lunes, 7 de noviembre de 2011

...

En Marzo, mi abuela. Hoy, mi abuelo. Os echaré mucho de menos a los dos.

No puedo decir nada más.

Qué hija de puta es la vida a veces...




(Editando): Aunque, reflexionando, y recordando el fragmento de El Señor de los Anillos con el que despedí a mi abuela, aquí viene este en memoria de mi abuelo, que se ha ido con su esposa porque no pudo vivir sin ella.

Arwen salió de la Casa y la luz se le había extinguido en los ojos, y a los suyos les pareció que se había vuelto fría y gris como un anochecer de invierno que llega sin una estrella. Entonces dijo adiós a Eldarion, y a sus hijas, y a todos aquellos a quienes había amado; y abandonó la Ciudad de Minas Tirith y se encaminó al país de Lorien, y allí vivió sola bajo los árboles que amarilleaban hasta que llegó el invierno. Galadriel había desaparecido y también Celeborn había partido, y el país estaba silencioso.
Y allí por fin, cuando caían las hojas de mallorn pero no había llegado aún la primavera, se acostó a descansar en lo alto de Cerin Amroth; y allí estará la tumba verde, hasta que el mundo cambie, y los días de la vida de Arwen se hayan borrado para siempre de la memoria de los hombres que vendrán luego, y la elanor y la niphredil no florezcan más al este del Mar.

8 comentarios:

Narrador dijo...

Mucho ánimo...
Es poco lo que puede decirse en este tipo de momentos.
A mí me ayuda refugiarme en los grandes ratos que pasé con ellos, sabiendo que, si los mantengo en mis recuerdos, no se han perdido del todo...

Estelwen Ancálimë dijo...

Muchas gracias por tus palabras. Yo también intento consolarme con los recuerdos, aparte de que creo que algún día volveré a verlos, pero aún así... es terrible. Los echo (y echaré) muchísimo de menos.

Angela dijo...

-suspiro-
Nunca se esta preparado, de verás que sí, aunque no puedo compartir tu dolor, se lo que se siente, a mi desde este año no tengo abuelos, y esta navidad será dificil... Animo, por lo menos estan en un buen lugar, las personas buenas siempre lo estan.

Edu dijo...

¡Lo siento! Yo hace tiempo que ya no tengo abuelos, pero la que más me marcó fue la madre de mi madre. Y sin embargo a veces pienso en ella y los recuerdos que salen primero siempre son los de antes de la embolia y de la parálisis, su mirada, su sonrisa, sus manías que nos hacían reír, su cariño. Eso es lo que queda, y cuando la recuerdo lo hago con una sonrisa y no con pena. Y creo que eso es bueno. Verás como también te pasa ;)

Aquamarine dijo...

Hace poco pasé por lo mismo y la verdad es que nunca había perdido a nadie en mis 22 años de vida. Los que quedamos en el mundo nos enojamos por el vacío que aparece y que no queremos llenar con nadie o nada más. Pero ¿habrá sido para mejor? Pensemos y creamos que habrá un reencuentro...solo queda vivir y estoy segura que antes de que nos demos cuenta ya estaremos juntos otra vez. Para estos momentos no hay palabras, solo queda resistir, aunque no creo que haya nada malo en sentirse mal, todo lo contrario.

Hermosas palabras del señor de los anillos, no tienen comparación.

Mis mejores deseos para vos, un abrazo a la distancia!

Estelwen Ancálimë dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestras palabras. Gracias de corazón.

*Gy* dijo...

Siento de verdad tu pérdida Luthien. Espero que tú y tu familia lo lleveis lo mejor posible dadas las circunstancias. El fragmento es precioso.
Un abrazo.

Estelwen Ancálimë dijo...

Gracias, Gy. Un besito.