domingo, 30 de marzo de 2014

Once Upon a Time: Campanas de boda


Al parecer en Once Upon a Time (o Érase Una Vez, como se llama la serie en castellano) vamos a tener boda en el capítulo final de la temporada. Después de tanto tiempo desde la última (que yo recuerde, no tenemos bodas desde las de Blancanieves y Cenicienta con sus respectivos príncipes en la primera temporada), y siendo una serie basada en cuentos de hadas, ¡yo creo que ya tocaba! Pero, ¿quiénes serán los afortunados? Hay teorías por todas partes, pero aquí expongo yo las mías. Ojo, hay SPOILERS hasta el capítulo 14 de la tercera temporada.


1) Bella y Rumpelstiltskin



A favor: Llevan juntos desde la primera temporada, y son la pareja favorita de la mayoría de los fans. No han parado de sucederles putadas que tan pronto se juntan los vuelven a separar: que si Rumpel echa a Bella de su castillo, que si Regina la secuestra y él la da por muerta, que si se reencuentran, que si ella pierde la memoria, que si cuando la recupera él tiene que irse a Nunca Jamás, que si cuando regresa muere, que si al final no está muerto pero es prisionero de Zelena y ha perdido la cabeza... La verdad es que separarlos una y otra vez, llenando su camino de dificultades a los Romeo y Julieta, está convirtiéndose en un truco demasiado recurrente de los guionistas para crear tensión dramática. Y dado que entre Nunca Jamás y la supuesta "muerte" de Rumpel llevan separados casi toda la temporada, creo yo que ya va siendo hora de dejar que se queden juntos y darles un final feliz.

En contra: De momento, Rumpel está loco y Bella sigue creyéndole muerto. Y a los guionistas les gusta demasiado hacer sufrir a esta pobre pareja... si los casan, ¿qué recurso se inventarán después para volverlos a separar?


2) Ariel y Eric



A favor: Otra pareja que suena con fuerza en las teorías porque los guionistas hablaron de una "splashy wedding" al final de la temporada, que puede traducirse tanto como una boda ostentosa, como hacer referencia a una boda acuática, adjetivo muy propio para una sirena y su príncipe.

En contra: Ariel y Eric no han pasado de ser personajes secundarios en toda la temporada, han salido poco, y la verdad es que esa relación de "me enamoro de ti de repente y sin conocerte de nada" no ha sido demasiado carismática entre el público.


3) Aurora y Felipe



A favor: Esta pareja, aunque también secundaria, ha chupado bastante más cámara que la de Ariel y Eric, y encima Aurora está embarazada.

En contra: Si Aurora está embarazada, y teniendo en cuenta que estamos hablando del mundo de los cuentos, lo más lógico es que ya esté casada con Felipe, aunque la boda no haya salido en pantalla. A no ser, claro, que la boda de final de temporada se trate de un flasback, pero en ese caso a mí me parecería un spoiler muy tramposo.


4) Regina y Robin



A favor: Todo el mundo quiere que la Reina Ex-Malvada se enamore por fin y pueda volver a ser feliz. Está claro que Robin Hood es su amor verdadero, por lo que dijo Campanilla, y por lo tanto es sólo cuestión de tiempo que estos dos se acaben liando.

En contra: Me parece algo apresurado, teniendo en cuenta que a día de hoy aún no se han liado. Que acabarán haciéndolo, está claro, pero aún así me parece precipitado que se casen tan pronto. Creo que sería mejor dejar que esta nueva pareja se asiente un poco. Y al fin y al cabo Regina, según la propia actriz que la interpreta, Lana Parrilla, está aterrorizada ante la posibilidad de sufrir de nuevo y perder otra vez a un ser querido como le pasó con Daniel, con Cora y con Henry. No vería yo muy creíble que se liara la manta a la cabeza y se casara tras un idilio corto; creo que necesita tiempo para abrir su corazón.


5) Emma y Neal



A favor: Son los padres de Henry, y tanto al final de la segunda temporada como estando en Nunca Jamás se confesaron que seguían sintiendo algo el uno por el otro. Desde que llegó al Bosque Encantado, Neal está empeñado en volver a Storybrooke como sea para recuperar a Emma y a su hijo.

En contra: El problema de Emma es el mismo que el de Regina, miedo a abrir su corazón, pero además con un agravante: a diferencia de lo que sucede con Robin y Regina, Neal no es la única opción que tiene Emma. Aún se está recuperando del golpe emocional que fue descubrir el engaño de Walsh (como la propia Emma bien dijo, aunque sus recuerdos fueran falsos, el amor que sentía no lo era), y tiene a Garfio detrás empeñado en conquistarla. Se me haría raro que se le pasaran todas las dudas de golpe y se casara con Neal al final de la temporada.


6) Emma y Garfio



A favor: Esta pareja tiene mil veces más carisma que SwanFire, por más que le pese a sus fans. Además, Neal perdió a Emma por su propia cobardía y estupidez, mientras que Garfio es un antihéroe carismático que merece volver a encontrar el amor después de perder a Milah (a la que todo el mundo odia, así que nadie la echará de menos).

En contra: Aparte de que estamos en las mismas del caso anterior (la indecisión y los miedos de Emma), puede que siendo una serie familiar los guionistas no quieran separar a Emma del padre de su hijo para casarla con el pirata. A no ser, claro, que Neal sea el personaje que va a morir definitivamente en esta temporada, algo que temen (o esperan) muchos fans...

¿Y vosotros, oncers que me leéis? ¿Quién creéis que se casará en el capítulo final de la temporada?


2 comentarios:

Laura Sánchez Méndez dijo...

Yo no puedo decir mucho, porque la única temporada que vi completa fue la primera; la segunda ya no me gustó tanto y después seguí viendo trozos de capítulos a salto de mata. Pero si hay que apostar por una, yo diría que serían Ariel y Eric los que tengan bodorrio. Aunque sean muuuy secundarios, creo que los guionistas necesitan esa boda para poder darles después excusas para que tengan más protagonismo (separarles y eso).

Si casan a Emma se limitarían bastante los giros argumentales (¿se casaría con uno para luego separarse porque otro es su amor verdadero?). Me da que a Emma la van a dejar de momento soltera y apuesto a que su gran boda será al final de la serie (si es que lo tiene).

Eso sí, si tuviera que elegir una boda, me quedaría con la de Rumpel y Bella, desde luego. ¡Por favor, que se merecen un poco de felicidad! Estoy a favor de que las parejas de la ficción tengan dificultades, pero es que lo suyo ya parece una maldición. Ojalá puedan ser felices algún día.

Malena dijo...

¡Que sea Rumbele! ¡Que sea Rumbelle! Que sea Rumbelle!