viernes, 21 de octubre de 2011

Firmar sin leer

Hace un tiempo, cuando en la Cosmopolitan se publicaba una sección de "casos reales", leí uno que me dejó bastante pillada por las implicaciones que tenía. Se titulaba algo así como "un error médico arruinó mi vida". No me voy a poner a teorizar ahora sobre la fiabilidad y la veracidad de esos casos reales de las revistas, lo importante es lo que decía la historia en sí, que era lo siguiente: una señorita había ido al ginecólogo por unas molestias, y según los síntomas el médico le diagnosticó un herpes genital. La señorita, al poco tiempo, conoció a un chico de buen ver, soltero y sin compromiso, con el que acabó pillando cacho. El problema es que se acostaron juntos, y claro, la pava pensó "si le digo que tengo un herpes genital, igual va y no se quiere acostar conmigo; mejor no le digo nada y a disfrutar que son dos días"- Y la chica y el chico se hicieron novios, con montooones de romanticismo y sexo apasionado, en ciertas ocasiones sin usar condón. Y, claro, sucedió que un día el chico averiguó el pastel, no recuerdo si por accidente o por propia confesión de la novia, y se enfadó tanto con ella por haberle ocultado su enfermedad, que la dejó. Resulta que algún tiempo después, la protagonista de la historia tuvo que hacerse una revisión médica y se descubrió que la habían diagnosticado mal, que nunca había tenido herpes genital. Sin embargo, a pesar de la buena noticia, el ex novio se negó a volver con ella.
El artículo acababa con las amargas lamentaciones de la chica quejándose de que un error médico la había hecho perder al amor de su vida, y claro, yo estaba flipada. Porque lo que provocó que el chico la dejara plantada no fue que tuviera un herpes genital, sino que se lo hubiera ocultado. No te dejó por enferma, pensé, sino por mentirosa. Una persona que miente en algo tan importante como es una cuestión de salud, es capaz de mentir en casi cualquier circunstancia, y es lógico que el chico no quisiera estar con alguien así. Pero no es que el diagnóstico fuese el motivo capital, es que la chica era así. Habría acabado dejándola por mentirosa en cualquier otra ocasión que se hubiese terciado. Aunque sea cierto que el médico la cagó y debería haber diagnosticado mejor, lo cierto es que su vida no la arruinó el error de diagnóstico, sino sus propias mentiras.

Esto viene a cuento de que me hace mucha gracia la forma en que las personas intentan por todos los medios descargar la responsabilidad de sus errores en los demás. Siempre fueron los otros, o las circunstancias, nunca fui yo. Eso sí, sólo en los errores; los aciertos son todos nuestros y si los compartimos con los demás es muy de vez en cuando, y sólo por no dar imagen de inmodestia. Lo estoy viendo muy a menudo ahora mismo, desde el 15-M, que está muy de moda criticar a los Bancos y responsabilizarles de todos los males del mundo. Ojo, los Bancos se han comportando y se siguen comportando como cabrones, y el Gobierno se ha equivocado de medio a medio al no controlarlos, pero de ese tema no voy a hacer yo ahora una entrada, que seguro que ya habéis leído muchas y estáis ya bien empapados del tema. Yo quiero hacer esta entrada para hablar de todas las personas que por ignorancia, inconsciencia y falta de sentido común se encenegaron hasta las cejas en un pantano en el que ellos mismos se metieron y ahora se quejan amargamente como si las desgracias les hubieran caído del cielo, en vez de habérselas buscado ellos mismos.

Leí hace poco, en el ADN del jueves pasado, un artículo que, además de estar mal documentado (ya que escriben en la sección de Economía, los periodistas podrían molestarse en aprender la diferencia entre un desahucio y un embargo), publica testimonios supuestamente "trágicos" de la "agonía" de unos pobres ciudadanos cuyas declaraciones, además de ser sonrojantes, dan vergüenza ajena.
Tenemos, por un lado, a un camionero que tuvo la brillante idea de pedir una hipoteca para comprarse un chalé, y luego, sin haber terminado de pagarla, pidió una ampliación de la hipoteca para comprarse un camión. Al cabo de poco tiempo se queda en paro, deja de pagar la hipoteca, y ahora le embargan. ¿A este señor no se le ocurrió pensar que era un riesgo absurdo pedir una ampliación de hipoteca y que hubiese sido mucho más lógico pedir un préstamo independiente, para no añadir el crédito de su camión a la hipoteca con la que tenía gravada su casa? Pues no. A este señor sólo se le ocurre decir que piensa denunciar "a la CAM, al Banco de España (!), a los jueces (!!) y a quien se le ponga por delante". Dí que sí, macho, con dos cojones. Y denuncia ya de paso al quiosquero de la esquina, que ayer te devolvió cinco céntimos menos de cambio y encima te miró mal.
Por otro lado, tenemos a una chica que se queja amargamente de haber pedido con toda tranquilidad un préstamo de 110.500 euros a una financiera (ni siquiera a un Banco, ¿eh? A una financiera, de esas en plan "tú pide que te damos sí o sí y nos importa una mierda tu solvencia, aunque eso sí, nos vas a poner de aval hasta tu alma"), perdió el trabajo, la financiera le subió los plazos del préstamo cada tres meses, y acabó metida en un lío muy gordo, porque resulta que puso de aval la casa de su madre. Con dos ovarios, nena, eso es; pon de aval la casa de tu madre y firma un contrato sin tener ni puta idea de las condiciones, y luego descárgate de toda responsabilidad y hazte la víctima cuando te suban las cuotas de devolución a 1700 euros al mes, porque, claro, "es que eso lo decía en una letra pequeñísima".

Yo no sé si estas personas vivían en los mundos de Yupi, se creían que vivíamos en Jauja, o pensaron que en lugar de tratar con cajas de ahorros, bancos y financieras estaban tratado con las Hermanitas Descalzas de la Caridad y Todos Los Santos. Lo que sí sé es que alguien debió incapacitarlos judicialmente, porque es obvio que no tenían ni idea de lo que supone firmar un contrato. Los contratos se firman libremente, después de leerlos cuidadosamente, y consultar con un asesor fiscal todos los puntos del contrato que no se entiendan o no resulten claros. Sólo así, únicamente así, debería una persona adulta e inteligente firmar un contrato. Si esa persona supuestamente adulta se lía la manta a la cabeza y firma un contrato sin saber lo que está firmando, y sin consultar a un abogado especializado en contratos o en derecho fiscal (porque, total, los abogados son todos unos ladrones y así me ahorro el dinero que cuesta la consulta), que luego no vaya llorando por las esquinas si le vienen mal dadas. O ya me dirán ustedes a quién coño, con dos dedos de frente, se le ocurre firmar un contrato de préstamo sin leer las condiciones de revisión de dicho préstamo y encima poner de aval la casa de su madre.

Los Bancos, y las financieras, no son hermanitas de la caridad, sino empresas. Cuyo fin, como el de toda empresa, es lucrarse lo máximo posible. Y un contrato es un contrato, y tu firma la estampas libremente, sin que nadie te ponga una pistola en la sien. Los "es que me metieron prisa", "es que el notario no me explicó mis derechos", "es que la letra era muy pequeña", no me valen. Si te meten prisa pides calma y tiempo, si no conoces tus derechos te buscas a un abogado que te los explique, y si la letra es muy pequeña te pones gafas para leerla. Y que nadie me venga con eso de que "los abogados sólo quieren sacarte dinero". Lo que te pueda cobrar un abogado por una consulta es infinitamente inferior a lo que te puede sacar el Banco si el contrato es abusivo o tiene cláusulas confusas que tú firmas a pesar de todo y luego no te esperas.

En definitiva, que sí, que los Bancos serán muy malos, pero lo cierto es que no habrían provocado tantas desgracias si las personas que firmaron contratos a ciegas con ellos no hubieran sido tan inconscientes. Los que son mayores para casarse, tener un curro, votar, conducir y beber alcohol, también deberían ser lo bastante responsables como para entender lo que significa firmar un contrato, y las implicaciones que tiene incumplirlo. Y si no lo entienden, que no lo firmen. Lo que no se puede hacer es meterte a dormir en la cueva del león y luego quejarte de lo injusto que es haber recibido un mordisco mientras dormías.

19 comentarios:

Gabriel Knightley dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Hace poco, un amigo enlazaba una noticia similar, que tal y como estaba -creo que inconscientemente- relatada, daba ganas de decir: "pues os fastidiáis, por idiotas". Era el caso de una pareja que estaba, como tantos otros ahora, completamente arruinada, pero todavía tenían el valor de decir que "le habían tenido que pedir 10 euros a un pariente para tomarse un café". Aparte de que no sé dónde lo piden, si estás con el agua al cuello no te vas por ahí de bares o terrazas.

Pero es que este país rinde un culto absurdo a la imagen. En casa puedes comer cada dos días, pero de puertas afuera no dejarás de permitirte cualquier capricho por mor de las apariencias. ¿Te hacen un contrato de tres meses? Razón más que sobrada para meterte a pagar un piso, o algún gasto que te sobrepasa.

Con todo, tal y como dices, los bancos (y los dirigentes que los consienten y salvaguardan) no dejan de ser unos desgraciados. Yo estuve a punto de meterme en un lío de este tipo hace un año, cuando empecé a mover papeles para pedir un Préstamo Renta Universidad para sufragar los costes de la tesis. Ocurre que hasta un año o dos antes, las condiciones eran estupendas (no te cobraban intereses, no tenías que comenzar a devolver hasta pasados dos años desde que acabaras los estudios para los que pediste el préstamo y, en tanto no tuvieras unos ingresos X, o si dejabas de tenerlos por cualquier razón, no pagabas hasta que tu situación se estabilizara); pero, de un año para otro, cambiaron las tornas. En el contrato leí algo que no me cuadraba con lo que sabía de estos préstamos, se me ocurrió preguntar en una entidad del banco que los lleva ahora, y... ¡sorpresa! Ahora no sólo tienen intereses, sino que son altísimos, aparte de un pico especial que te van a cobrar sólo por el hecho de que te lo concedan, y lo que se acumule durante esos dos años en que estás (o estabas) "exento".

Una cosa es que cambien las condiciones, que lo puedo entender, pero otra muy distinta es que no lo hagan constatar de forma más clara, no ya el banco, que a fin de cuentas tonto no es y busca beneficio, sino el Ministerio de Educación, que parece mentira que exista si no sólo no vela por la gente que pretende estudiar/investigar/formarse en general, sino que, más allá de eso, parece intentar ponerle a quien lo intenta tantas cortapisas como sea posible.

Tony dijo...

Yo también estoy de acuerdo...
Pero deja tú... te pones a leer un contrato y te miran con cara de "¿y a esta qué le pasa?"

=S

Narwen dijo...

Yo estoy de acuerdo con Tony. A mi me ha pasado alguna vez, sobretodo con compañías de telefono, que les pides primero el contrato y encima se molestan.

Estelwen Ancálimë dijo...

Pues si se molestan, que se jodan. Evidentemente el trabajo de los comerciales es meterte prisa para que firmes cuanto antes, pero eso nos tiene que dar igual. Una persona que no es capaz de resistirse al ceño fruncido de un comercial o de un notario no debería tener potestad para firmar un contrato. Da igual cómo nos miren o qué nos digan; los contratos hay que leerlos antes de firmarlos, y si es necesario llevarnos una fotocopia del mismo y consultarla con un abogado. Y si no nos lo quieren permitir, no se firma el contrato y punto. Mejor eso que vernos con el agua hasta el cuello, sin casa y en la calle dentro de unos años.

Como bien dice Gabriel Knightley, hay mucha picaresca dentro de estos contratos; letra pequeña, presión para que firmes cuanto antes, condiciones ventajosas ahora mismo que dentro de un año se convertirán en putada... por eso precisamente es fundamental informarse, tomarse las cosas con calma y pedir el asesoramiento de expertos, para saber lo que se está firmando. Cualquier otra cosa es una irresponsabilidad y una negligencia.

Silmaril dijo...

Amén a todo, Ana. Creo que no tengo más que añadir porque tú lo has explicado estupenda y clarísimamente. Que sí, que todos van al "firma, firma, firma" y si te pones a leer les escuchas decir "no, si pone lo que yo te acabo de explicar ..." pero fíate y luego pasa lo que pasa. Mi padre, de esos previsores con dos dedos de frente que nunca firma nada sin leerlo dos veces, hace como un año tuvo una más o menos así con una compañía eléctrica; vino el comercial, le explicó todas las ventajas (super ventajoso todo respecto a la competencia, parecía que se ahorraba y con mejores condiciones) y le sacó el contrato para que firmara. Mi padre le dijo que se lo dejara para leerlo tranquilamente, y que volviera a la tarde (era la hora de comer, con los platos en la mesa nos pilló). Mi padre iba a firmar el contrato, porque pareció convencerle, pero aún así llamó a la compañía y preguntó. Y ahí le explicaron una de las cosas que el comercial no le había dicho. Y cuando volvió por la tarde, se negó a firmar. Y cuando el comercial le preguntó el porqué, su respuesta fue "porque me has querido engañar".

Narwen dijo...

Ya , pero si lo que me jode de las empresas estas es que se te indignen porque te lo piensas, cuando ambos sabemos que lo lógico es que uno se lo tome con calma para saber que estás firmando. Son unos sinverguenzas.

A mi una vez me la jugaron presionandome. Fue en un gimnasio en el que te hacian un descuento por inscribirte para 2 años. Y el caso es que sí que era cierto que el descuento era considerable. Íbamos un amigo de la uni y yo. Y al final a base de contarnos las milipendias de hacer ejercicio fisico, dijimos que sí. Cual fue mi sorpresa que teniamos que pagar 300 euros en 2 dias. Yo no lo tenía claro, pero entre que mi compañero se comprometia a ir conmigo de verdad x dias a la semana y yo que queria adelgazar, accedí.

Estuve yendo que unos 5 meses, al principio con este amigo, despues sola porque al otro no le daba la gana, y sabeis que?. Al final no me rentaron esos 300 euros. Aun me arrepiento de que me la colaran de esa manera.

Por eso ahora me ando con mucho ojo con cualquier cosa que me obligue, yo he sido de esas tontas que se dejaban presionar, pero ya no. Estelwen tiene mucha razón.

Pero es que a esta gentuza no le interesa que la gente sea espabilada. Primero van a lo que quieren y luego tienen la desfachatez de decirte "ah, tu sabrás lo que has firmado, si lo hiciste estabas de acuerdo".


Silmaril, tu padre lo hizo genial :)

Estelwen Ancálimë dijo...

MUY bien por tu padre, Silma. Así es como se deben hacer las cosas :-)

*Gy* dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dices. En mi casa mi madre me pasa todos los papeles para que los lea y los pongamos ambas en común. Aunque no estudio derecho ni tengo planes inmediatos de hacerlo, estoy de asesora familiar y de momento nos va bien, porque siempre pienso fatal de todo el mundo y soy una preguntona incansable xDDDDD

Maku dijo...

También hay que tener en cuenta que hay muchos casos de personas que tenían un contrato indefinido y que, pese a ello, han sido despedidos. Antes, no hace tanto, un contrato indefinido era una garantía de que te podías meter en una hipoteca (siempre que los plazos no te comieran excesivamente el sueldo). Ahora, hay mucha gente que tuvo contrato indefinido, se metieron en una hipoteca, y los han echado a la calle antes de terminar de pagarla.
Eso sí que me parece un verdadero problema, porque no hay forma de ser precavido contra eso.
Además, está muy bien eso de prevenir a la gente frente a firmar contratos a lo loco, pero la realidad es que hay mucha gente mayor, y mucha gente que cuenta solo con una educación básica, y todo el tema de contratos y papeleo les supera. Vale que también esa gente podría acudir a alguien que sí supiera, pero si no los han formado en eso, difícilmente lo van a hacer (hasta que no metan la pata y aprendan). Que los bancos y las financieras se aprovechen de esa realidad, me parece algo deleznable. ¿Que son empresas y van a maximizar beneficios? Vale, pero hay algo que se llama ética, y la actividad empresarial y económica no debería pasar por encima de ella y pisotearla como ha hecho y sigue haciendo. Por poner un ejemplo bestia, una funeraria no va a matar a gente para maximizar beneficios. Todos vemos que eso está mal, ¿verdad? Pues aprovecharse de la inseguridad o desconocimiento de la gente también está mal, y no podemos dar por sentado que es normal que eso pase. Ni es normal (bueno, solo en el sentido de habitual) ni está bien. Y me parece muy injusto que sí se castigue la ignorancia y no la maldad. Por más que la ignorancia pueda ser evitada.

pd: de todas formas aclaro que no es que esté en contra de la entrada, que me parece correcta en general (muy de acuerdo en lo de la inconsciencia y en lo del aparentar).

Estelwen Ancálimë dijo...

Evidentemente, que las empresas o los bancos se callen información (que está reflejada en el contrato pero que no conviene explicar) o que usen técnicas de venta agresiva (como meter prisa para firmar) no es ético en absoluto, nadie está diciendo lo contrario. Pero lo que no se puede hacer es exonerar de responsabilidad a la gente porque "es mayor, o tiene una educación básica, y el tema de papeleo le supera". La gente a la que pongo de ejemplo en esta entrada no son personas que tenñian un contrato fijo, lo hicieron todo correctamente y bien asesorados, y tuvieron luego mala suerte. Son personas que actuaron con una enorme inconsciencia y que cometieron imprudencias graves que seguramente no habría cometido si un profesional les hubiese explicado lo que realmente estaban haciendo (y que luego, encima, ni siquiera son capaces de asumir su culpa en todo el asunto).

Una persona tiene que ser consciente de sus propias limitaciones. Si el papeleo te supera, no firmes un contrato sin asesoramiento legal, así de simple. Por poco formada que esté, la gente no es tan tonta como para no saber que tiene que acudir a un abogado si tiene que asesorarse en un tema legal, mira si no lo rápido que van a ver a uno cuando se tienen que divorciar o cobrar una herencia.
Y si no puede llegar a ese razonamiento po sí misma, esa persona debería estar incapacitada judicialmente porque no está mentalmente capacitada para firmar un contrato, así de claro. Yo conozco a personas muy mayores que cuando viene el comercial a dar por saco a su casa se lo quitan de encima diciendo directamente "mira, yo de estas cosas no entiendo y además ya no veo bien y no puedo leer, si no está mi hijo yo no firmo nada", y los comerciales se van, porque por mucho que insistan NADIE puede obligarles a firmar un contrato en contra de su voluntad.

Si a alguien se le ocurre irse a escalar el Aneto sin entrenamiento previo, o se le ocurre autodiagnosticarse y automedicarse cuando se encuntra mal, y en ambas ocasiones acaba mal, ¿no considerarías que la culpa ha sido suya por haber actuado con imprudencia? Pues esto es lo mismo; si frente a una transacción legal no entiendes el contrato o no estás seguro de lo que sus cláusulas implican o quieren decir, es tu obligación y tu derecho pedir asesoramiento profesional antes de decidir si vas o no a firmarlo. El que no entiende lo que va a firmar, no debería firmarlo, y si firmas un contrato sin pensar lo que estás haciendo y luego sale mal la culpa va a ser tuya. Puede que un comercial o un banquero desparensivo se haya aprovechado de tu ignorancia, pero sólo porque tú se lo permites actuando con inconsciencia e irresponsabilidad. Si me voy de vacaciones y me dejo las ventanas abiertas, la puerta sin echar la llave, y un cartel bien visible junto al buzón que diga "Me he ido de vacaciones del 15 al 31 de Julio, y dentro de la casa tengo un televisor, un DVD, un PC con su impresora y 2000 euros en metálico en la caja de galletas de la cocina", me parece que la culpa de que cuando regrese me hayan robado es tan mía como del caco...

Maku dijo...

Sobre el ejemplo que ponías en tu entrada ya te dije que estaba de acuerdo contigo.
Creo que no me has entendido bien, en ningún lugar he dicho que no sea responsabilidad de la persona que firma el leer, o el pedir opinión a otra persona más entendida. Es su responsabilidad y entiendo que por eso es perfectamente legal que se le apliquen todas las cláusulas del contrato que han firmado, hasta las que vienen en letra pequeña. Lo único que estoy añadiendo (ojo, añadiendo) a tu post, con el que ya te dije claramente que estaba de acuerdo en general, es que el hecho de que las empresas presionen, mientan y tergiversen para fomentar esa situación, me parece objetivamente malo, y que son prácticas que deberían estar perseguidas, o ser denunciables, o algo así.
Siguiendo con el ejemplo del ladrón: sí, si tú dejas una nota así en tu casa, estás buscando que te roben. Pero, independientemente de eso, al ladrón va a buscarlo la policía, ¿verdad? Pues eso.

Estelwen Ancálimë dijo...

En ese sentido, tienes razón. Es cierto que una empresa o un banco no tiene la obligación de explicártelo absolutamente todo (no son asesores fiscales, su tarea es vender, no asesorar). Pero sí que es cierto que no pueden mentir, tergiversar o emplear técnicas de venta agresiva. El problema, por supuesto, radica en cómo va a demostrar el cliente ante un juez que se le mintió o que se realizó venta agresiva con él.
Los bancos suelen ser más escrupulosos con estos temas que las empresas normales, se cubren más las espaldas, pero aún así también las realizan de vez en cuando (yo recuerdo un caso de venta agresiva en un banco cuando fui a abrirme una cuenta corriente y el interventor trató por todos los medios de convencerme de que me hiciera un seguro de vida, a lo cual me negué).

Hay que tener en cuenta que el trabajo de un vendedor es precisamente ese: vender. Y muchos cobran comisiones, lo cual significa que cuanto más vendan más van a cobrar ese mes. Teniendo en cuenta esto, y teniendo en cuenta cuál es siempre el objetivo de una empresa (generar los máximos beneficios posibles), no hay que pedirle peras al olmo.

Por cierto, un apunte: en el ejemplo del que hablábamos antes, es cierto que la Policía buscará al ladrón que se ha llevado tus cosas, pero también es cierto que el delito tendrá menor calificación (se tratará de un hurto, no de un robo, con lo cual la pena impuesta al caco será mucho menor que en el caso de un robo) y que la compañía de seguros no te pagará ninguna indemnización porque actuaste con imprudencia. Lo dicho: responsabilidad compartida.

Esty dijo...

Qué mala es la ignorancia. Me gustaría argumentar mucho más todos estos puntos, pero visto lo visto no creo que valga la pena.

PD. Infórmate de los datos estadísticos sobre el precio de la vivienda, la burbuja inmobiliaria española, y la ley del suelo pepera; el incremento de las hipotecas americanas (pagadas en todo el mundo) sobre las CDO, las AAA y chanchullos en Wall Street, pero sospecho que no lo harás, y que tampoco tienes idea ahora ni te importa. ¡Qué bonito es vivir con los ojos vendados y soltar chorradas por un tubo!
PD2. He estudiado economía y fianzas, y acabando derecho con filosofía, así que menos sobradas.

Estelwen Ancálimë dijo...

No sé cuáles serán tus estudios, Esty (desde luego, urbanidad y buenas maneras no se cuentan entre ellos; habría que ver si serias capaz de hablarle a alguien con tanta prepotencia y chulería si lo tuvieses al frente). Yo soy licenciada en Derecho, y llevo varios años ejerciendo como Procurador de los Tribunales, así que me imagino que de leyes y de contratos sé bastante más que tú.

Por lo demás, no me extraña que no te valga la pena rebatirme el por qué es una temeridad firmar un contrato sin leerlo y sin consultar con un profesional las cláusulas que no entiendes. Nunca vale la pena rebatir algo para lo cual no tienes argumentos. Sobre todo, teniendo en cuenta que no has leído bien mi artículo, porque yo en ningún momento estoy justificando a los bancos ni su actuación antes y durante la crisis; lo que he dicho es que es una temeridad grave firmar un contrato sin molestarse en saber qué es lo que estás firmando. Eso no significa, ni mucho menos, que yo piense que todos los que ahora están con el agua al cuello se hayan comportado de esa manera.

Uri dijo...

Sin entrar a discutir el argumento principal, porque obviamente firmar un contrato sin saber que pones supone un gran riesgo.
Pero de lo que estamos hablando aqui es de estafa.
Y si uno puede ser un "lila" o un "julai" y caer y que te estafen.
Lo que pasa es que en tal caso la culpa es del estafador.

En el caso de los bancos no hay una igualdad entre los contendientes.
Claro, puedes no firmar la hipoteca, pero olvidate de comprar una casa o crear un negocio. Si firmas, siempre sera con las condiciones que ellos te imponen o no sera.
Sin tener el cuenta que ademas los bancos se lo han llevado crudo y no solo los directivos tambien los empleados que recibian primas por hipoteca firmada y tanto mas onerosas como mas grande sea esa hipoteca. Alguna vez les a llegado a casa una tarjeta y un mobil sin haberlo pedido. Eso es porque hay una prima por contrato nuevo. Que sea un pufo da igual porque cuando el cliente se queja la prima ya esta gastada.

Y eso sin entrar en la poca verguenza y la cara dura cuando alguien no paga se le embarga pero si es el banco el que no paga el Estado le da dinero. Dinero que por cierto pagan los mismos embargados y desahuciados por los bancos. Pocas injusticias tyan flagrantes he conocido.

Asi que no voy a discutirte que haya gente estupida. Eso es inevitable.
Lo que discuto es que lo que parece no haber es gente honrada.
Y que por muy estupido que sea el estafado nuestra ira y odio deberian ir encaminadas al estafador.

Sucede (y el motivo no lo se) que nos han vendido que la crisis es por nuestra culpa, porque hemos comprado muchas casas, no hemos podido pagarlas y eso ha creado falta de liquidez y la consiguiente crisis.

¿Falta de liquidez? ¿Seguro?
No hay credito ¿seguro?
En mi cuenta corriente na hay mas de 9000€ y no tengo mas posesiones que un Pegeot 207 que debe tener un valor de tal vez 3 o 4000€.
Y sin embargo en pocos minutos puedo (no solo yo, sino cualquier persona)conseguir de cualquier entidad financiera unos 3,5 millones de € sin aval y sin nada, de forma telematica.
Y ¿para que te dan las financiera esa cantidad de dinero si no es para casas o negocios o coches?

Para especular. ¿No te lo cres?
Haz la prueba pero creeme, no te miento cuando digo que puedo conseguir 3,5 millones de €.

Sabes por que.
Pues porque los mercado permiten cosas que no parecen logicas, como el hecho de poder vender antes de comprar. Vendo una casa (sin tenerla) y luego espero que baje de precio para comprarla.

Asi que evidentemente, combatamos la estupidez.
Pero por favor, combatamos sobretodo a los cabrones que nos han llevado a esto y que dicho sea de paso son mucho mas ricos que antes, mientras criticamos a gente que tal vez no tenga ni un techo para vivir.

Estelwen Ancálimë dijo...

Dudo bastante que en estos momentos tú o cualquier persona normal pueda conseguir 3'5 millones de euros sin aval, como no sea atracando el banco o pirateando su red interna y auto transfiriendo fondos a una cuenta en las Caimán. Y eso de vener algo de lo que no eres propietario es imposible en mi país.

En cuanto a los bancos, no te confundas; todos los que engañan al cliente o que cometen la salvajada de dar créditos de alto riesgo, o tienen cláusulas abusivas, me parecen unos hijos de la gran puta que deberían pagar por cada uno de los ilícitos y abusos que cometen, y desde luego estoy totalmente en contra de que se les salve el culo con dinero público. Y hay gente que ha firmado sabiendo lo que hacía, lo ha hecho todo bien, yaún así ha sido engañada o ha tenido mala suerte y ha acabado en la calle, y esa gente sólo merece mi compasión y mis buenos deseos. Yo sólo critico a un sector de la población concreto, que ha cometido la imprudencia de firmar un contrato sin saber lo que firmaba o sin pararse a pensar en los riesgos, y está sufriendo no las consecuencias de una estafa o de la mala suerte, sino las consecuencias de su propia imprudencia. Hay una gran diferencia entre unos y otros.

Uri dijo...

Bien no tienes que creerme si no quieres.
Si conoces a algun Broker o a alguien que trabaje en la bolsa el te lo podra confirmar.
Haciendo un exercicio de logica tu dices que no se puede vender algo sin comprarlo.
Pues resulta que si que se puede (como te dije no tienes porque creerme a mi, informate por otro lado si lo prefieres) y resulta que es una de las causas importantes de la crisis (esas causas que curiosamente nadie nombra nunca).
Obviamente tu cuando has oido tal cosa crees que no puede ser porque no tiene sentido. Y en efecto no lo tiene, de ahi proviene gran parte de la la crisis, el hacer cosas sin sentido. Porque a poco que lo analices veras que si tu compras antes de vender (obviamente si vendes estas obligado a comprar luego) lo que sucede es que tu interes se encamina a que aquello que has vendido baje de precio y tus acciones se dirigiran a eso.
Cuando aplicamos ese sistema a los Bonos de los Estados (lo que llamamos deuda publica) sucede que aquellos inversores que compran, por ejemplo, deuda española, tienen mucho interes en que la situacion española empeore ya que si han vendido deuda pongamos a 100€ les interesa comprarla luego a 80,50,30 o 10. Es decir, cuanto mas baje, mas barata la podran comprar pero como ya vendieron a un precio fijo no les interesa la prosperidad (puesto que para ellos son perdidas) sino la recession, ya que, cuanto menos valgan esos bonos mas beneficio obtienen ellos. Es perverso, pero es asi.
En cuanto al credito, lo mismo, no tienes porque creerme a mi, consultalo con alguien de tu confianza. Creo que ya deje claro que este tipo de credito te lo dan para especular, es decir, no hay opcion de usar ese dinero en otra cosa, porque solo te lo dejan para realizar las operaciones que te mencioné antes. Solo te lo prestan cuando realizas la operacion. En realidad ese dinero solo puedes verlo si consigues beneficios a posteriori.
Entonces tenemos la situacion de muchos inversores (ahi se incluyen bancos y entidades financieras) que tienen grandes sumas de dinero invertidas (no en la compra sino en la venda) en deuda española (digo española por ser nuestra situacion, pero para el caso lo mismo serviria Grecia,Irlanda,Italia...) y sus intereses son que España vaya mal porque si resulta que va bien, pierden dinero. En cambio cuanto mas se hunda, mas dinero ganaran.
Esto te lo cuento porque si te fijas casi nadie lo hace. Y te digo que podemos hacer recorte, reformas y cualquier otra cosa pero mientras no atajemos el problema de base no servira de nada.
Simplemente debemos poner limites a la codicia de algunos. Pero sobretodo no nos dejemos engañar porque el argumento de que la crisis es a causa de la poca cabeza de los ciudadanos no solamente es equivocada y falsa sino que encima proviene de los responsables del desastre que no tienen interes ninguno en que la situacion cambie porque tal como esta a ellos les va muy bien.
Y a diferencia de ti, a ellos les da igual vivir rodados de miseria mientras puedan tener coches de lujo y bañarse en Jacuzis.
En fin, no creas que vengo a enmendarte la plana, pero hasta cierto punto me siento obligado a intentar desenmascarar ese tipo de farsas porque los que las causan tienen muchos recursos para desinformar (televisiones,radios,periodicos...) y los que intentan desenmascararlas muy pocos. Afortunadamente tenemos internet y los blogs donde podemos decir lo que queramos y todo aquel que quiera puede leerlo.

Estelwen Ancálimë dijo...

Ojo, estás poniendo en mi boca cosas que yo no he dicho. Yo no he dicho nunca que la crisis sea culpa de los ciudadanos, jamás, ni lo diré. Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que a causas de la crisis respecta. Lo que he dicho es que, a título individual, hay muchas personas que se están quejando de su mala situación actual y esas mismas personas hubieran podido evitarla, o minimizar los daños, de haber sabido lo que estaban firmando.
Eso NO significa que todos los que tienen problemas sean responsables de los mismos, ni tampoco que los ciudadanos sean responsables de la crisis. Espero que ahora comprendas mejor lo que quiero decir en esta entrada.

Uri dijo...

No me referia a ti en particular,es decir, no hice el comentario porque pensara que esa era tu posicion.
De hecho estoy plenamente de acuerdo con la imprudencia de muchos ciudadanos.
Digamos que era porque veo una tendencia (no la personalizo en ti) y como el tema del articulo era este me parecio adequado comentarlo.
La tendencia es no tanto desinformar como guardarse cierta informacion. Date cuenta que eso que te conte sobre la Bolsa y los brokers simplemente se mantiene en funcionamiento porque la mayoria de ciudadanos lo ignoramos.
Obviamente cidadanos somos todos, desde politicos a banqueros.
Pero es que resulta tremendamente dificil seleccionar entre toda la informacion que recibimos y mas cuando esa informacion nos la dan con una intencion algo sospechosa.