martes, 1 de enero de 2013

Premios Daeva 2012

¡Feliz año nuevo a todos! Aunque un poco tarde (por lo general suelo hacerlo antes de que acabe el año), aquí viene el post con los Premios Daeva 2012, una idea que llevo repitiendo desde hace algún tiempo y que premia las cosas más hermosas que he visto, contemplado o vivido a lo largo del año. Me fastidia no haberlos podido postear ayer, pero una desafortunada gastritis me tuvo todo el día hecha polvo y me impidió postear (con decir que mi cena de Nochevieja se compuso de una taza de caldo de pescado, una rebanada de pan, y doce uvas...).
En fin, sin más dilación, aquí están los ganadores:


TERCER PREMIO: LA PELÍCULA "EL HOBBIT"


Largo tiempo hemos tenido que aguardar los tolkiendili hasta que ha llegado a las pantallas la primera película de la trilogía de "El Hobbit". Debo admitir que, como todos, andaba yo con miedo de que el señor Peter Jackson se hubiese liado a inventar cosas y hubiera hecho un churro, pero por fortuna no ha sido (exactamente) así. La película tiene una maravillosa banda sonora, muy buenas actuaciones, e imágenes sencillamente impresionantes; sólo los primeros minutos, con sus maravillosas escenas en Erebor y Ciudad del Valle, ya justifican su merecidísimo tercer premio.


SEGUNDO PREMIO: NORMANDÍA



Fue para mí muy especial este año poder visitar Normandía y Bretaña y visitar de primera mano los escenarios del Desembarco en la Segunda Guerra Mundial. Fue un viaje muy interesante, donde además de tocar, ver y respirar Historia en estado puro, tuve la oportunidad de ver paisajes preciosos, entre los que se cuentan la playa de Arromanches con niebla y marea baja, un ambiente irreal y onírico que me hizo sentir que estaba en otro mundo, el complejo de búnkers, baterías antiaéreas y prado lleno de enormes cráteres causados por los bombardeos de mar (pepinos de mar, que los llamaba yo) de Point-du-Hoc, o los acantilados de Etretat, que son los que aparecen en la foto que he seleccionado para ilustrar la costa normanda.


PRIMER PREMIO: MIS RATITAS



Este año, una de las mayores alegrías que hemos tenido ha llegado a casa en forma de cuatro ratitas: Arya, Cersei, Daenerys y Sansa, que han venido para hacer compañía a nuestra vieja y querida Turquesa. Desde el principio, se comportaron muy bien con ella, convirtiéndola de inmediato en una más de la familia, y a mí me faltan palabras para decir lo guapas que son, lo brillante que tienen el pelo, lo bien que huelen, lo simpáticas, listas y cariñosas que son, y lo mucho que nos alegran la vida día tras día. Cuando las recogimos estaban hechas una pena; no las habían tratado bien, estaban mal alimentadas, olían mal y tenían sarna, por culpa de haber estado viviendo en una jaula sin higiene y con poca comida en casa de una persona que no sabía ocuparse de ellas. Nosotros las llevamos al veterinario, les conseguimos un hogar grande, limpio y lleno de juguetes, las alimentamos bien y les dimos cariño, y el cambio fue espectacular; en poco tiempo estaban gorditas, sanas como manzanas, con el pelo brillante, y olían de maravilla. Daenerys, por ejemplo, parecía un ratoncito blanco cuando llegó de lo pequeña y raquítica que era y ahora la llamamos la rata-vaca, parece una bola de pelo blanco XDD
Por ser tan guapas, tan  buenas, tan suaves como un peluche, por hacer las delicias de la casa con sus travesuras, por darnos su cariño, y por ser un encanto de ratitas, las cinco princesas de nuestra casa se llevan el primer premio de este año :-)

10 comentarios:

DAMABLANCA dijo...

No es que yo sea fanática, pero le falta Brienne, digo nomas.
Ah, y que Belleza Normandía. Pensar que allí se libraron cruentas escenas de guerra...
Muchos besos, espero que todos tus deseos se cumplan en este año que ha irrumpido=)

Malena dijo...

¡Feliz Año, Querida Ana! ¿Ay, pero que pecados comete una ratita para que le pongan Cersei? ¿Qué comen esas niñitas? ¿y las tienes enjauladas las dejas pasear? Son muy bonitas, como del porte de un gatito recien nacido. ¿Son cariñosas?

Estelwen Ancálimë dijo...

Muchas gracias, Damablanca, e igualmente para ti :-D

Y no te preocupes que aún me quedan muchas ratas por conocer, ya tendremos una Brienne, una Melisandre, una Margaery, una Catelyn... ;-)

Estelwen Ancálimë dijo...

¡Hola, Malena, feliz año nuevo! :-D

Cersei se llama así porque es muy rubia, muy guapa, pero un poco psicótica, la pobrecita. Como había sido maltratada cuando llegó estaba paranoica y le daba miedo todo, a veces hasta mordía. Suerte que hemos conseguido educarla con paciencia y cariño y aunque sigue siendo la más miedosa y arisca del grupo ya se va con nosotros y se deja coger sin protestar :-)

Las ratas son omnívoras, pero su dieta se compone principalmente de cereales y verduras, ya que mucha proteína es mala para ellas. Cada diez días más o menos les damos un poco de queso, huevo, o pollo hervido. Les encantan el maíz y los guisantes, y también comen manzana, plátano, nueces, lechuga, zanahoria... aparte de su propio pienso, especial para ellas.
En cambio, no pueden comer aguacate, cebolla, puerros, cítricos (y en general alimentos con alto contenido en vitamina C, como pimientos o frutas del bosque, porque las ratas ya la generan por sí mismas y tomarla las enferma por hipervitaminosis), alcachofas, judías verdes, coles o legumbres, porque todas estas cosas les sientan mal o son venenosas para ellas. Tampoco pueden, por supuesto, tomar alimentos especiados, con sal, azúcar o alcohol. Realmente las ratas callejeras comen de todo lo que encuentran en la basura, pero precisamente por eso viven tan poco; las cosas que comen suelen enfermarlas pronto.

Viven en una gran jaula, porque son animales que buscan una madriguera y en ella se sienten seguros. Eso sí, las sacamos una hora mínimo cada día para que jueguen y correteen por ahí; eso sí, siempre vigiladas, que si las llaman rodeores es por algo, y como las dejes de vigilar te puedes encontrar la cortina o la funda del sofá con agujeros, o lo que es peor, roen un cable y tienes un disgusto...

Y sí, son MUY cariñosas, tanto como los perros y bastante más que los gatos. Responden a su nombre, vienen cuando las llamas y se te suben al hombro para estar contigo o te dan lametones en los dedos para limpiarte y saludarte. Yo he llegado a tener a Sansa durante varias horas en el hombro, sin quererse bajar, sólo por estar conmigo. También son muy limpias; están todo el día lamiéndose como los gatos y aprenden dónde tienen que hacer sus necesidades (por ejemplo, Sansa si está conmigo y tiene ganas de hacer pipí, me pide bajar, hace pipí en su sustrato y luego vuelve a pedirme subir). Son listísimas y un encanto ^^

Malena dijo...

Sansa obviamente es la mas refinada. Preferiría tener una ratita que un pájaro, ya no puedo tener mascotas grandes. Si, te iba a decir que un ratón se come hasta las tuberias, y en casa de mis padres le royeron los cables de la alarma. Bueno saber que no pueden comer legumbres ni citricos. Curioso, por la ulcera me estan vedados la col, la cebolla, legumbres y cítricos

Estelwen Ancálimë dijo...

A las ratas lo que les ocurre es que su aparato digestivo no les permite eructar ni vomitar, por eso no pueden comer nada ácido, en mal estado o que produzca gases, porque son incapaces de expulsarlo del organismo y pueden sufrir terribles dolores o incluso llegar a morir.

Las ratas tienen la ventaja de que si las vigilas y las educas no tienen por qué roer nada, ya que son mucho más inteligentes que los ratones y pueden aprender a obedecer órdenes (aunque es conveniente que tengan cartón duro, telas viejas o madera de campo limpia para roer, ya que lo necesitan para desgastar los dientes). Y siempre se pueden elegir machos en lugar de hembras, que no son tan curiosos y nerviosos como ellas y tampoco son tan proclives a roerlo todo :-)

Malena dijo...

Osea ellas son más curiosas y traviesas. Es cm con los perros, las hembras son más difíciles de entrenar. Entre gatos es al reves, las gatas son más inteligentes y limpias. Pobres ratitas, pero al menos no tienes que limpiar vomitos

Estelwen Ancálimë dijo...

En realidad, el nivel de dificultad para entrenar a machos y hembras, si se trata de ratas, es el mismo. No hay diferencias por sexo, lo que realmente cuenta es la inteligencia del animal.
Lo que ocurre es que los machos son más "rata patata", es decir, de tumbarse y pedir achuchones al dueño, y tienden a dejar las cosas como están, mientras que las hembras son más inquietas y nerviosas y quieren explorarlo todo, olerlo todo y probarlo todo. Pero ojo, tampoco puede tomarse como regla general; la ratas tienen una personalidad (o ratonalidad) muy marcada, y cada una es un mundo; no hay dos iguales. Lo mismo te puede salir un macho travieso o una hembra tranquilota. Es una de las cosas más lindas de tener ratas: ir descubriendo sus ratonalidades especiales y únicas :-)

Narwen dijo...

Desde luego, el primer premio Daeva está bien merecido. Las ratilindas son adorables ^^ y yo he tenido el placer de conocerlas en persona :D.

Pero mi Sansa es la mejor!

Tony dijo...

Ay, están bien bellas tus ratitas =)