martes, 13 de octubre de 2009

Una historia

En el año 355 después de Cristo, nació en Alejandría una mujer llamada Hipatia. Hipatia era una mujer sumamente inteligente, pagana (ojo, no atea, pagana... ya sabéis, de las que adoran a Palas Atenea, a Hermes o a Zeus en lugar de a cualquier otro dios), que fue astrónoma, matemática y filósofa de la escuela neoplatónica.
En su casa, daba clase a multitud de alumnos distinguidos, tanto paganos como cristianos, que llegaron a formar parte de la élite oligárquica e intelectual de la ciudad. Entre ello se destaca el obispo cristiano Sinesio de Cirene, amigo personal además de alumno suyo. Otro alumno y amigo destacado fue Orestes, un romano bizantino, cristiano también (había sido bautizado por el Patriarca de Constantinopla, por cierto) y prefecto de Alejandría.
Enemigo de Orestes era Cirilo, el Patriarca de Alejandría. Esto era debido a que había contínuas luchas de poder entre los Patriarcados de Alejandría y Constantinopla, además de que Cirilo, que era un sujeto sumamente ambicioso, tenía la intención de atribuir a su posición prerrogativas seculares (es decir, conseguir poder político además de religioso, lo cual por supuesto le enemistaba con Orestes ya que Orestes era el prefecto).

Hipatia, como el resto de alejandrinos, vivía en una ciduad en la que, con sus más y sus menos, convivían tanto cristianos, como paganos y judíos. Desgraciadamente, ya no podían disponer de la famosa Gran Biblioteca de Alejandría, ya que esta había sido lamentablemente destruida en un momento indeterminado del siglo III. Quedaban, eso sí, restos de los volúmenes diseminados por multitud de templos y bibliotecas menores, una de las cuales era el Serapeum, saqueado en la época en la que Hipatia vivió por orden del Emperador Teodosio el Grande. Sin embargo, se salvaron gran parte de los volúmenes supervivientes de la destrución de la Gran Biblioteca en el siglo III, ya que en el Serapeum sólo se encontraba una pequeña parte de los mismos. Los restos de la Gran Biblioteca sólo fueron destruidos finalmente por orden del califa Omar en el siglo VII.

Hipatia vivió toda su vida en Alejandría, como ya hemos dicho, eneseñando en su propia casa a multitud de aristócratas paganos y cristianos, sin involucrarse directamente en política a pesar de su amistad hacia Orestes y su antipatía por el Patriarca Cirilo. Sin embargo, cuando era ya una anciana y contaba con 60 años, cometió un error: se posicionó abiertamente en favor de Orestes contra Cirilo. El Patriarca se enfureció, ya que Hipatia era tan influyente en la ciudad que su posicionamiento significaba que gran parte de los cristianos ricos e influyentes de Alejandría apoyarían a Orestes, con lo cual decidió quiatársela de en medio. No está claro si contartó sicarios o envió a su propia guardia personal, pero se las arregló para que un grupo de fanáticos cristianos la sorprendieran mientras se dirigía en carruaje a su casa, la golpearon, la violaron y la descuartizaron viva con trozos de teja.
El crimen causó una enorme conmoción en la ciudad. Fue denunciado a Constatinopla por Orestes, que acusó a Cirilo, y el emperador Teodosio II castigó al Patriarca retirándole la guardia de honor de 500 monjes que le servía (razón pro la cual se cree que tal vez fueron estos, enviados por Cirilo, quienes perpetraron la amtanza). Cirilo peridó tanto prestigio entre los ciudadanos de Alejandría al ser culpado del asesinato (TODOS, los cristianos también, que dicho sea de paso se encontraban asqueados de que continuara siendo Patriarca alguien acusado de incitar a un crimen como ese) que no pudo evitar que su rival, Nestorio, fueran nombrado nuevo Patriarca en su lugar (aunque consiguió recuperar su puesto posteriormente a base de sobornos).

Afortunadamente, la desgracia que le pasó a Hipatia por habersde posicionado políticamente a favor de Orestes y haberse hecho un enemigo poderoso en la persona de Cirilo no volvió a repetirse; fue un hecho aislado, no hay más registros de ataques a filósofos paganos en Alejandría, cuya Escuela de pensamiento (la neoplatónica, a la que pertencía Hipatia) siguió funcionando sin interrumpción hasta la invasión musulmana del siglo VII.


Interesante, ¿verdad?
Ahora, por favor, comparadme esta historia, la real, con la que Amenábar cuenta en la película Ágora.
No tengo más que decir; que cada uno saque sus propias conclusiones.


PD: Si alguien quiere saber más de esta historia (yo la he contado resumidísima) puede acudir a la Wikipedia o a cualquier libro de Historia Antigua, donde se explica todo mejor y más detalladamente que aquí.

PD2: Por cierto, además de tener esclavos, los paganos también tenían sus momentitos de fantismo religiosos y esas cosas. Por ejemplo, cuando le hacían sacrificios humanos a Ares, el dios de la guerra, cuando se montaban orgías descomunales en honor a Baco, o como cuando condenaban a morir enterradas vivas a las vestales que perdían su virginidad o dejaban que se apagase el fuego de Vesta. Todo un ejemplo de tolerancia y buen rollo, ¿eh?
Y, por cierto, casos como el de Hipatia eran la excepción, no la regla. Las mujeres vivían MUY constreñidas en las sociedades griega y romana, que eran sumamente machistas. Sobre todo la griega, en la cual las mujeres no tenían consideración de ciudadanas (estaba en situación aún peor que la de los esclavos varones, porque estos podían alcanzar la ciudadanía si se convertían en libertos, y en cambio una mujer, por el mero hecho de serlo, jamás podría alcanzar la ciudadanía).
Aparte de esto, no podían participar en asuntos políticos, no tenían derechos y debían estar toda la vida bajo la tutela de un tutor masculino (el padre, el marido o un pariente varón, si eran viudas o huérfanas sin casar). Permanecían confinadas en casa cuidando de los hijos mientras que los padres nacían vida social y amorosa con los efebos o las hetairas, si bien algunas podían participar en actividades economicas y estudiar, como fue el caso de Hipatia (posible sólo porque nació en Egipto, donde las restricciones sobre las mujeres estaban ligeramente más relajadas).
Curiosamente, la sociedad que más derechos ha dado a las mujeres en toda la Historia desde la Antiguedad hasta el siglo XX, con diferencia, fue el Imperio Bizantino, cristiano, por cierto, gracias a las leyes promulgadas por el Emperador Justiniano en el siglo VI. En él, las mujeres tenían derecho a la propiedad, a ostentar títulos con independencia de si se casaban o no, podían expresar libremente sus opiniones, podían llegar a reinar como Emperatrices (casadas o no), podían divorciarse y conservar sus bienes tras el divorcio, podían tener sus propios negocios, podían implicarse en asuntos políticos, y además recibían una formacióna académica parecida a la de los varones, sobre todo si las mujeres eran nobles (de hecho, la primer mujer historiadora de la que se tiene noticia es Ana Comnena, una princesa bizantina nacida a finales del siglo XI que escribió las crónicas del reinado de su padre Alejo Comneno, conocida como la Alexiada).
Y ya lo he mencionado antes, pero me encantaría insistir en ello... LOS BIZANTINOS ERAN CRISTIANOS.

16 comentarios:

Sweet Shadow dijo...

No he visto Ágora ni creo que la vea (el cine español y yo no nos llevamos muy bien que digamos), pero supongo que lo que cuenta es la historia de una mártir atea buena buenísima que se enfrenta a los malos malísimos de los cristianos, que son unos conspiradores y corruptos, ¿no? Vamos, es lo que me supuse tras ver el tráiler y eso...

En fin, la misma cantinela de siempre =S qué cansinos son con eso de atacar a los cristianos.

Estelwen Ancálimë dijo...

Sí, además es divertidísimo, se ve hasta en el tráiler que todos los paganos (que al parecer era broma, oye, que lo de los templos dedicados a Zeus y a Atenea era todo mentira, que resulta que los paganos eran todos ateos científicos feministas que además jamás hacían eso de hacer sacrificios humanos a Marte y enterrar vivas a las vestales si perdían la virginidad o dejaban que se apagara el fuego de Vesta) van arreglados, limpios, vestidos de blanco luminoso, mientras que lso cristianos son harapientos y andrajosos vestidos de oscuro, sin afeitar y con cara de maaaalos.
En fin, a estas alturas este tipo de manipulaciones de la Historia no tendrían ni que sorprenderme... pero seguro que una científica como Hipatia, pagana o no, se hubiera avergonzado de ellas.

Altáriel of Shalott dijo...

Ah, ¿que Ágora va de la vida de Hipatia? Pues entonces lo mismo ya no la quiero ver, que de la vida de Hipatia algo sé (hija de Teón de Alejandría blablablá), y si me voy a pasar toda la peli pensando "eso no fue así", "eso está mal", "¡qué mentira!" pues me va a dar por saco haberme gastado seis dólares.

Yo pensando que como era de Amenábar me iba a gustar... Gracias por avisarme.

Alt.

PS: Buen viaje, pasadlo genial. Quiero fotos y crónica xD.

*Gy* dijo...

Pues a mí me van a llevar de excursión a verla (actividad propuesta por el departamento de Filosofía)

A parte de que la actividad en sí, es una gilipollez, si la película es una mierda de ese calibre, casi que he tirado 6 euros a la basura. Definitivamente.

Por otro lado, vi la película de "Elisabeth: La edad de oro" y me pareció igual de imparcial.
Los españoles de negro, rancios, taciturnos y con pinta chungo, pero Elisabeth y compañía todos vestidos de colores, estupendos y sensacionales ¬¬

Salí de mala leche del cine. Creo que voy a repetir.

Arantxa y Aran dijo...

Cuanto tiempo sin pasarme por aqui! ^^

Antes que nada darte las gracias por la info, habia muchas cosas que no sabía y bueno, después de ver la peli (tuve la suerte de ir al preestreno *o*) puedo decir que todavía sigo quieriendo saber más y me intentaré leer alguna novela del tema :D

una pregunta, ¿te has visto Ágora? la verdad es que siento curiosidad por saber si os ha molestado a los cristianos (no por meter baza, es sólo que quisiera saber la opinión de algún cristiano más por curiosidad, yo fui al cine con unas creyentes y a ninguna le importó más de lo necesario, todos pensaban más o menos lo mismo que yo, que no se metía con los cristianos, que se metían con el fanatismo religioso ante todo, en lo que estoy totalmente de acuerdo pues yo, siendo atea, me enfurecí con todas las ideologías al verla sinceramente >_<)...
pues eso, que si la has visto me gustaria que pusieras tu opinión por aquí (yo la puse en mi blog personal si quieres en el blog de *L.Y.F* está el enlace que no quiero spamear xDD) y aunque puede que no sea fiel a la realidad como has dicho, simplemente por los planos y escenarios, la BSO, por ponerte un poco en la piel de la prota (que lo hace genial) y por como está dirigida merece la pena verla ^o^ (y lo dice una que no le van las pelis españolas eh? jeje)

saludis ;)

*Arantxa*

Estelwen Ancálimë dijo...

Gy: ¿Y esa actividad es obligatoria y no te la paga el colegio? ¡Menuda mierda! Siempre me han parecido mal las actividades que obligan a gastarse pasta extra porque sí a los alumnos, independientemente de en qué consistan. No sé qué le costará al profesor esperar a que salga en DVD y ponerla en clase (además, en esa película más que de filosofía de lo que se habla es de astronomía).

Estelwen Ancálimë dijo...

Arantxa y Aran: Realmente, lo que me ofende de "Ágora" es la manipulación de la historia que se hace en esa película, del mismo modo que me ofende la que menciona Gy de "Elisabeth: la Edad de Oro". Es decir, me parece genial que se critique el fanatismo religioso (de la religión que sea), pero me joroba mucho que se haga manipulando hechos históricos.

Me explico: si un director o guionista quiere denunciar el fanatismo religioso que tuvieron los cristianos en le pasado, tiene un montón de formas de hacerlo, por ejemplo haciendo una pelíucla sobre la guerra de los 30 años, o sobre las Cruzadas, o sobre Torquemada y sus compañeros de la Inquisición. Esos son ejemplos históricos de fanatismo religioso cristiano, y si se critica el fanatismo religioso por medio de ellos no me va a molestar, porque yo misma estoy en contra de que sucedan semejantes burradas. Pero lo que no me parece bien es que se tome un crimen aislado que no fue por fanatismo religioso, sino una vil maniobra política, como es el caso del asesinato de Hipatia de Alejandría, y se haga pasar como lo que no fue. También me ofende que se generalice poniendo la cosa como si todos los paganos fuesen cultos, tolerantes, feministas y progresistas, cuando cualquiera que haya estudiado historia sabe que esto no era así. Y, por supuesto, también me ofende que se insinúe que todos los cristianos eran fanáticos religiosos, machistas y oscurantistas, cuando ya comenté que el Imperio bizantino, cristiano ortodoxo, fue un ejemplo de cultura, tolerancia (con mujeres y fieles de otras religiones) y progreso científico (en Constatinopla, en los tiempos de Justiniano, existían la iluminación, alcantarillado y servicio para incendios público, y por todas la ciudad había fuentes que expendían agua potable cuando echabas una moneda y otros artilugios mecánicos, por ejemplo).

En definitiva, me ofende que la película muestre unos hechos históricos falseados, una visión falsa del mundo al enfrentar la ciencia y la fe como si fueran excluyentes, cuando no lo son (como recuerdo en el post, los científicos paganos eran tan creyentes y fanáticos como pudieran serlo los judíos o los cristianos; ellos también tenían sus dioses y ya he explicado en mi entrada lo que hacían con las vestales, por ejemplo), me ofende que se insinúe que el cristianismo tuvo la culpa de que desaparciera el esplendor del mundo antiguo y provocase el advenimiento de la oscura Edad Media, cuando TODO el mundo que estudie Historia sabe que el culpable de esto no fue el advenimiento del cristianismo, sino las invasiones bárbaras que provocaron la caída del Imperio Romano de Occidente... y que fue precisamente el cristiano Imperio Bizantino (llamado también Imperio Romano de Oriente) el que consiguió conservarlas hasta el siglo XV.
Repito, me parece genial la crítica al fanatismo religioso, pero no sustentando la crítica en mentiras y tergiversando la hechos históricos. Tristemente, el pasado está lleno de ejemplos de hombres malvados y fanáticos que en nombre del crisianismo perpetraron horrendos crímenes, no hace falta manipular la Historia para hacer tales críticas.

En cuanto a los planos, los escenarios y la banda sonora, tienes razón, están muy bien. Pero para mí, que sé de Historia porque me gusta leer sobre ella, y que considero importante que la gente de a pie conozca el pasado, me cabrea muchísimo que ese pasado se falsee para ser convertido en un panfleto. No me va a poder gustar una película histórica si no es fiel a los hechos históricos que pretende contar, porque se está engañando a la gente que la ve con la intención de saber qué sucedió en el pasado. Para falsear los datos, mejor que directamente se hagan películas de ficción, tipo "Troya", que también son chulas.

Saludos a las dos :-)

Estelwen Ancálimë

Júbilo Matinal dijo...

Hola, Estelwen. He llegado aquí a través de un comentario en "La Fraternidad de Babel" (http://fraternidadbabel.blogspot.com/), blog francamente interesante, por cierto, en el que se te cita a propósito de la película de Amenábar. Tu puntualización sobre cómo fue la historia real de Hipatia me parece interesante y oportuna.

Creo que basta haber pensado un poco para llegar a la conclusión de que el fanatismo y la falta de respeto por las creencias, o increencias, ajenas no son consustanciales a ninguna creencia, sino que son una modalidad que puede darse en cualquiera de ellas. Basta recorrer la historia para darse cuenta de que ha habido cristianos fanáticos, musulmanes fanáticos, paganos fanáticos y ateos fanáticos, así como cristianos tolerantes, musulmanes tolerantes, paganos tolerantes y ateos tolerantes. Presentar el fanatismo como una cualidad inseparable de una religión cualquiera es, a su vez, una forma de fanatismo. Y tergiversar sutilmente la Historia para que una historia concreta, en la que intervienen unos fanáticos concretos, pase por paradigma universal, es una manipulación perfectamente digna de quienes asesinaron a Hipatia, que son los mismos que, en nombre cada vez de un pretexto distinto, vienen asesinando la inteligencia y la razón desde que el hombre existe.

En fin, probablemente acabe viendo la bendita película. Al margen de su oportunismo más o menos demagógico, Amenábar me parece un buen director y yo, aunque cristiano, no soy ni fanático ni intolerante y estoy bastante dispuesto a apreciar la calidad donde la encuentro, aunque venga mezclada con manipulaciones y fanatismos. Un saludo.

Estelwen Ancálimë dijo...

Muchas garcias por tu comentario, Júbil Matinal (comentario con el que, por cierto, estoy totalmente de acuerdo).
Sé bienvenido a mi blog y vuelve cuando quieras ^^

Saludos:

Estelwen Ancálimë

¿Quienes somos? dijo...

Me hice hace tiempo una cuenta en yahoo llamada Phylon Hypatias... Me gusta mucho tu entrada, saludos babosos!

Finduilas dijo...

Jo, pero Troya es un destrozo de la Illíada :S:S

Yo creo que simplemente la peli pretende denunciar la intolerancia en general, y la religiosa en particular, y refleja un momento histórico en el que los cristianos pasaron de ser perseguidos a ser perseguidores. Pasar del politeísmo a un Dios único tuvo que ser duro para muchos, xq aunque los romanos integraron muchos dioses extranjeros en su sistema de creencuias, oos cristinaos no admitieron "competencia" en nignún momento :S

Con todo, sigo creyendo que todo lo que pasó con Hipatia fue un tema más político que religioso, y de hecho los mismos cristianos condenaron su muerte (o la forma en q se produjo)

En fin, la peli de todas formas no me ha gustado demasiado, esperaba más de ese hombre (esto es para hablarlo con calma delante de un café o una copa, o una tableta de chocolate neeeegro).

Un besazo wapa, y cuéntanos qué tal la EC con una de tus crónicas!!

Narwen dijo...

Yo no conocía la historia de Hipatia, ni creo que vaya al cine a ver Ágora, pero en defensa de Amenabar diré que aunque la verdad no esté expuesta en su total magnitud, sí que hacia falta una critica al fanatismo, sea religioso o no. Es igual de peligroso un fanatico ateo que uno religioso. Los dos saben cómo matar. Y las generalizaciones son odiosas, no hay más que ver, lo que pasa cuando se tilda a un sujeto de un defecto vinculado a su forma de pensamiento.
Yo tengo que decir que me considero cristiana, aunque tengo inclinación hacia las ciencias ocultas, pero ni soy una fanatica, ni los cristianos que me rodean son fanaticos, ni me importa lo que pueda decir el Vaticano, ni esos cristianos que van de profetas señalando los defectos de los demás.

Al menos Amanabar se ha esforzado en hacer una pelicula diferente y en sacarnos de las rutinarias explosiones del cine americano, y de la moda de peliculas rollo "El Codigo Da Vinci"

Estelwen Ancálimë dijo...

No niego que haga falta una crítica al fanatismo, sea del tipo que sea (aunque la verdad es que en estos tiempos más que el fanatismo lo que impera en Occidente es el relativismo y el nihilismo, pero de todos modos el fanatismo no es menos cuestionable que estos otros puntos de vista). Lo que a mí me fastidia, repito, es que se falseen hechos históricos para hacer esa crítica.

*Gy* dijo...

Pues ya la he visto ^^
La verdad es que después de leer todo lo que pusiste me esperé algo horrible, pero he de retractarme y confieso que me ha gustado mucho, mucho (pero sigo sin entender porque leches la he ido a ver como actividad del departamento de Filosofía si el neoplatonismo no lo voy a ver apenas xD)

Igual, que me haya gustado tiene que ver con que se de historia entre poco y nada xDDD
pero el caso es que, aun que es evidente que hay diferencias entre la peli y lo que tu cuentas... no lo veo muy grave. He visto putaditas hechas por los paganos, los judíos y los cristianos.
Y no veo tampoco un ataque a los cristianos como me habían contado.

Amenabar se ha tomado sus licencias, eso está claro, pero en mi opinión ha estado muy bien. En la peli, por ejemplo Orestes no es cristiano desde el principio, sino que se convierte e Hipatia no se muere con 60 años xDDDD siempre es joven, pero bueno... creo que son cosas que puedo perdonar.
Puede que no sea fiel a la Historia, pero no me ha pasado como con "Elisabeth: La edad de oro"
De hecho esta peli me ha parecido muy entretenida y me he divertido mucho viéndola...
asi que nada, me trago mis palabras ^^

Estelwen Ancálimë dijo...

Lo cierto es que, si no te importa que la película falsee hechos históricos, no tiene por qué no gustarte como película de ficción, si las actuaciones, los efectos, la banda sonora, etc, te resultan agradables.
La verdad es que yo no entro a debatir la calidad de la película como obra de arte, sencillamente he expuesto que, por muy entretenida que sea, los hechos que cuentan son, algunos falsos, y otros mal interpretados. Por ejemplo, no sólo se trata de que Hiaptia no era atea sino fervorosa defensora del paganismo, o que Orestes llegó a Alejandría ya bautizado por el propio Patriarca de Constantinopla. También se trata de que el obsipo que traiciona a Hipatia en la película en la vida real siempre fue su fiel amigo y defensor (igual que la gran mayoría de cristianos de la ciudad que ahbían sido sus alumnos), que el esclavo enamorado jamás existió, que Hipatia nunca fue directora de la Biblioteca (que, además, ya no existía como tal) y que de hecho ni siquiera llegó a dar clases allí porque las daba en su casa particular, que los cristianos saquearon el Serapeum pero NO quemaron los libros (los libros fueron destruídos por el califa Omar, como ya he comentado, varios siglos después), que la sabiduría del mundo antiguo y la escuela neoplatónica no desaparecieron ni fueron amenzados sino que siguieron existiendo en Alejandría hasta la invasión árabe y los conocimirntos preservados por el Imperio Bizantino hasta su caída en el siglo XV, que la caída del Imperio Romano de Occidente se debió en parte al cristianismo pero NO porque los cristianos organizaran revueltas y quemaran bibliotecas normalmente, sino porque al ser una religión pacifista la moral de las tropas romanas decayó muchísimo (les daba miedo ir al infierno si mataban) y eso propició que los bárbaros del norte invadieran Roma, que el asesinato de Hipatia fue un hecho totalmente aisaldo que escandalizó a todo el mundo...
Vamos, que, realmente, la película podrá ser muy bonita, pero lo único cierto que dice es que Hipatia era una filósofa astrónoma y matemática y Cirilo un hijo de la gran puta (y no tanto por fanático, que también, sino por ambicioso, ya que de piadoso en realidad tenía más bien poco y si se enfrentó a Orestes fue porque deseaba tener poder político, de ahí que jamás he entendido por qué demonios le hicieron santo).

Saludos:

Estelwen Ancálimë

Javi dijo...

Muy interesante todo lo que cuentas, Estelwen. He seguido tu consejo y me he leído el artículo de la Wikipedia sobre Hipatia.
Gracias por tus post tan informados.