miércoles, 30 de noviembre de 2011

Crítica de "Divergente", de Veronica Roth



Lo primero que voy a decir sobre este libro es una sóla palabra: engancha. Me compré el libro hace una semana y me lo leí en menos de tres días, dejándolo con desgana cada vez que tenía que abandonar sus páginas, porque lo cierto es que la historia no da un respiro y TENÍA que saber cómo acababa todo.
Me parece bastante meritorio que haya ocurrido así, y habla muy bien sobre el buen estilo de escritura que tiene Veronica Roth, porque es de los pocos libros que me han enganchado hasta el final sin que sus personajes acaben de convencerme demasiado. Beatrice (alias "Tris"), la protagonista, no es mal personaje desde el punto de vista técnico, pero la verdad es que no acabo de empatizar con ella. Quizás sea porque algunas de sus reacciones y actitudes no me convencieron, o porque no encuentro en ella casi ningún rasgo compatible conmigo, pero el caso es que Tris, sin caerme mal, tampoco va a pasar a la historia como uno de mis personajes favoritos.
El otro personaje importante, Cuatro, me parece demasiado vacío; no parece que la escritora haya podido dotarle realmente de vida por más que lo haya intentado, y la verdad es que a mí me pasó rozando sin alcanzarme, lo vi plano y desdibujado en medio de la historia. Y el supuesto "gran secreto" sobre su pasado lo deduje casi desde el primer momento en que apareció. De hecho, me pareció algo tan evidente que no alcanzo a entender por qué la escritora tarda tanto tiempo en revelarlo. Supongo que su intención era sorprender al lector, pero conmigo no lo consiguió.
Los secundarios me parecen mucho mejores. Al, Will, Christina, Tori y los padres de Tris (en especial su madre, Natalie) son simplemente magníficos. Me da especial pena este punto, porque a lo largo del libro Veronica Roth, avisados estáis, no demuestra tener demasiada compasión con los secundarios.

Mirándolo con perspectiva, creo que lo que más me ha gustado del libro, aparte de su argumento, es un trasfondo. En otras críticas que he leído lo señalan como un punto flojo, pero a mí me ha producido el efecto contrario. Según el libro, la sociedad está dividida en cinco grupos, cada uno de los cuales vive en una zona diferenciada: Verdad, Abnegación, Cordialidad, Erudición y Osadía. Un poco al estilo de las Casas de Hogwarts, cada persona a los 16 años de edad pasa por una simulación virtual, una especie de test de personalidad, para descubrir con qué facción tienen más afinidad, sin bien la elección última de a dónde ir queda en manos de los aspirantes; los sinceros van a Verdad, los pacifistas van a Cordialidad, los desinteresados van a Abnegación, los inteligentes van a Erudición y los valientes van a Osadía. El problema surge cuando alguna persona no saca un resultado concluyente en la simulación, resultando que varios opciones son igual de válidas para ella: estas personas se llaman divergentes, y se consideran un peligro para el orden establecido.
Evidentemente, si uno se para a analizar el sistema con detalle surgen algunas objeciones (al fin y al cabo, todos somos divergentes de una manera u otra, ya que poseer una cualidad no anula ipso facto las demás), pero me parece una forma original y novedosa de organizar una sociedad distópica.

La decepción me la llevé al final, cuando comprobé que este libro no es autoconclusivo. Tiene una continuación, aún por publicar, y probablemente forme parte de una serie o trilogía (¡qué raro!). Eso sí, hay que reconocer que como distopía está bastante bien y en cuanto a la acción es un libro de infarto. Para pasar volando una tarde lluviosa no tiene precio, ya que con este libro se os van a pasar las horas sin daros cuenta, pero siempre teniendo en cuenta que este es un "libro-hamburguesa", un fast food literario para disfrute sencillo. Si lo que se prefiere es una historia profunda y emocionante y/o unos personajes bien elaborados y trabajados, este no es el libro ideal.

Comentarios sobre la trama en SPOILER:

-Mi principal queja: ¿¿los personajes de este libro saben lo que son lso sentimientos?? Porque la frialdad con la que la protagonista ve morir a sus padres ante ella es pasmosa. Y anda que su padre al recibir la noticia de la muerte de la madre... y el hermano a conocer la muerte del padre... se limitan a ponerse pálido y a decir "bueno, ha sido una buena muerte, es lo que él/ella hubiera querido". Perdón por la expresión, pero LOS COJONES. No me creo que nadie que haya perdido a su pareja, a su padre o a su madre reaccione así. Lo normal es desmayarse, llorar, gritar, maldecir al mundo entero, tener un ataque de rabia... pero los personajes ni siquiera derraman una lágrima.

-Gran interrongante: vale, esto es Chicago, pero, ¿qué ha pasado en el resto del mundo? ¿Las otras ciudades están organizadas igual? ¿Todas las Erudiciones se han puesto de acuerdo para revolucionarse a la vez? ¿O es que esos son los úncios supervivientes de un desastre mundial que ha arrasado a toda la humanidad? Y, hablando del tema, ¿por qué el hermano de Tris elige apuntarse a Erudución?

-Y, por supuesto, la madre del cordero, ¿por qué los divergentes son tan peligrosos? ¿De verdad los gobernantes Abnegados son tan malvados como pare verlos como una amenaza a destruir porque no los peuden controlar? ¿O esta visión la tienen sólo los de Erudición? Pero el caso es que los de Erudición no gobiernan... y, además, ¿tanto poder tienen para poder descubrir y matar a cualquier divergente esté en la facción en la que esté?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que tienes razon, es totalmente cierto, el plot de la historia esta bien, en terminos generales y es algo que catch your attention pero, aun asi hay huecos en la historia que te dejan preguntandote aun mas, se que no debo hacerlo pero ya me lei la trilogia completa de Los Juegos del Hambre y no tiene comparacion, depues de esta he leido aun mas historias distopicas pero no hay ni una sola que se le compare, LJDH son LJDH nada mas, jajaja pero divergente tal y como dices es una buena novela para una tarde lluviosa algo ligero e intrigante a veces... me gusto tu rese@a

MagicalEvening dijo...

¡Hola! Totalmente de acuerdo contigo, a mí paso lo mismo. Especialmente con lo de los sentimientos... ¡Por favor, que desconsideración! Ser valiente no es ser insensible :o

Besitos, gracias por la reseña ^_^