lunes, 12 de abril de 2010

Pasan estas cosas y yo como que me cabreo...

Acabo de enterarme de que el Jueves Santo detuvieron a un grupo de turistas musulmanes en Córdoba que organizaron un escándalo porque no les dejaron rezar a Alá en la catedral (que como todo el mundo sabe está dentro de lo que antes fue una mezquita).

Sólo tengo una cosa que decir: soy la primera que está a favor de ecumenismo y de la tolerancia, pero, si los musulmanes desean llevar un imán y rezar a Alá en la catedral de Córdoba, que permitan a los cristianos celebrar misa mayor en Santa Sofía de Constantinopla.

6 comentarios:

Sybill dijo...

jajajajajajaj que me a parecido divertido!...
Dale, que igual la gente es loca... y por eso es el problema que hay en medio oriente...
Afortunadamente no vivo por ahi XD

Estelwen Ancálimë dijo...

Afortunadamente, a mí el medio oriente me pilla algo lejos, aunque bastante más cerca que a tí... :-S

Narwen dijo...

Pues nada, aquí tienes la famosa alianza de civilizaciones de zapalerdo. aquí que vengan a rezar a catedrales, pobrecitos ellos.

El problema de la radicalización de las religiones es que no permiten la coexistencia en su tierra, pero además quieren la tuya y hacer lo que les de la gana porque ELLOS tienen la verdad absoluta ( segun ellos). En fin, esperemos que no nos obliguen a llevar pañuelo porque a ellos les moleste ver por la calle a mujeres sin hijad.

Y lo digo porque en dinamarca en plenas navidades tuvieron que quitar los adornos navideños porque a los representantes de paises musulmanes les "ofendia".

Estelwen Ancálimë dijo...

Lo que me sorprende mucho de Dinamarca no es que esos capullos protestaran, sino que les hicieran caso (¿seguro que fue tal y como lo cuentas?). A mí también me ofende ver a mujeres con hijab en un país libre donde hay igualdad de derechos y no les exijo que se los quiten. Si les ofenden los adornos navideños, que se vayan de vuelta a sus países, donde no tendrán que soportar esos adornos. Si están en un país occidental y cristiano, que se jodan y se adapten, que en los suyos ellos me exigirían que yo hiciera lo mismo.

*Gy* dijo...

Esto es algo que siempre va a traer problemas, por desgracia. Cuanto más abierto y democrático es un país más sometido queda frente a los integristas y los radicales que se dedican a imponer su forma de pensar.
Disponiendo de derechos y de una forma de pensar tan sumamente sectaria, lo que me sorprende es que no hayan volado ya las hostias abiertamente.

A veces creo que nos pasamos poniendo la otra mejilla.^^

Buen post.

sandocan en bicicleta dijo...

.