domingo, 15 de diciembre de 2013

Crítica de "El Hobbit: La Desolación de Smaug"


O más bien deberíamos llamarla El Hobbit: La Desolación de los Fans.
Pues sí. Porque con esta segunda entrega, pasa justamente lo contrario que con la primera: si Un viaje inesperado era fiel casi punto por punto al libro y al espíritu de Tolkien, con las dosis justas de canciones, humor y aventuras, la segunda película es todo lo contrario. Una inventada mayúscula donde tres cuartas partes de lo que sucede es invención de Peter Jackson y sus muchachos.
Pero, a ver, ¿la película es buena? Pues depende. Como película de fantasía y aventuras sin más, no está mal, aunque tiene algunas incoherencias argumentales bastante gordas. Como adaptación, es sin lugar a dudas la peor y la más alejada al espíritu de Tolkien desde que se estrenó La Comunidad de Anillo.
Los paisajes son hermosos (aunque empiezo a hartarme de los primeros planos de monstruos y bichos pensados obviamente para los espectadores en 3D), y la acción, cierto es, no da ni un respiro. Si algunos se quejaban de que Un viaje inesperado era un poco lenta a ratos y se hacía larga, con La Desolación de Smaug no les pasará nada de eso: estarán tan pegados a la butaca que no podrán respirar, y justo cuando todo parece más emocionante, cuando parece que se va a liar parda de verdad... la película acaba en seco en mitad de un cliffhanger tan inesperado y tan grande que viene a ser, con perdón de la vulgaridad, como cuando estás a punto de tener un orgasmo y de repente suena el teléfono.
En este caso concreto, lo que sonó no fue el teléfono, sino una horrible canción de títulos de crédito y el lamento de la mitad de la sala de cine exclamando: "¿Qué? ¿Pero la película se acaba ahí"?
Y es que no se puede convertir un libro de poco más de 200 páginas en tres películas de casi tres horas de duración cada una sin enfrentarse a un grave escollo: dónde terminar la segunda parte. Porque El Señor de los Anillos es una trilogía, y como tal, al estar dividida en tres libros, la historia tiene tres planteamientos, tres nudos y tres clímax seguidos de desenlace. El Hobbit, no. Sencillamente no había tantos clímax como para terminar de manera gloriosa tres películas, y lo más sensató habría sido hacer lo que estaba proyectado inicialmente para esta historia: contarla en dos películas y punto. Pero como dice el refrán, poderoso caballero es don Dinero, y para poderse sacar una trilogía de la manga Peter Jackson se ha pasado por el forro la tensión dramática y la fidelidad al libro y ha empezado a inventarse escenas nuevas, tramas amorosas, personajes inexistentes y combates interminables para poder estirar la historia como un chicle. Pero (otro refrán de nuevo) la realidad es tozuda, y realmente no había manera satisfactoria de terminar esta película como Dios manda. ¿Solución? Que no termina. Se limita a cortarse en seco justo antes de la traca final dejando al espectador ojiplático ante la audacia de haberse atrevido a terminar justo ahí.
Como soy incapaz de seguir reseñando esta película sin spoilers, paso a comentar más detalladamente abajo lo que me ha gustado y lo que no.


LO QUE ME HA GUSTADO:

-Desde luego, la película no te da tiempo a aburrirte. Si lo que quieres son combates espectaculares, acción a raudales, elfos lanzando flechas y monstruos nuevos cada media hora, esta es tu película.

-Ian McKellen, Richard Armitage y Martin Freeman siguen muy decentes en sus papeles. A destacar la interpretación de este último en el combate contra la araña blanca, cuando comienza a darse cuenta por primera vez de que el Anillo está haciendo algo con él.

-Fotografía preciosa y paisajes increíbles, como de costumbre. A destacar la imagen de Esgaroth como una especie de Venecia altomedieval.

-El diseño de Smaug es impresionante. Su conversación con Bilbo es, sin duda, una de las mejores escenas de la película.


LO QUE NO ME HA GUSTADO:

-Tauriel. No puedo con ella. ¿Realmente hacía falta inventarse a una Mary Sue guerrera sólo para poder introducir con calzador un triángulo amoroso en la historia? ¿Con quién se quedará TaurielSue, con el enano sin barba o con el elfo vampiro? Puaj, puaj y puaj. Esa escena final de curación, con Kili soltando insensateces sobre una almohada de nueces (!) mientras TaurielSue brilla como si fuera la Virgen María en una escena que pretende ser calcada de la aparición de Arwen frente a un Frodo herido por la hoja de Morgul, pretende ser emocionante y da vergüenza ajena (por cierto, esa es otra, ahora resulta que TODAS las armas orcas son hojas de Morgul, con dos pelotas. Esto viene a ser como si TODAS las armas de los buenos, plebe y tropa regular incluida, fueran espadas élficas forjadas por los Noldor).

-Frase histórica de Gandalf: "Cuidado con los elfos del Bosque Negro que son gilipollas, jajaja". Vale, no lo dijo así, pero sólo usó una manera más elegante de decirlo.

-Patada a los personajes del libro. Beorn, que de repente se convierte en el único cambiapieles del mundo y encima se vuelve loco cuando está en su forma osezna (patadón del quince al pueblo de los Beórnidas, que se vayan todos a tomar por el culo) sale diez minutos mal contados y queda reducido a la mínima expresión. Cargándose, por cierto, una de las mejores escenas cómicas del libro. Thranduil viene a ser una mezcla rara entre Jerjes, el Rey Thingol y Priscilla la Reina del Desierto (jódete, Hugo Weaving, te ha salido competencia), lo pintan como un capullo y un imbécil. En el libro, Thorin y los demás enanos asustan a los elfos en medio de un banquete en el bosque, y cuando son capturados se niegan a revelar cuál es su misión y el rey, enojado, decide encerrarlos hasta que confiesen cuales son sus intenciones. Aquí, no. Thranduil sabe de antemano quién es Thorin y conoce su misión, y el motivo del encierro no es la prudencia, sino la avaricia. Y, por supuesto, no quiere que su hijo se case con una elfa plebeya, lo cual limita las opciones matrimoniales de Legolas en la Tierra Media a... eh... ¿Arwen? Mala suerte, ya está pillada. Ahora entiendo por qué se tuvo que ir a Valinor más solo que la una y con los huevos escocidos. Y en cuanto a Legolas, ha debido cogerlo la misma persona que maquillaba a los vampiros de Crepúsculo. Blanco como una sábana, inexpresivo y con lentillas fosforito, parece la versión élfica de Edward Cullen. Apuesto a que esto es el realidad la clave de todo. Tauriel Swan debe decidir entre su amor por Legolas Cullen o Kili Black. "¡Así nos ganamos a las fans chonis de Crepúsculo para esta saga enfocada a los varones frikis!" debió gritar Peter Jackson después de esnifarse la tercera raya.

-Elfos que surfean árboles, vale, ¿pero orcos que surfean arboles y dan volteretas en el aire? Coño, que eso no lo hacían ni los Uruk-Hai de la primera trilogía. En El Señor de los Anillos, los orcos son lo que tienen que ser: brutos, fuertes y salvajes, tan feroces como pesados. Aquí no. Ahora resulta que Sauron tenía un ejército de mega élite compuesto por orcos acróbatas armados todos con hojas de Morgul, que, al parecer, se le olvidó sacar durante la Guerra el Anillo. Ah, y encima tiene +30 al Sigilo los putos orcos, porque son capaces de infiltrarse en Esgaroth sin que se dé cuenta NADIE (claaaro, es lo normal, operaciones sigilosas y de precisión quirúrgica, es justamente el tipo de guerra que suelen hacer los orcos).

-Los enanos tienen que hacer mil pijadas para entrar en Esgaroth sin ser descubiertos (y digo yo, ¿para qué, si los barriles sólo los había visto Bardo, y por lo tanto las supuestas desavenencias de los enanos con el elfos eran totalmente desconocidas en Esgaroth?), para luego resultar que, si se hubieran presentado ante el gobernador desde el principio, los habrían recibido con las trompetas desafinadas y los brazos abiertos. Hasta le caen bien a Grima Lengua de Serpiente, que antes de entrar al servicio del Rey Théoden estaba por aquí haciendo de becario. Si al fin y al cabo las gentes de Esgaroth son muy abiertas y multiculturales, tanto que tienen a NEGROS DEL LEJANO HARAD viviendo entre ellos, aunque sean una pequeña ciudad provinciana del norte en la que obviamente nadie debería haber visto un haradrim en su puta vida.

-Los Nazgûl NO pueden haber sido sacados de sus tumbas porque NO tienen tumbas debido a que NO están muertos (precisamente lo que les proporcionaron los anillos fue longevidad antinatural). De hecho, por estas fechas, EL REY BRUJO YA ES EL SEÑOR DE MINAS MORGUL.

-Por favor, imaginad conmigo esta escena. Gandalf va a Dol Guldur a investigar, con Radagast. Sauron le descubre. Gandalf se enfrenta a él con el poder de la Luz de Ilúvatar. Cuando Sauron está a punto de derrotarlo, Radagast aparece por sorpresa, se une a la lucha y consiguen detener a Sauron el tiempo suficiente como para escapar. En la huida, los persigue Khamul el Oriental, el segundo al mando de los Nazgûl, y los dos Istari consiguen llegar a Lothlórien en las últimas para alertar a Galadriel y pedirle ayuda. El poder de la Dama consigue rechazar al Nazgûl. Ahora que la verdad ha sido revelada, Galadriel y Celeborn, uniendo sus fuerzas a Elrond, Gandalf, Radagast y Saruman (que por estos tiempos aún no se había pasado al lado oscuro de la fuerza) van con sus ejércitos a Dol Guldur, derrotan a los orcos acantonados allí, y consiguen derrotar a Khamul y ahuyentar a Sauron, que tiene que huir con el rabo entre las piernas a Mordor, donde se esconderá por un tiempo hasta que, dentro de unas décadas, recupere la fuerza y reconstruya Barad-dûr.
¿Os mola la historia?
Vale, pues eso es lo que pasó de verdad. La versión de la película es que Gandalf entra solo en Dol Guldur, es derrotado por Sauron, el cual, en lugar de matarlo en el acto que sería lo lógico, hace un acto típico de malo Jajejijoju y se limita a encerrarlo en una jaula. PUES VALE. Por los COJONES Sauron hubiera dejado vivo a Gandalf si se lo llega a encontrar cara a cara y lo derrota en combate (algo ya poco lógico de por sí, porque si la Luz de la Llama de Anor fue capaz de contener el ataque de un Balrog armado, con más razón debería haber detenido a un Sauron debilitado aún y sin el Anillo).
El motivo por el cual Peter Jackson se limpió el culo con la magnífica historia original y se inventa esta castaña es uno de esos misterio que la ciencia jamás podrá responder.

-Un dragón, lo bastante perceptivo para oler y escuchar a un hobbit invisible, no es capaz de darse cuenta de que tiene una decenas de enanos caminando justo debajo de su barriga. A propósito, muy molona la escena de las fraguas (totalmente inventada, como casi todo en esta puta película), pero si la mejor idea que se le ocurre a Thorin Escudo de Roble es atacar a UN DRAGÓN DE FUEGO con ORO FUNDIDO, es que se ha equivocado de saga y se cree que está en Canción de Hielo y Fuego, donde Smaug es un Viserys Targaryen cualquiera (claro, entre un dragón y otro...) exterminable con oro fundido. En cuyo caso, Thorin debería adoptar el papel de HODOR. No sé cómo no se le ocurrió atacar al Rey Thranduil arrojándole flores.

-El final es una mierda. De hecho, no hay final. Pero eso ya lo he dicho.


Y ahora, a amarrarse los machos, gente, que para la tercera película nos esperan media hora de destrucción de Esgaroth, otra media hora de final, y entre medias dos horas para la Batalla de los Cinco Ejércitos, que supongo que dejará en pañales a la batalla de los Campos de Pelennor y al Abismo de Helm juntos. A lo mejor hasta llegan los rohirrim a hacer una carga triunfal de caballería. Vista la fidelidad que esta segunda parte le ha guardado al libro, lo consideraría algo perfectamente posible.


26 comentarios:

Sword-woman Ríona Bandraoi dijo...

Desgraciadamente, estoy de acuerdo con prácticamente todo :( Me siento totalmente insultada por el tratamiento sexista que le han dado a Tauriel. Para mi gusto el hecho de que sea una guerrera no la hace 'Mary Sue', es coherente y mola mucho cuando lucha (sólo me gusta cuando está luchando). Lo que estropea completamente el personaje es el triángulo estúpido y el romance gratuito y muy poco creíble (no hay química, y la escena de las nueces es de vergüenza ajena, desde luego. Yo ahí ya flipaba). No es normal que metan a un personaje femenino para que esté el 95% del tiempo entre Kíli y Legolas. No quiero ni pensar qué va a pasar en la tercera película. ¿Es que no podían incluir guerreras entre los elfos del Bosque Negro, e incluso una capitana rebelde anti-aislacionista con algo más de importancia, pero no un personaje femenino para que sea exclusivamente el interés amoroso de la película?? Argh!
Y no me gusta cómo les dicen que se muevan a los elfos en estas películas, primero sale Galadriel rígida con la cola kilométrica y ahora Legolas inexpresivo con lentillas cantosas...Con lo bien que se movían los elfos en LOTR! Thranduil es de los que más me gustan.
Por lo menos Smaug, voz y movimiento, mola un puñado! Y aunque la escena entre Bilbo y Smaug es de lo mejor de la película, según mi opinión, pienso que podrían haberla hecho un poco mejor, más al estilo de la secuencia de acertijos con Gollum...Y dejarse de batallas inverosímiles y de relleno entre Smaug y los enanos en la fragua...Cómo sobra ese trozo.

Por cierto, soy muy fan de tu estilo. El trozo de Gríma haciendo de becario me ha matado :D

Estelwen Ancálimë dijo...

La verdad es que sí, lo de Tauriel es una mierda. De hecho, me acordé de ti mientras veía la película. Es lamentable que la motivación de Tauriel para ir a ayudar a los enanos a Esgaroth no sea que cree que es lo correcto, o que ha decidido oponerse a la voluntad del rey por considerarla equivocada. No es el valor, ni sus principios. Es que está precoupada por el pobre Kili, ese enano tan romántico que le hablaba de la luna roja. Puaj, puaj y requetepuaj. Me dieron ganas de que Tauriel respondiera: "Vaya, ¿con que luna roja? De esas tenemos todas las mujeres una vez al mes".

Sopho dijo...

También me percaté de muchas inventadas extrañas a pesar de que me leí el libro hace tiempo. La verdad es que no sé que le pasa a Peter. Desde que adelgazó se le ha ido la pinza un poco, pero debo reconocer que algunas de sus idas de olla como la escena de los barriles (el público aplaudió con Bombur, el verdadero guerrero del barril) me sorprendieron. Incluso me gustó el romance, después de las escenas eliminadas de Gimli y Galadriel echaba en falta un poco de romance interracial xD. La escena de las estrellas incluso me puso cursi. Eso sí, no hace falta un triángulo para ello.

Thranduil es la reina del glam! Esa peineta de folclórica que me lleva y el traje de lentejuelas me fliparon. Encima en las fotos promocionales pone unas poses que parece la martirio. El thranduil noble del libro se ha transformado en una perra malvada.

Lo que menos me gustó fue cómo marean al pobre Smaug. Con lo impresionante que es su presentación! Al ver la peli no reparaba en ello porque después de lo de los barriles no esperaba demasiado realismo, pero cuando te paras a pensarlo, duele.

También es decepcionante lo de Dol Guldur. No entendí muy bien la decisión de Gandalf de no dejar que le acompañe Radagast. Si querían espectacularidad podían haber sido fieles a la historia y tendríamos otra lucha y persecución.

Narrador dijo...

Lo primero que pensé cuando acabó la película es correr hacia el ordenador y escribir una crítica más o menos como ésta, incluso con un título parecido. Al final no sé si lo haré, porque creo que es una serie de argumentos que se va a repetir en muchas partes. Coincido, punto por punto, con lo que has comentado. Eso sí, creo recordar que la decían que la flecha estaba impregnada de veneno de Morgûl (ni idea de lo que pudiera ser, pero al parecer cualquier cosa del Enemigo que tenga Morgül en su nombre se cura con athelas).

Hilando fino, podríamos añadir el hielo en el Lago Largo. Me pareció algo completamente extraño: no cuadra ni por la latitud (más o menos como la parte norte de la Comarca), ni por las fechas (es finales de otoño, lo dicen varias veces). Pero es que lo gracioso es que ni siquiera mantienen una coherencia interna: para cuando llegan a la propia Erebor (que está un poco más al norte) ni siquiera hay nieve. Si les parecía "cool" meter cubitos de hielo en el lago, al menos podrían cuidar un poco las formas.

Respecto a la división en tres películas, yo hubiera cortado la segunda antes de llegar a la Ciudad del Lago, añadiendo a las águilas (la peli anterior acababa en los nidos, y en el libro las águilas los acercan a la Carroca), y alargando las escenas de Beorn (el gran damnificado de esta entrega), de las arañas, y de los elfos (porque recordemos que Bilbo se pasa varios días o incluso semanas vagando por allí, robando comida y visitando a los enanos hasta que consigue descubrir lo de los barriles; en la peli todo parece transcurrir en la misma noche). De esa manera las tres entregas hubieran tenido un esquema semejante: comienzo en un lugar chachi (Bolsón Cerrado / casa de Beorn / Ciudad del Lago), viaje por zonas peligrosas (Montañas Nubladas / Bosque Negro / encuentro con Smaug) y final con combate o, al menos, huida (las águilas / los barriles / los Cinco Ejércitos). Sin embargo, Walsh / Boyens / Jackson / del Toro (a cada uno, lo que le corresponda), han acelerado todo lo que aparece en el libro para añadir media hora o más dentro de la propia Erebor, con un plan ridículo que, como no podía ser de otra forma, no sirve absolutamente para nada. De todas formas, ni siquiera pude disfrutar de esas escenas por el cabreo que llevaba debido a todo lo anterior.

Desolado me quedo.

Sword-woman Ríona Bandraoi dijo...

Totalmente de acuerdo, Estelwen: Puaj! Me ha gustado luchando y todo eso, pero con esos diálogos y ese guión, casi que prefiero que no metan personajes femeninos :( Qué penoso es que yo tenga que decir eso!

Yo misma dijo...

Pues estoy bastante de acuerdo, la verdad. No me aburrí porque tiene mucha acción, pero sí es verdad que ha habido muchas cosas que no tenían por qué haber pasado.

Creo que no me lo he tomado muy a la tremenda porque ya contaba con muchas paridas de antemano y al saber de la existencia de Tauriel "¿te gusta la muerte? déjame dártela" ya me imaginaba una movida por el estilo. Sin embargo me dolió que Bilbo no cantase en la escena de las arañas T_T yo quería canciones. Inventaos lo que queráis pero no me quitéis las canciones.

Además, el tema Kili/Tauriel me estaba dando vergüenza ajena, sobre todo en ese momento en el que ella parece brillar. En serio, W T F. Y Gandalf... ya podrían haber se ceñido un poquito a la realidad del libro y no decir paridas ni poner ese ojo de Sauron discotequero que me puso la cabeza loca.

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo con la crítica, solo añadiría dos cosas. La primera, no me explico la suerte de los enanos al caerse una y otra vez en el lugar idóneo para matar un orco o salir ilesos de un ataque enemigo. La segunda, Legolas no consigue batir a Bolgo e incluso sangra mientras que en ESDLA mata a un olifante cargado de mercenarios en cuestión de minutos. Por último queria consultar:¿Cómo conoces esa historia de como Gandalf, Radagast, Galadriel... exppulsan a Sauron a Mordor? No conozco más que tres libros de Tolkien y no me suena haber leido nada de eso en dos de ellos y dudo que lo explique en el tercero, gracias.

Estelwen Ancálimë dijo...

La historia de la Batalla de Dol Guldur la encontrarás en "El Silmarillion". Concretamente, en el apartado "De los Anillos de Poder y la Tercera Edad" ;-)

Anónimo dijo...

Estelwen Ancálimë ¿ tendras twitter?

Estelwen Ancálimë dijo...

No, de momento no tengo twitter. Me costaría mucho decir lo que tengo que decir en tan pocas palabras, por eso no tengo especial prisa por hacerme una cuenta allí.

Anónimo dijo...

Muy buena crítica y totalmente de acuerdo con ella.

Cuando ayer fui a ver la película, ya iba con la idea de que Jackson introduciría más elementos que no iban a ceñirse al libro, como ya hizo en la primera entrega, de modo que fue algo no me sorprendió demasiado. Algo normal si pretendes hacer tres películas de 160 minutos a partir de un libro de 300 páginas.
De hecho no hacía más que pensar qué va a dejar para la tercera entrega y cúanto más de nuevo va a introducir en ella, visto dónde acabó la segunda.

Lo mejor:
-La excelente ambientación, sientes que estas dentro la Tierra Media. Sigue en la línea de ESDLA y de la primera entrega
-La acción trepidante, que consigue que no te despegues del asiento
-Que los enanos, esta vez afortunadamente, no cantan
-Que Radagast se ha dejado el transporte de conejos en casa, pero no se ha desprendido del nido del sombrero
-Que las arañas y Smaug no sólo comen enanos, sino también espectadores
-La belleza élfica de Tauriel
-Smaug y su diálogo con Bilbo

Lo peor:

-El innecesario consejero del Gobernador de Esgaroth. Seguro que lo han puesto ahí porque tiene algo que maquinar en la tercera entrega.
-El inusitado valor que le echan de pronto los enanos para enfrentarse a Smaug y cubrirlo de oro fundido. Los hubiera preferido cagados de miedo en el túnel esperando que Bilbo les subiera todo el tesoro (con la ayuda de varias excavadoras, claro)
-El tonteo entre Tauriel y el enano, que alcanza su clímax (para peor, claro) en la escena de las nueces

Estelwen Ancálimë dijo...

Lo de las arañas comiendo espectadores no lo vi, dado que no fui a ver la película en 3D, pero imagino que tuvo que estar bien.
A mí sí que me gustó que los enanos cantaran; su versión de "Más allá de las frías y brumosas montañas" me puso los pelos de punta y me hizo sentir a Tolkien en la película de un modo que ni siquiera he estado cerca de sentir en esta segunda parte.

Anónimo dijo...

Yo sí, de hecho es la primera película que veo en 3D, y la verdad es que me encantó, algo impresionante, sobre todo en escenas como las abejas de Beorn, el descenso en barriles y los primeros planos de Smaug y las arañas ^^

Y en cuanto a que los enanos canten, pues, como todo, va por gustos. Es posible que en versión original sean algo más agradables de oír, no lo se.

Yo, desde luego, agradecí que en esta segunda entrega no cantaran. Para mí fue lo que menos de gustó de la primera entrega, me pareció algo innecesario y prescindible. Aún así me sorprendió, fue algo que no me esperaba, aunque sabía que en el libro cantaban en varias ocasiones.

Sí me agradó en el sentido de que demostraba la fidelidad de Peter Jackson a la historia contada en los libros de Tolkien (por lo menos hasta esta entrega)

Pablo Calzado López dijo...

Siendo tan super fan y mega defensora de los grandes valores de Tolkien, ¿cómo cometes la aberración de decir que "El Señor de los Anillos" son tres novelas, más aún con su propia estructura de introducción-nudo-desenlace? Esto sencillamente es MENTIRA.

Cualquiera que lea "El Señor de los Anillos" se puede dar cuenta que es una sola novela, dividida por el autor en seis episodios (no tres), y cada uno termina con un cliffhanger (no es una estructura cerrada).

Por si tienes interés, fue la editorial la que decidió dividir el libro en tres partes y publicarlos en fechas diferentes. En los 50 no creían que nadie fuese a comprar una novela fantástica de 1200 páginas (seguramente con algo de razón). ¿O piensas que "La Comunidad del Anillo" se escribió en trece años, y "Las Dos Torres" en seis meses?

Me estoy empezando a cansar un poco de ese argumento de tolkienazi de "¡Es que esto no es como la novela!". ¿Y qué? Yo fui a ver una película. Cuando quiera leer la novela, la leeré. Es la película de Peter Jackson, no es la de J. R. R. Tolkien.

Y sí, me encanta la novela, y sí, disfruté la película como un enano (nunca mejor dicho). :-D

Estelwen Ancálimë dijo...

Gracias por la información, Pablo, aunque ya conocía de sobra esos datos. De hecho, son tres novelas, aunque una única historia, porque está estructurada en tres libros, aunque efectivamente fuera cosa de Allen & Urwin y no del propio Tolkien lo de imponer esa división. Mi argumento, en realidad, radicaba más en la extensión que en la estructura: tenía sentido contar "El Señor de los Anillos" en tres películas, porque la historia escrita es lo suficientemente extensa como para ser dividida en tres novelas independientes, o si lo prefieres en reunir casi 1000 páginas de relato, mientras que "El Hobbit" no llega ni a un tercio de esa extensión.

Por lo demás, mi desagrado ante esta película no ha sido porque hayan cambiado cosas del libro (también cambiaron cosas en las películas de ESDLA y me parecen excelentes en conjunto), sino porque hayan hecho una mala adaptación, metiendo morcillas que no sólo son innecesarias para la trama sino que devienen, como ya he explicado en mi entrada, en incoherencias argumentales. Yo también fui a ver una película, pero esperaba ver una BUENA película. El gran fallo de "La Desolación de Smaug" es que me decepcionó tanto como adaptación de "El Hobbit" como película de fantasía y aventuras ambientada en la Tierra Media.

Sergio Fernández Tuda dijo...

Joder qué buen rato he pasado leyendo tu entrada. GENIAL, en serio. Yo salí del cine hecho un auténtico lío porque hace muuuuuchisimo tiempo que no me releo el libro y tenía alguna que otra laguna y como no me cuadraba la historia de la película, salí medio mareado.
Prefiero la primera mil veces a este pestiño de Tierra Media o mejor Tierra Mierda, porque el sr. Jackson la ha cagado a base de elfos inventados, trasgos del circo del sol y orcos albinos y totalmente sigilosos.
En fin un rollo.

José María Suárez Díez dijo...

La verdad es que solo quisiera destacar un par de detalles. Para empezar estoy completamente de acuerdo con la opinión acerca de la película: una serie de sandeces basadas remotamente en una novela cuyos destinatarios, principalmente, eran niños y jóvenes. Peter Jackson ha querido reventar la gallina de los huevos de oro al colarnos esta "libre adaptación" de un clásico juvenil.
Como pequeño comentario, Pablo, afirmas que es una película y que es de Peter Jackson, no de Tolkien, y sin embargo utiliza el reclamo de ser una adaptación de una obra de Tolkien para vender. ¿Hasta qué punto un hombre que afirma "adaptar" al cine una novela puede tener el derecho de modificar, inventar y reescribir, mientras sigue diciendo que es la película más cercana al original?
Nunca me gustó Jackson, hace demasiadas concesiones al cine traicionando el espíritu original de la obra (esta y la anterior, LOTR).
Pequeño dato: cuando Azaghal se enfrenta a Glaurung en el asedio de Gondolin, llevaban máscaras para soportar el fuego y el calor. Aquí un pequeño hobbit aguanta perfectamente cuantas bocanadas le echen.
Aciertos: el actor Freeman está espectacular, y la recreación Smaug igual. Asimismo, los diálogos entre ellos están sobradamente logradas (¡qué curioso! es la parte que más de cerca sigue a la novela).
Saludos

Anónimo dijo...

Voy a dar mi opinion de la pelicula, respecto a la ambientacion es genial pero lo que es el guion es de risa, un insulto a la obra, despues de ver la primera esperaba que en esta segunda entrega los enanos se pasasen por disneyworl con blancanieves, pero blancanieves ha resultado ser esa tauriel, en fin... de verdad estelwen tu te has leido todos los libros? como puedes decir que en la primera se ciñen punto por pinto si ni tan siquiera respetan el descubrimiento del anillo y meten tambien personajes inexistentes?. A lo de legolas hubiese estado bien que orlando bloom hubiese hecho un cameo estando entre los que capturan a los enanos o viendosele dentro de la fortaleza elfica como un guiño de que legolas formase parte de esos elfos, pero ese protagonismo que le dan... Esa personalidad que le dan a radagast seria mas propia de un tom bombadil en el caso de que le hubiesen metido en EDSLA, no me gusta. Me podria pasar horas enumerando cosas inventadas de la primera y segunda que todos ya sabemos, a continuacion dire las peliculas de peter jackson sobre la trama de peor a mejor en lo que se refiere a guion orinal de los libros.
-Hobbit:La desolacion de Smaug
-Hobbit: Un viaje inesperado
-EDSLA:Las dos torres. (Hacer mencion especial por el patadon a la bibliografia de tolkien en el abismo de Helm con los elfos)
-EDSLA: La comunidad del anillo.
-EDSLA: El retorno de el rey.(Sabemos que no es del todo fiel pero es la que mejor se adapta de todas)

Estelwen Ancálimë dijo...

Sí, he leído todos los lirbos, y varias veces. Incluídos "El Silmarillion", "Los Hijos de Húrin", los "Libros de los Cuentos Perdidos", los "Cuentos Inconclusos", las "Cartas" de Tolkien y varios de "La Historia de la Tierra Media". Nunca he dicho que la trilogía conematográfica de ESDLA adapte punto por punto los libros, lo que evidentemente no es verdad, sino que respeta el espíritu de la trilogía y no cambia radicalmente la historia, que es muy diferente.

La única película de ESDLA que de verdad se va de pinza es "Las Dos Torres", con esa supuesta muerte de Aragorn, esos elfos en el Abismo de Helm con muerte de Haldir incluida, esas dudas absurdas de Aragorn entre Eowyn y Arwen, y ese Faramir maligno que quiere reclamar el Anillo. En mi opinión, "La Comunidad del Anillo" está mejor adaptada que "El Retorno del Rey", porque aunque acorta el viaje de los hobbits, elimina a Tom Bombadil y simplifica el hallazgo del Anillo, en conjunto es más fiel y coherente con la obra de Tolkien que la tercera película, donde, por ejemplo, vemos aberraciones como Frodo abandonando a Sam, soldados gondorianos acojonados a los que les tienen que salvar el culo los fantasmas Ajax Pino, o a Aragorn, un rey que se supone que es el paradigma del honor y la nobleza, asesinando a traición a Boca de Sauron, que por muy malo que sea es un diplomático que ha ido a encontrarse con él bajo bandera de parlamento.

Sara Navarro Lopez dijo...

Es cierto que la película no se ciñe mucho a la historia del libro, y que puede haber decepcionado a muchas personas pero hay que decir que en muchos aspectos la película llama más la atención del libro. No olviden, que si no fuera por estas muestras cinematográficas de estos libros, muchos nuevos lectores ni se hacercarían a olerlos.

Estelwen Ancálimë dijo...

Lo siento, pero creo que las películas deben ser mucho más que efectos especiales que "llamen la atención". Si mañana mismo me da por producir una película cuyo argumento sea una banda de monos locos que se enfrentan a cyborgs nazis y pelean a base de explosiones nucleares en el espacio, pues seguro que llama mucho la atención, pero como argumento es una mierda. Pues aquí lo mismo; ¿hace falta destrozar los personajes, el trasfondo y la coherencia argumental de una historia para llevarla al cine? Creo yo que no, teniendo en cuenta lo bien que se hizo la trilogía original de "El Señor de los Anillos". La espectacularidad es como la mostaza: un toque anima y condimenta el plato, pero si hay demasiada puede llegar a ahogarlo, y de ningún modo alimenta por sí sola.

En cuanto a que la gente se acerque o no a la obra de Tolkien, si te soy sincera, me la trae un poco al fresco. En primer lugar porque son libros que a estas alturas ni necesitan presentación ni necesitan publicidad, y en segundo lugar, dudo que la gente que sólo se acerca a un libro porque "han hecho la película y llama mucho la atención" tenga la capacidad intelectual para poder leer, comprender y disfrutar a Tolkien.

Anónimo dijo...

Solo dire q si tan mala os parecio la pelicula no haverla visto y tampoco hace falta q veais la tercera ya q va a ser tan horrible como decis. Me parece mal q hableis asi de la pelicula porq ahi gente a la q le encanta.

Estelwen Ancálimë dijo...

Tres cosillas:

1) ¿Cómo vamos a saber si la película nos parece mala o no si no la vemos? Digo yo que lo malo sería criticar de oídas, sin haberla visto.

2) No sé por qué te parece mal que critiquemos, razonadamente y con argumentos, los defectos que le vemos a la película, haya o no haya gente a la que le encante. También hay gente a la que le encantan la comida basura y los programas de cotilleo y eso no significa que quienes no gustamos de ello tengamos que quedarnos calladitos para no ofender. Mientras no se pierdan las formas y se razonen los argumentos, cada uno es libre de opinar lo que quiera.

3) En la lengua castellana, el verbo "haber" se escribe con "b", no con "v". También tenemos la costumbre de utilizar tildes en las palabras que las llevan.

Bene dijo...

Estelwen, cásate conmigo :')

Estelwen Ancálimë dijo...

Ya estoy casada, pero se agradece la proposición ;-) :-D

Roma Sesgada dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Y mil más por las risas que me he echado leyendo esta crítica.

Suscribo punto por punto tus argumentos, y aun añado algunos más.

1. ¿Cómo es posible que, si Beorn se transforma en oso aumentando considerablemente su tamaño de forma proporcional, cuando regrese a su forma humana lleve una argolla ajustada a su muñeca? ¿Es que esa pata permanece atrofiada, constreñida al grillete, una vez transformado? ¿O es que cuando va de humano se la vuelve a colocar como pulsera nazi contra el olvido? No lo entiendo.

2. No es necesario simular un orgasmo para mostrar que tu rostro fue afectado por el fuego de dragón (eso va por ti, Thranduil).

3. A Thorin sólo le faltó hacer un corte de mangas a Légolas cuando se fue riendo rápido abajo lejos del alcance del elfo.

4. Bófur cada día se me hace más insufrible, y ya es raro.

5. ¿Por qué diantres Légolas se sorprende tantísimo de ver su propia sangre después de su encontronazo con Bolgo? ¿Es que no ha sangrado en su bendita vida?

6. No me cuadra que Smaug conozca el sobrenombre de Escudo de Roble si no ha salido de Erebor desde que lo tomara.

7. Thorin es capaz de aislarse del dolor cuando tiene en mente un objetivo concreto. Es sorprendente cómo se libra de un chambergo ardiente en un santiamén para seguidamente azuzar a sus compañeros a seguirle o_O

8. Entre las "Ballelanza" y las "fogollamas" ya me creo cualquier vocablo que se inventen.

9. Es curioso comprobar cómo las leyes de la física no se dan en el universo P.Jackson cuando vemos a Thorin surfear por un río de oro fundido a 1064'18º con una carretilla inmune a estas temperaturas.

10. Una vez vista la Versión Extendida, sigue sin merecer la pena los supuestos 25 minutos extras, Thranduil no sale mucho más, Beorn parece intuir la presencia de Sauron ¿? y las escenas añadidas se centran casi en exclusiva en la influencia del anillo, quizás pensando en que quede todo perfectamente enlazado con la primera trilogía.

Cosas que agradezco:

1. La actuación del acólito del Gobernador. Creo que el tipo en cuestión actúa tan perfectamente que es imposible no sentir repugnancia y franco asco por este personaje, que presumo es lo que querrían transmitir cuando lo crearon.

2. No critico tanto a Tauriel. Admito su marcado carácter suesco, pero es que si no la película iba a quedar como un auténtico campo de nabos (porque seamos sinceros, Galadriel apenas sale, y aplaudí en suma su cuota de pantalla en la primera). Y es una de las pegas que se le puede atribuir a Tolkien, la discreta presencia femenina, casi toda pasiva (consejeras, amantes esposas, guías e inspiradoras para los héroes), pero pocas, muy pocas llevan el peso de la acción. Cosas de los tiempos en que Tolkien escribía. Pero ahora, no es tan fácil filmar una película sin presencia femenina.

En fin, esperaré expectante tu crítica a la última película, aunque yo tampoco comulgo con el tibio final que le otorgó Tolkien a la historia. Pañuelo en mano durante las tres horas. ¿Por qué Thorin y sobrinísimos tenían que ser los actores más guapos? Joé, haber puesto de guapos a los que sobreviven, demontres!

Nos seguimos leyendo ;)