domingo, 23 de diciembre de 2012

Y este año, de nuevo...




 ¡Os deseo muy FELIZ NAVIDAD desde La Luz de Valinor con la postal navideña de Los Simpson! :-D

Espero que tengáis felices fiestas, que las compartáis con quienes más queréis, y que estos días vuestras casas se llenen de un espíritu de paz, amor y esperanza tan grande que perdure todo el año.
Muy Feliz 2013 a todos vosotros. Que sea un año de crecimiento personal y laboral, de experiencias positivas y nuevas oportunidades, y que nos traiga salud, amor y alegría.

¡UN ABRAZO A TODOS MIS LECTORES! ¡PAZ A VOSOTROS!

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Crítica de "B1terman"


¿Odias a alguien? ¿Tu mejor amiga te ha robado el novio? ¿Tu hermano te ha mangado tu mejor videojuego? ¿El vecino te roba la Wifi?
No te preocupes, ¡la Editorial Montena tiene la solución! Regálales B1terman estas Navidades. Se acordarán de tus muertos el resto de tu vida.

Bien, con esta breve introducción, no creo que haga falta que comente que NO me ha gustado el libro. Y me ha sorprendido muchísimo que lo haya escrito Santiago García-Clariac, un autor ya maduro, al parecer consagrado en el oficio y que tiene ya bastantes libros publicados. Lo lamento mucho por este hombre, a quien no he tenido el gusto de conocer en mi vida, pero realmente este trabajo suyo me pareció una obra muy, muy flojita, más propia de un principante de 16 años que intenta publicar su primera novela que de un autor experimentado. A decir verdad, ni siquiera sé cómo Montena se ha avenido a publicar una obra así.
Sé que las distopías están de moda, y de hecho me gustan. He disfrutado mucho con novelas como Los Juegos del Hambre o Marca de Nacimiento, y entiendo el atractivo que tienen para la gente joven, y más en estos tiempos, los libros que critican la sumisión del ciudadano a la sociedad y la necesidad de reberlarse contra los abusos del Gobierno y la injusticia. Pero un buen planteamiento, o una buena filosofía de fondo, no hace un buen libro. Lo siento.

Lo peor del libro es que tiene una bonita portada (cabrones, me engañásteis, arderéis en el infierno al lado de Zapatero y de Rajoy) y además empieza bien. Mejor dicho, muy bien. Suelo leerme el primer capítulo de los libros en las tiendas antes de comprarlos para ver si me convencen, y he de reconocer que cuando leí el prólogo y el principio de B1terman, me convenció. El comienzo es interesante, trepidante y con mucha fuerza; se empieza casi in media res, con el protagonista, Erik, yendo a visitar la tumba de su madre junto a su hermano mayor, Mark, y el padre de ambos, Jack. Mientras están honrando la memoria de la difunta, una patrulla policial aparece repentinamente para detener al padre sin razón aparente. Y aquí empieza la odisea de Erik, dispuesto a todo por demostrar la inocencia de su padre y conseguir su liberación. Sin duda, el comienzo de la historia es lo mejor del libro.

¿Y lo peor? Pues aquí viene el problema, que lo peor es todo lo demás. Conforme avanza la trama, nos vamos encontrando con una ristra de personajes mal construidos, diálogos superficiales, un trasfondo simple y en ocasiones absurdo, situaciones inverosímiles o incluso bochornosas, y "grandes sorpresas" que se ven venir casi desde el capítulo uno

Ningún personaje es creíble (la única que aprueba, y con un cinco raspado, es la rebelde Medusa). Erik, el protagonista, parece creado por un niño que juega a ser escritor: no sabe lo que quiere, cambia de opinión cada cinco segundos, primero es totalmente fiel al sistema de Binary World, pero luego se da cuenta de que cometen abusos, pero luego sigue creyendo lo que dicen, para luego volverse a dar cuenta de que cometen abusos... y casi al final de la historia, cuando le han pasado mil perrerías, sigue cuestionando en ocasiones lo que dicen los rebeldes y defendiendo las posturas oficiales del sistema... por supuesto, para ser el más rebelde antisistema del mundo en la página siguiente.
Aunque todos los personajes están mal construidos, porque al parecer el auto ha decidido que la única forma de dotarlos de sentimiento y que expresen emociones es ponerlos histéricos. Se enfadan de forma desproporcionada sin motivo aparente para agachar la cabeza de inmediato o dejar correr el tema con la misma facilidad. Parecen un ejército de bipolares sacados de una clínica pisquiátrica.
Para colmo, la historia de amor entre Erik y Medusa es flojísima, no hay química por ninguna parte, no te crees a los personajes ni su historia, y francamente ni entiendes por qué se enamoran ni por qué llevan su relación como lo hacen; en una página se besan y en la siguente vuelven a comportarse como si fueran simples colegas. Me da la sensación de que el autor, o no se creía su propia historia de amor, o no es experto precisamente en escribir esa clase de escenas. Pero entonces, ¿por qué la mete? ¿Porque cree que así el libro venderá más?

Mira que no me suelo fijar en los defectos estilísticos de las obras literarias (más que nada porque las editoriales tienen algo llamado "correctores de estilo" que suelen detectar los fallos de redacción y corregirlos, al margen por supuesto de que si alguien no sabe escribir bien, no suelen publicarle la obra. Pues bien, en esta novela no he podido evitar fijarme en ellos, porque la redacción y el estilo son, en el mejor de los casos, mediocres. Creo que la causa estriba en que, por algún motivo, el autor parecía tener miedo de que los lectores no entendieran a los personajes (no es tan raro, los personajes ni siquiera se deben entender a sí mismos la mitad de las veces a juzgar por cómo actúan), y se dedica todo el tiempo a añadir postillas narrativas que, francamente, no sólo hacen falta sino que quedan mal.
En todos los manuales de estilo para escritores, se insiste en la importancia de dar preminencia al verbo "dijo" cuando se trata de atribuciones en diálogo. Una frase, si está bien hecha, debería expresar por sí misma el humor del que estar el personaje y qué es lo que quiere decir. Si cuando el autor la relee se da cuenta de que esto no queda claro, mejor es retocar la frase que librarte del muerto "inyectando esteroides al verbo de atribución" (como dijo Stephen King en su libro Mientras escribo).Santiago García-Clariac, en cambio, parece tener pánico a la palabra "dijo", porque la evita a toda costa. Hay docenas y docenas de verbos diferentes de atribución, tantos que llegan a sonar pedantes, sobre todo cuando nos encontramos con perlas como: "ironizó", "ponderó", "arguyó", "rumió", "contemporizó", "determinó", "puntualizó", "anunció"... de verdad, ¿¿tan jodidamente difícil es escribir "dijo"? Casi podía imaginarme al autor sudando tinta con el diccionario de sinónimos al lado mientras escribía los diálogos.
Y no son sólo los verbos de atribución; constantemente, los diálogos van acompañados de coletillas explicativas que son innecesarias y que, a mi juicio, restan calidad a la escritura y denotan inseguridad. Parecen decir "¡tengo miedo de que el lector sea subnormal y no entienda nada!", y son precisamente el tipo de fallos estilísticos que el corrector debería haber estado modificando, si se hubiese dignado a hacer su trabajo. Un ejemplo perfecto de lo que quiero decir son frases como esta:

-¡Cumpliré con mi cometido!- añadió, dejando las cosas bien claras.

¿Realmente hace falta que el autor, después de escribir esta frase, se apresure a explicarnos que el personaje pretendía dejar claras sus intenciones. ¡Redundancia, redundancia, redundancia! Tal vez esta frase aislada no sea para tanto (aunque sigue siendo fallida), pero es que el libro entero está salpicado de frases así. De verdad que cada vez que veía que se acercaba un nuevo diálogo, me echaba a temblar. Porque encima los diálogos no son realistas, parecen sacados de una película americana de lo tópicos y manidos que son. Sencillamente, no te los crees.

 "¿Vale la pena vivir dos veces?", nos pregunta la portada. No lo sé, pero lo que NO vale la pena es leer este libro.


Y ya en SPOILER (para el caso de que seas masoquista y aún quieras leerlo sin que se le desvelen partes importantes de la trama) están las incoherencias de fondo y los fallos argumentales, que me parecen bastante graves:

-Erik es un clon, ¡qué sorpresa! Pues lo estaba viendo venir desde el minuto 1. Curiosamente, es una copia perfecta de ser humano, tan perfecta que es capaz hasta de conservar porque sí los recuerdos del Erik original... pero tiene la piel y los ojos defectuosos. Pues vale; ¿un sistema de clonación tan mágicamente perfecto que permite hasta reproducir recuerdos -lo cual sería físicamente imposible, en lo que a recuerdos respecta veo mucho más creíble, por ejemplo, la explicación que dan en la película El Sexto Día- pero no lo bastante como para reproducir fielmente la melanina y la composición de la piel?

-¿Por qué prohibe Binary World la clonación si en realidad están creando clones en masa? La explicación de "es que ellos querían ser los primeros" no es creíble; si es por eso, mucho más normal sería poner bajo vigilancia estatal todos los laboratorios para poder detectar el invento en cuanto se produzca y poner al científico a currar, lo quiera o no, como funcionario vitalicio al servicio del Estado. Y en cualquier caso, ¿para qué tanta parafernalia, cuando ya están clonando a la gente con el método en masa?

-Porque es que, encima, ¡hay dos métodos de clonación, señores! Uno de ellos es recomponer a la gente a base de partículas químicas, aunque entonces los clones salen defectuosos. Por supuesto, el autor no se molesta en explicarte por qué carajo salen defectuosos, ni por qué siguen fabricándolos a millones a pesar de salir defectuosos, ni por qué los encierran en un vertedero gigante en lugar de destruirlos...
 En cuanto al otro método, el que se usó con Erik, a pesar de implicar un embrión NO implica un vientre, porque no hay por ninguna parte madre de alquiler que geste al segundo Erik y le dé a luz. Al margen de que, ¿cómo demonios es posible que el segundo Erik conserve los recuerdos del primero?

-Además de no implicar vientre gestante para el embrión, el método de clonación Bíterman también se salta las fases de crecimiento (o eso o Erik es retrasado mental, por no darse cuenta de que, o su fecha de nacimiento oficial es cuatro años anterior a la que debería teniendo en cuenta la edad que se supone que tiene, o su fecha de nacimiento es posterior a la de la muerte de su madre). Y en ese caso, si la fórmula Bíterman se salta las fases de crecimiento y permite conservar la memoria, ¿POR QUÉ, EN NOMBRE DE LOS TESTÍCULOS DE MINOTAURO (como decía Nicolas Cage en La Roca) NO CLONA JACK BÍTERMAN TAMBIÉN A SU MUJER, Y NOS EVITAMOS TODO EL EMBROLLO?

-Hablando del tema, ¿un laboratorio TAN moderno como el de los Bíterman no tenía un puto extintor o un sistema antiincendios? ¿Y un gobierno TAN controlador, con todo digitalizado, no se da cuenta de la muerte de un niño de cuatro años en el incendio?

-Otra cagada gorda es la reacción de Medusa y de los demás rebeldes el MA cuando conocen a Erik. Vamos a ver, un chico de 16 años, es decir, un adolescente, casi un niño todavía, que no ha hecho cosa que ir al colegio y no ha recibido jamás formación militar o política, ni sabe nada de combate o estrategia, ni ha tenido jamás NADA que ver con el movimiento MA (de hecho, los considera una pandilla de terroristas prácticamente hasta el último momento). ¡Pero, oh, como ha salvado a la Pandora clónica y a algunos otros clones en la cárcel-basurero, VAMOS A NOMBRARLO LÍDER DEL MOVIMIENTO! Sí señor, con dos cojones bien gordos. Un montón de veteranos del MA curtidos, con años de experiencia, y habilidades de combate y subterfugio, van a ponerse a la órdenes de un niñato inexperto de 16 años y a seguirlo como su nuevo líder porque "es muy valiente" y "ha sufrido mucho".
Este es, sin duda, el mayor despropósito de la novela. Tanto, que al leerlo me dio un ataque de vergüenza ajena y dejé el libro por bastantes días. Esto, además de ser una soberana GILIPOLLEZ, es algo furibundamente machista, ya que al parecer Medusa, mayor de edad, con más experiencia en el grupo rebelde, entrenamiento en combate y hermana de la antigua líder, Pandora (a la que ha perdido, igual que al resto de su familia, lo cual significa que ella ha sufrido muchísimo más que Erik), NO es una líder lo bastante buena comparada con Erik. Claro, es que él es un chico, ¿no? Aunque, la verdad, para eso que nombren líder al capitán Lex, o a cualquiera de los cientos de adultos curtidos que hay en el MA, NO A UN ADOLESCENTE.

-¿Por qué Jack Bíterman no le había dicho jamás a su hijo Erik que era heredero de la fortuna de su madre? ¿Y por qué Mark, si era mayor de edad, no había entrado en posesión de su parte ya?

-Los malos, en especial Douglas y Mark, son malos "jajejijoju" que le sacarían los colores hasta al Doctor Maligno, de los que cuentan todos sus planes al protagonista y le permiten volver a reunirse con su padre y recibir explicaciones de una hora para dar tiempo a llegar a la patrulla de buenos al rescate (a la que llamaremos "deux ex machina", ahora resulta que el MA tenía capacidad de tomar la Torre 1 cuando les saliera del nardo y sólo estaban esperando a que Erik se cruzara con ellos para hacerlo). Y digo yo, ¿si tanto necesitaba el gobierno la sangre de Erik para conseguir la fórmula Bíterman (que no sé cómo, la verdad, porque en la sangre de Erik lo que estará es su ADN, no el puto método de clonación en diez cómodos pasos), por qué no se limitan a encerrarle, sacarle la sangre directamente y santas pascuas? ¿Por qué tiene que saberlo absolutamente TODO antes de morir? ¿Qué es esto, James Bond contra el doctor Sí? ¿O era el doctor No? ¿O es Doctor Vaya Usted a Saber? Da igual, el libro se ha convertido en despropósito hace rato.

En definitiva: malos personajes, argumento bochornoso, trasfondo inverosímil, diálogos pueriles, y ni siquiera está bien escrito. Ni se os ocurra desperdiciar este título en vuestra carta a Los Reyes Magos este años (y más en estos tiempos, que igual tiene que ser cortita). Eso sí, es un excelente libro para recomendar, por ejemplo, al/la ex de tu pareja o al niño/a que siempre te llamaba "culo gordo" o "cuatro ojos" en clase y se chivaba a la profesora cuando comías chicle.

sábado, 15 de diciembre de 2012

En un agujero en el suelo, vivía ¡Mi Crítica de "El Hobbit"!


Por supuesto, ¡¡ya la he visto!! ¡¡El mismo día del estreno!! Tindomion y yo acudimos a los cines Kinépolis de Valencia, junto con el resto del Smial de Edhellond, delegación de la Sociedad Tolkien Española en Valencia. Allí, vestidos con nuestros trajes de gala tierramedieros, amenizamos la tarde del estreno con una exposición de trajes e indumentaria, un stand informativo (donde podías conseguir -entre otras cosas- tu nombre en runas enanas), un cuentacuentos, e incluso un maravilloso concierto de música en directo interpretada por el grupo Innerlands.
También dispusimos una puerta hobbit gigante, con nuestro compañero Alex Maglor en el papel de Gandalf, para que todos los espectadores que quisieran se pudieran hacen una foto vistiendo capas élficas o incluso una auténtica cota de malla, y esgrimiendo una reproducción de Dardo, la espada de Bilbo. También hubo gente que quiso hacerse una foto conmigo, llamándome "Arwen" (nota: mi personaje en la STE es Estelwen, una elfa Teleri inventada por mí, pero como me vieron morena, de pelo largo, ojos claros y vestido largo de mangas amplias, supongo que eso hizo que todo el mundo me catalogara automáticamente como Arwen. Lo cual es un cumplido, teniendo en cuenta que Arwen Undómiel era la más bella de las damas de la Tierra Media en la Tercera Edad. ¡Toooma subidón de autoestima! XDD).

Por cierto, si a alguien le interesa conocernos y disfrutar de estas actividades, el Smial de Edhellond estará hasta el domingo en los cines Kinépolis :-)

Entrando ya en lo que es la película en sí, creo que mi impresión sobre ella puede condensarse en una frase: Versión extendida hecha pensando en los fans.
¿Y esto es positivo o negativo? Pues desde el punto de vista del que yo lo escribo, es positivo, porque una de las cosas que más me han gustado de El Hobbit es que tiene un montón de detalles tolkiendilis que no aparecían en la trilogía de ESDLA y que aquí sí aparecen, dándole un sabor mucho más Tolkien, mucho más fiel a la forma de escribir e imaginar el mundo que tenía el Profesor. El detalle más evidente es el de las canciones: sin llegar a ser un musical, que no lo es, o la versión carne y hueso de una peli de Disney, que tampoco, sí hay tres o cuatro escenas de la película donde los personajes ¡cantan! Y eso me parece estupendo, porque Tolkien intercala muchas canciones en los libros, poemas rimados y cantados por los personajes que tienen una fuerza evocadora increíble, que te hacen sentirte como si a través de ellos pudieras abrir una puertecita y vislumbrar la auténtica Tierra Media. Yo nunca he sido especialmente amante de la poesía, pero no puedo leer esas canciones sin que me recorra un escalofrío por la espalda.
También hay otros detalles, como por ejemplo meter ciertos diálogos de humor algo absurdo que a Tolkien tanto le gustaba (y de hecho escribió), como el asunto de la invención del golf. Y también comentarios trasfondísticos, como la mención a Dol Guldur, a los Noldor de Gondolin, a Rudaur, o a Toro Bramador Tuk.
La película, además, tiene tres puntos fuertes en los que se basa su calidad: la banda sonora, la fotografía y las interpretaciones. Martin Freeman, Richard Armitage e Ian McKellen se comen la pantalla, pero el resto del elenco también brilla de manera sobresaliente; no hay ninguna actuación que sea floja o desentone. Hugo Weaving, Christopher Lee y Cate Blanchett están muy cómodos en sus personajes: se nota que ya los conocen, y se les ve totalmente metidos y a gusto en su piel. La música de Howard Shore es excelente (a destacar los arreglos del tema de los hobbits que ya aparecía en ESDLA, y el maravilloso tema central de los enanos, Más allá de las frías y brumosas montañas), que a mí personalmente es de los que más me gustan del libro, y de la que no me resisto a colgar un fragmento (en su versión en castellano):

Más allá de las frías y brumosas montañas,
a mazmorras profundas y cavernas antiguas,
en busca del metal amarillo encantado,
hemos de ir, antes que el día nazca.


Los enanos echaban hechizos poderosos
mientras las mazas tañían como campanas,
en simas donde duermen criaturas sombrías,
en salas huecas bajo las montañas.


Para el antiguo rey y el señor de los Elfos
los enanos labraban martilleando
un tesoro dorado, y la luz atrapaban
y en gemas la escondían en la espada.


En collares de plata ponían y engarzaban
estrellas florecientes, el fuego del dragón
colgaban en coronas, en metal retorcido
entretejían la luz de la luna y del sol


Más allá de las frías y brumosas montañas,
mazmorras profundas y cavernas antiguas,
a reclamar el oro hace tiempo olvidado,
hemos de ir, antes que el día nazca.


Aparte de esto, al fotografía es sencillamente impresionante: los escenarios, tanto los digitales (los salones de Erebor) como los parajes naturales, eran tan hermosos, tan espectaculares, tan increíbles, que me dejaron sin respiración.

¿Signifca esto que la película es perfecta? Pues no, también tiene algunas cosillas. Hay, por supuesto, algunos cambios respecto al libro; algunos me han gustado, o los he comprendido, y otros no. También es cierto que a veces la película se hace un poco larga; hay que tener cuenta que dura tres horas sin interrupción, y quieras que no, por muy bonita que sea hay un momento en el que piensas: "Me lo estoy pasando de muerte, pero, ¿cuándo proyectarán terminarla?" Y es que le pasa un poco como a La Comunidad del Anillo; al no tener realmente una estructura clara de comienzo-nudo-desenlace claros, porque es la primera parte de una trilogía, la película va saltando de situación en situación, de problema a resolución y a nuevo problema, sin llegar a tener nunca un crescendo claro. En LCDA esto se notaba menos porque todo el mundo sabía cuál era la extensión del libro y cómo terminaba, pero en El Hobbit hay cierta incertidumbre, porque realmente no sabemos cuándo Peter Jackson va a cortar la acción y a terminar la película.
En este sentido, creo que será útil para los futuros expectadores saber algo que yo no sabía y que me ha llevado a una confusión sin la cual, probablemente, habría disfrutado mucho más de la película, y es esto: A pesar de las fotos promocionales, la Compañía de Thorin NO llega en esta película al Bosque Negro. No entiendo por qué ha habido tantos promocionales enseñando a la dichosa Tauriel (a quien me ha encantado NO conocer todavía) y a los enanos dentro de los barriles, si realmente esas escenas van a pertenecer a la segunda película y no a la primera. Esto me parece relevante porque una de las cosas que me hizo desesperarme en la butaca y pensar que la película se me hacía larga era pensar "jooo, con todo el tiempo de película que ha pasado ya y AÚN tiene que pasar todo lo del Bosque Negro". Cuando, al final, evidentemente, la película se alargaba porque NO iba a aparecer el Bosque Negro. Creo que de haber sabido esto antes de verla el ritmo y la duración me hubiesen entrado mucho mejor.

A continuación, y esto ya son SPOILERS, detalles que me han gustado y que no me han gustado:


Lo que me ha gustado:

-Thorin, Thorin, Throin, Thorin... ¿he dicho ya que Thorin? ¡¡Richard Armitage is LOVE (y un actorazo como la copa de un pino)!!

-Y Bilbo, Gandalf, Galadriel, Elrond...

-La banda sonora y las canciones.

-Las imágenes de Erebor al principio de la película. ¡Impresionantes!

-La escena de los trolls. Es algo diferente a la del libro, pero en mi opinión es más coherente (no es muy creíble que unos enanos guerreros y curtidos vayan en parejas para que los acaben metiendo en sacos, lo lógico era que espiaran a ver qué pasaba y luego se lanzara en masa al degüello).

-Azog como malo. Muchos lo han criticado, pero yo lo encuentro comprensible y hasta aceptable. En toda pelíucla se necesita un malo maloso y Smaug no aparece en El Hobbit hasta pasadas tres cuartas partes del libro. Entiendo que se necesitara un antagonista, y teniendo en cuenta el trasfondo de la historia, me parece muy bien  que sea Azog. Ya sé que en realidad lo mató Dáin Pie de Hierro antes de los sucesos de El Hobbit, pero comprendo que, si Dáin no forma parte de la Compañía de Thorin, sea un poco morcilla meterlo en la historia (bastantes enanos hay ya).

-¡Los elfos y los enanos pegan hostias! Después de ignorarlos completa e injustamente en la trilogía de ESDLA (a Peter Jackson tampoco le hubeira costado tanto enseñar los combates en Erebor, el Bosque Negro y las Ered Luin, para demostrar que estas razas también estaban sitiadas por Sauron y no tocándose los cojones), POR FIN vemos a enanos y a jinetes arqueros elfos repartir estopa.

-Gollum y los acertijos en la oscuridad. Una de las mejores escenas de la película.

-La fidelidad general al argumento y al espíritu de la obra literaria. Tiene un sabor a Tolkien aún más intenso que la trilogía de ESDLA. Es cierto que no es una película tan oscura, épica y solemne como la trilogía, que tiene más toques de humor... ¡¡pero es que el libro es así!! El Hobbit y ESDLA tienen ritmo, atmósfera y estilo muy diferentes, y creo que es importante que esas diferencias se vean también en las películas.

-Dol Guldur, el Nigromante (que da mil veces más mal rollo que el Ojo de Sauron, por cierto), y el cameo del Rey Brujo.


Lo que no me acaba de convencer:

-Radagast. me ha caído simpático, pero hay actitudes suyas que rozan el ridículo; ¿de verdad había que ponerlo colocado con setas, o con un nido de pájaros en la cabeza y la mierda corriéndole pelo abajo? Todo el mundo se queja del trineo de conejos, pero a mí el dichoso trineo me parece incluso aceptable comparado con lo anterior. Radagast, con su amor por los animales, es un personaje que siempre me cayó bien y me ha molestado que lo conviertan en el Malkavian con Animalismo de la saga. ¡¡Y el pobre ericito casi me hizo llorar, me recordó a mi pobre ratita Esmeralda y me dio muchísima pena!! T___T

-Kili. No parece un enano, ¡no tiene barba! Parece el primo hermano de Aragorn, la verdad. Eso, y e hecho de que le interprete el tío bueno de Aidan Turner, me hace pensar que lo acabarán liando con la tal Tauriel en las siguientes películas. Tengo incluso pensado el destino que va a tener Y ojo que esto es un híper-mega-spoiler del final del libro, es decir, de TODA la trilogía peliculera al completo: Como el espectador no se tragaría ni con patatas (incluso a mí al leer el libro no me gustó nada) que Dáin Pie de Hierro acabe siendo Rey Bajo la Montaña cuando ni ha estado en la Compañía de Thorin ni le conocemos de nada, creo que a diferencia de lo que sucede en el libro Kili no morirá, sino que será el heredero de su tío Thorin y el Rey Bajo la Montaña. Lo cual significa que lo suyo con Tauriel, si ocurre, acabará mal, porque o ella muere (mi opción favorita), o no llegan a consumar a pesar de la tensión sexual porque él debe ser Rey de Erebor y ella es una elfa guerrera de los bosques, con lo cual su amor es imposible.

-Las escenas de acción y persecución son chulas, pero alguna de ellas se me hicieron un poco largas.

-Los gigantes de piedra. No es que me disgusten (de hecho están muy bien hechos), pero tampoco me acaban de convencer del todo. Creo que es una escena que alarga innecesariamente la película (y siempre se podría haber hecho el encontronazo con los trasgos de la manera que sucede en el libro).


Lo que NO me ha gustado:

-El Rey de los Trasgos no me ha gustado (¿era necesaria esa papada de metro y medio?) y la caída del puente de madera con los enanos encima es física y materialmente imposible. Eso no es espectacularidad; es pasarse tres pueblos.

-La invención rara de que el Rey Brujo estaba preso por magia en un ataúd. ¿Qué coño era, el Conde Drácula con una estaca al pecho?

-La idiotez de poner a un enano con un hacha clavada en la cabeza.

-¿Cómo puñetas es posible que Thorin entienda a Azog cuando habla lengua negra?

-¿Y cómo es posible que TODO el mundo reconozca a Thorin en cuanto lo ve? ¿Lleva una pancarta anunciándolo o qué?

-Thranduil, con las cejas de Groucho Marx, cabalgando en un alce llevando la corona que le ha cogido prestada al Rey Oberón y yendo con un ejército completo a Erebor... ¡para mandar a los enanos a la mierda y dar media vuelta en el último momento! Sinceramente, para eso mejor que no los hubiesen metido.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Ecos del pasado: el Romance de la Loba Parda


Hoy quisiera compartir con vosotros algo muy especial para mí. Me da la sensación, de un tiempo a esta parte, de que estamos perdiendo en España un bien cultural muy valioso al que demasiado a menudo no damos el valor que se merece: las rimas y canciones populares, esas que son anónimas y se van cantando de generación en generación. Seguro que muchos de vosotros habéis cantando alguna siendo niños ("el corro de la patata" o "el patio de mi casa", sin ir más lejos; ¿quién no la ha cantado jugando al corro?). Pero también hay muchas más, otras que se van perdiendo poco a poco. Y es una lástima, porque forman parte de la herencia cultural de nuestros ancestros, nos muestran cómo era la vida en tiempos antiguos, cuando el humo y los carromatos campaban a sus anchas por las ciudades y los pastores, arrieros y granjeros andaban a la buena de Dios por los campos de Aragón y de Castilla. Había gente que vivía y moría sin alejarse nunca de la aldea en la que nació, para la que nombres como Valencia, Sevilla, Madrid o Barcelona eran nombres tan exóticos y extraños como para nosotros podrían ser Jerusalén, Moscú, Pekín o Sidney. También había españoles semi nómadas, que cruzaban medio país cada año en las rutas trashumantes, para los que cada año era una aventura y que sólo tenían un cayado para defenderse a ellos mismos y a sus rebaños cuando mordía el frío del invierno y bajaban del monte los lobos.

De este mundo desaparecido, que todos deberíamos conservar en el corazón, hablan cientos de canciones, romances, coplas, y rimas populares varias. No sabemos quién las inventó, varían a veces según quien las diga, pero pasan de boca en boca, de generación en generación, y siempre deberíamos seguir transmitiéndolas, porque cuando los hombres las olviden se anquilosarán en una hoja de papel o se perderán entre las nieblas del tiempo, y empezarán a morir.
El poema que quiero compartir en mi blog es el llamado "romance de la loba parda". Según he podido averiguar investigando sobre el tema, se trata de un romance anónimo, originario de Extremadura, que los pastores trashumantes extendieron por Castilla y León, llegando a ser conocido incluso en Aragón. Algunas fuentes lo datan del siglo XV. Es especial para mí porque mi abuelo me lo recitaba por las noches, cuando me quedaba a dormir en su casa, junto con otras canciones pastoriles extremeñas y salmantinas. Él nació en un diminuto y hoy casi abandonado pueblo de la provincia de Salamanca, Alberguería del Campo (hoy se llama Alberguería de Herguijuela), y también fue pastor en su niñez, antes de irse a luchar a la Guerra Civil con poco más de dieciséis años, de modo que conocía muy bien la dureza de esa vida y el temor que todos los lugareños sentían hacia los lobos. Gran parte de esa sabiduría oral me la transmitió a mí en esas noches de mi niñez, cuando mi abuela se tenía que ir a dormir al antiguo cuarto de mi tía porque yo quería quedarme en la cama grande con mi abuelo, y dormirme escuchando sus cuentos. Aún puedo oír su voz, cantándome una canción triste, que me llenaba la cabeza de nostalgia, de preguntas y de historias: "Ya se van los pastores a las Extremadura, ya se van los pastores a la Extremadura. Todas las zagalas se quedan llorando, todas las zagalas se quedan llorando".
Comparto aquí la versión que yo conozco, que mi abuelo me contaba, del Romance de la Loba Parda, que para mí más que un romance es hoy una elegía porque me recuerda a él tan vivamente como si volviese a estar a mi lado. Me lo contaba de forma muy divertida, cambiando las voces según aparecían el pastor, los perros o la loba, y acompañando el relato con gestos. Cuando tenga hijos y nietos, tened por seguro que les contaré este romance tal y como mi abuelo me lo contaba a mí. Si os gusta, espero que vosotros también lo transmitáis y así, de padres a hijos y de abuelos a nietos, un trocito de nuestro pasado viva para siempre, como la memoria de nuestros ancestros.

Estando yo en la mi choza
pintando la mi cayada,
vi venir siete lobos
por una oscura cañada.
Venían echando suertes 

quién entrará en la majada;
le tocó a una loba vieja,
patituerta, cana y parda,
que tenía los colmillos
como puntas de navaja.

Dio tres vueltas al redil
y no pudo sacar nada;
a la cuarta vuelta que dio,
sacó la borrega blanca,
hija de la oveja churra,
nieta de la orejisana,
la que guardaban mis hijos
para el domingo de Pascua.

-¡Aquí, mis siete cachorros,
aquí, perra trujillana,
aquí, perro el de los hierros,
a correr la loba parda!
Si me cobráis la borrega,
cenaréis leche y hogaza;
y si no me la cobráis...
¡cenaréis de mi cayada!

Los perros tras de la loba
las uñas esmigajaban;
siete leguas la corrieron
por unas sierras muy agrias.
Al llegar a un cotorrito
la loba ya va cansada:
-Tomad, perros, la borrega,
sana y buena como estaba.


-No queremos la borrega
de tu boca lobadada,
que queremos tu pellejo
pa' el pastor una zamarra

de la cabeza un zurrón,
para guardar las cucharas;
y de las tripas viyuelas
para que bailen las damas.