viernes, 11 de septiembre de 2009

Escritores mercenarios

Me exaspera bastante un fenómeno literario que de un tiempo a esta parte se ha hecho constante. El último ejemplo de este fenómeno lo he visto hoy mismo, mientras me daba una vuelta por El Corte Inglés. Con el estreno de Ágora de Alejandro Amenábar cada evz más cercano, me he encontrado la estantería de novedades con no menos de cinco libros distintos sobre el mismo tema: Hipatia. Que si El sueño de Hipatia, que si El jardín de Hipatia, que si La historia de Hipatia... Vamos, una figura histórica no demasiado conocida fuera de los círculos de aficionados a la Historia que hasta hace dos días no le importaba ni al gato, ahora se encuentra como protagonista de varios libros, que (¡oh, casualidad!), han salido todos a la vez justo antes del estreno de la película. Y lo mismo ha pasado cada vez que han estrenado una película relacionada con hechos históricos: que si Alejandro Magno, que si Troya...
La verdad, si algo me revienta son los escritores mercenarios. Los típicos que, justo antes de que salga una película de este tipo, reciben una llamada de la editorial de turno para que hagan un libro por encargo (es decir, un libro que no sienten y no está hecho con amor, sino fabricado en serie como los donuts) que tenga que ver con el tema de la película, para así poderlo vender aprovechando el tirón y forrarse con el tema. Es algo muy similar a lo que pasó tras el boom de El código DaVinci: automáticamente comenzaron a proliferar como churros cientos de libros con temáticas muy similares, que acabaron convirtiéndose en un subgénero de la intriga histórica al que yo llamo "Jesucristo era masón". Y es que todos eran (y son) iguales: bella e inteligente arqueóloga y atractivo policía (o viceversa) que se enfrentan juntos a un misterio histórico chungo en el cual alguien muere y empiezan a aparecer señales de un algo histórico perdido durante siglos que hay que encontrar (o impedir que otros lo encuentren). Ese algo histórico ya varía según lo que esté de moda en ese momento, y puede estar relacionado con una persona (Jesucristo, magdalena, Beethoven, Vivaldi, Cleopatra...) o con un objeto mítico o legendario (un manuscrito en arameo, el Santo Grial, las joyas de la corona inglesas...), aunque la mitad de las veces tendrá que ver con la Iglesia (por supuesto, para ponerla de vuelta y media). Suelen tener nombres como "La conspiración Vivaldi", "El enimga Botticelli", "La traición bizantina", "La hermandad de la cruz negra" o "El secreto del Grial".
No tendría nada en contra de este tipo de libros, de no ser porque además de ser clónicos todos ellos suelen ser bastante malos: los personajes son planos, sin profundidad piscológica, estereotipados y poco o nada creíbles, y obviamente sólo están ahí para hacer que la historia avance (vamos, que si en lugar de la doctora Sophia Roswell y el agente Kevin Webster, por ejemplo, pusieras a la doctora Marion Lindsey y al agente Chris Martin, la historia no variaría en absoluto... por cierto, ¿verdad que me han salido unos nombres cojonudos? Igual alguna editorial me ficha después de esto :-P ).
Algo muy similar suele suceder con todos los libros que salen a la estela de películas históricas, y me juego lo que sea a que las Hipatias en serie que adornan los escaparates de las librerías son exactamente iguales. Otra cosa es la película en sí, que no sé si me va a convencer, porque yo sí que conozco la historia de Hipatia (siempre me ha gustado bastante este personaje histórico por haber sido una mujer inteligente e ilustrada a la que los hombres pedían consejo en un mundo tan falocéntrico como la antiguedad, de modo que leí sobre ella), y lo que sé hasta ahora de la película me huele a manipulación histórica de las chungas, ya que Hipatia fue asesinada por motivos políticos y no religiosos (había estado dando clases de filosofía durante toda su vida sin que la molestaran, y fue asesinada a los 60 años o así), y en la película parecen ponerla como la pobrecita víctima de los malvados fanáticos cristianos, pero en ese asunto no me voy a meter hasta haber visto la película y comprobar exactamente cómo tratan el tema, que ya sé cómo las productoras suelen manipular los trailers y los carteles de vez en cuando.
Sea como sea, este asunto me fastidia especialmente porque desde que leí El último Catón de Matilde Asensi, me convertí en una gran admiradora de la intriga histórica, y ahora ya no me atrevo a comprarme libros de este estilo porque hay tantos y tan malos que no puedo distinguir la paja del grano. Y mira que me revienta pensar en las joyas que estaré dejando pasar entre tanta basura, pero lo que no puedo hacer es comprarme libros alegremente con la pasta que valen (y con el poco espacio que tengo en casa, que voy a tener que comprarme un par de estanterías nuevas para alojarlos a todos).
Somos muchos los que llevamos toda la vida escribiendo, con el sueño de publicar y conseguir cierto renombre (el suficiente para poder vivir de nuestra vocación). Somos muchos los que no publicamos, o publicamos tan modestamente que nuestras obras no nos dan casi nada. Y, en nombre de todos, ellos, quiero decir: ¡Basta ya de escritores mercenarios! ¡Basta ya de historias planas y sin vida diseñadas para vender aprovechando el tirón de películas o libros de éxito! Si las editoriales, en lugar de invertir tanto dinero en sacar a la venta clones de historias exitosas, se mojaran con los escritores noveles y les dieran una oportunidad, el panorama literario sería más fresco, de mejor calidad, y muchos de nosotros podríamos ver por fin cumplido nuestro sueño.

15 comentarios:

guardia otero dijo...

Tienes mucha razón,siempre que hay una película de ese estilo las estanterías se inundan de libros de ese estilo,pero siempre tiene algo bueno,a veces,gracias a esto,se impulsan libros que ya estaban pero que nadie conocía,y eso siempre es bueno,ya que lo que al fin y al cabo cuenta,es que se de a conocer la historia.

Estelwen Ancálimë dijo...

Cierto. De las reediciones de libros no tengo nada en contra (de hecho, gracias a las películas de Narnia reeditaron los siete libros, por ejemplo), lo que me fastidia son los libros escritos y sacados a la venta ex profeso para aprovecharse de la película (o de un libro anterior más exitoso). Y, qué casualidad, todos los libros de Hipatia que vi tenían la misma fecha de edición: 2009

Un saludo y gracias por comentar :-)

Estelwen Ancálimë

PD: A propósito, he intentado comentarte en tu blog en varias ocasiones, pero no se guardan los comentarios. Me suele pasar con otros blogs que tienen un sistema de comentarios como el tuyo :-(

Edu dijo...

Tenemos odios parecidos XDDDD
Por cierto, no sabía que Hipatia murió por cuestiones políticas, en todos los sitios que he encontrado información sobre ella siempre se comenta el integrismo cristiano.

Por otra parte, aunque quizá ya lo hayas leído en la crítica de mi blog, te recomiendo el de Atlantis de David Gibbins: como personajes y trama es bastante olvidable pero la parte histórica y científica está muy bien llevada, un poco al estilo Matilde Asensi. Porque a pesar del tema (Atlántida), tiene mucho más de historia que de fantasía o ciencia ficción (prácticamente nulas).

guardia otero dijo...

Ups,gracias por avisar de eso,se me había desconfigurado alguna cosilla =P
Creo que ahora ya va bien

Respecto a lo de las reediciones,si,eso suele ser lo mejor(ESDLA,narnia,etc)pero tambien gracias a películas como esta surgen grandes libros(Por ejemplo:"Alejandro Magno o las Águilas de Roma","Salamina",etc

Antonio dijo...

Amén, hija, que te debes de haber quedado de un a gusto...Y yo leyéndote, además.

¡Abajo la tiranía de lo comercial! ¡Hola, nueva oleada de jóvenes promesas!

Estelwen Ancálimë dijo...

A ver, es cierto que a Hipatia se la cargaron integristas... pero su muerte fue debida a motivos políticos. En Alejandría había dos bandos, el del prefecto de Constantinopla (Orestes) y el del Patriarca de Alejandría (Cirilo). Ambos competían por cuestiones políticas y se traían sus chanchullos, eran rivales, y ambos eran cristianos. Hipatia era una mujer que había sido maestra de la mayor parte de la élite intelectual y la oligarquía cristiana de Alejandría, y entre ellos tenía amigos muy influyentes, aunque fuera pagana. De hecho, por muy pagana que fuera, había llegado hasta los 60 años sin ser molestada. Y nunca se había posicionado en la política porque era una intelectual. Pero al final de su vida cometió el error de posicionarse a favor de Orestes, lo cual hizo que Cirilo la viera como un peligro, porque ella tenía mucha influencia sobre la élite cristiana oligárquica e intelectual de la ciudad, y si estos por influencia de su maestra se posicionaban también a favor de Orestes la cosa iba a complicarse para el Patriarca. Así pues, al parecer, Cirilo le comió la cabeza a un grupo de chiflados fanáticos para que se cargaran a Hipatia "por pagana". Pero eso sólo fue la excusa que se les dio a los asesinos para perpetrar el crimen; la realidad es que Hipatia había llegado a vieja sin ser molestada, y es muy propable que hubiera muerto en paz de vejez si no le hubiera dado por apoyar directamente a Orestes. Es lo que tengo entendido acerca de ella. Además, el crimen fue bastante salvaje, y provocó que todos los critianos normales de la ciduad se indignaran y portestaran airados contra los fanáticos. Lo que espero es que la película retrate los hechos tal y como fueron, y no se convierta en un alegato de "los malvados, machistas y fanáticos critianos contra los pobrecitos, cultos y progresistas paganos".

Gracias a todos por vuestros comentarios ^^

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Igual que el fenómeno vampírico actual, que de repente todos los libros se titulan Medianoche, Luna llena o similares. A mí también me pone de muy mala leche, pero también ocurre a veces que hay un escritor que sí ha creado el libro con ganas y con el corazón, y no se lo publican hasta ese momento. Lo cual es una pena, porque para personas como nosotros, queda como uno más del montón.

Estelwen Ancálimë dijo...

Los de vampiros no los he incluído, porque, serún tengo entiendo, lo que ha pasado es que la mayoría de ellos eran libros ya existentes que no habían sido editados antes en acstellano y han aprovechado para hacerlo ahora, que hay tirón. Con lo cual no entran en mi categoría de "escritores emrcenarios" (en todo caso, de editoriales oportunistas).
Lo que sí es cierto es que esos libros han resultado ser todos iguales: chica joven humana conoce a vampiro amargado romántico y atractivo y entra en el mundo del vampirismo de la mano de su amado. ¿Para cuándo una novela distinta, como vampiros grises tipo Anne Rice (o, aún mejor, de todos los colores, que haya buenos, malos y de la gama intermedia), y ambientada en una época distinta a la actual?

Edu dijo...

Gracias por la aclaración, que ya me daba mal rollo la historia de Hipatia, suerte que como siempre la realidad es más compleja que los tópicos.

Por otra parte, los que sí apenas soporto son los diseñadores de cubiertas (o las editoriales que les mandan) para plagiar sin ningún pudor el estilo de las portadas de las novelas de éxito. Hay dos modalidades:
- Ejemplo Crepúsculo: la novela se hace famosa y luego todos los libros de vampiros juegan con el negro el blanco y el rojo con algún elemento poético en la portada. Esto lo he visto también con los clónicos de la Sombra del Viento (abusando de calles neblinosas), los clónicos del Código da Vinci (estilos renacentistas con letras antiguas y códigos raros)

- Ejemplo Historia Interminable (fue el primero que vi y me dolió... mucho): sale la película del libro y vuelven a editar el libro con escenas de la película en la portada. Es horroroso, y más cuando en el ejemplo que he puesto es necesaria una cierta ambientación previa. Lo mismo me pasó con El Señor de los Anillos y recientemente con Corazón de Tinta, entre muchos otros.

Estelwen Ancálimë dijo...

A mí tampoco me gusta nada que pongan imágenes de las películas en las portadas de los libros. Sobre todo porque muchas veces no me imaginaba algunas cosas como salen en ls películas, y las imágenes siempre condicionan cómo nos imaginamos luego a los personajes.
Y lo de las portadas, te doy toda la razón del mudno. ¿No se dan cuenta de que así lo único que se consigue es reforzar en la mente del lector potencial que ese libro es un plagio dela nterior? Una de las cosas que más me ha indignado últimamente es ver los libros de las "Crónicas Vampíricas" de Anne Rice reeditados en negro y rojo para parecerse a las portadas de "Crepúsculo" y similares. ¡Da vergüenza ajena!

escoriagorgonita dijo...

Bienvenidos al mundo de la moda, si si de la moda, y no me refiero a la ropa sino a lo que está de moda.

Fijaos que cualquier idea, concepto, elemento que vende más que los demás, en seguida se adapta y se copia de una maner o de otra (obteniendo algo de ínfima calidad y no siempre a menor precio).

Es una pena este fenómeno de libros, a mi tambíen me fastidia bastante. (a mi el Código Da Vinci me gustó, siempre teniendo en cuenta que se trata de una novela policíaca y sin hacer caso de las tamñas tonterías que dice el autor).

También es conveniente saber que gracias a este tipo de cosas, salen a la luz nuevos talentos.

Ese es el caso del actor "Clive Owen", nadie daba un duro por el, hasta que hizo el papel de Maximo en una cutre-versión de Gladiator, creo incluso que hizo lo mismo con Espartaco. Y gracias a eso ha llegado donde está ahora.

A ver que tal la película de Amenabar, ya nos contarás.

Te recomiendo a "Javier Negrete" a mi me gusta.

Con la literatura fantástica desgraciadamente cuele ocurrir lo mismo, mira La DragonLAnce, la misma historia una y otra vez con distintos heroes(que para cagarla aun más, son los hijos de los hijos de los hijos de Tanis y compañia). Lo mismo pasa si nos trasladamos a Reinos Olvidados o a cualquier otro mundo.

A día de hyo también es cierto qeu innovar es muy dificil. Pero si que se lo podrían currar un poco más estos escritorzuelos.

Perdón por el tostón.

Saludos Gorgonitas.

Estelwen Ancálimë dijo...

¡De tostón nada! Vas muy acertado, creo yo. Es una lástima que importe más lo que está de moda que las nuevas ideas y los autores noveles (¡y pasa hasta en el frikismo, como bien dices!).
Espero que la película sea buena; lo cierto es que de Amenábar las he visto todas (es uno de mis directores favoritos) y hasta ahora no creo que haya hecho nignuna mala. Lo único que me da un poco de miedo es que esta producción, que parece más hollywoodiense, ponga la espectacularidad de efectos y la acción por delante de la veracidad histórica y de un buen guión. Pero con un director tan talentoso como él, habrá que mantener la esperanza :-)

Un saludo:

Estelwen Ancálimé

escoriagorgonita dijo...

Mientras no le obliguen los productores a cambiar el guión para "hacer más atractiva la película"...

Yo "Los Otros" no la he visto y me niego a verla, ya que lo que viene a ser Nicole Kidman... no me atre mucho la verdad XDXD

Saludos Gorgonitas

Estelwen Ancálimë dijo...

Pues siento de verdad que no quieras verla, porque como película de terror es una maravilla. A mí me gustan mucho las películas tipo "Los otros", "El orfanato", "Al final de la escalera" y en ese plan, porque me encanta el terror psicológico, el suspense (en cambio, el típico gore de cuchilladas y cuerpos descompuestos nunca me ha hecho mucha gracia).
Si no te gusta cómo actúa Kidman o te cae gorda potr algún motivo, entiendo tu reticencia, ya que ella es quien lleva la mayor parte del peso dramático de la película. Sin embargo, si lo que pasa es que no te dice nada o no te atrae como mujer, te recomiendo que le des una oportunidad de todas maneras, porque en mi humilde opinión borda el papel de una forma brillante.

Lady Diana dijo...

A mi me molestan los escritores que escriben un nuevo libro, casualmente muy parecido al 'ultimo que esta en alza. Por ejemplo, despues que salio la saga Crepusculo, lo unico que se les ocurre a algunos escritores es escribir sobre historias de vampiros y humanos. Parece que toman a los lectores por tontos. Lo unico que les interesa es engancharse en la ola vampirica.
PD. No tengo tildes hoy.