miércoles, 16 de agosto de 2017

Juego de Tronos: El fanfic strikes again (Capítulo 5, Temporada 7)


Llega el quinto episodio de esta temporada, y yo cada vez estoy más alucinada. Porque, señores, en este episodio hemos batido todos los récords: en el mismo capítulo tenemos a Daenerys en el Dominio, luego en Rocadragón con Jon Nieve, y acto seguido a ese mismo Jon Nieve otra vez en el Norte. Concretamente, en el MURO. ¡Todo eso en un sólo capítulo! Bueno, BRAVO. Bravo por Air Ponienti, la mejor compañía aérea del medievo, o bravo por Hermione Granger, que se atrevió a viajar de Hogwarts hasta Poniente para proveer a todo el mundo de trasladores. Porque si no, no entiendo cómo mientras unos personajes hacen viajes que requerirían semanas o meses, para otros no pasa el tiempo en absoluto. Entran y salen como si no existieran las distancias. A ver, soy consciente de que a veces son necesarias las elipsis, pero una cosa es una elipsis y otra cosa muy distinta es ir moviendo a los personajes en cuestión de días por una extensión de terreno que tiene el tamaño de América del Sur. ¿Os imagináis cuánto tardaría alguien que fuera a caballo o en barco de vela desde Motevideo a Caracas? Por pura curiosidad lo he mirado en Google Maps, y andando vendrían a ser 76 días SIN PARAR. Si, dijéramos, caminamos durante 12 horas (una puta matada) y dedicamos las otras doce a comer, dormir y descansar, yendo a lo que se conoce como "marcha forzada", serían 6 MESES de paseo. Un caballo no podría ir mucho más rápido, porque si lo llevas al galope revientas al animal en poco tiempo, y en Poniente, que nosotros sepamos, no hay un sistema de postas. Un barco iría un poco más rápido (unos 15 km/h si los vientos y las corrientes son propicios), pero aún así tardaría casi dos meses en llegar a Guardaoriente del Mar. Con lo cual estamos hablando de un capítulo de Juego de Tronos que condensa alrededor de tres meses en el bando Jon-Daenerys mientras que en el bando Jaime-Cersei pasan apenas unas semanas.
Pero bueno, dejando las incoherencias espacio-temporales, aparte, la mayor parte del capítulo me ha parecido bastante falto de sentido, como por ejemplo que se den ciertos encuentros entre personajes y éstos se guarden para sí información lógica que deberían haber compartido cuanto antes. Lo que tampoco entiendo, no sé si será cosa mía o vosotros también lo pensáis, es por qué los actores van volviéndose cada vez más inexpresivos en esta temporada. ¿Por qué transcurren los capítulos sin que los personajes cambien la expresión de su cara? Pero hoygan, si siquiera cuando les dicen "tu ejército ha perdido", "tu ejército ha ganado", "tus aliados han muerto" o "tus hermanos siguen vivos". NADA. Jon tiene cara de "soy emo", Tyrion de "me siento culpable por combatir contra mi familia", Daenerys de "soy Daenerys Targaryen la Primera de Su Nombre la Que No Arde la De Los Mil Títulos Arrodíllate Ante Tu Reina", Varys de "ay Señor, qué vida ésta", Cersei de "el Mundo me da Asco" y Jaime de "soy un perrito faldero". Dado que los actores son bastante buenos y nos lo han demostrado en multitud de ocasiones, lo único que se me ocurre es que sigan instrucciones de los directores, pero, ¿qué pretenden mostrar los directores? ¿Que tras todo lo que han sufrido los personajes han perdido todo su carisma y sus sentimientos, tienen el corazón de piedra y se limitan a tirar adelante por pura inercia? Pues menos mal que respiran, porque si no, ya podrían ingresar directamente en el Ejército de los Muertos como zombis.
Para analizar a fondo el fanfic de esta semana, vamos a los SPOILERS:


PUENTEAMARGO: Aquí lo que me está dejando flipada es la reacción del fandom. En serio. Para mi gusto es la mejor parte del capítulo: Daenerys reune a los supervivientes del vencido ejército Lannister-Tyrell y les dice que ella no es como Cersei, que no tiene intención de destruir indiscriminadamente a sus enemigos ni hacer sufrir a inocentes, y les ofrece el perdón: si se unen a ella, juntos podrán dejar Poniente mejor de lo que lo han encontrado. Algunos se arrodillan; otros dudan, aunque tras un rugido de Drogon se acojonan bastante y doblan la rodilla. Quienes no ceden ni queriendo son Randyll y Dickon Tarly, lo cual me parece bastante estúpido: Tarly ha demostrado que no tiene lealtad, que es un cambiacapas y que se arrima al sol que más calienta; de no ser así, no habría traicionado a sus señores para ayudar a los asesinos de la reina Margaery a conquistar Altojardín y matar a la última superviviente de la familia Tyrell, lady Olenna. Pero resulta que, incomprensiblemente, el traidor cambiacapas y oportunista se ha convertido de repente en un vasallo tan leal, que prefiere su muerte y la de su hijo, y con ello la extinción de su Casa, antes que abandonar a Cersei para seguir a Daenerys. De hecho, no acepta ni siquiera la sugerencia de Tyrion de ir al Muro, a la que Dany parecía proclive, porque "como no eres mi reina, no me puedes mandar al Muro". Lógicamente lo único que puede hacer Daenerys después de haber dicho delante de todo el ejército Lannister "rendíos o morid", es condenarlos a muerte. ¿Qué otra cosa se puede hacer con un general enemigo que se niega a rendirse?
Pues, increíblemente, he leído bastantes comentarios al respecto de esta escena diciendo que Daenerys muestra ser igual que Cersei, que es una tirana, o incluso que está desarrollando la misma locura que su padre. Vamos a ver, igual me he perdido algo, pero en un mundo medieval normal, el proceder normal de un monarca magnánimo pero no tonto es ofrecer el perdón al enemigo que se arrodille y acabar con el que demuestre ser una amenaza. ¿Qué iba a hacer Daenerys con un señor y su heredero que se niegan a arrodillarse, rehusan el perdón y se niegan incluso a ir al Muro? ¿Decirles "bueno, no pasa nada, soy una reina pacifista y hippy, paz y amor, volveos con Cersei y seguid luchando por los Lannister, y aquí tenéis una piruleta rosa para el camino"? Joder, que estamos en una guerra. Daenerys no es cruel, no es sanguinaria, no es vengativa. Varys hablaba de "los traidores a los que el rey Aerys quemaba mientras ellos suplicaban piedad". Ni Randyll ni Dickon suplican piedad; es más, se les ofrece la piedad y la rechazan. ¿Cómo van a ser comparables?
Me parece que aquí hay una increíble hipocresía y doble rasero, tanto por parte de los personajes como por parte de los espectadores. Cuando Eddard Stark decapitó al desertor de la Guardia de la Noche del episodio piloto, todo el mundo lo consideró justo. Cuando Sansa echó a Ramsay a los perros, todo el mundo lo consideró justo. Cuando Joan Nieve ahorcó a Ollie, a ser Allister y a los demás traidores de la Guardia, todo el mundo lo consideró justo. Cuando Arya ejecutó a toda la familia Frey, todo el mundo lo consideró justo. Es más, cuando la propia Daenerys quemó vivos a los esclavistas de Astapor, también todo el mundo lo consideró justo. ¿Y ahora resulta que por quemar a dos enemigos, que se niegan a aceptar su perdón y que además de enemigos son traidores y cambiacapas, está loca y es igual que Cersei y su padre?
Para más inri, los Tarly no sólo son traidores a la Casa Tyrell, sino a la propia Daenerys, ya que cambiaron de bando por los Lannister después de que Lady Olenna se uniera a la causa Targaryen. Lord Randyll Tarly es el responsable directo de que Daenerys haya perdido a una de sus principales aliadas, y aún así ella le da la oportunidad de recibir el perdón y volver a luchar a su lado. ¡Y va el muy idiota y dice que no! ¿Se os ocurre una condena a muerte más justificada? ¡Si la estaban pidiendo a gritos!
Obviamente los soldados Tyrell-Lannister no son tan cazurros y aceptan rendirle pleitesía a Daenerys.

PD: ¡Oooh, Jaime está vivo, QUÉ SORPRESA! ¡No me lo esperaba para nada, en serio! Se nota que la historia ya no la escribe George R.R. Martin, hay demasiadas salvaciones milagrosas. Si Jaime Lannister en las novelas llega a cargar frontalmente contra un dragón y éste le lanza una llamarada, ya podíamos ir todos despidiéndonos del Matarreyes.



ROCADRAGÓN: Ser Jorah "Friendzone" Mormont regresa a Rocadragón, deseando ver a Daenerys, sólo para descubrir que su querida khaleesi le lanza miraditas de refilón a un tal Jon Nieve. De verdad que me da penica este hombre, aunque muy listo tampoco es, cuando tiene a Jon delante y se olvida por completo de mencionar a Sam. La que tampoco está muy católica es Daenerys, que después de... de... (eh, ¿alguien sabe qué ha hecho esta mujer con el ejército ex Tyrell-Lannister?), decide que le va a pedir a Cersei PARLAMENTO, porque quiere un ARMISTICIO. Tócate los ovarios, Catalina. La ha dejado sin ejército, sin víveres, sin aliados (a excepción del Pirata Pirado), y ni siquiera tiene a los mercenarios de la Compañía Dorada hasta que no los contrate (por rápidos que vayan los aviones de Air Ponienti, me imagino que aún no existen las transferencias bancarias por internet). En resumen, la tiene vencida. ¡Coño, plántate con los tres dragones en Desembarco del Rey y toma el trono de hierro! ¿Quién te va a plantar cara? ¿Los capas doradas? ¿La Guardia Real, todos ellos unos mantas a excepción de Jaime? ¿Con tres dragones delante? Si Cersei no confiaba en su lealtad cuando las tropas de Stannis estaban a las puertas, ¿van a ser leales con un ejército de dothrakis y tres putos DRAGONES que parecen Smaug, Glaurung y Ancalagon el Negro? Pero nooo, resulta que los guionistas no quieren cargarse tan pronto a Cersei y a Jaime, de modo que ala, vamos a parlamentar y a darles tiempo de que se recuperen cuando estaban derrotados.
Ah, pero que eso no es todo. Para que Cersei les escuche, Jon Nieve decide que nada mejor que volver al Muro (total, está ahí al lado), en una misión suicida (total, sobra gente en Poniente), cazar un zombie (total, no van en grupos de dos millones ni son agresivos ni nada), y llevarlo a Desembarco del Rey (total, con lo fácil es que transportar zombis de un lado a otro). Brillante, muchachos. Mucho más rápido, fácil y seguro que ir a Desembarco del Rey y someter a Cersei Lannister a una llamarada de mil grados de temperatura.



INVERNALIA: Los señores que hace unos cuántos (¿días? ¿meses? ¿años? ¿whatever?) aclamaban a Jon como Rey en el Norte, pasando por encima de su hermana Stark legítima, ahora deciden que Jon lleva mucho tiempo fuera y que mejor nombrar Reina en el Norte a Sansa. Sansa dice que "vamo a calmanoh", que las misiones displomáticas en el Sur con reinas conquistadoras que tienen tres dragones llevan su tiempo, y que esperen a que Jon regrese. Parece que el descontento es fruto de Petyr Baelish, que va por ahí maquinando para que a Jon Nieve le den la patada y Sansa se convierta en reina (para hacerle rey a él después, supongo). Por algún extraño motivo que se me escapa, Sansa y Arya desconfían absolutamente la una de la otra, ni siquiera se han contado qué ha sido de ellas durante el tiempo que han estado separadas, y encima Arya se ha vuelto completamente estúpida y cree que el mejor modo de tener contentos a los señores norteños es cortándoles la cabeza. Y por algún otro extraño motivo que también se me escapa, Petyr Baelish decide tenderle una trampa a Arya y hacer que desconfíe todavía más de su hermana haciendo que encuentre y lea la carta que ésta escribió en la primera temporada cuando era prisionera de los Lannister. Arya debería ser lo bastante astuta como para entender la carta y su contexto, pero teniendo en cuenta sus anteriores sugerencias sobre decapitaciones, ya no estoy tan segura de su inteligencia.
El que también parece que tiene más seso que nieve en la cabeza es Bran, que sabiendo que Jon está en Rocadragón de parlamento con Daenerys, es capaz de avisarle de que los Caminantes Blancos se acercan a Guardarioente del Mar pero NO es capaz de escribirle una notita que diga "Hola, Jon, gracias a mi videncia he averiguado que eres hijo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen, coméntaselo a Daenerys que lo mismo le interesa".



DESEMBARCO DEL REY: Cersei está preñada. Eso dice. Supongo que de Jaime, porque que yo sepa a Euron todavía no se lo ha trincado. Y ha permitido que Tyrion volviera a la Fortaleza Roja sin asesinarlo de inmediato, ya, porque ella lo sabe todo. ¿Cómo se ha enterado? Ni lo sabemos ni nos lo explican. Da igual, el capítulo ha perdido toda su coherencia hace rato.
Aquí tenemos dos reuniones, una bastante absurda de Tyrion con su hermano Jaime, y otra más interesante de ser Davos con Gendry, que al parecer en algún momento hace dos o tres temporadas se aburrió de remar y decidió volver a Desembarco del Rey, justo de donde había tenido que salir escopeteado porque Cersei Lannister quería su cabeza de bastardo en una bandeja de plata. Muy lógico todo, porque total, no es que haya vecinos ni conocidos suyos que recordasen su cara y lo muy interesados los capas doradas en atraparle, a nadie se le ocurriría darle el chivatazo a Cersei a cambio de unas monedas, claro que no, ¡en el Lecho de Pulgas somos pobres pero honrados! En fin, el caso es que ser Davos va a ver a Gendry y éste le dice que lleva todas estas temporadas esperando a que alguien viniera a por él y se lo llevara a cazar orcos de viaje por la Tierra Media a hacer algo interesante en la trama del fanfic. Así que coge su martillo, manda la fragua a tomar por culo y se va con Davos a Rocadragón.
Antes de irse, ocurre una última escena muy emocionante en la que dos guardias descubren el bote del ex contrabandista amarrado en esa cala oculta por la que presuntamente no pasaba nadie (igualito que en la vida real: basta que aparques en esa esquina con línea amarilla donde todo el mundo deja el coche sin que nunca ocurra nada, para que pase la Policía Local y te deje una receta). Ser Davos lo soluciona rápido con un generoso soborno, pero los guardias son unos capullos y se demoran el tiempo suficiente para que aparezca Tyrion, que camina a plena luz del día sin preocuparse por nada como si no fuera el puto enano más buscado de Poniente. Al final Gendry tiene que cargarse a los guardias a martillazos, pero increíblemente a nadie se le ocurre meterlos en el bote para deshacerse de ellos tirándolos al mar. Es más, ¡a ser Davos ni siquiera se le ocurre recuperar los treinta dragones de oro que les había dado de soborno! Muy bien, chicos, dejad los cadáveres ensangrentados de los guardias en la playa con los bolsillos llenos de oro. Toda una sutileza digna del contrabandista más astuto.



ANTIGUA: A Sam le da una pataleta y decide largarse de la Ciudadela por las buenas, no sin antes robar un puñado de pergaminos. ¿A dónde demonios proyecta ir? ¿De vuelta al Muro? ¿A Colina Cuerno con Elí? ¿Este hombre se acuerda que sigue siendo un hermano de la Guardia de la Noche? Pero su espantada no se produce antes de que Elí, de pura chorra, encuentre un documento que, mire usted qué casualidad, dice que Rhaegar Targaryen anuló su matrimonio con Elia Martell para casarse con Lyanna Stark. A ver, soy consciente de que esclarecer el pasado de Jon y su verdadera identidad en esencial para la trama. Pero no es nada serio hacerlo mediante un truco de guión burdo, artificioso y absurdo. El descubrimiento de Elí, además de ridículo, era innecesario, por un variado cúmulo de razones:

1) Cuantos menos deus ex machina, mejor. Ya tenemos a Bran como proveedor oficial de flashbacks, si queremos saber algo del pasado, lo tenemos a él. No hace falta que Elí encuentre un documento que, oh sorpresa, estaba ahí pero nadie sabía de su existencia ni lo había sacado a la luz jamás, lo cual es de lo más absurdo teniendo en cuenta que habría cambiado por completo el curso de la rebelión de Robert: si hacemos memoria, el casus belli de los Baratheon y los Stark para levantarse en armas contra los Targaryen fue "el secuestro y la violación" de Lyanna. Si había un documento oficial que demostrada que Lyanna no sólo NO era víctima de un secuestro y una violación, sino que era esposa legítima de Rhaegar y reina consorte de los Siete Reinos, ¿por qué puñetas los Targaryen no lo hicieron valer ante los Baratheon y los Stark para hacerles firmar la paz?

2) A Rhaegar no le habrían permitido anular su matrimonio ni la Fe, ni el Consejo Real, ni mucho menos el rey Aerys: era una unión legítima y consumada con la princesa de Dorne, que ya le había dado dos hijos legítimos. La anulación podría haber convertido en ilegítimos al príncipe Aegon y a la princesa Rhaenys, causando un conflicto dinástico del copón. Eso sin hablar del conflicto aún mayor que habría causado con la Casa Martell.

3) Todo el mundo, incluso Jaime Lannister y ser Barristan Selmy, coinciden en que Rhaegar era un hombre caballeroso y honesto. Por lo que sabemos de él, es imposible que decidiera deshonrar de esa manera a su esposa, a la que tenía gran afecto y respeto aunque no estuviera enamorado de ella. Hay que tener en cuenta que una anulación en un mundo medieval como Poniente no es como divorciarse en la España del siglo XXI: debía existir una causa legítima, tal como la infidelidad, la traición, la impotencia o la esterilidad. Cualquiera de esas alegaciones habría resultado en grave deshonra de Rhaegar o de Elia, y en un terrible perjuicio para su hijos Aegon y Rhaenys. Rhaegar jamás habría hecho algo así. ¡Si ni siquiera Aegon el Indigno hizo algo semejante con la reina Naerys!

4) Por último, a Rhaegar no le hacía falta repudiar a Elia para casarse con Lyanna. En la historia de Poniente hay un claro antecedente de bigamia real, y es el de Aegon el Conquistador con sus dos hermanas-esposas, Visenya y Rhaenys. Ambas eran esposas legítimas, ambas le dieron herederos legítimos. Cierto es que la bigamia no es comúnmente tolerada en Poniente, pero el incesto tampoco lo es, y a los Targaryen se les permitía el matrimonio incestusoso entre hermanos como única excepción. ¿Por qué no se le iba a permitir a Rhaegar entonces casarse con Elia y con Lyanna, cuando podría haber invocado el precedente de Aegon y sus hermanas para legitimarlo?



GUARDAORIENTE DEL MAR: Gracias a los siempre puntuales servicios de Air Ponienti (su línea aérea de confianza, ¡pregunte YA por nuestra Tarjeta Cliente Premium y benefíciese de increíbles ofertas!), ya está en Guardaoriente del Mar el Dream Team de Poniente. Pero ojo, ¡que Jon Nieve, Pagafantas Mormont, Tormund Matagigantes y Gendry Martillotrueno no vienen solos! Resulta que en las celdas de Guardaoriente están el Perro y media Hermandad sin Estandartes, que hace muchos capítulos que no los veíamos y resulta que allí han terminado, cosas del destino. Si la sexta fue la temporada-escoba, la séptima es la temporada-elipsis. ¿A quién cojones le importa cómo han acabado esos pardillos en el Muro? ¡Han acabado y punto! ¡Eh, mira, zombis y dragones! ¿Acaso no has venido aquí a ver zombis y dragones? Porque como ha llegado el invierno, hace tanto frío que ya ni siquiera enseñan TETAS.
 Bueno, a lo que íbamos, que me distraigo. Thoros, el Perro y Lord Beric deciden unirse a los Cazadores de Zombis porque en las celdas se aburren, y los Siete Magníficos cruzan las puertas en dirección al otro lado del Muro, listos para enfrentarse a innumerables peligros. ¿Sobrevivirán todos? Yo no contaría mucho con ello, esto tiene toda la pinta de ser un mata-secundarios-sobrantes-de-cara-al-gran-final. ¿Quién caerá? ¿Beric? ¿Tormund? ¿Thoros? ¿El Perro? ¿Ser Jorah? ¿Varios de ellos? ¿Todos a la vez? ¡Tendremos que esperar a la próxima entrega del fanfic para saberlo!


lunes, 14 de agosto de 2017

Jonerys no es Disney, capullos


Ya he visto el quinto capítulo, y sí, estoy preparando reseña para esta noche o mañana lo más tardar. Pero antes de publicar la reseña, me gustaría hacer una reflexión personal acerca de un tema que me deja bastante flipada: se trata de las reacciones del fandom sobre la posibilidad de que Jon Nieve y Daenerys Targaryen acaben juntos.
Quede claro, desde el principio, que esto se refiere únicamente a la serie, el fanfic más caro del mundo. En los libros la historia va demasiado atrasada como para prever en serio lo que va a suceder, y además, como George R.R. Martin ha dejado bien claro, las novelas van a seguir un arco argumental muy diferente del que sigue la serie. Es posible que algunas tramas coincidan, pero no sabemos cuáles, y desde luego la inmensa mayoría van a ser muy diferentes. Por no saber, ni siquiera sabemos si Jon Nieve resucitará o no en los libros. No sé hasta qué punto apostar por ello, teniendo en cuenta que han decidido fusionar su personaje con el de Aegon, inexistente en la serie, así que mucho ojo.

Sea como sea, a medida que la serie va insinuando que Jon y Dany podrían acabar juntos, muchos se han llevado las manos a la cabeza diciendo que es "telenovelesco", "previsible", "forzado" o incluso "Disney". Vamos a ver, señores, en primer lugar previsible lo será ahora, porque en las primeras temporadas dudo mucho que nadie pensara que Daenerys Targaryen y Jon Nieve iban a acabar liándose. En segundo lugar, calificar una historia cruda, pesimista, amarga y grimdark como ésta, solamente porque dos de los personajes principales puedan acabar juntos, me parece de lo más absurdo. Un final Disney es un final en el que todo acaba bien, los pajaritos trinan, las flores se abren y la gente del pueblo canta una canción sobre los sueños hechos realidad mientras el príncipe y la princesa se funden en un beso de amor verdadero. Creo que todos tenemos claro que un final así en Juego de Tronos es totalmente imposible, por mucho que Jon y Daenerys acaben juntos. De hecho, no sólo NO sería un final telenovelesco o Disney, sino la única opción lógica para estos dos personajes. Y lo es, principalmente, por tres motivos:


-Jon es el Rey en el Norte, y no parece tener intención de doblar la rodilla ante Daenerys. Sin embargo, a ninguno de los dos les interesa tener al otro como enemigo, y ambos se necesitan mutuamente para lograr sus objetivos, que además son compatibles: la meta principal de Daenerys es hacerse con el trono de hierro, y la de Jon derrotar los Caminantes Blancos, pero ni a él le interesa que los Lannister gobiernen ni a ella que un ejército de muertos vivientes asole su reino. El único modo de unir sus fuerzas sin que ninguno de los dos tenga que renunciar a su título o a su orgullo es unirse en matrimonio. Ojo, esto no tiene NADA que ver con el amor; hablo de mera estrategia política. La propia Daenerys le dio la patada a Daario hace una temporada porque "el mejor modo de establecer alianzas es el matrimonio". Si el Rey en el Norte y la Reina de Poniente se unen, sus reinos se convierten en uno solo: los Siete Reinos reunificados de nuevo, sobre los cuales gobernarían sus descendientes (sí, sé que en teoría Daenerys se quedó estéril tras el malogrado parto de Rhaego, pero teniendo en cuenta que estamos en un mundo donde la magia es capaz de resucitar a los muertos, no creo que sea tan complicado devolverle la fertilidad a una mujer estéril).


-Jon y Dany son los únicos Targaryen vivos del mundo. Tradicionalmente los Targaryen se han casado entre parientes para mantener la pureza de sangre. La propia Daenerys no es contraria a esta tradición: al menos en los libros se menciona que, desde niña, había asumido que cuando fuera mayor se casaría con su hermano, de modo que, si quiere mantener la tradición familiar, el único candidato posible es su sobrino Jon. Está sobradamente demostrado que los Targaryen aceptan e incluso prefieren el incesto, pero en cualquier caso lo de Jon y Dany no sería tan grave, puesto que no son hermanos sino tía y sobrino. Su matrimonio, al igual que el de los primos hermanos, sería legal incluso en el mundo real actual (previa dispensa judicial y/o canónica).


-Ausencia de más candidatos propicios: Es un hecho que tanto Jon como Daenerys deberían terminar casándose, ya sea por amor o por interés político. La soltería vocacional es un lujo que los líderes de las grandes Casas nobles no pueden permitirse, porque necesitan un heredero que perpetúe su linaje. En cierto que Jon, una vez se descubra que no es Stark sino Targaryen, tendría otras opciones aparte de Daenerys: sus primas Sansa o Arya e incluso Lyanna Mormont cuando creciera. (De hecho, sabemos que en la idea original aunque posteriormente desechada que George R.R.Martin presentó a sus editores allá por el año catapún, Jon y Arya terminaban juntos). Pero, ¿para qué necesitaría una alianza con el Norte, si ya es su rey? Lo lógico sería hacer alianzas con otra Casa. Y ocurre que todas están extinguidas o carecen de parientes femeninas salvo tres: la suya, los Lannister y los Targaryen, Como no creo que nadie piense en serio que a Jon le conviene casarse con Cersei, sólo le queda Daenerys.

A su vez, Daenerys está en una posición similar: Edmure Tully ya está casado, Robalito Arryn es un niño enfermizo con nulas posibilidades de sobrevivir al invierno, no quedan Tyrells, Martells ni Baratheons legítimos y Jaime Lannister es un Guardia Real y leal hasta la estupidez a la loca de su hermana, de modo que las opciones matrimoniales de Daenerys se resumen a tres personas: Tyrion Lannister, Jon Nieve y el pagafantas de Jorah Mormont. Teniendo en cuenta que Jorah es su vasallo y Tyrion su Mano, la unión más lógica es con el Rey en el Norte.


Así que esto es lo que hay. Nos puede gustar más o menos, pero ahora mismo la única opción lógica de estos dos personajes es el matrimonio. Eso no significa que se enamoren, que se vayan a llevar bien o que sean felices para siempre, ni siquiera que los dos sobrevivan al final de la guerra: una vez se haya solucionado el problema de fertilidad de Daenerys, nada impediría que Jon muriera heroicamente luchando contra los Caminantes Blancos y que ella se quedara, embarazada y sola, gobernando los Siete Reinos. O al revés: que tengan un crío, Daenerys muera, y Jon, convertido en rey, tenga que criar solo al bebé. Pero que de un modo un otro deberían casarse no lo dudo ni por un momento. Lo realmente absurdo, lo forzado y lo que no tendría ningún sentido sería lo contrario.

viernes, 11 de agosto de 2017

Juego de Tronos: El fanfic strikes again (Capítulo 4, Temporada 7)


Me complace admitir que este capítulo me ha gustado más que los dos anteriores, tal vez porque no tenemos al cansino de Euron-Jódetex-Machina y sus milagros de Lourdes entre nosotros (confío fervientemente que se lo carguen al final de esta temporada, porque como personaje me está resultando más cansino que Joffrey y Ramsay juntos). Del mismo modo que no tenemos a Euron, tampoco tenemos al Perro, ni a Sam. Tal vez sea porque este es un capítulo con súper batalla, y casi todos los capítulos de esta índole sacrifican las subtramas menores porque necesitan mucho tiempo seguido con el arco final del episodio.
A quienes sí tenemos es a Jon y Daenerys, que siguen con esa tensión sexual que los caracteriza. Tenemos a un Tyrion Lannister torturado entre su deseo de venganza contra Cersei y su amor fraternal por Jaime, dicotomía que no existiría si esto fueran los libros porque el factor Tysha, inexistente en la serie, hace que Tyrion esté tan resentido con su hermano como con su hermana. También tenemos la batalla antes mencionada: una batalla épica que, por fin, me ha hecho subir el hype por las nubes en lugar de torcer el gesto.
Vamos a hablar de todo ello (y de muchas cosas más) en los SPOILERS:


INVERNALIA: Siguiendo la línea del capítulo anterior, Meñique ha perdido su mojo, su flow y todos sus bonificadores a Carisma, Manipulación y Subterfugio. Nadie le hace ni puto caso. Su función consiste básicamente en sonreír enigmáticamente mientras acecha desde los balcones y lanzarle miraditas a Sansa. Arya llega a Invernalia, ya que la muy machota ha cogido otro de los muchos vuelos que la línea Air Ponienti ofrece a nobles y plebeyos y se ha plantado de la Tierra de los Ríos en Invernalia en el mismo tiempo que yo tardo en comprar el pan a la vuelta de la esquina. Su reencuentro con Sansa es ligeramente (ojo, sólo ligeramente) más emotivo que el de Bran. Su reencuentro con el propio Bran es más o menos así:




Meñique le regala a Bran el cuchillo de acero valyrio con el que intentaron matarlo en la primera temporada because potato. Bran se lo da a Arya, y acto seguido despide de una patada a la pobre Meera, mandándola de vuelta al Cuello, a la mierda y a la friendzone en un sólo movimiento. Me ha parecido sumamente indignante: después de todos los sufrimientos que ella misma ha soportado, después de perder a su hermano y arrastrar a Bran a lo largo de centenares de kilómetros ella sola (!), el personaje de la joven Reed se merecía algo mejor. Aunque, teniendo en cuenta cómo se dedican los guionistas del fanfic a librarse de los secundarios, es una suerte que no la hayan matado.


 DESEMBARCO DEL REY: Hay un banquero braavosi que sigue merodeando alrededor de Cersei para que le pague lo que les debe, al más puro estilo el cobrador del frac. El oro saqueado de Altojardín va de camino a la ciudad, así como víveres y suministros varios (luego veremos que esto es muy relativo). Poco más que decir de esta escena.


ROCADRAGÓN: ¿Es cosa mía o Jon Nieve empieza a hacerle ojitos a Daenerys? Da igual. Sea como sea, decide llevar a la reina a las entrañas de la fortaleza para mostrarle las pinturas rupestres que los Niños del Bosque hicieron en referencia a los Otros. Daenerys, que sigue más bien escéptica (por lo que ella sabe, las pinturas podría haberlas dibujado él), le contesta que las rosas son rojas y las violetas son azules, pero que o se arrodilla a jurarle lealtad o va a combatir él solo a los puñeteros zombis. No obstante, cuando Tyrion y Varys llegan con las noticias de lo que ha pasado en Roca Casterly, Daenerys monta en cólera, comienza a desconfiar de Tyrion (entre nosotros, pero qué sosérrimo está el enano esta temporada, se lo podrían cargar y no nos enteraríamos) y le pide consejo a Jon. Éste y los demás le dicen que si se convierte en una reina quema-fortalezas el pueblo no la querrá (y un cuerno, el pueblo es una masa de borregos sin memoria que le está haciendo la ola a Cersei cuando en la temporada anterior casi iban a lincharla). Daenerys, lógicamente, pone cara de "y si no puedo usar a mis dragones, ¿entonces dónde está la puta ventaja de tenerlos?", que seguramente también están poniendo todos los telespectadores desde sus casas.


PUENTEAMARGO: Nota preliminar: La escena final del capítulo sucede de camino desde Altojardín a Desembarco del Rey. He escogido Puenteamargo, o más bien sus alrededores, porque es el único punto en que el Camino de las Rosas se junta con el Mander, que es el río que Jaime, Bronn y los soldados están bordeando cuando algo empieza a oler a podrido en Dinamarca. Por el mismo motivo, es el lugar más lógico para que Daenerys tienda una emboscada: es el único camino lo bastante grande como para trasladar los carros y al ejército, y si quieren cruzar el Mander no van a tener más remedio que pasar por el puente. Queda en el aire, por supuesto, cómo Jaime Lannister es tan previsor como para llevarse el lanzavirotes de Qyburn por si acaso, pero no se le ocurre mandar exploradores camino arriba para asegurarse de que no hay, por ejemplo, un ejército de diez mil dothrakis sedientos de sangre acechando. Porque está claro que la carga de caballería pilla de sorpresa a todo el mundo (es más, de no ser por los gritos de guerra de los jinetes, me da la sensación de que no se habrían dado cuenta de nada hasta que no los tuvieran encima).
Y por fin, POR FIN, vemos una batalla épica y gloriosa esta temporada. Si la batalla naval fue de vergüenza ajena y la toma de Roca Casterly una simple escaramuza, el espectador por fin tiene ante sí una escena impresionante, donde por fin vemos a los dothraki en acción contra soldados ponienti, convertidos en una letal fuerza de caballería ligera que no se amedrenta ante la infantería con lanzas y que usa las mismas técnias de combate que los mongoles y los partos. También vemos en acción a Drogon y a Daenerys, después de siete temporadas esperando. Impactante, épico y brutal el modo en que un dragón irrumpe en medio de una batalla medieval clásica, como si fuera un bombardero que en lugar de soltar bombas escupe napalm. EL lanzavirotes (en singular, tócate los webs, al final resulta que solamente era uno), que los Lannister llevaban consigo por si acaso (apuesta bastante arriesgada; por lo que sabe Cersei, era mucho más probable que Daenerys mandase su dragón contra la Fortaleza Roja), tiene el destino que una servidora predijo hace dos reseñas que tendría: fallar el primer disparo, acertar (de pura chorra) haciendo una herida superficial en el segundo, y estallar en llamas en cuanto Drogon se acerca lo suficiente y Daenerys dice "dracarys". Supongo que después de esta experiencia la Reina Dragón tendrá suficiente sentido común como para ponerle armadura a sus reptiles antes de la batalla, igual que los caballeros medievales protegían en cuello, la cabeza y el vientre de sus caballos con placas de metal.
No queda demasiado claro el destino de Jaime, Bronn y Lord Tarly. Alguien lanza a Jaime al río Mander, y la cosa queda en plan cliff-hanger, haciéndonos creer que el Matarreyes podría morir, pero francamente no creo que lo haga. Al menos, no todavía. Apuesto a que el salvador es Bronn y a que sacará del río a Jaime antes de que se ahogue de manera irreparable.
Lo único que me fastidia de esta escena es que no queda claro si Drogon ha quemado los suministros, el oro o las dos cosas a la vez. Porque lord Tarly le dice a Jaime al principio que el pago al Banco de Hierro bravoosi ya está en Desembarco del Rey, pero por otra, éste saca una bolsa de oro de un carromato lleno de lingotes y se la da a Bronn. ¿Han quemado todo el oro? ¿Sólo una parte? ¿Había varios carromatos? Habrá que esperar al próximo capítulo para saberlo.

jueves, 10 de agosto de 2017

Juego de Tronos: El fanfic strikes again (Capítulo 3, Temporada 7)


Lo primero, mis disculpas por hacer la reseña con una semana de retraso, pero ocurre que soy un ser humano (ejem) y que, como tal, me paso tooodo un largo año esperando las VACACIONES. Como desde que me convertí en Estelwen Mamá estamos haciendo viajes dentro de la Península para no estar muchos días separados de la nena, este año ha tocado Soria y alrededores. Y como hemos intentado ver todo lo posible, las jornadas que nos hemos pegado la que suscribe y mi señor esposo han sido maratonianas: de levantarse a las ocho de la mañana, pasar todo el día pateando y llegar al hotel de vuelta a las 11 de la noche. En definitiva, que he acabado más reventada que en un día normal de trabajo (ahora estoy en esas segundas vacaciones descansando de las primeras vacaciones, je), y no he tenido un segundo libre para ponerme a escribir la reseña, porque los que tenía disponibles he preferido dedicarlos a comer, dormir y esas cosas que hacéis hacemos los mortales. Para compensar, prometo reseña del capítulo 4 esta misma noche.
Pero bueno, vosotros no habéis venido aquí a que os cuente mi vida sino a leer la reseña del tercer capítulo del fanfic. Lo que MENOS me ha gustado, pero con mucha diferencia, es la puñetera flota de Euron-Jódetex-Machina. No sé a vosotros, pero a mí me está dando la sensación de que esta temporada las cosas van aceleradísimas, pero aceleradísimas de cojones. Los personajes no parecen desplazarse andando, a caballo o en barco, no: van en jet supersónico. Cruzarte medio Poniente de lado a lado antes llevaba tres temporadas y ahora lleva tres capítulos. Por lo demás, los Ex Machina abundan everywhere; curaciones que nadie se había atrevido a usar nunca pero que mágicamente funcionan, campañas militares que requerirían semanas o meses se resuelven en cuestión de horas, personajes con omnisciencia que saben todo lo que necesitan saber aunque no tengan forma de saberlo... y al revés, personajes que podrían hacer revelaciones o sugerencias necesarias y que no las hacen porque no les sale de sus huevos toreros (los suyos o los de los guionistas, que para el caso es lo mismo).
Pasamos a comentar el capítulo en los SPOILERS:


ROCADRAGÓN: El vuelo de Air Ponienti Invernalia-Rocadragón aterriza puntualmente tras ocho horas de vuelo (¿o alguien se cree que Jon ha tenido tiempo de cabalgar hasta Puerto Blanco, esperar a que acondicionen un navío, y bordear toda la costa del valle de Arryn incluyendo Puerto Gaviota y Punta de Zarpa Rota?). Alguien (no sabemos quién, porque en teoría toda la flota de Daenerys está en Roca Casterly o bajo el mar) confisca el barco de Jon, que llega en bote a la isla y se entrevista con Daenerys. La conversación viene a ser así:
D: Arrodíllate.
J: Nop.
D: Arrodíllate.
J: Y un huevo de pato.
D: ¿Y para qué has venido entonces?
J: Para pedirte ayuda contra los demonios de hielo que se acercan con un ejército de zombis.
D: ¡Ja! ¿Te crees que voy a tragarme eso? Que haya despertado a los dragones de la piedra y el fuego no me queme no significa que crea en lo sobrenatural; dame pruebas o vete al carajo.
J: ¡Tu padre era el Rey Loco!
D: ¡Pues tu padre era el BFF del Usurpador!
J y D (a la vez): ¡Pues me enfado y no respiro!
El motivo por el cual a NADIE se le ocurre la idea de que el mejor modo de unir las fuerzas de la Reina Targaryen y el Rey en el Norte sin que ninguno de los dos tenga que renunciar a su título o a su orgullo es el MATRIMONIO, es un misterio que la ciencia jamás podrá resolver. Comprobamos también que Jon se ha dejado a Fantasma en casa, because potato. Se ve que no había bastante pasta en CGI para dragones y huargo, y como los dragones son mucho más importantes, pasamos ampliamente del huargo.
A todo esto, Crisis-de-Fe-Melisandre se pira (¿en qué barco? bah, whatever), oficialmente porque se cree una fracasada de la vida y no quiere encontrarse con ser Davos, extraoficialmente porque Carice Van Houten está embarazadísima y esta temporada no podía rodar más. Que se vaya ya es un sinsentido, pero, ¿por qué dice que va a regresar? Eso tiene menos sentido todavía. Para intentar explicárnoslo, nos suelta un spoiler: "Bueno, queridos niños, me tengo que marchar, pero que sepáis que volveré porque tengo que morir al final de la historia, igual que Varys". Y se queda tan pancha.


LA CIUDADELA: Nos enteramos de que Samwell Tarly es la reencarnación de Galeno, porque ha conseguido curar a ser Jorah de la psoriagrís y hacer que todas sus heridas cicatricen EN UNA SOLA NOCHE. Como premio, le mandan a poner cera y quitar cera a copiar cien mil veces "no volveré a contrariar a los Maestres de la Ciudadela aunque sea un genio de la medicina que ha conseguido realizar sin preparación ni estudios médicos una de las operaciones más difíciles y peligrosas que existen en el mundo".


INVERNALIA: El pobre Petyr Baelish ha perdido su mojo y ha pasado de ser un genio de las conspiraciones a que nadie le haga ni puto caso. Bran regresa a Invernalia, se reencuentra con su hermana Sansa, y... y nada, porque el niño pone la misma cara que si estuviera viendo volar a un moscardón por la cocina. A ver, sí, ha sufrido mucho. Sí, ha trascendido a un nivel superior de poder y conocimiento porque es capaz de ver el pasado, el presente y los posibles caminos del futuro. Pero que yo sepa se ha convertido en el Cuervo de Tres Ojos, no en un puto ÁRBOL, con la misma variedad de estados emocionales y expresiones faciales que dicha especie vegetal. Para demostrarle a Sansa que tiene visiones, no se le ocurre otra cosa que contarle que vio cómo Ramsay hacía cosas nazis se casaba con ella. ¿Soy yo la única que piensa que "Arya está viva" habría sido un mensaje mucho más útil?


DESEMBARCO DEL REY: Euron llega a la ciudad con Asha/Yara, Ellaria y Tyene de prisioneras. La gente hace con ellas exactamente lo mismo que hizo con Cersei, demostrando la poca memoria que tiene el vulgo (no es por nada, pero si a mí me hubieran matado de hambre, volado el sept de Baelor y asesinado a mi líder espiritual, al caballero más laureado de los Siete Reinos y a la popular, bella y piadosa reina adolescente, tiraba a Euron del caballo y liberaba a las prisioneras). A continuación, Cersei castiga a Ellaria envenenando a Tyene y encandenándolas una frente a la otra, para que vea morir y pudrirse a su hija sin llegar ni siquiera a tocarla. Esa escena en particular me produjo más vergüenza ajena que lástima, en primer lugar porque los guionistas han hecho a la Ellaria de la serie y a sus hijas tan repugnantes y poco carismáticas que me importa un cuerno lo que les pase, y en segundo lugar porque Cersei, que no derramó una lágrima por Myrcella en su momento, se acuerda de repente de que tuvo una hija y suelta un discurso de madre-coraje-amargada-y-vengativa muy poco convincente, teniendo en cuenta que hasta ese momento parecía haberse olvidado por completo de Myrcella.
Patética es también la escena en que Euron le hace bromitas y preguntas groseras sobre los gustos sexuales de Cersei. Jaime no sólo NO le parte la boca con la mano de oro, sino que a continuación su hermana lo llama al catre (se ve que matar a hijas delante de sus madres la pone cachonda) y él acude como un corderito. Joder, ¿es posible convertir en MÁS patético a este personaje? ¿Esto es todo lo que ha quedado de ser Jaime Lannister, un pelele calzonazos y servil que va meneando el rabo a donde lo manda su hermana? Parece el típico esbirro del Señor Oscuro.


ROCA CASTERLY: Ahora viene cuando la matan. Cersei no sólo sabía por ciencia infusa que Daenerys iba a mandar a los Inmaculados a Roca Casterly, sino que encima Euron-Jódetex-Machina vuelve a aparecer en el momento justo, sin que lo vea acercarse absolutamente nadie, a reventar la flota que transportaba a los Inmaculados, cuyos marineros al parecer se limitan a poner cara de pánico mientras Euron acaba con ellos. Ha sido el mayor WTF en lo que llevamos de temporada, principalmente por dos razones:
1) La flota dirección Dorne y la flota dirección Roca Casterly salieron a la vez de Rocadragón. Que alguien me explique cómo a Euron le dio tiempo de interceptar a la primera, llevarse a las prisioneras a Desembarco del Rey, volver a embarcar, salir en persecución de la segunda y atraparla apenas los Inmaculados habían terminado de tomar Roca Casterly.
2) Pero es que la flota de los Inmculados ni siquiera debía haber llegado a Roca Casterly. ¿Por qué? Porque ya que las dos flotas salían a la vez, lo más lógico es que hubieran ido juntas, ya que el camino por mar hacia Roca Casterly pasa necesariamente por Dorne, con lo cual lo lógico habría sido que las dos flotas navegaran juntas, y una vez llegadas a Lanza del Sol, la flota A se dedicara a embarcar soldados dornienses mientras que la flota B seguía bordeando la costa de Dorne para subir por El Rejo en dirección al Dominio. ¿Cómo es posible entonces que en su ataque nocturno Euron Greyjoy destruyera la flota A y dejara intacta la flota B, si iban juntas? No tiene puto sentido.
Por cierto, lo que tampoco tiene puto sentido es que Roca Casterly, en pie desde la Edad de los Héroes, no tuviera cloacas hasta que llegó Tyrion Lannister.


ALTOJARDÍN: La disparatada secuencia anterior, al menos, tuvo la ventaja de que vimos luchar a los Inmaculados. Aquí ni siquiera tenemos ese gusto. Una gigantesca elipsis se carga TODA la guerra civil del Dominio y por arte de birlibirloque Jaime Lannister ha tomado Altojardín sin que a Olenna Tyrell le diera tiempo a huir (!). Aquí viene la escena más celebrada del capítulo, cuando antes de morir Lady Olenna le confiesa a Jaime que fue ella quien mató a Joffrey, pero francamente, estaba tan cabreada por la gratuidad y nula credibilidad de las dos últimas escenas, que no me impresionó tanto como debía.