miércoles, 21 de mayo de 2014

Crítica de Juego de Tronos: Séptimo Capítulo, Cuarta Temporada


Podríamos llamar a este capítulo "el capítulo de las escenas porque sí".
Es algo increíble, pero no me queda otra opción que asumirlo: los guionistas y productores de Juego de Tronos están totalmente convencidos de que el día en que dejen de sacar desnudos y casquería a porrón, la serie se va al carajo. Digo más, también están convencidos de que sólo la ven los hombres, porque TETAS gratuitas hay a mansalva pero no se ve un maldito desnudo masculino frontal así les maten a todos. Parece mentira que aún piensen así de una de las series más rentables de la historia de la televisión, con una buena trama, un buen argumento, un buen trasfondo y unos buenos actores, pero así es, y así debemos consignarlo.
¿Y por qué esta reflexión ahora mismo? Porque este capítulo ilustra perfectamente lo que quiero decir. Sin duda, es el capítulo donde se han dado más escenas bruscas, sin motivo aparente, o con cambios tan significativos de cara al libro que te quedas con cara de "vale, ¿y ahora cómo planean arreglar esto?". Pero creo que se entenderá mejor si lo comento más detalladamente, con SPOILERS:


Lo que me ha gustado:

-Sin lugar a dudas, lo mejor del capítulo han sido las escenas de Tyrion, muchas de ellas con los diálogos casi clavados al libro (la de Bronn y la de Oberyn, principalmente). No es una sorpresa a estas alturas que las mejores escenas de la serie sean siempre las de Tyrion Lannister, pero sí que me ha agradado mucho ver cómo respetaban el espíritu del libro, tanto con el compasivo egoísmo de Bronn (comprensible, por supuesto, por amargo que resulte) como con la fiera determinación vengativa de Oberyn (de quien ya podemos irnos despidiendo, pobrecito. Mira que me va a dar rabia ver el próximo capítulo, con lo bien que me cae este personaje...).

-Arya, el Perro y el don de la piedad. Buena escena, aunque no es de las más reseñables del capítulo. Dos cambios significativos respecto al libro: el primero es que Sandor Clegane le revela la historia de sus quemaduras a Arya, cuando en el libro se lo contaba a Sansa. El segundo, mucho más relevante, es que es él quien se carga a Rorge y a Mordedor. Lo cual significa no sólo que estos ya no podrán atacar a Brienne, sino que tampoco habrá masacre de Salinas. Lo cual no me parece mal, si he de ser sincera, porque la pobre Brienne no se merecía acabar desfigurada y la matanza de Salinas es una ida de olla de George Martin sin relevancia real alguna en la trama, de esas escenas de relleno que abundan tanto en Festín de Cuervos y a las que se podría haber metido tijeretazo sin piedad.

 -Pastel Caliente reaparece para ayudar a Brienne. Una escena que no sale en el libro, y que resulta amable, aunque bastante forzada (mira qué casualidad, de todas las posadas de Poniente a las que Brienne y Pod podrían haber ido, fueron a entrar en la que trabajaba este muchacho). Por cierto, prodigio de panadero el chaval, capaz de hacer un panecillo con forma de lobo... ¿en cuestión de minutos? Encima, ahora resulta que en lugar de dedicarse a hacer el retarder a lo largo y a lo ancho de los Siete Reinos, Brienne está tras la pista real que puede llevarla de verdad a encontrar a Sansa Stark, lo cual refuerza aún más la teoría de que se huele un cambio importante del destino y la trama de Brienne de cara a la serie.


Lo que no me acaba de convencer:

-Jon Nieve. Para lo poco que sale y lo poco que avanza su trama, ni chicha ni limoná.

-La escena de Daenerys y Daario. No hay por dónde cogerla. Sí, es cierto, todos sabemos que en Danza de Dragones la khaleesi y el mercenario se lían, pero me parece sumamente desconcertante cómo lo han hecho en la serie. Primero, nos ponen a Daario que sigue con la estrategia de recoger flores como si fuera un colegial enamorado. Luego, resulta que Daenerys, tan fría y controlada ella, que lleva toda la temporada tratándole en plan "anda, cachorrillo, deja de darme la patita de una vez" le pide de buenas a primeras que se desnude. Una, que es muy inocente, piensa: "genial, por fin un desnudo frontal masculino, o al menos una escena de sexo con un personaje masculino atractivo". Pues no. Un borroso y miserable plano del culo y luego un fundido en negro más recatado que un luto. Ah, vale, que podemos hartarnos de ver trajinar al enano, a Theon Greyjoy y al pirado de Ramsay, pero a los tíos buenos les aplicáis el noble arte de la elipsis. Gracias, hijos de puta.
Mención especial al momento en que el pobre Jorahfantas llega todo feliz a visitar a su khaleesi y se encuentra con el pastel (recién comido).

-La escena del Nido de Águilas me ha gustado en líneas generales. Siempre es un placer ver actuar a Sophie Turner, y es de reseñar el esfuerzo que han hecho los de vestuario para hacer que su ropa, su porte y sus ademanes recuerden a los de Catelyn. La escena del beso entre ella y Petyr (que sigue la filosofía de que a falta de pan buenas son tortas y que si se le ha escapado la madre siempre se puede conformar con la hija), que en el libro era bastante WTF?, está muy bien rodada, de manera natural y casi sensual. Sin embargo, la razón por la que no me ha convencido no es sólo porque me parece que han metido su resolución demasiado pronto (¡a falta aún de tres capítulos para terminar la temporada, acaban de introducir la escena final de Tormenta de Espadas!), sino porque sin Marillion presente no va a haber manera de explicar lo que le ha sucedido a lady Lysa. ¿A quién va a echar Petyr la culpa del asesinato? ¿Y cómo van a conseguir la complicidad de Robalito con Alayne, ahora que ella le ha pegado?


Lo que NO me ha gustado:

-Como todos los espectadores somos gilipollas, no nos acordábamos de quién es Gregor Clegane ni de lo que es capaz de hacer. Por ello, no hay mejor modo de volver a introducir al personaje que enseñárnoslo descuartizando felizmente a unos señores que pasaban por allí. ¿Son soldados enemigos? Lo dudo, la guerra ha terminado. ¿Son condenados a muerte? También lo dudo, porque llevan armas en las manos para defenderse (aunque algunos las acaben tirando al suelo acojonados) y además a los condenados a muerte los ejecuta el Justicia del Rey. En realidad, no sabemos quienes son, ni tiene sentido que estén ahí, ni le importan a nadie un carajo: sólo están de sparrings para morir, para que los espectadores, que como ya he dicho somos un poco lerdos, recordemos que la Montaña es una bestia parda y una máquina de trinchar carne y le encanta el olor a napalm por la mañana.

-Y para visitar a ser Gregor tenemos a Cersei, que a pesar de ser una dama de la alta nobleza camina entre tripas reventadas, cabezas cortadas y charcos de sangre como quien camina sobre pétalos de rosa. Digo yo que por muy zorra manipuladora que sea la mujer, muy acostumbrada a ese tipo de casquería no está, ¿no? Y de todos modos, si quiere hablar con la Montaña, ¿por qué no le ordena que se presente ante ella en la Sala del Trono como sería lógico, en lugar de ir ella a buscarle a su carnicería particular?

-OOC mayúsculo y descomunal con Melisandre. No sólo le da por recibir a la reina Selyse en TETAS (como todo el mundo se ha dado cuenta de inmediato, el desnudo de Melisandre en esta escena no es en absoluto gratuito y era FUNDAMENTAL para la trama), sino que encima la vemos bromeando acerca de las predicciones de su Dios Rojo (!) y admitiendo delante de Selyse que muchas de sus "visiones" y "poderes" son vulgares trucos (!!). Vamos a ver, Melisandre de Asshai es una fanática religiosa, y de las gordas. Se cree de verdad absolutamente todo lo que dice, y está totalmente convencida de lo que hace, hasta la médula. No se la ha visto bromear en toda la saga literaria, y si es poco dada a las bromas de por sí, muchísimo menos lo haría con lo que ella considera más sagrado e importante en el Universo: R'hllor. En cuanto a sus poderes, ella no los considera mentiras, sino instrumentos mágicos que el Dios Rojo pone en sus manos para que cumpla su voluntad. Todo esto lo sabemos gracias al PoV que tiene en Danza de Dragones, al alcance de los guionistas si se hubiesen molestado en leerlo. Debo reconocer que la escena visualmente es preciosa, embriagadora, está muy bien rodada e incluso tiene algo de hipnótica. Pero eso no quita que sea una traición brutal a la esencia del personaje.
La conversación acerca de la pobre Shireen me hace temer que pretendan sustituir con su personaje a Edric Tormenta. Lo cual me parece un fail, porque para Stannis cargarse al hijo bastardo de su hermano puede ser un mal necesario, pero hacer lo mismo con su única hija y heredera es otra cosa muy distinta...

13 comentarios:

Elihú Juárez dijo...

Este capítulo tampoco me ha gustado demasiado. Salvo por las escenas con Tyrion y el final en el Valle, lo demás no me entusiasmó mucho. Lo de Brienne y Pod me agradó porque así les dan a estos personajes un rumbo directo que seguramente terminará con una escena que todos esperamos, así también se ahorran esta trama en la quinta temporada.

Y sí, El Perro y Arya tienen buena química, pero su viaje al igual que las tramas de el Muro, de Bran, de Stannis y de Theon se han visto algo perjudicadas al dividir el tercer libro en dos temporadas, no han despegado del todo.

Dany, pues meh, a veces me gusta y otras no, sólo siento penita por Jorah.

Malena dijo...

Yo creo que es superstición, que Weiss&Benioff creen que si no ponen tetas y culos, vendrán Los Otros y se los comerán.
El modo en que Sandor le cuenta su historia a Sansa y como se la cuenta a Arya es muy diferente. La primea es para asustarla, la segunda es como excusandose y pidiendo compasión.
Ahí se ve la inutilidad de la escena de Daario-Daenerys. Los productores dicen “les vamos a dar a las hembras lo que quieren desnudo masculino y una mujer poderosa que lo trata como esclavo” Wrong! Lo ideal hubiera sido desnudo frontal (¿de qué vale la mirada admirativa de la Khaleesi si nosotros no vemos nada?) y que hubiera acción. No verlos en la cama es como si no hubiera existido la escena. Dicen que es porque Emilia no quiere desnudarse más, pero anda, si se puede tener una escena bien tórrida sin mostrar mucha carne.
Aplauso, Reina Estelwen, tú te atreviste a decirlo. Ese besito estuvo sensual, sobre todo porque a SAnsita parece que le gustó. Me imagino que Tío Petyr besa mejor que Joffrey.
A lo mejor culpan a Robalito de la muerte de la madre.

mixami dijo...

Me gustan mucho tus reviews pero siempre me pregunto que quiere decir exactamente OOC y PoV...
Saludos!;)

Estelwen Ancálimë dijo...

OOC: Out Of Character, literalmente "fuera del personaje". Es una expresión anglosajona que se usa para designar cuando, en un fan-fiction o en una adaptación de una obra original, el comportamiento, las motivaciones o la personalidad de un personaje se alejan de lo que dicho personaje realmente haría y diría en la obra orginal.

PoV: "Point of View", literalmente "Punto de Vista". En la saga "Canción de Hielo y Fuego" cada capítulo está relatado desde el punto de vista de un personaje determinado.

;-)

José Luis Busto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Luis Busto dijo...

Yo lamento discrepar con Estelwen en toda esta polémica de las tetas, los culos y los penes. Para mí no es lo mismo mostrar unas que otros. Basta pasearse en verano por cualquier playa no nudista del mundo occidental para comprobar que al menos la mitad de las mujeres que hay en ellas no tienen reparos en mostrar sus tetas. Por el contrario, enseñar el pene todavía se considera exhibicionismo.

Jdt es una serie que ha puesto un límite en la exhibición sexual: no se enseñan penes del mismo modo en que no se enseñan vaginas y ese es probablemente el punto que separa a día de hoy para el gran público a una serie erótica de una pornográfica.

Habrá quien se pregunte si no es hipócrita andarse con esta clase de remilgos cuando la serie no pone impedimento en mostrar explícitamente torturas, mutilaciones y violaciones a mansalva. Y Seguramente tenga razón. Ahora bien, regodearse en la violencia y ocultar la sexualidad es una vieja convención del cine que seguramente tiene que ver con que cuando se tortura a un actor, la escena es ficticia (el torturado es Theon Greyjoy, no Alfie Allen); pero cuando se le obliga a desnudarse por dinero, la pérdida de su intimidad es real (el que enseña el pene no es solo Dario sino también Michiel Huisman). De todas formas, a las telespectadoras ávidas de penes les recuerdo que en el tercer capítulo de esta cuarta temporada, el campeón de Meereen enseña el prepucio mientras orina en 49:50.

La escena de Melissandre, no la considero un desnudo completamente injustificado. Cierto es que podía haberse rodado de otra manera (quizás con un plano más alejado que enfatizara menos sus pechos, protagonistas indiscutibles del plano), pero aun así, la idea es mostrar cómo la sacerdotisa roja se ha ganado hasta tal punto la adhesión de la reina Selyse que puede permitirse hasta la confianza de tener una conversación con ella mientras se baña. La reina, aun consciente de la infidelidad de su marido, la justifica por el contraste de la sensualidad de Melissandre frente a su propia frigidez.

En cuanto a los potingues de bruja, casi que me quedo con la versión racionalista de la serie. ¿Para qué necesitamos introducir la magia si todo puede explicarse como ilusionismo?

Rick Blaine dijo...

Ya lo llevo yo diciendo tiempo, que se estan pasando con los cambios. Puede que haya gente que no hayan visto los libros pero aun asi la sensacion de "ahora me invento esto porque soy yo quien lo escribe" a veces chirría un poquito. Además, con todas las cosas que pasan en cada libro, total no tienen cosas que contar. No hace falta que den saltos entre novelas o se inventen tramas. Pero en fin, eso es lo que hay, si yo fuera el guionista... jeje

Estelwen Ancálimë dijo...

Desnudos frontales completos femeninos ha habido varios en la serie. Con vello público y otras cosas incluídos. El hecho de que las mujeres tengamos los genitales internos y los hombres externos ya es cosa de la biología, pero desde el punto de vista explícito, me parece algo equivalente.

En cuanto a Selyse, no creo que justifique el lío de su marido con Melisandre por la dicotomía sensualidad/frigidez, sino por lo que realmente es: Melisandre se tira a Stannis como parte de sus rituales mágicos para conseguir sombras asesinas. Hay que tener en cuenta que Melisandre, la auténtica Melisandre, utiliza su sensualidad al servicio de R'hllor igual que usa todo lo demás, no al servicio de su propio placer ni del de los demás. Por eso realmente no creo que el desnudo de Melisandre fuera necesario, porque el hecho de que Selyse sepa que se ha acostado con su marido y aún así siga teniendo fe ciega en ella como líder espiritual ya es muestra del fuerte ascendente que la sacerdotisa tiene en la reina; no hace falta más.

Laura Sánchez Méndez dijo...

Me quedo sin duda con las escenas de Tyrion, pues cada vez que aparece es para emocionarme. Y me ha parecido muy acertado que Oberyn le contara la historia de su más tierna infancia ahora, y no cuando llega a la capital (como pasa en el libro). También me ha gustado que se hiciera ese cambio con la historia de Sandor Clegane, porque así se ve al Perro como un personaje con algo de humanidad. Lo malo que le veo es que, si Arya se encariña con él, ¿cómo van a resolver lo del don de la piedad?

Me da rabia que no avance la trama de Jon Nieve. Me encanta ese personaje!

Daenerys... buf, empieza la decadencia. Y opino igual que Estelwen: si los tíos pueden desnudos femeninos integrales, ¿por qué las mujeres nos tenemos que conformar con ver culos? ¡O enseñamos todos o no enseña nadie! Eso sí, me permito recordar que en la primera temporada, a Theon sí que se le ve todo durante una fracción de segundo (creo que es después de tirarse a Ross).

Paso bastante de Melisandre. La verdad es que ese personaje no me gusta mucho, y menos en la serie.

Lo que no me convence es que Sansa reciba un beso de Petyr y se quede tan ancha, como si fuera la cosa más normal del mundo. También me parece un fallo que no esté Marillion; habría dado mucho juego a la trama.

En general, un capítulo normalito. No ha sido de los mejores, pero tampoco ha sido malísimo.

Narrador dijo...

Soy el unico que ha interpretado como muy lesbicas las miradas que la mujer de Stannis le lanza a la desnudez de Melissandre?

Estelwen Ancálimë dijo...

A mí me parecieron más bien miradas en plan "vaya, con ese cuerpo no me extraña que mi marido me haya puesto los cuernos con ella". Vamos, una mezcla de sentimiento de inferioridad, amargura y respeto reverencial. De ahí que repitiera aquello de "ningún acto realizado al servicio de Dios puede ser considerado jamás un pecado", como si intentara convencerse a sí misma.

Vicius dijo...

Respecto a desnudos frontales masculinos en series os remito a Spartacus. Coño! Vosotras también tenéis derecho a deleitaros las vistas.

Han cambiado al actor de la Montaña?

Estelwen Ancálimë dijo...

Lo cambian en cada temporada...