domingo, 15 de marzo de 2009

¿Todo es relativo?

Entre las numerosas teorías filosóficas con las que NO estoy de acuerdo, una de las que más rabia me da es el relativismo. Me gustaría razonar mi opinión, pero para ello creo que sería tremendamente últil definir qué es exactamente el relativismo, para no caer en equívocos.
Cito de la Wikipedia, pues la definición me parece bastante clara y acertada:

Hay dos teorías filosóficas opuestas ante la verdad y que han sido defendidas de forma reiterada a lo largo de la Historia de la Filosofía: el objetivismo y el relativismo. El objetivismo mantiene la idea de que la verdad es independiente de las personas o grupos que la piensan o formulan. Por el contrario, el relativismo considera que la verdad depende o está en relación con el sujeto, persona o grupo que la experimenta. Es preciso tener cuidado con la definición del relativismo, así, por ejemplo, no es relativismo aceptar que existen muchas opiniones acerca de las mismas cosas, esto es obvio y nadie lo ha negado. El relativismo aparece cuando a continuación decimos que dichas opiniones son verdaderas si a las personas que las defienden les parecen verdaderas. El relativismo mantiene que existen muchas verdades acerca de las cosas, al menos tantas como personas creen tener un conocimiento de ellas.

Esto es lo que yo no creo, y la teoría de la que estoy radicalmente en contra. El relativismo sostiene que el bien y el mal no existen como tales, puesto que todo depende de la opinión de cada persona sobre el tema y del cristal con el que se mire. El relativismo sostiene que no hay una única verdad, sino que hay tantas verdades como opiniones existen. Y yo pienso justamente lo contrario: que la verdad, el bien y el mal son independientes de la opinión que la gente tenga sobre ellas. En eso, comulgo mucho con Sócrates y Platón: la verdad, y los conceptos (Ideas) de las cosas (Bien, Mal, Justicia, etc), son objetivos e inmutables, opine lo que opine el resto del mundo. Que es difícil (y en ocasiones imposible) hallar una definición perfecta o encontrar la verdad absoluta, no digo que no: somos seres humanos, imperfectos, y por lo tanto hay cosas que quedan fuera de nuestro alcance, o simplemente podemos estar equivocados. Pero una cosa es que una verdad determinada (por ejemplo, si Dios existe o no) esté fuera de nuestro alcance, y otra muy distinta que el hecho de que no esté a nuestro alcance implique que dicha verdad no exista.
He aqui las principales razones por las cuales creo que el relativismo es algo absurdo y erróneo:

-Porque es una teoría filosófica que se autorrefuta a sí misma de modo automático. Si yo digo "no hay una verdad absoluta", ya estoy enunciando algo dándolo como una verdad absoluta.

-Porque puede demostrarse objetivamente que es mentira. Si yo digo que 1+1 es igual a 2, no depende de mi punto de vista. Es una verdad absoluta. Esto por sí sólo ya refutaría el relativismo, que dice que nunca hay verdades absolutas.
Claro que puede haber gente que me diga que el relativismo no es aplicable a las matemáticas simples y que se trata de algo referente a la moral y a la filosofía. Pongo otro ejemplo: un ateo puede decir que Dios no existe, y yo decir que sí existe. No tenemos forma de demostrar lo que decimos, ninguno de los dos, pero eso no significa que los dos tengamos razón: es imposible, puesto que Dios no puede existir y ser inexistente a la vez. Por fuerza, uno de los dos tiene que estar en lo cierto y el otro estar equivocado.
Aún habrá ahora quien salte y me diga que es facil tachar de falso el relativismo cuando se trata de una cuestión de "sí" o "no", pero que es válido cuando se trata de definir conceptos más complejos y con múltiples matices. Muy bien, un relativista diría que no existen el bien y el mal, que son conceptos relativos. He aquí mi respuesta: ¿sabéis quién es el carcelero de Amstetten? Seguro que sí, dado que es un caso sonado que ha salido mucho en las noticias. Es el ciudadano austríaco Josef Fritzl, que cuando su hija tenía 17 años la encerró en 1el sótano y estuvo teniéndola prisionera y violándola durante 24 años, haciendo que pariera varios hijos/hermanos sin asistencia médica en dicho sótano, maltratándola habitualmente además de violarla. ¿Alguien es capaz de decirme que este hombre hizo bien, desde cualquier punto de vista? ¿No es obvio que hizo el mal? ¿Alguien será capaz de decir que actuó bien, sólo porque él pensaba que así lo hacía?
Alguien me dirá que es porque culturalmente vemos estas cosas mal, pero que en otra cultura esto podría ser normal, habitual, y por lo tanto considerado como algo bueno, ya que los conceptos de bien y de mal depende de la realidad cultural. No hay nada más peligroso que esta teoría, que puede sonar muy bonita en el papel, pero en la práctica ha dado a luz a atrocidades como la Inquisición, la represión de la mujer en países islámicos, y las leyes nazis. ¿Quién, en su sano juicio, dirá en serio que quemar viva a la gente en la hoguera por criticar a los obispos adienrados que dejaban que el pueblo pasase hambre, asesinar a pedradas a una mujer deshonrada para salvar el honor de la familia (y recordemos que según la sharia una mujer deshonrada es una adúltera, o una que mantiene relaciones antes del matrimonio... y se considera de ese modo tanto a las que lo hacen por deseo propio como a las que son violadas), o exterminar a millones de judíos inocentes en las cámaras de gas, son cosas buenas sólo porque quienes las idearon pensaban que eran buenas? ¿Acaso en el fondo de nuestro corazón no notamos de forma intrínseca, visceral, una repugnancia natural hacia estos actos?

-Lo cual me lleva al tercer motivo: El relativismo es la excusa de los inmorales y de los que no quieren pensar. Con la crisis de valores que se vive hoy en día, se ha llegado a pensar que todo vale y que todo es relativo. Y es mentira. Hay una verdad, hay un concepto de bien y hay un concepto de mal. Y eso no depende de nosotros, sino que siempre ha estado ahí. Habrá cosas más fáciles o difíciles de definir, más fáciles o difíciles de averiguar, pero están ahí. Y negar que existen es lo peor que podemos hacer, porque lo que no se busca jamás va a poder ser encontrado. Así que, dado que estamos inmersos en una era decadente donde lo que impera es la búsqueda del placer y al satisfacción inmediata aunque sea a costa de los demás, es muy cómodo decir que todo es relativo y usar ese relativismo como bandera para hacer lo que nos dé la gana.
También se usa mucho el relativismo como sinónimo de respeto: "tú tienes tu opinión y yo la mía, y nos respetamos mutuamente, cada uno tiene derecho a creer lo que quiera". Cierto, pero con matices. Respetar una opinión no es lo mismo que darla por cierta. Yo respeto una opinión ajena cuando permito al otro expresarla en libertad y no le coacciono ni le ataco por pensar de esa manera. Pero eso no implica que tenga que darla por válida. Partiendo de la base de que la verdad es independiente de las opiniones de los demás, alguien tiene que estar equivocado. Y, la verdad, considero una lástima que las cuestiones se zanjen con el tan consabido "cada uno tiene su opinión y todas son respetables", porque aunque todas sean respetables no todas son certeras, y de ese modo se cierra el debate filosófico y la profundización que permitirían al ser humano discernir la auténntica verdad. Pensemos en todos los prejuicios que ha habido (y algunos siguen estando vigentes): la inferioridad de las mujeres, la homofobia, el racismo... todo eso se pudo cambiar porque hubo quienes pensaban que estos conceptos eran erróneos, y se eforzaron por hacer ver su error a los que pensaban así. Si se hubiera considerado que "todas las opiniones son válidas" y se hubiese dejado pensar a cada cual lo que quisiera, todavía viviríamos en un mundo que pensaría que los negros son inferiores, los gays enfermos, y las mujeres seres débiles e inferiores al sexo masculino. De hecho, mucha gente piensa así todavía; ¿de verdad creéis que llevan razón sólo por el hecho de estar convencidos de que las cosas son de ese modo?
No seamos cobardes: atrevámonos a liberarnos de las cadenas de lo políticamente correcto y hagamos nuestras las palabras del poeta Antonio Machado: "tu verdad no, la verdad. Y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela".
Otra cosa es decir que nadie es totalmente bueno o totalmente malo, lo cual es cierto, porque es imposible que un ser humano haga siempre el bien o que haga siempre el mal. Pero sí es verdad que suele tender más a un lado que otro, medida que usamos para decir si en conjunto es buena o mala persona. Hitler sin duda querría a su esposa Eva Braun y la trataría con cariño, lo cual es algo bueno, pero después de todo lo que hizo no creo que nadie vaya a considerar que Hitler era buena persona. Y, en cualquier caso, el bien y el mal siguen existiendo, porque, ¿cómo puede alguien decir que "Fulanito hace cosas buenas y cosas malas", si niega el propio concepto de "bueno" o "malo"?

En definitiva, aquel que piense que todo es relativo, será bueno que recuerde que, aunque es cierto que existen los grises en el mundo, el gris no existiría si no hubiera previamente un blanco puro y un negro puro que se puedan mezclar en la paleta. Quien niega la existencia del blanco y el negro, imposibilita la existencia del gris.

P.D.: Como veréis, he estado tiempo sin escribir. Principlamente porque estando encerrada en casa con el pie inmovilizado no vivo demasiadas experiencias que merezca la pena plasmar por escrito. Así que hoy toca entrada larga y sustanciosa, a ver si me olvido de que mi tobillo está de baja indefinida y definitivamente este año me quedé sin Fallas T___T

8 comentarios:

Kaoru Himura-Takarai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kaoru Himura-Takarai dijo...

Pues yo opino radicalmente lo contrario que tú. Tengo pensamientos relativistas sobre casi todo y creo que la mayor parte de las cosas dependen de cómo se miren. Por el ejemplo que pones de si un ateo cree que Dios no existe y un creyente cree que sí... no se trata de que ambas afirmaciones sean ciertas, sino de que para mí Dios ni existe ni existirá, y para ti sí. Considero que las cosas son como son en la medida en que nosotros las creemos así (hasta cierto punto).
Tampoco me gusta tu ejemplo del hombre éste que secuestró a su hija... Creo que el bien y el mal son conceptos relativos,puesto que cambian según la época y la cultura. Si bien, también creo que existe una cierta base universal, y digo cierta porque, si nos hubiesen criado desde siempre con la premisa de que los negros, por ejemplo, son inferiores, ¿no los trataríamos la mayor parte de nosotros como tal? Considero la igualdad como un valor que debería ser universal, pero creo que depende de muchos factores. Bien y mal, para mí, tienen una base universal, pero en realidad dependen de quién haga uso de ellos.
El relativismo, precisamente, no es algo absoluto, es decir, no se puede aplicar a todo. Ya te digo que mi forma de pensar se inclina hacia él, pero evidentemente hay algunas verdades irrevocables, aunque también depende de cada uno. Alguien puede obrar mal a ojos de todos porque no ve que esté haciendo el mal, y por tanto para él eso no es malo.
¿Gris no existe sin blanco y negro? Bueno, nunca hay blanco o negro en estado puro. Para mí sólo existen distintos matices e intensidades de gris.
Por último, eso de que el relativismo es la excusa de los inmorales... sencillamente no es así. No me considero inmoral en absoluto, y creo que cada uno, como bien dices, tiene derecho a tener sus creencias y opiniones sin que por ello se lo tache de inmoral. Otra cosa es que haya quienes usan de excusa estas teorías, pero utilizan ésta como cualquier otra.
Y, por último, para mí Fulanito siempre tendrá cosas buenas y cosas malas. No existe bien sin mal, y todos estamos hechos de ambos.

Para no variar, discrepo contigo, pero de todas maneras me gusta reflexionar sobre estos temas.

Luthien Black dijo...

¡Hola, Kaoru!^^
Bueno, eres libre de pensar lo que quieras, y no me importa que discrepes, así tengo de qué hablar XD

La verdad es que se puede estar más de acuerdo o en desacuerdo contigo, pero, sintiéndolo mucho, uno de tus ragunentos no se sostiene. Es el que has comentado de lo de Dios. La existencia o inexistencia de Dios no depende de lo que creamos, sino de si existe o no. Dios, si resulta que es inexistente y tienes razón, no existe en absoluto, ni siquiera para mí. Estoy equivocada y punto. Él no va a existir sólo porque yo desee o crea que es así. Del mismo modo, si resulta que sí existe, existe independientemente de que tú creas o no en él. Que una verdad sea indemostrable no significa que sea relativa.
s lo mismo que la cuestión de la existencia de extraterrestres. Hay gente que cree que existen, y gente que cree que como especie inteligente estamos solos en el universo. Y tampoco tenemos pruebas para demostrar que ninguna de las dos afirmaciones sean ciertas. Pero lo cierto es que, si los extraterrestres existen en algún planeta remoto, existen idependientemente de que nosotros creamos en su existencia o no. Pues así sucede con todas las cosas, incluídos los conceptos de bien y de mal.
Además, ¿no te parece muy arrogante desde el punto de vista humano considerarnos la medida de todas las cosas, en el sentido de que las cosas sean o no según nosotros creamos? Independientemente de consideraciones religiosas, sí pienso que hay una verdad unviersal una especie de ley natural, que se cumple independientemente de lo que nosotros creamos. ¡Que no somos los seres más importantes del unvierso!

También hya otro comentario en el que creo que te autorrefutas a tí misma, porque comentas lo siguiente:

"Y, por último, para mí Fulanito siempre tendrá cosas buenas y cosas malas. No existe bien sin mal, y todos estamos hechos de ambos."

Para responder, me remito a algo que está escrito en mi post:

"Otra cosa es decir que nadie es totalmente bueno o totalmente malo, lo cual es cierto, porque es imposible que un ser humano haga siempre el bien o que haga siempre el mal. Pero sí es verdad que suele tender más a un lado que otro, medida que usamos para decir si en conjunto es buena o mala persona. Hitler sin duda querría a su esposa Eva Braun y la trataría con cariño, lo cual es algo bueno, pero después de todo lo que hizo no creo que nadie vaya a considerar que Hitler era buena persona. Y, en cualquier caso, el bien y el mal siguen existiendo, porque, ¿cómo puede alguien decir que "Fulanito hace cosas buenas y cosas malas", si niega el propio concepto de "bueno" o "malo"?"

Dices que "no hay bien sin mal, y todos estamos hechos de ambos". Con lo cual no sólo estoy por completo de acuerdo, sino que creo que es una de las muchas cosas evidentes que refuta el relativismo. Porque, si el bien y el mal no existen, dado que dependen del punto de vista de cada persona, ¿cómo es posible que todos estemos hechos de bien y mal, si ni siquiera hay un concepto unviersal que explique qué es cada cosa? Porque ahora mismo yo puedo creer que todo lo que hace Fulanito está bien, en cuyo caso en Fulanito no habría mal alguno y sólo habría bien en él, y viceversa.

Por cierto, mil disculpas, no he pretendido decir que fueras inmoral por ser relativista, sino que el relativismo es la excusa de los inmorales para justificar sus buenas acciones. Lo cual quiere decir que casi todos los inmorales son relativistas, pero no implica de ninguna manera que todos los relativistas sean, necesariamente, inmorales.

En fin, como siempre, un gusto discutir contigo, jejeje.

Saludos:

Luthien Black.

Izhak dijo...

Yo creo que, antes de empezar, habría que aclarar que hay ciertas verdades que sí son universales e indiscutibles, sepámoslas o no (como que Dios existe/no existe) y otras que no lo son porque dependen del sujeto(por ejemplo, las manzanas son más ricas que las naranjas).

Yo no sè mucho de filosofía (como estudio química......), pero el relativismo, utilizado a ciegas y a secas en todos aspectos, evidentemente es erróneo. Me gustaron mucho los dos primeros argumentos de Luthien XD. Lo que sí, independientemente de que el relativismo se pueda aplicar o no a las matemáticas simples, 1+1=2 no porque exista alguna razón, sino porque es una "definición" matemática (te lo puedo asegurar porque estudié bastante mate en la facultad. De hecho, todos los números naturales están definidos así, y a partir de ellos, los demás). De todos modos, esta aclaración no invalida el argumento de Dios existe/no existe.

Creo que ambas teorías, tomadas por separado, son incompletas. Posiblemente si se las une en una nueva, ésta sería más abarcativa.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

La verdad es que llevo desde ayer a la noche dándole vueltas a todo esto porque son conceptos sobre los que discuto conmigo misma desde hace tiempo y mi opinión todavía no la tengo bien definida, de modo que no la puedo apoyar igual que tú en argumentos sólidos.
Sí que suena arrogante el considerar que la verdad depende de aquel que la mira, y por supuesto que no somos el centro del universo. No creo que no exista la verdad, sino que nosotros la vamos a ver como nosotros queramos verla. Si crees que eres la persona más desgraciada del mundo, te aseguro que te convencerás de ello y lo serás. Y si, por el contrario, sonríes, vas a ver las cosas desde un punto de vista más optimista y sacarás provecho de los problemas. Es como aquello que decía mi madre de: "Si piensas que te duele la cabeza, te dolerá". Eso es totalmente así. Vale, si te caes por unas escaleras y te rompes una pierna, eso está ahí, da igual que te empeñes en creer que no te la has roto, pero ahí radica el límite.
No creo que Dios exista, pero sigo sosteniendo lo que dije. Si existe o no es un hecho que está ahí, eso seguro, y no lo podemos cambiar, pero también pienso que, si tú crees en él, lo verás en cosas en las que yo no lo veré. Yo haré mi vida al margen de un concepto de Dios, sin embargo tú no. Es decir, que posiblemente muchas cosas buenas que la vida te ofrezca (y la vida misma) las verás como un regalo de Dios, así que para ti Dios va a estar ahí presente, independientemente de si existe o no. Para ti existe. Yo, sin embargo, no lo incluyo en mi vida y no lo veo en ningún aspecto de ella. Para mí no existe. Y ésas son tu verdad y mi verdad. Cada uno tiene su propia verdad, con independencia de la "verdad real". Si yo creo en esto, esto tendrá sentido para mí y tendrá valor; sino, no tendrá transcendencia. No sé si me explico, pero mi idea es que cada uno vive según su propia verdad. Y, si para mí existen las hadas, por ejemplo, pues oye... xD Si crees en algo firmemente, yo lo respeto y me creo que para ti eso es así. La verdad absoluta, universal, si es que eso existe, no creo que la vayamos a conocer nunca las personas.

Otro tema son los conceptos del bien y del mal. Como decías, escudar una mala acción so pretexto de la cultura, puede ser muy peligroso, pero también es un hecho que lo que hoy se considera bien no era igual hace trescientos años, que los valores que tenemos hoy y aquí son diferentes de los que hay en China, y más distintos aún de los que en China había hace ochenta años. Es decir, estos conceptos dependen casi por completo de la cultura, de cómo te hayan educado, de qué te venda la sociedad, y también de la propia persona. Sin embargo, si desde siempre surgen los conceptos de bien y mal, ¿es porque realmente están ahí y tienen una base fija? Hombre, espero que sí, pero esos dos conceptos (como todo) han variado de una manera impresionante a lo largo del tiempo, y seguirán evolucionando...
Para mí es algo fundamental el respeto por la vida, pero, ¿es mi verdad superior la de aquellos que creen otra cosa? Quiero creer que tengo razón en lo que pienso, y de hecho lo defiendo con todas mis fuerzas y juzgo los actos de los demás (y los míos propios) según mis valores. Pero, ¿eso hace que tenga razón? Lo que yo veo mal, para otro puede estar bien.
Es complicado, por eso siempre le doy millones de vueltas, pero todavía no he conseguido llegar a una respuesta que me satisfaga del todo. Eso sí, sigo creyendo que muchísimas cosas son relativas, pero tiene que haber unos límites, o esto sería un circo.

Por último, te cito una canción francesa de Jean-Jacques Goldman que habla de cómo seríamos si hubiésemos tenido la fortuna (buena o mala) de haber nacido en otro contexto diferente:

Si hubiese nacido en el 17 en Leidenstadt
sobre las ruinas de un campo de batalla,
¿habría sido mejor o peor que sus gentes
si hubiese sido alemán?

Criado en la humillación, el odio y la ignorancia,
alimentado por sueños de revancha,
¿habría sido de esos pocos conscientes,
lágrimas en medio de la tempestad?

Si hubiese crecido en los muelles de Belfast,
soldado de una fe, de una casta,
¿tendría la fuerza para enfrentarme a los míos,
para traicionarlos, para extender la mano?

Si hubiese nacido blanco y rico en Johannesburgo,
entre el poder y el miedo,
¿habría escuchado esos gritos
transportados por el viento?
Nada será como antes.

Nunca sabremos qué es lo que realmente llevamos dentro,
por detrás de nuestras apariencias.
¿El alma de un valiente, o de un cómplice, o de un verdugo?
¿El peor o el mejor?
¿Seríamos de los que resisten,
o bien las ovejas de un rebaño
si hiciesen falta más que las palabras?

Si hubiese nacido en el 17 en Leidenstadt
sobre las ruinas de un campo de batalla,
¿habría sido mejor o peor que sus gentes
si hubiese sido alemán?

Ojalá se nos ahorre a ti y a mí durante mucho tiempo
tener que elegir un bando.



P.D.: Perdona por el rollo, pero ya te digo, soy de dar muchas vueltas a todo y probablemente llegue la semana que viene y siga con lo mismo en la cabeza. En cualquier caso, gracias, adoro filosofar y tú me haces pensar mucho al tener una opinión distinta de la mía.
Por cierto, el ejemplo de caerse de las escaleras vino a cuento de que el otro día me acordé de ti y de tu lesión porque me caí en las escaleras de mi facultad y me hice unos buenos cortes en las rodillas. Estuve dos días cojeando. Ahora ya ando normal, pero la rodilla derecha duele bastante. Eso sí, como te decía, mis huesos son resistentes.

Un saludo y gracias por darme en qué pensar, me encanta.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Estoy de acuerdo con este comentario de Izhak:
"Creo que ambas teorías, tomadas por separado, son incompletas. Posiblemente si se las une en una nueva, ésta sería más abarcativa."

Luthien Black dijo...

¡Pobrecita! Lamento mucho tu accidente en la facultad. Al menos ya estás bien (aunque si te sigue doliendo la rodilla yo iría al médico); a mí me ha dicho hoy el traumatólogo que de esguince, naranjas: lo que tengo es una rotura parcial del tendón y/o de los ligamentos del tobillo (¡toma castaña!). De todos modos, me ha mandado hacerme una resonancia magnética para ver qué es exactamente. Como verás, en urgencias diagnostican de puta madre ¬¬UUU

Respecto a lo que comentas de esto:

"No creo que Dios exista, pero sigo sosteniendo lo que dije. Si existe o no es un hecho que está ahí, eso seguro, y no lo podemos cambiar, pero también pienso que, si tú crees en él, lo verás en cosas en las que yo no lo veré. Yo haré mi vida al margen de un concepto de Dios, sin embargo tú no. Es decir, que posiblemente muchas cosas buenas que la vida te ofrezca (y la vida misma) las verás como un regalo de Dios, así que para ti Dios va a estar ahí presente, independientemente de si existe o no. Para ti existe. Yo, sin embargo, no lo incluyo en mi vida y no lo veo en ningún aspecto de ella. Para mí no existe. Y ésas son tu verdad y mi verdad. Cada uno tiene su propia verdad, con independencia de la "verdad real". Si yo creo en esto, esto tendrá sentido para mí y tendrá valor; sino, no tendrá transcendencia."

Creo que es confundir churras con merinas. Ya no estamos hablando de si un concepto o una verdad son realtivas o no, sino del mejor modo de vivir la vida que tiene cada uno y de cómo se siente cada cual con las creencias que tiene. Eso ya es personalísimo y la filosofia poco puede decir de ello; es un tema de psicología, no de filosofía. Cómo nos sentimos al actuar de una determinada manera, y cómo apliquemos nuestras creencias a nuestra forma de ver el mundo, poco tiene que ver con la veracidad de estas mismas creencias.
En resúmen, creo que hablas de un tema interesante pero totalmente distinto del que habla este post.

Por otra parte, ¿de verdad crees que los conceptos de bien y de mal han cambiado tanto? Tal vez en ciertos matices superficiales sí, pero en el fondo sigue siendo lo de siempre: matar, violar, robar y torturar ha estado mal toda la vida en todas partes. E incluso hay cosas que parecen haber variado pero que en realidad no lo hna hecho. Por ejemplo, el adulterio. Antes se mataba a las mujeres (y deberían haber incluído a los hombres si no fueran tan machistas) que eran infieles a sus esposos. Ahora, evidentemente, no está penado con la muerte ponerle los cuernos al marido o a la mujer, pero, ¿qué es lo primero que dirías su un amigo o una amiga tuya te cuenta entre lágrimas que ha sorprendido a su pareja en la cama con otra persona? "Pero qué cabrón/a", será probablemente lo primero que te salga, acompañado de una saludable indiganción.
Es decir, la forma de reaccionar ha cambiado, pero la progesión "adulterio/traición/celos/acto reprobable", ha existido toda la vida, porque se ve como una forma de traicionar la confianza y la palabra dada a los demás (otra cosa, la traición y la mentira, que tampocos e han visto bien nunca).
En definitiva, me atrevo incluso a dar una definición provisional de "el mal" como "aquella accion u omisión que causa daño a los demás o a tí mismo y no está justificada por el hecho de estar evitando un perjuicio igual o mayor al que se pretende ocasionar, siendo esta acción la única posible para evitar dicho perjuicio".

Un saludo y mejórate de la rodilla:

Luthien.

Sweet Shadow dijo...

Bien, mi comentario no va a ser muy largo como los demás, pero intentaré explicarme bien.

Estoy de acuerdo con lo que has dicho, Luthien. Porque creo que todo es cuestión de consecuencias. Por ejemplo: a mí no me vale que me atraquen por la calle con la excusa de "es que no tengo dinero". El acto en sí es Malo, se mire por donde se mire. Y si viniera alguien a decirme que todo es relativo y que él podía atracarme pues como que algo de cabreo me entraría.

Como bien has dicho, Luthien, a veces el relativismo es utilizado por gente para sus propios fines. Porque el fin no justifica los medios.

Que sí, que hay opiniones para todo. Pero yo no hablo de opiniones, sino de actos en sí. Son los propios actos los Buenos o Malos. Robar o matar es Malo, se haga por lo que se haga y en las circunstancias que sean.

Bueno, no sé si me he explicado bien. Espero que sí.

Atte,

Sweet Shadow