domingo, 6 de junio de 2010

Crítica de "La segunda vida de Bree Tanner", de Stephenie Meyer

Me compré este libro ayer con bastante curiosidad porque, al parecer, prometía lo increíble: ¡una historia escrita por Stephenie Meyer en la que los vampiros protagonistas se comportan como depredadores asesinos! Me hice con él, y, como es bastante cortito (alrededor de 230 páginas) lo terminé el mismo día.
Y, ¿la verdad? Me alegra poder decir que no es un sacacuartos salido a estela de la saga principal como muchos temían. No sólo me ha gustado, sino que me ha parecido mejor que las cuatro novelas principales. Bree, la protagonista, me cayó mejor de lo que jamás me ha caído la sosa de Bella. De hecho, mientras lo leía, pensaba: "Ojalá Bree hubiese sido la protagonista de Crepúsculo desde el principio, ¡cómo hubiera mejorado la saga!".
Y es que, efectivamente, es una gozada poder leer una historia de vampiros en la que la protagonista caza humanos, los mata, y se siente arrebatada por un ansia de sangre que a duras penas puede controlar, y que deshumaniza a sus víctimas como único modo de poder acabar con ellas sin tener remordimientos. Una superviviente perdida en un mundo extraño que para sobrevivir ha tenido que dejar de ver el asesinato como algo malo para verlo como lo único que la mantiene con vida. Y no porque Bree sea mala o le guste hacer daño a la gente, sino porque no conoce otro modo de actuar. No conoce otra forma de sobrevivir.
Las escenas sangrientas no son muchas y Stephenie Meyer no se recrea demasiado en ellas, pero aún así hay algunos momentos que provocan escalofríos (el "accidente" de coche y las barracudas, por ejemplo). Lo más interesante del libro, a mi juicio, es la evolución de Bree Tanner como no-muerta: cómo va descubriendo poco a poco, a través de la maraña de mentiras en la que está sumergida, las verdades ocultas acerca de su naturaleza y su condición, así como su confusión, sus miedos y su lucha interna entre la desconfianza innata motivada por su instinto de supervivencia y la necesidad interior (humana aún, mal que le pese) de tener un amigo en quien confiar.
Bree y sus compañeros son unos personajes bien definidos, cuya historia, a pesar de ser conocida de antemano, no se hace pesada (al revés, a medida que se va acercando la fecha límite te vas desesperando, porque sabes hacia dónde va Bree, aunque ella no lo sepa). Las 40 páginas finales son a mi juicio las mejores de la novela, y, aunque en ocasiones sobra un poco de narración y le falta un poco de diálogo, lo cierto es que Stephenie ha conseguido en poco más de 200 páginas lo que no consiguió en los cuatro libros anteriores: una historia desgarradora e impactante y unos protagonistas carismáticos de verdad, fuertes pero perdidos, adorables pero despiadados, valientes pero trágicos, que han hecho que me quede con ganas de más y que lamente de verdad que la segunda vida de Bree Tanner haya sido tan breve.

SPOLIERS: Me llamó especialmente la atención el descubrimiento, bastante impactante aunque no excesivamente sorprendente, de que los Vulturi fueran capaces de no destruir a los neonatos inmediatamente y de pactar con Victoria, tolerando el caos de Seattle sólo por ver destruidos a los Cullen. Me agrada que Stephenie Meyer haya incluido esta escena, porque solventa uno de los "fallos" de Eclipse: cómo era posible que pasasen tantas burradas en Seattle sin que los Vulturi moviesen un dedo hasta el último momento. También me pareció muy triste y conmovedora la parte final, en la que Bree no huye de los Vulturi y acepta la muerte con resignación porque tras la destrucción de Diego, el único que daba sentido a su no-muerte, ya no quiere seguir viviendo.

7 comentarios:

Sweet Shadow dijo...

Primero me sorprendió que se fuera a publicar este libro, y ahora me sorprendes tú con esta crítica xDD Tengo claro que no me lo voy a comprar, pero aun así me alegro de que haya hecho algo diferente y que le haya salido bien =)

¡Nos leemos!

Kriss/Shen dijo...

Vaya, no había oído hablar de este libro, sí que llevo tiempo desconectada de los libros xDD.
La verdad es que a la saga le faltaban personajes más redondos, y no los pluscuamperfectos de los Cullen :/
Pues nada, viendo que hay críticas positivas al respecto, me haré con él, porque hace mucho que no tengo nada para leer ^^

Merak dijo...

Pues pinta bien, la verdad :) A ver si cuando vuelva a España entre examen y examen me da tiempo a pillarlo. Por cierto, te respondí al último mensaje en el otro post, no sé si lo has leído. Un besazo!!

*Gy* dijo...

Me has dejado con el culo torcío, Luthien xDDDDD

Jamás habría esperado una crítica favorable a Meyer en materia de vampiros.
Yo dudo que vaya a comprármelo, pero de todas formas, es bueno saber que a parte de las chorrilerdeces de Corpúsculo, escribe otras cosas^^

Estelwen Ancálimë dijo...

Vaya, sí que os ha sorprendido la crítica XD
La verdad es que yo misma era un poco escéptica respecto a lo que podía esperar del libro, supongo que por eso me llevé una sorpresa tan agradable. Después de ver la tetralogía principal llena de vampiros piruleta angustiados por todo y niñatas neuróticas gimoteando porque no saben si elegir al hombre lobo o al vampiro, pues, la verdad, es una gozada leer personajes fuertes, complejos e historias oscuras y trágicas salidas de la pluma de Meyer. Una novedad agradable :-)

Luna///Tsuki dijo...

También yo me he quedado sorprendida con la crítica, Estelwen.

Cuando oí hablar de ese libro, pensé lo mismo que todos: un sacacuartos de Meyer que, como ha visto que le ha ido bien con la saga, se ha inventado otra cosa.

Me lo iba a leer de todas maneras (me gustan los libros de Meyer, aunque reconozco que a veces me llegaban a cansar y el boom Crepúsculo de ahora no ha contribuido a mejorar mi sensación de cansancio, precisamente), pero tu crítica hace que tenga más ganas de leerlo :)

Por cierto, encantada de seguirte :)

Shaoran dijo...

xDDDDD


amo los spoilers, pero bueno :3

creo que ese libro no me descepcionara, y le dara un poco de sangre a la obra (cosa que necesitaba urgentemente)