Stu favorito: Jon Nieve. ¿Verdad que sí?
Pues no.
Los Inmaculados lo tienen prisionero y han decidido que ahora en Desembarco del Rey mandan ellos, pero en vez de ejecutarlo en el acto han decidido... eh... ¿mandar cartas a todos los nobles que quedan en Poniente? Supongo que habrá sido cosa de ser Davos, porque dudo que los Inmaculados le hayan cogido el tranquillo a eso de mandar cuervos. A todo esto, ¿de dónde ha sacado ser Davos los cuervos? ¿Los encontró graznando en una jaula mágicamente vivos entre las ruinas? Da igual, la explicaciones ni están ni se las espera, todo esto queda englobado dentro de una laaarga elipsis. Y digo larga, porque en esto que despiertan a Tyrion, lo llevan a Fosodragón... y ahí lo están esperando Sansa, Brienne, Bran, lady Greyjoy, Robalito (que tan enfermizo no era, diantre), un señor de amarillo que nadie sabe quién es pero que tiene pinta de dorniense, y todos los demás. Lo dicho, una laaaarga elipsis (a no ser que los asistentes al Concilio hayan venido en Concorde, que ya sabemos que las líneas aéreas de Poniente son rápidas y eficientes).
Bien, hay que juzgar a Jon Nieve por el asesinato de la reina, pero claro, para juzgar hace falta un rey. ¿Alguien tiene un rey? ¿Nadie? Bien, pues habrá que elegir uno.
Edmure Tully, que de algún modo ha conseguido escapar de las mazmorras Frey, se sugiere a sí mismo. Sansa lo manda callar. ¿Por qué? Pues porque si quieres ser rey en esta serie es que vas a convertirte en un hijo de la gran puta, y lady Sansa no quiere tener que matar a su tío cuando se convierta en un genocida que mata niños, supongo que será por eso.

Entonces va Samwell Tarly... ¡e inventa la democracia! ¡Eso es, tío! ¡Eres un puto genio! ¿Para qué hacen falta el Renacimiento, la Ilustración y todas esos ridículos siglos de evolución del pensamiento y teoría políticas cuando PUEDES inventar la democracia en mitad de la Edad Media! ¡Claro que sí, hombre, vamos a votar! ¡Urnas por todos los Siete Reinos! ¡No hay nada más sencillo que reunir a todos los habitantes de un continente del tamaño de América del Sur e ir aldea por aldea haciendo campaña electoral y recogiendo papeletas!
Afortunadamente, la gilipollez de los guionistas se detiene aquí y ocurre lo único coherente que ha ocurrido en todo lo que llevamos de temporada: los demás nobles se le ríen en la cara y le dicen que claro, que sí, que por supuesto, y que de paso por qué no le preguntamos a los perros y a los caballos lo que opinan también.

Entonces Tyrion propone la solución: "¡Hoygan, que lo que más une a todo el mundo es escuchar una buena historia! ¡Miren si no cómo espectadores de todos los países, sexos, razas, religiones y clases sociales quieren quemar a los guionistas de esta serie por haber convertido en un mojón! ¿Y quién se sabe todas las historias del mundo? ¡Bran!".
Todo el mundo dice que sí, cosa que no sorprende a Bran porque Bran ya lo sabía. Bran lo sabe todo. Significa eso... ¿que sabía lo que iba a hacer Daenerys y no dijo nada? De hecho, ¿no será que se calló precisamente porque sabía que si Daenerys se volvía loca y quemaba a todo el mundo él sería el nuevo rey? A ver si Bran va a ser el verdadero villano en la sombra...

Del verdadero rey legítimo, un tal Aegon Targaryen, no se acuerda ni el tato.

Entonces salta su hermana Sansa, que no se ha olvidado que a los once años su mami y su papi le prometieron que sería reina, y salta con que sí, todo muy bonito, pero el Norte tiene fet diferencial y son independents. Pero Sansa, jamía, si el rey de los Siete Reinos va a ser un Stark, y encima es un Stark inmortal... que no, que a la mierda, que el Norte no quiere subvenciones para alimentar a la gente ni reconstruir las casas ni nada de eso, los norteños capearán los inviernos ellos solitos y si sufren una hambruna ya se comerán a los bebés y a los viejos, además total van a tener enchufe con el nuevo rey...

Esperen un momento.
¿El nuevo rey va a ser el psíquico más poderoso del mundo, inmortal y sentado en una silla de la cual no se puede levantar?
¡¡BRAN ES EL DIOS EMPERADOR DE WARHAMMER 40.000!!

"Lo que no pueda aplastar con palabras, lo aplastaré con los tanques de la Guardia Imperial".

Al final a Jon lo envían al Muro porque Gusano Gris se empeña en que hay que castigarle. A ver, Gusano Gris es un soldado, plebeyo, extranjero y para colmo Inmaculado, lo que significa que le extirparon desde niño la capacidad de tener iniciativa propia y de pensar por sí mismo. ¿Qué derecho tiene él de exigir nada a los nobles de Poniente? Pero los guionistas odian a la Casa Targaryen, creo que está bastante claro a estas alturas, y hay que hacer un último gesto de fanservice o los espectadores arrasarán la sede de HBO, lincharán a los productores y pisotearán sus huesos, así que vamos a mandarlo a la Guardia de la Noche para que se reencuentre con Fantasma, y...
Un momento.
¿La Guardia de la Noche?
¡HAN ANIQUILADO A LOS PUTOS CAMINANTES BLANCOS! ¿Para qué hace falta ahora una Guardia de la Noche, para que los bastardos y los desheredados puedan mear por el borde el Muro?

Naaah, todos sabemos que lo de la Guardia de la Noche es una cochina excusa y que en realidad se va para ésto.


Los Inmaculados, fieles al recuerdo de la pobre y querida Missandei, deciden largarse de Poniente y poner rumbo a Naath, suponemos que para proteger a sus pacíficos habitantes. Lástima que no se hayan leído los libros ni Un Mundo de Hielo y Fuego, porque en ese caso sabrían que les queda poco de vida: como todos lo que han intentado establecerse en Naath sin ser nativos de la isla, en breve sucumbirán a la llamada fiebre de las mariposas, una enfermedad fulminante y endémica de la isla transmitida por los insectos a la cual sólo los naathi son inmunes: comenzarán teniendo fiebre, luego tendrán espasmos, y al final comenzarán a sudar sangre y se les desprenderá la carne de los huesos.
Les deseo un feliz viaje.

En cuanto a Arya, después de siete temporadas luchando por volver junto a su familia decide de repente que no quiere volver a Norte (igual es que aún le pica aquello que le dijo Sansa siendo crías: "Cuando sea reina tendrás que hacerme reverencias y llamarme Alteza"), y decide que quiere convertirse en navegante y descubridora de nuevas tierras a pesar de no saber navegar y no haber tenido ansias de exploradora en su vida. Como el mundo sea redondo y no plano como Mundodisco, y dé la vuelta hasta llegar a Sothoryos... bueno, he aquí otra con la misma esperanza de vida que los Inmaculados.

La Fortaleza Roja, que vuelve a estar mágicamente reconstruida a pesar de haber sido reducida a escombros, es escenario del primer consejo real del nuevo rey, Como los guionistas son unos jachondos, Samwell Tarly presenta un libro escrito por un maestre sobre las guerras de Poniente que se llama... Canción de Hielo y Fuego.
Pero espera, que Sam es... el Gran Maestre. ¿¿El Gran Maestre?? ¡Pero si al Gran Maestre lo nombra la Ciudadela, no la Corona, y además Sam ni siquiera terminó sus estudios! Y, por cierto, los Maestres hacen voto de castidad. ¿Qué pasa entonces con Elí/Gilly y los dos churumbeles? ¿Los ha devuelto al Torreón de Craster o planea criarlos como bastardos en las cocinas?

Ser Bronn ha conseguido convertirse en señor de Altojardín y es Consejero de la Moneda, lo cual no tiene puto sentido porque jamás lo hemos visto poseer una habilidad especial con la contabilidad. Si el nuevo rey va a conceder los puestos en base al amiguismo y no a las habilidades, mal vamos. Algo más de sentido tiene ser Davos como Gran Almirante, al menos él sí tiene experiencia en esto de navegar. Y... ¿Brienne de Tarth como Lady Comandante de la Guardia Real? ¿Hasta ayer no existían mujeres caballero en todo Poniente y ahora la única que existe es Lady Comandante? Quizás hayan pretendido hacer un guiño al hecho de que se trata de la descendiente de otro famoso Lord Comandante, ser Duncan el Alto, pero teniendo en cuenta el soberano desprecio que tienen los guionistas por el trasfondo, yo más bien lo veo como una forma de compensar a las feministas que van a poner el grito en el cielo porque la protagonista, heroína y candidata ideal a reina desde la temporada 1 se haya convertido en una loca del coño indigna para reinar y en su lugar haya acabado reinando un hombre.

Y, en fin, Sansa es aclamada como Reina en el Norte, Arya se va a descubrir América, y Jon se va Más-Allá-del-Muro, no sabemos si como nuevo Lord Comandante escoltando a los salvajes de vuelta a su ghetto o a buscar a una nueva salvaje besada por el fuego.

Ahora lo entiendo todo...

¿Y los dothrakis? ¿Qué habrá sido de los dothrakis?
Bueno, al fin y al cabo eran parte de la trama de Daenerys, y todo el mundo odia a Daenerys empezando por los guionistas, así que who cares. Lo mismo se van de putas a los burdeles de Bronn. O los Frey los adoptan como organizadores de bodas: teniendo en cuenta cómo suelen acabar las de los dothrakis, lo mismo consideraban la Boda Roja como parte de su cultura.

Como colofón final, me gustaría no obstante todo lo dicho compartir con vosotros una reflexión personal.
Lo que hemos visto a lo largo de esta temporada, y de las anteriores, ha sido un fan-fiction. La serie entera en realidad, sobre todo a partir de la sexta temporada, no es otra cosa que un fanfic. Muy caro, con muchos medios, grandes efectos especiales y buenos actores, pero no deja por ello de ser un fan-fiction. El canon no es la serie. El canon está en los libros.
Y en los libros Daenerys Targaryen acaba de escapar de las Arenas de Meereen montada en Drogon, Jon Nieve sigue muerto, Bran sigue en la cueva de los Niños del Bosque, Arya sigue en la Casa del Blanco y el Negro, y Sansa sigue en el Valle de Arryn tratando de seducir a Harry el Heredero. Todo lo demás a partir de ahí es un sueño de Resines. Y cuando Resines despierte, la realidad se podrá parecer al sueño mucho, un poco o absolutamente nada.
Así que no cometamos el error de cabrearnos -o emocionarnos- demasiado con un fanfic y comencemos a rezar porque G.R.R. Martin acabe de una vez los condenados libros.
Entonces, y sólo entonces, podremos conocer el auténtico final de la historia.
Mientras tanto, sólo resta ofrecer las más sentidas condolencias a aquellos que fueron padres de 2011 a 2019 y tuvieron la curiosa idea de llamar a sus hijas Daenerys.


PD: ¡Esto no se acaba aquí! Seguiré reseñando libros y series, y en particular pienso reseñar el spin-off de la Larga Noche y la serie de The Witcher del mismo modo que he reseñado Juego de Tronos, así que espero veros a todos por aquí. ¡Nos leemos! ;-)

miércoles, 15 de mayo de 2019

La locura Targaryen (y por qué Daenerys no la tiene)

ATENCIÓN, ESTA ENTRADA TIENE SPOILERS DE LA OCTAVA TEMPORADA DE JUEGO DE TRONOS


Mucho se ha hablado, yo la primera, del inesperado cambio de personalidad de Daenerys Targaryen -bueno, inesperado para algunos; en las redes sociales ya me he encontrado con varias personas que según ellas lo estaban viendo venir desde la primera temporada-, pasando de libertadora de esclavos y rompedora de cadenas a reina de las cenizas que viene a traer fuego y sangre. Quienes justifican y aplauden este cambio lo hacen en su mayoría acudiendo a la "locura Targaryen". Según ellos, Daenerys es hija del Rey Loco, por lo tanto lleva sus genes, y por lo tanto era inevitable que descendiera a los abismos de la locura ella también (ni mención en estos casos a que si ella es la hija Jon es el nieto), de hecho muchos afirman que la Madre de Dragones llevaba dando señales de locura desde la primera temporada.
Sin embargo, la "locura Targaryen" tiene una serie de características muy definidas, que todos los que la han sufrido han manifestado sin excepción. Y cuando rascas un poco, te das cuenta de que Daenerys Targaryen, en realidad, no ha manifestado ninguno de esos síntomas.

Pero, ¿cuáles son las características de la locura Targaryen?

-En primer lugar, que no es Targaryen, en el sentido de que no es exclusiva de esa familia per sé. Se trata más bien de una alteración mental que sufren algunos -no todos- los vástagos nacidos de una relación endogámica, ya que Joffrey Baratheon, sin una gota de sangre Targaryen, manifiesta exactamente los mismos síntomas. Sí que podemos decir que por lo general se da más en uniones entre colaterales (hermanos) que entre ascendientes y descendientes, ya que las hijas de Craster, al menos aquellas a las que conocemos, no dan muestras de padecerla.

-En segundo lugar, es un trastorno que se padece y se manifiesta desde el nacimiento. Tenemos ahora mismo cinco casos documentados en la saga: Maegor el Cruel, Aerys el Loco, Aerion Llamabrillante, Viserys Targaryen y Joffrey Baratheon. Ninguno de ellos fue nunca una persona normal y equilibrada que de repente, al alcanzar la adolescencia, la madurez, o sufrir algún tipo de trauma, tuviesen un brote psicótico que los convirtiera en dementes. En el caso de Joffrey, sabemos que siendo un niño pequeño abrió en canal a una gata embarazada para saber si era verdad que llevaba gatitos en la tripa. En el caso de Aerion, sabemos que desde niño le gustaba atormentar a su hermano pequeño, Aegon, poniéndole un cuchillo entre las piernas y diciéndole que iba a castrarlo para convertirlo en su hermana y casarse con él. En cuanto a Viserys Targaryen, ya desde niño maltrataba a su hermana física y psicológicamente.

-En tercer lugar, la locura endogámica no es un concepto abstracto, una especie de cajón de sastre donde quepan todas las acciones violentas o extravagantes de un individuo. Las principales características que manifiestan quienes padecen este trastorno son las siguientes:

    1) Psicopatía: Carecen totalmente de empatía, no pueden tener sentimientos de amor verdadero ni establecer vínculos profundos, y ven al resto de personas como objetos a los que manipular o controlar. Sin embargo, suelen tener cierto encanto superficial que los ayuda a engañar y manipular a quien les conviene. De Aerys el loco ser Barristan dice que "era generoso y encantador, así que se le perdonaban sus errores", Joffrey consigue engatusar a Sansa y cegar por completo a Cersei siendo educado y encantador cuando le conviene, y Aerion Llamabrillante, según su hermano Egg, es todo sonrisas y cortesía cuando su padre está delante. Pero se trata de una máscara, ninguno de ellos mantiene esa fachada cuando el objeto de su engaño desaparece.

    2) Sadismo: Disfrutan infligiendo y contemplando el dolor ajeno. Aerion Llamabrillante atormenta continuamente a sus hermanos más jóvenes y débiles, mata a propósito al caballo de ser Humfrey Hardyng durante el torneo de Vado Ceniza, y le rompe los dedos a una titiritera porque le desagrada su actuación. Joffrey adora matar animales por diversión, disfruta atormentando a Sansa Stark y en menor medida a sus hermanos, y le encanta ordenar y contemplar castigos y ejecuciones crueles. Viserys golpea, amenaza y humilla a su hermana, incluso estando embarazada, y también agrede a las amantes y prostitutas con las que se acuesta. A Aerys el Loco le encantaba quemar a la gente, y de hecho se excitaba sexualmente cuando veía arder viva a una persona, tras lo cual maltrataba salvajemente a su esposa en el lecho, mordiscos y arañazos incluidos. Maegor mató a varios miembros de su familia y tomó varias esposas; una de ellas, Tyanna de la Torre, era una torturadora profesional, y a Maegor le gustaba contemplarla mientras torturaba hasta la muerte, durante días, a sus víctimas, algunas de las cuales eran también sus esposas.

    3) Megalomanía: Suelen tener fantasías delirantes de poder, relevancia y omnipotencia exageradas, a veces incluso se creen investidos de rasgos divinos o sobrehumanos, y tienen una exagerada autoestima. Aerion se creía un dragón en forma humana, y de hecho murió tras beber fuego valyrio creyendo que así se transformaría en uno. Viserys se creía superior a todos los dothrakis, iba vestido con ropajes de rey aunque se hicieran harapos y todos recordamos sus gritos "¡Soy el dragón y quiero mi corona!". Maegor emprendió una batalla contra la Fe porque se creía superior a los mismísimos dioses, indigno de plegarse a las leyes religiosas o civiles. Joffrey, con trece años, se veía a sí mismo como un guerrero excepcional, un gobernante sobresaliente y un líder absoluto, daba lecciones de política a lord Tywin Lannister y explicaba a los soldados veteranos cómo debían usar sus armas. En cuanto a Aerys, continuamente estaba gritando que era el rey, exigía obediencia inmediata sin cuestionamiento alguno y mandaba ejecutar a todo el que lo contradecía.

    4) Falta de autocontrol: Cuando los contrarían o algo les sale mal tienen accesos de ira extrema, durante los cuales son incapaces de controlar sus actos y sus emociones, con agresividad, violencia, gritos e insultos. Viserys se refiere a ello como "despertar al dragón", y amenaza con ello a su hermana cada vez que ésta lo contraría. Tanto Maegor el Cruel como Aerys el Loco sufrían accesos de ira durante los cuales podían llegar a ordenar la muerte de quien lo había disgustado y de toda su familia. También son conocidas las pataletas de Joffrey, que ordenó matar a Eddard Stark y darle palizas a Sansa por pura rabia contra las órdenes de sus tutores, y Aerion tuvo un acceso de ira homicida contra ser Humfrey Hardyng en el torneo de Vado Ceniza y estuvo a punto de matarlo, incluso estando Hardyng indefenso y con una pierna rota, teniendo que ser retenido por varios escuderos.

    5) Paranoia: Ven conspiraciones por todas partes, no confían en nadie y creen que todo el mundo va a traicionarlos. Aerion considera traidores a unos titiriteros porque en su función de marionetas unos caballeros matan a un dragón, Maegor manda ejecutar a varias de sus esposas creyendo sin motivo alguno que le están siendo infieles, así como a sus supuestos amantes y a todas sus criadas, pues estas debían conocer los desmanes de sus señoras. Aerys el Loco llegó al extremo de desconfiar de todos sus consejeros, de sus cortesanos y hasta de su propio hijo, creyendo que todos ellos conspiraban para matarlo, hasta el punto de negarse a salir de la Fortaleza Roja y prohibir cualquier objeto cortante en su presencia incluyendo las tijeras y las navajas de barbero, razón por la cual se dejó crecer cabello, barba y uñas sin control.


El verdadero culpable de todo: ese leprechaun pirómano que sólo un Targaryen puede ver


Bien, ahora que conocemos las principales características de la locura endogámica, viene la siguiente cuestión. ¿Padece alguna de ellas Daenerys Targaryen?

1) Psicopatía: Daenerys Targaryen no muestra ninguno de los rasgos caraterísticos. Es carismática, pero no es falsa ni manipuladora, no se pone ninguna máscara de falso encanto para gustar a la gente. Sabemos que es capaz de amar profundamente y de establecer vínculos auténticos: ama a Khal Drogo, ama a su hijo Rhaego, siente profundo afecto por sus doncellas y por Missandei, su cariño por ser Jorah la impulsa a perdonarle la vida incluso cuando se entera de su traición. Asimismo, también es una persona compasiva y empática: salva a Eroeh y a Mirri Maaz Duur porque no soporta su sufrimiento, se arriesga para liberar a los esclavos de Yunkai y Meereen cuando ya tiene a los Inmaculados, llora sinceramente a los esclavos asesinados por los Hijos de la Arpía y no es capaz de ejecutar a los niños meereenses que toma como rehenes porque les coge cariño. Es decir, en multitud de ocasiones llega a actuar en contra de sus propios intereses por el bien de los demás, y siente auténtica repugnancia por el sufrimiento de los esclavos, los indefensos y los inocentes. Es decir, en este sentido es lo opuesto a una psicópata.

2) Sadismo: Daenerys no disfruta con el sufrimiento ajeno. Le repugna si quien lo padece es débil o inocente, y se limita a tolerarlo cuando quienes sufren son los malvados. No siente ningún placer malsano cuando quema a los Bondadosos Amos o crucifica a los esclavistas de Meereen; en el primer caso lo que la exalta es estar liberando a los esclavos, no la muerte de los esclavistas (de hecho el motivo por el que mata a los esclavistas es, precisamente, la repugnancia que siente por la crueldad de sus métodos, y se asegura de decir a los Inmaculados que no hagan daño a ningún menor de catorce años, incluso si viste tokar y parece noble), en el segundo caso, se siente perturbada al oír los gritos de dolor de los esclavistas (que, recordemos, recibieron ese castigo por hacer lo mismo con los niños esclavos) y tiene que decirse a sí misma que el castigo es justo, por desagradable que le parezca. Nunca ejecuta gratuitamente a nadie que no lo merezca, y nunca la vemos disfrutar con el dolor de otro ser humano (lo que la motiva, en todo caso, es la satisfacción de aplicar justicia a los malvados, no el dolor en sí mismo). Recordemos también que estamos en un mundo medieval donde la justicia era dura y la pena de muerte frecuente.

3) Megalomanía: Daenerys se llama a sí misma Madre de Dragones, La Que No Arde y Rompedora de Cadenas, es cierto, pero no lo hace en base a fantasías narcisistas ni a delirios de grandeza. Realmente ES madre de dragones, puesto que logró que sus huevos fosilizados eclosionaran y nacieran dragones vivos, a los que amamantó de sus propios pechos. Que no arde es también un hecho, porque fue capaz de entrar en la pira funeraria de Khal Drogo sin quemarse. Y el título de rompedora de cadenas no se le dio hasta que no comenzó a liberar esclavos. Aún así, Daenerys no se cree una diosa, no pierde la perspectiva de la realidad, se rodea de buenos consejeros y aunque actúa por criterio propio los escucha y tiene en cuenta sus recomendaciones, reprimendas y objeciones. Tampoco considera una afrenta personal que le lleven la contraria.

4) Falta de autocontrol: Daenerys nunca pierde el control de sí misma hasta el punto de cometer acciones de violencia descontrolada. Sí, tiene un carácter fuerte, pero sabe controlarse a sí misma ("tengo temperamento de dragón, pero no permitáis que eso os asuste", le dice a ser Barristan). Ciertamente es capaz de matar y es implacable contra lo que considera una injusticia, pero todas sus decisiones, incluso la de quemar a los Bondadosos Amos o crucificar a los esclavistas meereenses, son tomadas desde la reflexión, no desde una explosión de ira. Incluso cuando se entera de la verdadera identidad de ser Barristan y de la traición de ser Jorah es capaz de refrenarse a sí misma y de posponer la sentencia hasta calmarse y escuchar lo que ambos tienen que decir. Y en la serie nunca liquida a un noble enemigo sin antes haberle ofrecido el perdón. El único ataque de ira violenta e incontrolada, el ÚNICO en toda la serie, es el que sufre en Desembarco del Rey.

5) Paranoia: Daenerys no ve traiciones ni conspiraciones donde no las hay. De hecho nunca sospechó de ser Jorah ni del comerciante de vinos envenenador. En Meereen, rodeada de varios nobles sospechosos de ser la Arpía, no se apresura en sus conclusiones ni hace acusaciones infundadas. En la octava temporada de la serie hay quien la ha acusado de paranoica por negarse a comer y por decir que la están traicionando. En primer lugar si deja de comer es por la depresión de haber perdido a ser Jorah, a Rhaegal y a Missandei, no por miedo a que la envenenen. En cuanto a las traiciones, todas las sospechas de Daenerys son ciertas y fundadas: Jon realmente se ha ido de la lengua, Sansa realmente ha roto su juramento para contarle la verdad a Tyrion, y Varys (de quien ella no sospechaba hasta que el propio Tyrion lo acusó) realmente estaba conspirando para matarla. No se puede hablar de paranoia cuando todas sus sospechas resultan ser ciertas.


Tras este análisis, creo que queda claro que Daenerys no padece la locura endogámica que sí padecían su padre y su hermano Viserys. Todos los que la conocen -ser Jorah, que la protege, ser Willem Darry, que la cría, el magíster Illyrio, que le da cobijo, lord Varys, que la tiene monitorizada desde la infancia, y ser Barristan, que la estudia durante meses para estar seguro de que no tiene la lacra- están seguros de su estabilidad mental.
Pero claro, entonces nos sigue quedando una pregunta en el aire: si Daenerys no padece la locura endogámica, ¿qué es lo que provoca que se le vaya la pinza y arrase Desembarco del Rey quemando vivos a los miles de inocentes que hace tan sólo una temporada quería proteger? (Recordemos que en la séptima temporada Daenerys contaba con tres dragones y todas sus tropas, pudo atacar Desembarco del Rey y se negó a ello porque no quería que sus habitantes sufrieran las consecuencias. "No estoy aquí para ser la reina de las cenizas", fueron sus palabras).


-Ambición: El fin justifica los medios. Daenerys en el fondo es tan ambiciosa como el que más, siempre ha querido el trono de hierro y está dispuesta a conseguirlo a cualquier precio, así que si tiene que arrasar Desembarco del Rey para conseguirlo, así lo hará. Muy bonito todo, y de hecho por ahí es por donde han tirado las pistas en el cuarto y quinto episodios, con esa Daenerys a la que de repente le importa mucho más sentarse en el trono que el bienestar de su pueblo. El problema que hay aquí es que a Daenerys no le hacía falta arrasar Desembarco del Rey para tomar el trono de hierro. Este argumental habría sido interesante si las fuerzas Stark-Targaryen hubieran estado perdiendo la batalla. Sus ejércitos masacrados, las tropas Lannister imponiéndose victoriosas y Cersei con el triunfo al alcance de la mano. En una situación semejante sí habría sido creíble que Daenerys, mientras todo se derrumba, se diera cuenta de que su única posibilidad de victoria es destruir la ciudad a sangre y fuego (acabando así con sus enemigos, pero también con los inocentes, ya que no podría discriminar) y se viera en la dicotomía de conservar sus principios morales a costa del fracaso definitivo o mandar sus principios a la mierda a cambio de asegurarse el triunfo.
Pero lo cierto es que las cosas no ocurren así. La batalla está ganada por los Starkgaryen casi desde el principio. La flota de hierro es aniquilada, los escorpiones defensivos destruidos y los mercenarios masacrados antes de moverse siquiera del sitio. Es más, la guardia de la ciudad ha tirado sus espadas ante los norteños y se ha rendido. Todo queda en suspenso unos instantes, no se oyen más que los sollozos de las mujeres, los llantos de los bebés y los gritos de los heridos. Daenerys se posa en una torre, expectante. Entonces suenan las campanas, que anuncian la rendición. Y cuando la ciudad ya ha caído, cuando el enemigo se ha rendido, cuando la victoria ya es suya, el trono ya es suyo y Cersei está derrotada... entonces, sólo entonces, es cuando Daenerys pone cara de loca y empieza a matar a todo el mundo. Esto, pues, no sólo es innecesario tomar el trono, sino que puede hacer que lo pierda para siempre cuando ya lo tenía en sus manos. Se trata entonces de una decisión irracional, impulsiva, donde no han tenido parte la ambición ni la estrategia, que son precisamente lo que debería haberla detenido.


-Depresión: Mucha gente, entre ellos la propia Emilia Clarke, han justificado la decisión de Daenerys diciendo que no está loca, sino dolida. Ha perdido a dos de sus dragones, a sus dos consejeros y amigos de mayor confianza (ser Jorah y Missandei), Jon la rechaza desde que sabe que son parientes, los norteños desconfían de ella y las hermanas Stark la odian a pesar de que fue al Norte y se arriesgó para salvarlos de los Caminantes Blancos, perdiendo en el proceso a Viseryon y a la mitad de sus tropas. Eso, aducen algunos, es suficiente para desestabilizar a cualquiera, de modo que cuando quema Desembarco del Rey lo que quiere es ahogar su dolor.
Sin embargo, la pérdida de seres queridos y el rechazo de los demás, máxime cuando una persona estaba acostumbrada a sentirse admirada y querida, lo que provoca es melancolía, tristeza, ansiedad y depresión, no ataque de furia homicida. De hecho los síntomas de la depresión son justo los contrarios: apatía, tristeza, llanto, falta de interés por actividades que antes te interesaban, trastornos del apetito y del sueño, dejadez personal. Es decir, justo los síntomas que Daenerys manifiesta en el cuarto capítulo y al principio del quinto, y totalmente incompatibles con la ira homicida.


-Neurosis de guerra: Se trata de una alteración mental que pueden sufrir los soldados en situación de combate cuando se encuentran en una situación de estrés o peligro extremo. Por lo general ocurre durante un ataque de artillería, bajo fuego de supresión o cuando el enemigo es tan superior y las bajas tan enormes que el soldado, viéndose acosado por todas partes y sin posibilidad de escapar, cala la bayoneta o agarra el fusil automático y carga a alarido limpio contra todo lo que se mueve, incluyendo sus propios camaradas si se le ponen delante, porque en este estado son incapaces de diferenciar amigos de enemigos. No sólo se ha dado en la guerra moderna, también era bastante frecuente en los asaltos a ciudades enemigas desde la Antigüedad hasta el siglo XIX, cuando los saqueos se volvían orgías de violencia descontrolada que derivaban en asesinatos y violaciones indiscriminadas donde no se respetaba a nadie, ni siquiera a mujeres, niños o ancianos. Podría ocurrirle a cualquiera, y aunque podía dejar secuelas psicológicas en quienes lo sufrían (ejemplo clásico de ésto lo tenemos en John Rambo) no eran indicativos de un trastorno mental previo.
El problema es que Daenerys no parece estar en condiciones de sufrir neurosis de guerra cuando decide quemar Desembarco del Rey. No está sometida a un fuerte ataque ni viendo morir a sus amigos, se encuentra relativamente a salvo, posada sobre una torre, sin enemigos que representen un potencial peligro para ella en las proximidades, y encima están sonando las campanas que anuncian la rendición. Así que, aunque los síntomas coincidan, los desencadenantes no lo hacen.

-Brote psicótico: Se trata de una ruptura con la realidad de forma brusca y repentina. Al contrario que ocurre con la esquizofrenia, cuyos brotes son continuos y van apareciendo periódicamente con mayor o menor frecuencia según la química cerebral y la medicación que tome el enfermo, un brote psicótico es aislado, repentino y puede no volver a repetirse. Los síntomas de dicho brote suelen ser gritos, caras extrañas, alucinaciones y una violencia repentina contra sí mismos o contra los demás, incluso si son familiares o amigos. Las causas pueden ir desde una situación de estrés extremo hasta las más frecuentes: consumo de drogas, especialmente alucinógenos (lo que se llama tener un mal viaje, vamos) o intoxicaciones graves. También puede ser el primer síntoma de una esquizofrenia latente, puesto que los primeros brotes de esta enfermedad suelen aparecer en la adolescencia o los primeros años de la adultez. Esto es, creo yo, lo que mejor coincidiría con Daenerys, que está sometida a bastante estrés -la batalla y todo el sufrimiento previo que ha soportado-, podría haber sufrido una intoxicación sin ser consciente de ello -recordemos que había una niña intentando envenenar su comida por orden de Varys- o ser esquizofrénica y no haber tenido síntomas hasta ahora, aunque esto último me parece más improbable, puesto que desde su adolescencia se ha visto sometida en numerosas ocasiones a situaciones de gran estrés físico y emocional (la primera de todas ellas la muerte de su marido y su hijo) y siempre ha salido indemne y con la estabilidad mental intacta. Creo que si fuera susceptible de tener brotes esquizoides a causa del estrés, ésto ya le habría pasado antes. En cualquier caso, tanto si se tratara de un brote psicótico aislado como de una esquizofrenia latente, en ningún caso estaríamos hablando de locura endogámica, sino de una enfermedad distinta que podría sufrir cualquiera, no hace falta ser Targaryen o que tus padres sean hermanos para ello.


-Les salió de los cojones a los guionistas: Otra explicación bastante plausible, y me temo que al final va ser verdad. A los guionistas les importa un huevo la evolución de Daenerys, su arco de crecimiento, su personalidad, sus principios morales y la coherencia en general. Han decidido que al final Daenerys se tiene que volver loca, y por sus santos cojones que va a volverse loca, aunque sea de repente y sin ningún motivo lógico ni médico que lo justifique. Bueno, sí, que es una Targaryen y es hija de Aerys el Loco, y como todo el mundo sabe todos los Targaryen son en el fondo locos pirómanos que están deseando arrasarlo todo a sangre y fuego, así que en el fondo Daenerys no tenía otra salida porque es hija de su padre.
Muy bien, pues en tal caso, espero que los demás personajes dejen de ver a Jon como el candidato ideal para el trono de hierro, porque con él tampoco están a salvo. Porque si Daenerys es hija del Rey Loco, resulta que Jon es su nieto, y los genes de los Targaryen están en su ADN igual que en el de ella. Y no, que nadie salga con algo como "ya, pero es que Jon está a salvo de la locura porque sólo es mitad Targaryen". Aerion Llamabrillante también era sólo mitad Targaryen: su madre era una Dayne, y ya veis cómo salió.

martes, 14 de mayo de 2019

Crítica de Juego de Tronos: Quinto Capítulo, Octava Temporada (PUES... EH... DRACARYS)

Estoy cansada.
Estoy muy cansada.
Tan cansada que apenas tengo ganas de despotricar.
Lamento mucho que todo haya sido así, lamento que hayan sido ocho temporadas para esto, lamento que se hayan desperdiciado tantos millones de dólares y una magnífica oportunidad de hacer una serie de grimdark fantasy buena de verdad.
Y, sobre todo, lamento la profunda falta de respeto que se ha cometido con la obra de George R.R. Martin, de un nivel que hace que la herejías cometidas por Peter Jackson con El Hobbit parezcan un robo de caramelos, y lamento el descomunal maltrato y el destrozo sistemático de un buen personaje, que podría caer mejor o peor a cada cual, pero que era un buen personaje.
Nunca creí que diría esto, pero incluso JK Rowling trató con más dignidad al personaje de Sirius Black (a quien obviamente odiaba) que los guionistas a Daenerys. Jamás vi un ensañamiento tan brutal con un personaje de ficción hasta el día de hoy.
Como espectadora, como aficionada a la fantasía y como escritora, lo único que siento ahora es una profunda pena.
Qué tremendo desperdicio.

Los guionistas, mientras escribían la octava temporada. Si les queda algo de lo que se fuman, que rule.

No tiene mucho sentido que siga lamentándome, así que paso a los SPOILERS:


Empezamos con Varys conspirando, escribiendo cartas, no sabemos a quién -supongo que a todo bicho viviente que pinte algo en Poniente- explicando que Jon es Aegon Targaryen. Cuando Jon desembarca en las playas -¿Por qué se ha separado de su ejército? ¿Dónde ha conseguido el barco? ¿Y por qué nuestro querido Euron ex machina y su flota no se enteran de su llegada?- Varys lo recibe, tienen una conversación, y aquí es donde llega el primer problema. La Araña menciona dos frases muy emblemáticas de los libros: "Cada vez que nace un Targaryen, los dioses lanzan una moneda al aire y el mundo entero contiene el aliento para ver de qué lado cae", y "El poder reside donde los hombres creen que reside". Ambas están fuera de contexto. Mientras que la segunda sí es de Varys, el cual se la dice Tyrion en Choque de Reyes, dentro de una conversación que en absoluto versa sobre Daenerys, la primera es de ser Barristan Selmy. Esto es especialmente significativo porque ser Barristan se la dice a Daenerys en Tormenta de Espadas, y lo hace exacamente en el sentido contrario al que lo hace Varys en este episodio: explicando a Daenerys que aunque la locura Targaryen existe, la moneda de ella cayó del lado contrario. "No veo la lacra en vos", le dice justo antes. Varys, que lleva monitorizándola toda su vida -los informes de ser Jorah iban a parar directamente a su manos- estaba de acuerdo. De hecho, para el Varys de los libros la coexistencia de Daenerys y de Aegon -que, recordemos, en las novelas existe como personaje pero NO ES JON NIEVE- no plantea problema alguno.

Otro OOC como una catedral. A lo largo de toda la historia Varys la Araña ha demostrado ser astuto, sagaz y sutil. Era el gran maestro del juego de tronos, junto con Meñique. Ambos eran sutiles, utilizaban peones, manipulaban a los demás usándolos como títeres para conseguir sus objetivos, nunca actuaban directamente. Pero ahora, de repente, Varys ha pisado el acelerador, ha arrancado en quinta y le ha contado a Tyrion y a Jon, con todas las letras, que va a traicionar a Daenerys. Al final la historia llega a oídos de la reina, que reacciona con bastante serenidad. Ella, Jon y Tyrion juzgan a Varys, lo encuentran culpable de traición y lo condenan a muerte. Debo confesar que me molesta y me desconcierta la mirada de preocupación que Jon Nieve le lanza a Daenerys cuando ella dice "Dracarys", como si pensara "uy, qué loca y cruel es esta tía". Vamos a ver, Jon, estás con ella, eso significa que apruebas la ejecución, de hecho es lógico, porque la pena de traición SIEMPRE ha sido la muerte e incluso el propio Eddard Stark ejecutaba con su propia espada a los delincuentes y traidores. De hecho, Daenerys ha actuado exactamente como lo haría lord Stark: ha dictado la sentencia mirando a Varys cara a cara, se he encargado en persona de la ejecución y ésta ha sido rápida. ¿Por qué entones Eddard Stark es admirable y Daenerys recibe miradas de preocupación? ¿Qué debería haber hecho, perdonar a Varys, jurarle que era una chica buena y permitirle seguir escribiendo cartas? En ese caso todos los espectadores -yo la primera- la habrían acusado de ser idiota. Bastante razonable ha sido no montando en cólera contra Jon y Tyrion por haberse ido de la lengua, y eso que habría estado en perfecto derecho de hacerlo.

Más tarde, Daenerys confronta a Jon, más triste que enfadada. Lo acusa de romper su promesa y de irse de la lengua respecto al secreto de su origen. Además, se queja amargamente de que él es más amado que ella, lo cual no es cierto en absoluto. Sí, Jon es más amado que Dany... en el Norte. Pero  es que Poniente no está compuesto únicamente por el Norte y Desembarco del Rey, como los guionistas pretenden hacernos creer ahora. Dorne apoya a Daenerys, las Islas del Hierro también, así como las Tierras de las Tormenta, con el nuevo lord Gendry. ¿Han preguntado acaso en las Tierras de los Ríos, en el Valle, en el Dominio, en el Tridente... o en la propia Desembarco del Rey? Porque fuera del Norte la gente conoce tan poco a Jon como a Daenerys; a quien sí conocen es a los Lannister, y después de lo que han hecho es bastante seguro que no los quieren. Por otra parte, no entiendo en absoluto la actitud de Jon: primero le dice que la ama, pero luego se se niega a besarla y le da a entender que la rechaza. ¿Por qué? ¿Por ejecutar a un traidor confeso? Cojonudo, chaval: tienes a Daenerys hecha una mierda, obviamente abatida por haber tenido que matar a Varys, amargada, quejándose de que necesita apoyo y amor... y cuando más necesita tu apoyo la rechazas. La verdad es que no entiendo por qué Jon despierta tanta admiración y tanto amor, cuando no para de tomar decisiones estúpidas una tras otra. Retirar su apoyo moral y emocional a Daenerys en este momento es lo peor que podía hacer.
Por cierto, ¿no os extraña una cosa? ¿No nos extraña que tras tanto gore y tanta sangre la serie de repente se haya vuelto tan aséptica en lo que a muertes respecta? Ni la ejecución de Missandei ni la de Varys aparecen directamente en pantalla, no hay cruledad, no hay gritos... no es que me parezca mal, de hecho se agradece, pero me extraña que enseñen tan poco, sobre todo cuando al final del capítulo las cosas se pondrán tan chungas.

Después de esto, Daenerys tiene otro increíble OOC puesto que manifiesta claramente que los plebeyos de Desembarco del Rey le importan un higo chumbo. Ya sabéis, en plan Saruman cuando habla con Gandalf en La Comunidad del Anillo: "Deplorando los males que se cometan al pasar, pero aprobando las metas elevadas y últimas: Conocimiento, Dominio, Orden, todo lo que hasta ahora hemos tratado en vano de alcanzar, entorpecidos más que ayudados por nuestros perezosos o débiles amigos. No tiene por qué haber, no habrá ningún cambio real en nuestros designios, sólo en nuestros medios". ¿A eso hemos llegado? ¿A convertir a Daenerys en Saruman? ¿A convertir a la Rompedora de Cadenas, a Mysha, a la libertadora de esclavos, en una especie de Tywin Lannister? "No, pero es que los esclavos atacaron a sus amos y lucharon por mí", objeta ella, como si fuera una excusa. Ya, eso fue en Meereen, y porque habían oído noticias de lo que había pasado en las otras Ciudades Libres. Pero, ¿en Astapor? ¿En Yunkai? Daenerys jamás ha esperado tener el amor de la gente porque sí; siempre ha sabido que debía ganárselo. Ahora se queja de que en Poniente no la quieren, pero sabiendo lo que tiene que hacer para ganarse el amor del pueblo, decide hacer justo lo contrario. ¿Alguien lo entiende? Porque yo no. Es inverosímil cómo están haciendo actuar a este personaje. Sobre todo porque para matar a Cersei NO LE HACE FALTA destruir la ciudad, le basta con destruir la Fortaleza Roja.
Es más, no entiendo por qué esa imagen de una riada de gente entrando en la ciudad. Que sí, que Cersei los ha llamado para que sean escudos humanos, pero, ¿¿por qué demonios obedecen?? Los campesinos medievales eran pobres, no gilipollas. Cuando un ejército enemigo llegaba a una ciudad, lo que hacían era huir al bosque, no meterse dentro de una ciudad que muy probablemente iba a ser asediada o asaltada. ¿De qué tienen tanto miedo? ¿Qué destino temen tanto que les parece peor que ser obligados a empuñar una lanza como leva forzosa para repeler a los invasores o ver cómo sus hijos se convierten en potencial comida si hay un asedio y se terminan las provisiones? ¿Es que acaso el ejército de Daenerys les ha hecho algún daño? ¿Han arrasado sus casas, han incendiado sus cosechas, han matado a sus animales o violado a sus mujeres? ¿Es que no se dan cuenta de que están entrando en una trampa mortal y que estarían más seguros fuera? ¿¿ES QUE SON TODOS IDIOTAS??

Más tarde, Tyrion habla con Jaime, al que han capturado intentado entrar en la ciudad (como tantas otras cosas en esta temporada, ni se sabe cómo ni importa). Curioso, Jaime afirma que los inocentes tampoco le importan un higo chumbo, ¿no lo convierte eso también a él en un loco megalómano? Pero a Tyrion eso no parece importarle, porque claro, al fin y al cabo su hermano siempre ha cuidado de él (qué bien nos viene ahora que la trama de Tysha no haya existido nunca), así que lo libera (!) y le cuenta todos los planes de batalla de Daenerys (!!) para que vaya a advertir a Cersei y escapen juntos (!!!). "Porque conozco muy bien la ciudad y seguro que mañana caerá". ¿Perdón? ¿Y los lanzavirotes, también los conoces? Porque Cersei tiene erizadas todas las murallas con ellos. Dado que ya se han cargado a dos dragones, y que a Daenerys sigue sin pasársele por la cabeza la idea de ponerles blindaje en el vientre, no es nada seguro que Drogon pueda alcanzar la ciudad sin que se lo carguen. Y si Jaime le cuenta a Cersei todos los planes de sus enemigos, pues todavía mejor me lo pones. ¿Y eso de que la flota del hierro va a dejar de existir? Ya me dirás cómo, si los Starkgaryen no tienen ya flota propia porque Euron se la cargó. De hecho, hablando de Euron, ¿qué carajo están haciendo ahora él y sus piratas? El campamento de ejército invasor está a los pies de la ciudad y a orillas de la playa. ¿Por qué no llevan en sus barcos a la Compañía Dorada hasta la playa para que se pongan a masacrar a los norteños y a los Inmaculados? ¿¿Por qué en esta serie los personajes pasan de tener inteligencia, astucia e incluso omnisciencia extremas a ser PROFUNDAMENTE IDIOTAS de un capítulo a otro. según la dirección hacia la que sople el viento?

¡Llegó el día de la batalla! Nuevamente tenemos la alegría de ver a un ejército, en este caso la Compañía Dorada -pagada con cromos del Coyote, supongo-, que espera FUERA de la ciudad al ejército que va a invadirla. Empiezo a pensar que Jon Nieve y los norteños no eran los únicos idiotas, al parecer NADIE en todo Poniente sabe que las fortalezas amuralladas se defienden DESDE DENTRO. De hecho, realmente no entiendo por qué existen murallas en Poniente. Si a nadie se le ha ocurrido nunca la idea de que sirven para esconderte detrás, atacar desde arriba y que al enemigo le sea más difícil tomar la ciudad, no comprendo por qué se tomaron la molestia de construirlas. Las murallas y la flota de Euron, por supuesto, está erizada de lanzavirotes, lo cual debería ser fatal para Drogon teniendo en cuenta que son virotes mágicos teledigiridos con cabeza explosiva como ya se demostró fehacientemente en el episodio anterior.
Se masca la tensión en el ambiente. Cersei se asoma a un balcón para contemplar una ciudad que de repente ha adquirido el tamaño de Nueva York y la absurda población de UN MILLÓN DE HABITANTES. Es decir, cientos de miles más de los que tuvieron Constantinopla, París, Londres Roma o Berlín, Moscú o Bagdad durante sus épocas más florecientes hasta el siglo XVIII. Todo esto, sumado a los numerosos planos de niños y bebés llorones con sus madres, deja una cosa clara: esta ciudad va a arder hasta sus cimientos, o yo dejo de llamarme Estelwen.

Los campesinos idiotas con ganas de morir siguen llegando a espuertas a la ciudad, pero de repente se ve que completan el aforo o algo así, porque de repente los guardias les cierran las puertas (¿pero no quería Cersei que fueran cuantos más mejor para coaccionar a Daenerys?). Entre los que se quedan fuera esta Jaime, que, desesperado por ver cómo las puertas están cerradas y por mucho que la turba las golpea desesperada porque no las abren, decide... volver sobre sus pasos y entrar por unas escaleras vacías que estaban ahí al lado y que al parecer no ha visto absolutamente nadie.

La flota de Euron aguarda, tan letal como precis... no, esperen, lamentamos informar de que los hijos del hierro acaban de ser infectados por el llamado Síndrome de Efectividad Decreciente. Eso es, como todos sabemos, una grave enfermedad que afecta a menudo a los malos, que les hace ser inhumanamente sigilosos, astutos, efectivos y letales en un capítulo y extremadamente inútiles, estúpidos e ineficientes en el capítulo siguiente, a fin de que sus rivales, que en anteriores episodios huyeron con el rabo entre las piernas, ahora los destrocen sin despeinarse. Daenerys desciende con Drogon desde el cielo, y Euron, que ha pasado de tener lanzavirotes en TODOS sus barcos a tener sólo UNO, dispara dos veces y falla las dos. Este es el único disparo que hace toda la flota, cuando en el capítulo anterior una lluvia de tropocientos virotes forzó la retirada de Daenerys cuando ésta iba a hacer con Drogon EXACTAMENTE LA MISMA MANIOBRA QUE ESTÁ HACIENDO AHORA. Pero ah, amigos, el deus ex machina está con Dany en esta ocasión, es imprescindible para su Transformación en Maníaca Pirómana y Homicida Porque Patata, y la flota del hierro entera estalla en llamas. Adiós, Euron. Si es que está muerto, claro, que debería estarlo pero tampoco se molestan en aclarar si se ha salvado o no. Es mucho más edificante mostrar cómo se queman los Guardiasd Genéricos de las murallas de Desembarco del Rey, cuyos virotes tampoco sirven ya para un carajo. A ver, no me malinterpreten ustedes, me parece muy bien el tratamiento que se hace de los lanzavirotes en este capítulo, por fin se está viendo de manera realista la puntería que tenían y lo lento y complicado de su manejo. Pero lo que no se puede hacer es meter cientos de virotes mágicos de cabeza explosiva y teledirigidos en un capítulo y virotes random vulgares y corrientes en el siguiente. No tiene puto sentido que la misma arma varíe radicalmente su efectividad de un capítulo a otro según lo que se hayan fumado ese día los guionistas.

La Compañía Dorada resulta ser más manta que el ejército franco-suizo en la batalla de Bicoca. Mueren abrasados por el fuego de Drogon sin llegar a moverse ni siquiera del sitio. Triste (y estúpido) final para la compañía de mercenarios más prestigiosa de las Ciudades Libres. Tendrían que haber hecho como en los libros, que estaban al servicio de los Targaryen con el verdadero Aegon entre sus filas, así no se habrían convertido en mercenarios a la brasa.

¡Es lo que tiene ser unos cambiacapas de la serie, amiguitos!

De momento Daenerys está haciendo lo que debe: quemar la flota y el ejército de sus enemigos y mantener limpias las murallas de defensores mientras sus fuerzas entran al asalto en Desembarco del Rey. Por fin una cosa buena en el capítulo (la única, creo yo), algo que siempre he querido ver: dothrakis e Inmaculados invadiendo la capital de Poniente. Sospecho que será una de las pocas concesiones que la serie le habrá hecho a las indicaciones de GRR Martin. Mientras todo eso ocurre, Cersei mira por la ventana con cara de uva pasa.

Finalmente, ante la evidente derrota y la perspectiva del dragón, la guardia de la ciudad se rinde. Tocan las campañas. Cersei está derrotada. Daenerys oye la señal convenida de la rendición. Y entonces...
entonces Daenerys pone cara de loca, mira hacia la Fortaleza Roja y echa a volar, es el momento en que piensas: "claro, es que quiere ir en busca de Cersei para matarla personalmente" pero entonces se le va la olla y empieza a quemarlo todo, poseída por una especie de psicosis de combate.
El problema es que Daenerys NO está en una situación que provoque psicosis de combate. Este tipo de psicosis sólo se produce cuando un soldado está sometido a un nivel de peligro y estrés extremo, como estar sometido a fuego de artillería, a fuego de supresión con ametralladoras, o a estar rodeado de un caos de muerte y destrucción donde estás viendo morir a todos tus amigos. Daenerys no está en esa situación; está fuera de peligro, sobre una torre a lomos de su dragón. No hay ningún motivo en absoluto para que entre en psicosis de combate. De hecho no se trata sólo de que sea una actitud totalmente absurda, inverosímil, sin sentido y totalmente ajena al carácter del personaje, ¡es que ni siquiera se para a pensar que sus propias tropas, su propio ejército, está dentro de la ciudad!
Esta es sin duda la escena más pésima, vomitiva, estúpida, forzada... no hay término en lengua élfica, ent o de los hombres, joder... de TODA LA PUTA SERIE. TODA. Y ESO QUE TODAVÍA NO HAN EMITIDO EL ÚLTIMO CAPÍTULO. Porque ahora Daenerys ya no es una reina amargada, no. No es una reina insegura, ni vengativa, ni siquiera una reina fría y dura que estaba dispuesta a tomar la ciudad a sangre y fuego si eso le permitía hacerse con el trono, no. Porque la ciudad ya está tomada. Es una puta loca psicótica sin autocontrol ni raciocinio que sólo quiere quemar cosas. Es como ver a Eddard Stark violando niños, a Arya Stark convertida en una matrona sumisa adicta al bordado, a Ellaria Arena haciéndose Hermana Silenciosa o a Melissandre de Asshai adorando al Señor de la Noche.
Es decir, ya no es en absoluto. Esa no es Daenerys. De hecho ya no volveremos a verla en todo el capítulo, no veremos su rostro, no sabremos qué siente, no sabremos qué piensa. No es más que un ente despersonalizado. Lo único que veremos será la silueta del dragón.
No sé vosotros, pero yo en las escenas que siguen (llenas de crueldad y muerte totalmente gratuitas) yo lo que veo es una metáfora de la destrucción de la serie. El dragón son los guionistas y Juego de Tronos es Desembarco del Rey.

Esta es Daenerys, desde la primera hasta la séptima temporada. ÉSTA.

Resulta que si no nos mostraron a Euron es porque estaba vivo. Sin embargo, la mojadura debe haberle reblandecido los sesos, porque se encuentra con Jaime y en lugar de acudir juntos a salvar a Cersei tan pronto como puedan se ponen a darse de hostias y al final se matan el uno al otro. O casi, porque Jaime queda malherido pero se va renqueando en busca de Cersei.

Mientras, en la Fortaleza Roja, el Perro convence a Arya de que renuncie a matar a Cersei porque las cosas están muy chungas y la Lannister morirá de todas maneras. Casi puedo oír las verdaderas palabras, las que Sandor no ha pronunciado: "Niña, en realidad te tienes que ir de aquí porque matar a Walder, al Rey de la Noche y a Cersei sería ya demasiada chorra y se notaría mucho que eres la favorita de los guionistas, así que mejor vete y sálvate para poder matar a Daenerys en el próximo episodio". El Perro va en buscar de ser Gregorstein, que resulta no ser un zombie tan dócil como Qyburn y Cersei imaginaban porque al ver a su hermano ignora las órdenes de sus amos, le revienta la cabeza a Qyburn sin el menor miramiento cuando intenta detenerle, y se lanza contra él.

Y, en fin, llega la traca final. El Perro y la Montaña se matan el uno al otro -resultado por el que siempre aposté-, la teoría del valonqar se va a hacer puñetas porque a Cersei no la mata nadie, la mata un derrumbe de ladrillos, y Jaime se carga total y absolutamente su arco de redención de las últimas temporadas olvidando por completo a Brienne y muriendo junto a Cersei como el pelele de su hermana que siempre fue. Arya, por supuesto, sobrevive, tras ver morir a la Madre Genérica y a la Hija Genérica (sí, esas que al principio del capítulo NO consiguieron entrar en la ciudad) para que todos estemos muy seguros de que no va a dudar ni un instante en matar a Daenerys (como si le hicieran falta motivos extra para matarla).

En este punto, como conclusión, supongo que todos los que me leen esperan que me ponga a despotricar como una loca, pero la destrucción de Juego de Tronos me ha dejado demasiado cansada como para hacerlo. Me gustaría, sin embargo, dejar algo claro: Entiendo lo que los guionistas pretendían hacer. De verdad que lo entiendo. Pero lo han hecho mal. De hecho, esta serie está resultando ser un máster para escritores acerca de cómo NO se debe hacer.
Me refiero a un recurso literario al que yo llamo "la Caída del Elegido".
Este giro argumental no es nuevo precisamente. Se ha empleado con bastante éxito en otras historias muy conocidas. El caso más famoso lo tenemos en Star Wars, donde Anakin Skywalker, el jedi ultrapoderoso que supuestamente era el Elegido que traería el equilibro a la Fuerza, se pasa al Lado Oscuro y se convierte en Darth Vader. Otro caso menos conocido, pero que muchos recordaréis, es el de la película Dragonheart, donde el joven príncipe Einol es herido en batalla y llevado por su madre y su caballero protector a ver a un anciano dragón que lo salva entregándole un fragmento de su corazón, sólo para que el poder del corazón de dragón le otorgue un poder tan inmenso que el Einol abusa de él y acaba convertido en un tirano. Un tercer ejemplo lo tenemos en la trilogía Nacidos de la Bruma de Brandon Sanderson, donde se nos plantea el dilema de cómo Alendi, el Héroe de las Eras, pudo pasar de ser un hombre justo, sabio y bondadoso a convertirse en el malvado Lord Legislador. Ahora en Juego de Tronos han pretendido hacer lo mismo: que Daenerys Targaryen, la Princesa Prometida que despertó a los dragones de la piedra y que empezó buscando la libertad y la justicia para los oprimidos, se convierta en una loca megalómana que no duda en quemar vivos a miles de inocentes con tal de conseguir el trono.
El problema es que los tres casos anteriores -Anakin, Einol y Alendi- están bien desarrollados y bien resueltos, cada uno a su manera. El caso de Einol es el más fácil: los hechos ocurren justo al principio de la película, y a lo largo de ella se nos explica que aunque Einol tenía un corazón gentil, el poder que le otorgó el dragón fue demasiado intenso para que él pudiera gestionarlo, y lo corrompió (un guiño, quizás, al poder corruptor del Anillo Único de Tolkien, aunque en Dragonheart el corazón de dragón no es malo por sí mismo y el Anillo sí que lo es). En el caso de Anakin la transformación es más compleja, pero todos vemos cómo se va produciendo poco a poco. En realidad Anakin siempre había tenido cierta oscuridad intrínseca: el propio Yoda lo advierte al principio de La Amenaza Fantasma, cuando siendo un niño se opone a entrenarlo como jedi. Cuando se convierte en aprendiz de Obi-Wan, incluso en los buenos tiempos en los que aún es un héroe no se comporta en realidad como un jedi debería hacerlo: es impulsivo, irascible, carece de paz interior y siente bastante desdén por las normas. Muchos se llevaron las manos a la cabeza cuando mató a todos los padawans del Templo Jedi en La Venganza de los Sith, pero lo cierto es que Anakin ya había demostrado ser capaz de matar inocentes mucho antes de caer en las redes de Palpatine: en Tatooine, cuando los Moradores de las Arenas matan a su madre, entra en cólera y arrasa todo su campamento sin tener piedad por nadie, ni siquiera de las mujeres y los niños, que no eran culpables del destino de Shmi Skywalker. Por eso cuando finalmente cae en el Lado Oscuro te lo crees; tal vez no lo haga por el motivo más creíble -lo de evitar que Padme muriera en el parto, con los avances médicos que hay en la Galaxia, siempre me pareció una estupidez- pero al menos es coherente con la personalidad y la evolución del personaje, porque ya sabemos que incluso cuando era un jedi se dejaba llevar por la ira, el miedo y las emociones extremas, sobre todo si se trataba de proteger a alguien a quien amara.
El caso de Nacidos de la Bruma es totalmente diferente a los otros dos, y en mi opinión está resuelto de manera magistral -como casi todo lo que hace Brandon Sanderson, ese genio de la fantasía- pero no voy a explicarlo aquí porque prefiero que leáis los libros y lo descubráis por vosotros mismos (quienes ya hayáis leído Nacidos de la Bruma y conozcáis la historia del Lord Legislador entenderéis a qué me refiero).
Al contrario que los anteriores ejemplos, en el caso de Daenerys lo han hecho mal. No sólo mal, sino de la forma más pésima, inverosímil, estúpida y carente de sentido que se podría imaginar. Para empezar por una cuestión muy importante de la que muchos parecen haberse olvidado: la locura Targaryen se manifiesta de nacimiento. A lo largo de la historia de Poniente tenemos multitud de casos: Aerys el Loco, Aerion Llamabrillante, Maegor el Cruel... dado que esta locura viene provocada por la endogamia, la vemos incluso en Joffrey Baratheon. Y también en un personaje muy significativo del que todo el mundo parece, también, haberse olvidado: Viserys Targaryen. En todos estos casos los personajes no desarrollan la locura de la nada siendo adultos, sino que la padecen desde el principio de sus vidas: esa tendencia a la crueldad, a la megalomanía y a los delirios de grandeza, esa falta absoluta de empatía por los demás, la manifiestan ya desde niños.
He hablado hace un momento de Viserys Targaryen, y esto es sumamente importante para el segundo punto. Aunque murió en la primera temporada, todos deberíamos recordar al hermano mayor de Daenerys. Y deberíamos recordarlo porque este personaje estaba en la trama con una función muy definida: servir de contrapunto a Daenerys para ilustrar que él había contraído la locura Targaryen, y ella no.
Efectivamente, la función narrativa de Viserys era interpretar el rol del Targaryen loco, mientras que el de Daenerys era interpretar el del Targaryen héroe. ¿Os acordáis de la frase acerca de las dos caras de una moneda? Bien, cada hermano era una cara distinta de la moneda. Lo que no se puede hacer, lo que no sostiene verosimilitud por ningún lado, es darle la vuelta al personaje de Daenerys y convertirla en Targaryen loca cuando desde el principio se ha estado comportando como arquetipo de Targaryen heroína. La moneda se lanza y gira cuando el Targaryen nace, pero lo que no se puede hacer, una vez que la moneda ha caído, es cogerla con la mano y darle la vuelta porque a los guionistas les conviene. Esto arrasa con el trasfondo, la coherencia, la verosimilitud y el sentido común.

Puedo entender que los guionistas no quieran a Dany en el Trono de Hierro. Puedo entender que como personaje la detesten, la desprecien y la odien (lo cual a estas alturas es más que evidente). Puedo entender que no quieran convertirla en reina porque "eso sería demasiado obvio" o porque "no puede haber un final Disney" (argumentos que me parecen  una chorrada pero que muchos fans de la serie han esgrimido como defensa). Pero en ese caso lo que deberían haber hecho es hacerla morir heroicamente, o a causa de una decisión estúpida. La saga está llena de personajes buenos, nobles y heroicos que acabaron muertos a causa de una decisión estúpida, como Eddard Stark, su hijo Robb, Oberyn Martell o el propio Jon Nieve, que, recordemos, sigue muerto en los libros. También está llena de personajes que se sacrifican heroicamente y mueren a causa de ello, como Rhaegar Targaryen, Osha, ser Jorah Mormont, Lyanna Mormont o Jojen Reed (estos últimos en la serie televisiva). Ya he comentado que si los guionistas querían matar a Daenerys lo más lógico habría sido hacerla sacrificarse heroicamente por matar al Rey de la Noche. De ese modo habrían sido coherentes con el trasfondo (era la Princesa Prometida quien debía derrotar a los Otros, pero la profecía sólo establecía que acabaría con la Larga Noche, no que fuera a sobrevivir a ello y reinar después) y con la personalidad y evolución del personaje (poner la supervivencia de su pueblo por encima de sus propias ansias de poder). Porque eso es precisamente lo que siempre ha caracterizado al personaje de Daenerys Targaryen; preocuparse por los demás, poner el bienestar del pueblo, de los inocentes, por delante del suyo propio. Hubo un montón de veces que pudo resolver sus problemas de una forma sencilla arrasándolo todo a sangre y fuego y se negó a ello. Pudo derrotar a los Hijos de la Arpía arrasando Meereen, y no lo hizo para no dañar al pueblo. Pudo decirle a sus libertos "ya estáis libres, ahora buscaos la vida como podáis" y partir a Poniente, y en cambio se demoró en la Ciudades Libres por ellos. De hecho, pudo hacer la temporada anterior exactamente lo mismo que ha hecho ahora -derrotar a Cersei y a todas sus fuerzas arrasando Desembarco del Rey con una lluvia de fuego- pero no quiso hacer daño a los inocentes que habitaban en la ciudad, motivo por el cual tampoco optó por un asedio. Siempre había sido una Targaryen heroica. Y de pronto los guionistas dan la vuelta a la moneda y la convierten en una Targaryen loca, en una homicida, en alguien que no sólo ya no se preocupa por su pueblo, sino que quema, destruye y mata por el mero placer de hacerlo.
Con esto han matado definitivamente la coherencia de la serie, y han matado también al personaje de Daenerys, que ya ha dejado de existir como tal. Poco importa que la dejen o no vivir al final del capítulo siguiente.