jueves, 20 de enero de 2011

José Carlos Somoza

Hoy quiero hablaros de mi escritor favorito. Se trata de José Carlos Somoza, escritor español afincado en Madrid (aunque nació en Cuba, sus padres emigraron a España por motivos políticos cuando él era apenas un bebé). Creo que no exagero si digo que es el mejor escritor de suspense de toda España, con ocasionales incursiones en el terror sobrenatural. Sus intrigantes, y en ocasiones macabros argumentos, unidos a una prosa tan elegante como ágil, hacen que sea casi imposible soltar sus novelas hasta llegar a la última página. Además, hay un leit-motiv muy curioso en sus obras: todas ellas homenajean a un arte o a un artista en concreto, convirtiéndolo en el eje central del trasfondo de su obra.
En sus novelas se suele dar bastante importancia a la psicología de los personajes y a sus motivaciones, sus pensamientos y su voz interior. No hay personajes planos ni estereotipados en la bibliografía de Somoza. Es todo lo contrario al típico bestseller americano, que va a saco con la acción y la intriga y mete personajes planos para que la llevan adelante. Creo que el hecho de que José Carlos Somoza haya sido psiquiatra antes de ser escritor es decisivo para esto: no sólo sabe construir la mente y el espíritu de los personajes con tanto acierto que te parece que te estén hablando a través de las páginas del libro, sino que también sabe perfectamente jugar con la psicología del lector para ponerlo nervioso en los momentos de tensión y llevarlo por donde lo quiere llevar a través de las trampas del argumento hasta que se llega a una resolución hilvanada al milímetro, donde todo encaja. Podríamos decir, salvando las distancias, que es una mezcla de Stephen King y Haruki Murakami.
Además, con la obra de Somoza pasa algo curioso. La mayoría de escritores publican una ópera prima interesante, que les lanza de cara al público, y luego se pasan el resto de su carrera creando historias de calidad irregular que no siempre están a la altura de la primera novela. A Somoza no le pasa esto. Él comenzó escribiendo novelas interesantes, aunque discretas, y ha ido cogiendo confianza y aumentando la calidad conforme han pasado los años. Con eso no quiero decir que sus primeras obras sean malas (aún no he leído de Somoza nada que sea malo), ni siquiera mediocres. Son buenas, pero no llegan al nivel de brillantez y ambición que tienen las más recientes. Sin embargo, en todas ellas se nota la huella del escritor. Ese sabor enigmático, introspectivo, elegante, melancólico, siempre cargado de una cierta tensión, está presente en todas sus historias de la primera a la última.
Estas son sus obras más relevantes:



Silencio de Blanca (1996)


Argumento: Siempre el mismo día de la semana, y siempre a la misma hora, Héctor, un solitario y maduro profesor de piano, se reune con la misteriosa y joven Blanca, y juntos van inventando y escenificando todas las ceremonias que el deseo les ordena celebrar. Héctor, mientras escribe un ensayo sobre Chopin, se recrea, al son de sus Nocturnos, en la vivencia de sus sofisticadas creaciones eróticas, en sus transfiguraciones, criaturas imaginadas que su libido convierte en reales o seres reales, como Elisa, la aplicada alumna que, poco a poco, va cediendo a las insinuaciones de su maestro. Pero una trivial consulta a una psiquiatra va a trastornar el mundo de Héctor, tan elaboradamente satisfactorio. Y sobre el desorden de las pasiones que Héctor no puede ni quiere ya, planea el enigmático silencio de Blanca

Leit-motiv: La música

Premios: XVIII Premio de Literatura Erótica "La sonrisa vertical"

Opinión personal: Es de las pocas de José Carlos Somoza que no he leído, ya que no me atrae en exceso la novela erótica, así que no puedo opinar.



Cartas de un asesino insignificante (1999)


Argumento: Durante su solitaria estancia en el pueblo costero de Roquedal, una traductora, Carmen del Mar Poveda, recibe misteriosas cartas de un desconocido que le declara su intención de matarla. Las cartas son abandonadas en el muro que rodea su casa y el desconocido exige una respuesta. Comienza así un extraño intercambio epistolar, un juego de acertijos y falsas soluciones, de identidades y espejos, en el que, inexorablemente, se implicarán las oscuras leyendas del pueblo, sus antiquísimas fiestas populares y algunos de sus más enigmáticos habitantes.

Leit-motiv: El género epistolar

Premios: Ninguno

Opinión personal: Es una novela cortita, muy fácil de leer. Aunque hay suspense, la historia está enfocada más a la reflexión y a la introspección que a la acción. Es la típica novela para leer una de esas tardes de verano en la playa o en el apartamento, mientras la brisa marina te golpea en la cara y el sol se refleja en las páginas del libro. No es de las mejores que ha parido la pluma de Somoza, pero tampoco es mala en absoluto.



La ventana pintada (1999)


Argumento: Javier Verdaguer, un hombre de mediana edad, admirador de Jodie Foster y a quien las miserias cotidianas le hacen refugiarse en el cine, verá desdibujarse los límites entre la realidad y la ficción cuando una sucesión de aparentes casualidades lo lleven hasta la Filmoteca soledad y se vea inmerso en un misterio que escapa a cualquier explicación racional. Un viejo que se parece a Borges, un joven obsesionado con Charlot, cuya dependencia del cine es más peligrosa que su adicción a las drogas, un extraño cineclub donde se programan demenciales e interminables sesiones de una misma película a gusto de cada espectador, y un omnipresente ojo que todo lo ve, son algunos de los elementos de esta intriga cuyo verdadero protagonista es el cine.

Leit-motiv: El cine

Premios: Premio Café Gijón

Opinión personal: Hace mucho tiempo que leí esta novela, de modo que me acuerdo poco de ella. Sí que recuerdo que me gustó bastante (más que Cartas de un asesino insignificante y que Dafne desvanecida, por poner un ejemplo), pero que no llega al nivel de obras posteriores que me agradaron más.



La caverna de las ideas (2000)


Argumento: Cuerpos mutilados de efebos son descubiertos en las calles de Atenas, crímenes inexplicables que no parecen seguir ningún orden lógico. Heracles Póntor, el Descifrador de Enigmas, se encargará de resolverlos con ayuda de uno de los filósofos de la célebre Academia platónica, Diágoras de Medonte. Pero el propio texto de La caverna de las ideas, que el lector tiene ahora en sus manos, también esconde secretos: sus traductores desaparecen o mueren, y el actual se enfrenta a un enigma milenario que desborda su capacidad de juicio y en el que se imbricará tanto la novela como la percepción de cada lector.

Leit-motiv: Platón y Agatha Christie

Premios: Premio The Macallan Gold Dagger For Fiction 2002 (otorgado por la Asociación de Escritores de Misterio del Reino Unido), Premio Flintyxan 2004 a la mejor novela histórica policíaca, (otorgado por la Asociación de Escritores de Novelas Policiacas de Suecia).

Opinión personal: Esta es la novela de Somoza más aplaudida por la crítica hasta la fecha. Sin embargo, no es de mis favoritas. Quizás porque, a pesar de comenzar como una novelo policíaca ambientada en la Atenas clásica, pronto acaba metiéndose por derroteros más metafísicos gracias a una historia paralela que acompaña a la principal hasta entrelazarse con ella: la del Traductor de la obra, cuya historia vamos conociendo mediante notas al pie de página. Este recurso, el de convertir las notas a pie de página en una historia paralela que raya lo surrealista, es a la vez lo que más raya al lector, y lo que aleja esta obra de las novelas históricas al uso y la convierte en algo mucho más profundo y enigmático. Lo cierto es que con La caverna de las ideas no hay medias tintas: o la adoras o te deja fría. A mí no me convenció lo del doble argumento, pero por lo que tengo entendido a la mayoría de la gente que la ha leído le encanta.



Dafne desvanecida (2000)


Argumento: "Me he enamorado de una mujer desconocida". Con esta frase comienza todo para Juan Cabo, un escritor de éxito que queda completamente amnésico tras un accidente de tráfico. Es la frase inicial de un breve párrafo que él mismo escribió horas antes del accidente. Pero, ¿quién es esa mujer desconocida? ¿Existe realmente o se trata de una creación literaria? Sólo un poeta aficionado parace poseer la clave del misterio, pero muere en circunstancias extrañas antes de que Cabo pueda entrevistarse con él. Se inicia así una búsqueda laberíntica que llevará al protagonista desde un absurdo restaurante que invita a sus clientes a escribir hasta una insólita presentación de libros en Madrid. Un editor ciego y extravagante, un detective especializado en ayudar a los escritores y una sensual modelo llamada Musa que vende su cuerpo por horas para inspirar a los novelistas son algunos de los extraños personajes que Cabo conoce durante su odisea... Una odisea que, con aparente ligereza, siguiendo un camino de intriga y suspense indaga en el sentido mismo de la literatura. En un apasionante desdoblamiento de la realidad y con las "Metamorfosis" de Ovidio como fondo y guía, los personajes, tras una transformación inversa a la del genial clásico, alcanzan al autor.

Leit-motiv: La metamorfosis de Ovidio

Premios: Finalista del Premio Nadal 2000

Opinión personal: Otra que leí hace tiempo, y otra de la que no me acuerdo bien. Sí que la recuerdo como la más sombría y melancólica de todas las obras de Somoza, y que me dejó cierto regusto amargo al final, lo cual es curioso teniendo en cuenta que en Dafne desvanecida hay ciertas dosis de humor negro que no se encuentran en otras de sus novelas. Consigue inquietar aunque no sea una novela de suspense propiamente dicha. Me gustó mucho el estilo con el que estaba escrita.



Clara y la penumbra (2001)


Argumento: En los circuitos internacionales del arte está de moda la llamada "pintura hiperdramática", que consiste en la utilización de modelos humanos como lienzos. El asesinato de Annek, una chica de 14 años que trabajaba como cuadro en la obra "Desfloración", en Viena, pone en guardia a la policía y al Ministerio de Interior austriaco, que son presionados por la poderosa Fundación Van Tysch para que no hagan público el crimen, ya que la noticia desencadenaría el pánico entre sus modelos y la desconfianza entre los compradores de pintura hiperdramática.
Mientras tanto Clara Reyes, que trabaja como lienzo en una galería de Madrid, recibe la visita de dos extranjeros que le proponen participar en una obra de carácter "duro y arriesgado"; el reto empieza en elmismo momento de la oferta, ya que la modelo debe ser esculpida también psicológicamente. De esta forma, Clara entra en una espiral de miedo y fascinación que envuelve también al lector y lo enfrenta a un debate moral sobre el valor del arte y la vida humana.

Leit-motiv: La pintura

Premios: Premio Fernando Lara 2001, Premio Hammett de novela negra 2002, Premios de las librerías independientes de Francia Initiales y Mille Pages 2003

Opinión personal: ¡Subidón! La mejor novela de Somoza hasta ese momento y su segunda mejor novela hasta la fecha, en mi opinión; además de una de las mejores novelas negras que he leído jamás. Una obra electrizante llena de suspense, tan cruel como adictiva, con un toque distópico. Las descripciones del arte hiperdramático me fascinaron, y me siguen fascinando, porque es una novela que suelo releer a la menor ocasión. la intriga está perfectamente montada y magistralmente desarrollada y resuelta. Como siempre, los personajes, desde la joven lienzo Clara hasta la fría señorita Wood, pasando por el detective Lothar, el simpático Gerardo y el excéntrico Bruno Van Tysch, no dejarán a nadie indiferente. Imposible de soltar hasta la última página. Recomendadísima.



La dama número trece (2003)


Argumento: Salomón Rulfo, profesor de literatura en paro y gran amante de la poesía, sufre noche tras noche una inquietante y aterradora pesadilla. En sus sueños aparece una casa desconocida, personas extrañas y un triple asesinato sangriento, en el que, además, una mujer le pide ayuda desesperadamente. Por este motivo, Salomón acude a la consulta del doctor Ballesteros, un médico que le ayuda a desentrañar el misterio de los sueños y le acompaña en lo que se convertirá en un caso mucho más terrible y escalofriante que cualquier fantasía: el escenario del crimen es real y la mujer que pide socorro a gritos fue realmente asesinada.
En compañía de una joven de pasado enigmático, el doctor y un ex-profesor de la universidad con el que mantiene una relación compleja, Salomón se adentrará en un mundo donde las palabras y la poesía son un arma de gran poder. En ese mundo, habitan las doce damas que controlan nuestro destino desde las sombras... O, ¿son trece brujas?
En esta novela el autor hilvana con destreza y elegancia una fascinante historia de intriga, en la que se desafía la inteligencia y la fantasía del lector.

Leit-motiv: La poesía

Premios: Ninguno

Opinión personal: ¡Y después del subidón, el paraíso! O el infierno, según se mire... La dama número trece es en mi opinión la mejor novela de toda la bibliografía de Somoza, además de ser la mejor novela de terror que he leído en toda mi vida. A la altura de El Resplandor de Stephen King, que es mi otra novela de terror favorita, y creo que con eso lo digo todo. Fue la primera novela de este autor que leí, y nada más terminarla supe que tenía que buscar todo lo que había escrito y leerlo. No puedo escatimar elogios hacia esta joya: terrorífica, macabra, adictiva, original, fascinante, aterradora, hipnótica, mágica, mística, trágica... sencillamente genial. Un reloj cuyas sateas son cuchillas, fatalmente afilado y que cuadra hasta el último detalle de la historia con precisión quirúrgica. Nada de cabos sueltos ni de medias tintas: en esta novela toda la carne está en el asador del principio hasta el final. Imposible de soltar hasta la última página y más allá, porque esta es de esas novelas que se te meten por dentro y perduran en tu mente incluso tras haberlas leído. Si recomendaba Clara y la penumbra, esta la recomiendo al cubo. Totalmente imprescindible para los amantes de la fantasía inteligente y del terror psicológico.



La caja de marfil (2004)


Argumento: Soledad Olmos, una estudiante madrileña de 15 años de edad, desapareció en el pueblo de Roquedal este verano. Su búsqueda por parte de la policía, un detective llamado Quirós y su profesora del colegio, Nieves Aguilar, se narra en la novela La caja de marfil. Entre los papeles sobre el caso a los que hemos tenido acceso se encuentra este "diccionario de Roquedal", escrito por la propia Soledad, con todos los personajes y lugares del pueblo que se mencionan en otros libros. Quizá su publicación pueda aportar alguna pista sobre el paradero de esta joven, quien afirma que Roquedal 'alberga un secreto, un enigma muy grande, y solo reuniendo todos los datos voy a ser capaz de resolverlo'.

Leit-motiv: Los cuentos cortos

Premios: Ninguno

Opinión personal:Para empezar, lo diré claro: creo que no soy objetiva con esta novela, y me mi valoración sobre ella es totalmente injusta. Pero, paras er sincera, me parece una de las más flojas de la bibliografía del autor. Claro que eso no significa que sea mala, o que no me gustase; significa sencillamente que me supo a poco, porque la leí justo después de leerme La dama número trece y Clara y la penumbra, y la pobrecilla no resistió la comparación. Es indiscutible que tras dos obras de arte como esas La caja de marfil constituía un pequeño bajón, de modo que os aconsejo no dejaros llevar por mi desencanto y leerla: a pesar de que sea un poco el patito feo al lado de sus dos hermanas guapas, sigue estando por encima de la media en lo que a novela de misterio se refiere. Como siempre, con ese toque surrealista marca Somoza.



ZigZag (2006)


Argumento: Elisa Robledo, joven profesora de física teórica, guarda un secreto terrible. Un secreto que se remonta a diez años atrás, pero que no ha dejado de atormentarla desde entonces. Hasta esa mañana, cuando comprende que tendrá que huir para salvar su vida y que necesitará la ayuda de su único amigo, un colega de su departamento.
Junto a él, Elisa comenzará a recordar la claves de lo sucedido cuando era alumna del prestigioso científico David Blanes, cuyos análisis, basados en la “teoría de cuerdas”, quizá harían posible contemplar el pasado de la humanidad, convertirla en testido de la crucifixión de Cristo o vislumbrar la Tierra en pleno periodo Jurásico, pero que acabaron ofreciendo un resultado insospechado y escalofriante.
Ahora, años después, Elisa intentará evitar el peligro letal que se cierne sobre ella y todos los que estuvieron relacionados con aquellos experimentos. Un peligro que es fruto de la implacable persecución de un grupo internacional empeñado en obtener todos los secretos y la amenaza de un enemigo anónimo y todopoderoso que pretende aniquilarlos...

Leit-motiv: La física (en particular, la Teoría de Cuerdas)

Premios: Ninguno

Opinión personal: De nuevo subiendo el listón tras La caja de marfil, esta novela se aleja un poco de los argumentos clásicos de sus otras obras. Por primera vez, tenemos salido de la pluma de Somoza un thriller científico puro y duro, al más puro estilo bestseller. Desde luego, da mal rollo, mantiene la tensión y se lee de un tirón, pero me parece más comercial que el resto de sus obras. Los que sean aficionados a leer novelas de intriga y ciencia ficción tipo Michael Crichton no quedarán defraudados.



La llave del abismo (2007)


Argumento: La vida rutinaria de Daniel Kean, joven empleado ferroviario, queda marcada para siempre cuando en un día normal de trabajo descubre a un pasajero con una bomba adherida a su cuerpo. Antes de que pueda reaccionar, el extraño le propone un arriesgado trato... A partir de ese momento, la familia de Daniel estará en peligro, y la única posibilidad de salvarles residirá en descubrir quiénes se esconden tras el atentado terrorista del tren.
Junto a una muchacha cuyos ojos solo ven oscuridad, un bibliófilo escéptico e inquisitivo y los extraños y poderosos amigos de estos, Daniel Kean cruzará tierras pobladas de tinieblas, remotas leyendas y dioses arcaicos, desde Japón hasta los últimos confines de la Tierra, para hallar la Llave del Abismo y descifrar así la verdad sobre la entidad suprema que rige el mundo. Una verdad tan imprevista como pavorosa.
La llave del abismo
es un thriller de ambiente futurista donde José Carlos Somoza, utilizando técnicas narrativas que van desde los juegos de rol hasta las clásicas novelas de aventuras, evoca un universo de sombras cuya explicación final dejará sin aliento al lector. Y también es un trepidante viaje a los entresijos de la fe, una reflexión sobre lo que implica matar en nombre de las creencias religiosas y una revelación de lo que realmente se oculta tras ellas.

Leit-motiv: No puedo decirlo, es un spoiler como una casa

Premios: Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2007, Mención especial en el ‘Premio Celsius 232" 2007

Opinión personal: El tercer mejor libro de José Carlos Somoza, en mi opinión. Es un retorno a los orígenes que parieron La dama número trece: de nuevo tenemos fantasía, oscuridad, personajes extraños y rituales místicos, envueltos en un aura macabra que se extiende a lo largo de todo el libro. Poco puedo comentar del argumento, y mucho menos de su leit-motiv sin caer en el spoiler, pero sí puedo garantizar que es un libro cómplice y a la vez homenaje a los frikis roleros fans de las historias de terror. Recomendadísimo también.



El cebo (2010)


Argumento: Ella es la mejor, la más preparada, la única que puede atrapar al Espectador, el mayor y más brutal homicida de todos los tiempos. Ella es el cebo: ha sido entrenada para cazarle.
En un tiempo en que la tecnología ya no sirve para atrapar a los asesinos, la policía descubre un método infalible cuyas claves se pueden interpretar en el teatro de Shakespeare: cada una de las obras del artista, escritas bajo el influjo del Círculo Gnóstico de Londres, refleja la manera de manipular el deseo. Los cebos, expertos en conductas humanas, son adiestrados para utilizar ese poder creando máscaras que controlen lo que anida dentro de nosotros mismos.
Cuando Diana Blanco, el mejor cebo de la policía, descubra que su hermana es el próximo objetivo del Espectador iniciará una carrera contrarreloj que la conducirá hasta la guarida del monstruo. A partir de ese momento se desencadena un trepidante juego de sospechas que llevará a la protagonista a un final inquietante y explosivo, siguiendo la estela de un paisaje desolado donde nada ni nadie son lo que parecen.
En este thriller imposible de abandonar, el autor de Clara y la penumbra nos presenta un futuro más cercano de lo que creemos, poniendo a prueba la inteligencia del lector y sus ganas de gozar con una novela impecablemente bien escrita. Una puerta al mundo fascinante y perturbador de José Carlos Somoza.

Leit-motiv: El teatro (en particular, Shakespeare)

Premios: Ninguno

Opinión personal: Si La llave del abismo es hermana de La dama número trece, El cebo es hermana de Clara y la penumbra. Aquí nos alejamos de lo sobrenatural y regresamos a la intriga, a la novela negra pura y dura, firmemente apoyada en la psicología. Porque, si con algo juega esta novela, es con la psicología, tanto del lector como de los propios personajes de la obra. Con ese punto de intriga macabra tan propio de Somoza, la protagonista va en busca de un escurridizo asesino y se va metiendo en un terrorífico juego del gato y el ratón lleno de trampas y de redes psicológicas, donde poco a poco se van enredando ella, el asesino... y los propios lectores. Hasta ahora es lo último que he leído de Somoza, y confío en que no tarde mucho en volver a publicar alguna de estas joyas literarias con las que lleva enganchádome durante años.

2 comentarios:

papalbina dijo...

no me gusta el suspense, pero te he oido hablar de este hombre tantas veces que un día de estos igual me animo... :P

una mini-corrección: es leitmotiv, que viene de "leiten", guiar o dirigir ;)

Estelwen Ancálimë dijo...

¡Muchas gracias, papalbina, en seguida lo corrijo!

Por cierto, espero que te animes a leer algo de Somoza :-)