lunes, 18 de mayo de 2015

Crítica de Juego de Tronos (Sexto captíulo, quinta temporada): Pues no era para tanto...


A estas alturas, todos sabemos de la serie Juego de Tronos se ha convertido en el fanfiction más caro del mundo. De hecho, si estuviera en una página de fanfictions cualquiera, sería catalogada como AU (Alternative Universe), y es probable hasta que gustara a los lectores, y todo el mundo se quedaría tna pancho.
Yo, la verdad, después de tantas sistemáticas patadas a los libros, he decidido relajarme y ver esta serie como lo que es: un fanfic. Un caro, carísimo fanfic, interpretado por actores reales y con decorados y efectos especiales. Aconsejo a los amables lectores seguir mi ejemplo si no quieren darse un festival de cabezazos contra la pared cada vez que vean un nuevo capítulo. La otra opción, claro, es dejar de ver la serie, pero yo debo admitir que siento curiosidad.
Y también debo admitir que, honestamente, este capítulo prometía horrores innombrables y al final no ha sido para tanto. Después de las declaraciones de Sophie Turner sobre cierta dramática escena que había tenido que rodar, y los comentarios indignados de algunos fans después de ver este capítulo, yo me había preparado psicológicamente para ver algo muy chungo... y, la verdad, la cosa acaba siendo más descafeinada que la Coca-Cola para niños.
Más sobre esta cuestión (y algunas más) en los SPOILERS:


Lo que me ha gustado:

-La boda de Sansa y Ramsay. ¿Qué, cómo os habéis quedado? Pues sí, me ha gustado. Bien rodada, bien llevada, y de ninguna manera incoherente. Para empezar, me encanta el corte que Sansa le mete a la zorra de Miranda, que se cree que puede asustar a su señora contándole lo que hace Ramsay con sus amantes cuando se aburre de ellas. Craso error: Sansa ya sabe que los Bolton son crueles y despiadados, nadie se lo tiene que contar, y también sabe que ella no es ninguna campesina cuya muerte no va a importarle a nadie, sino la única Stark que queda (al menos oficialmente), a quien los Bolton necesitan viva y de una pieza para sustentar sus derechos sobre Invernalia y parir hijos de sangre Stark que sean respetados por los norteños. Por otra parte, la boda está muy bien rodada. Me gusta la estética lúgubre y hasta gótica que tiene (más bien parece un funeral que una boda), lo cual casa perfectamente con el ánimo de Sansa. Por cierto, ¿alguien más, al ver a Miranda, pensó en las tres zorrillas rubias de La Bella y la Bestia que se ponen a llorar en la boda de Gastón? Yo, sí XD

-La noche de bodas, muy bien llevada también. De hecho, yo la definiría incluso como mojigata, o al menos terriblemente convencional. La gente que se ha llevado las manos a la cabeza gritando "¡violacióoon!", hablan desde una perspectiva presentista y no tienen ni idea de lo que era una boda medieval. Curiosamente la única inexactitud que comete la serie es prescindir del encamamiento, que es una tradición muy arraigada socialmente en los libros. Por lo demás, estamos ante una noche de bodas medieval de manual, como sacada de un libro de Historia. ¿Que Sansa no consiente? Y un huevo no consiente; ella se casa con Ramsay y sabe lo que implica el matrimonio. ¿Que en el fondo ella no quiere y no lo disfruta? Leches, como el 99% de las novias de noble cuna desde la Antigüedad hasta principios del siglo XX. Ahora todos nos podemos casar por amor, al menos en el Primer Mundo, y es un lujo que muchas veces no valoramos, pero en tiempos pasados no era así ni mucho menos, sobre todo entre la nobleza. Los matrimonios no eran actos de amor, sino alianzas políticas y familiares, y muchas novias iban al lecho conyugal sin conocer siquiera a su esposo, y por supuesto sin estar enamoradas de él ni tener deseo alguno de mantener relaciones íntimas. El acto sexual era visto como algo incómodo y doloroso para la recién casada, y las doncellas de noble cuna eran aleccionadas por sus mayores sobre el penoso deber que deberían cumplir en su noche de bodas; nadie les hablaba de placer, sino de soportar con resignación (¿a alguien le suena aquello de "cerrar los ojos y pensar en Inglaterra"?). Ramsay, de hecho, se comporta incluso de manera recatada con su esposa, teniendo la "deferencia" de no desnudarla por completo, y mira que me parece raro, porque siendo Ramsay como es lo lógico habría sido un desnudo frontal completo de Sansa. ¿Que Theon está mirando y eso es una perversión? Cuéntame una de vaqueros ahora. En la Edad Media y el Renacimiento, las noches de bodas de la realeza y de buena parte de la nobleza carecían por completo de intimidad. Era normal que hubiera una o varias personas junto al lecho conyugal para dar fe y testimonio de que el matrimonio se consumaba. Si se trataba de un enlace real, incluso tenían allí al Obispo de turno para bendecir el lecho y varios notarios dando fe pública de la consumación, con eso lo he dicho todo. De modo que sí, hubo muuuuchas damas nobles medievales que tuvieron su primera vez con alguien mirando. Y la escena en sí... ¡¡por amor de Dios, si es la escena de sexo más recatada que se ha filmado en Juego de Tronos!! ¡¡Y en toda la historia de la HBO, me atrevería a decir!! Nada se ve, sólo se oyen unos cuántos gemidos de Sansa, ni un pecho desnudo, nada... Llega a ser una película y la califican como autorizada para todos los públicos. En definitiva, zagales, que no era para tanto... y en el fondo, lo que yo veo aquí es mucha hipocresía. La escena de Danza de Dragones con Jeyne Poole era mil veces peor, pero claaaro, como Jeyne no es Sansa, que le den. Eso debieron pensar algunos lectores, porque no se armó ni la décima parte del revuelo que han armado esos mismos lectores al ver la serie.

-Me ha gustado la escena de Tyrion y Jorah. No sólo por la conversación que mantienen al principio, sino por cómo Tyrion consigue que los lleven a la Bahía de Esclavos en lugar de a Volantis al exaltar las virtudes marciales de Mormont. Muy bueno también el quite de ser Jorah, claramente más familiarizado con las costumbres de Essos que el enano. Tyrion habla de torneos y los esclavistas se le ríen en la cara; fuera de Poniente, a nadie le importa un cuerno quién es ser Jaime Lannister. En cambio, ser Jorah deja caer lo que verdaderamente importa: que mató a un Jinete de Sangre dothraki en combate singular. Lo que no entiendo es que los esclavistas quisieran deshacerse tan rápido de Tyrion. ¿Es que no hay en Essos nadie que quiera un esclavo enano como bufón? En tiempos pasados estaban solicitadísimos...

-La parte de Arya, sobrecogedora. Los rifirrafes verbales con sus mentores, el modo en que acompaña y reconforta a la niña enferma, la cámara de la mil caras (como yo la llamo)... todo ha estado muy bien. Sigue siendo demasiado tenebroso y siniestro para mi gusto, pero de todas las tramas de la historia la de Arya es la única que se mantiene fiel a los libros, al menos de momento, y eso es muy de agradecer.


Lo que no me acaba de convencer:

-La conversación entre Cersei y Meñique no me ha convencido mucho. En primer lugar por la interpretación de Lena Headley; su Cersei ha perdido toda la fuerza, habla a media voz, viste de oscuro, está como desteñida. ¿Dónde queda la poderosa leona de la Roca? La Cersei de Festín de Cuervos y de Danza de Dragones daba mucha más guerra. En cuanto a Petyr, sigue siendo un absoluto OOC. Entiendo su estrategia en la serie (que los Bolton y los Baratheon se debiliten entre ellos y luego llegar él al rescate, rematar a los supervivientes, rescatar a Sansa y casarse con ella), pero no me gusta. Prefiero al Petyr Baelish de los libros, ese que jamás hubiera delatado a Sansa ni la hubiera entregado a un psicópata como Ramsay Bolton. Tampoco veo muy astuta la vacilada que le pega a Lancel.


Lo que NO me ha gustado:

-El Estado Gorriónico. Son cansiiiinos, pero cansiiinos a más no poder. Resulta cada vez más evidente lo mucho que los guionistas de Juego de Tronos odian la religión. Al Gorrión Supremo y a los Hijos del Guerrero les importaba una mierda en los libros lo que hiciera ser Loras en la cama. Sólo le importaba lo que hicieran Cersei y Margaery, y no por inmoralidad sexual, sino porque en caso de una reina la infidelidad lleva aparejada consigo el delito de traición. En los libros, los septones son buenas personas, compasivos y devotos: al Gorrión Supremo, a Meribald, al enano que se hace amigo de Brienne, a los monjes de la Isla Tranquila... a todos ellos les une una devoción sincera, una gran compasión por los pobres e indefensos, no quieren ir por ahí haciendo de policía sexual entre la gente; ese no es su objetivo. En la serie, en cambio, cada vez son más asquerosamente talibanes y más hipócritas: gastan todos sus esfuerzos en asesinar puteros y encarcelar a gays cuando en la ciudad y en todo Poniente la gente sigue muriendo de hambre, a merced de bandidos y saqueadores sin compasión. Y encima, ahora resulta que juzgan a Loras por ser gay, y a Margaery por perjurio. ¡Y como única prueba tienen el testimonio del un chico que perfectamente podría estar mintiendo! Siendo el escudero de Loras, perfectamente podría haber alegado éste que la marca de nacimiento se la vio mientras le vestía. En definitiva, despropósitos y más despropósitos. Qué poco me está gustando la trama de Desembarco del Rey...

-Dorne. Muy bonito el romance entre Myrcella y Trystane, pero la forma en que entran tanto las Serpientes de Arena como Jaime y Bronn en los Jardines del Agua es ridícula. ¿Ahís e puede colar todo el mundo hasta la cocina haciéndose pasar por miembros de una caravana de suministros? No sé entonces cómo no han entrado ya noventa veces todos los enemigos del príncipe Doran para asesinarle. Igual sería una buena idea que se le ocurriera poner guardias en las puertas y esas cosas, para controlar quién entra y quién sale. De verdad, con lo bonito que está el Alcázar y las ganas de ver Dorne que tenía yo, y están haciendo una porquería de trama...

7 comentarios:

Malena dijo...

Todo lo que dices es cierto, pero el problema no es si la boda de Sansa acabó en violación. Es que nunca debió haber llegado a ese punto. Lo que dices se aplica a la boda de Khal Drogo y de Dany. Esta fue una deliberada ocasión para maltratar a Sansa otra vez, para humillarla. Estoy segura que Walda tuvo una noche de bodas más digna, como la tuvo su hermana que se casó con Edmure Tully. Que Ramsey tenga a Theon de testigo y le rompa la ropa a Sansa y antes la someta ese interrogatorio sádico es todo deliberado para hacerle peor la experiencia que ya como dices era bastante fea. Pero reitero, obvio que no esperábamos que Ramsey fuera tierno con Sansa, pero tampoco esperábamos que ella fuera sometida una experiencia de la que ha estado escapando desde la primera temporada. Es la necesidad de volver a tener una experiencia de violencia sexual y esta vez dirigida a la última persona inocente de este cuento lo que me/nos molesta. Incluso si hubiera sido como en el libro, al menos ya Sansa hubiera huido de Invernalia, no seguiría siendo un objeto que todos pueden patear.
En lo demás estoy de acuerdo en todo

Estelwen Ancálimë dijo...

Qué quieres que te diga, sabiendo cómo se las gasta Ramsay Bolton, me parece que casi ha sido amable. E insisto, su actitud, por chocante que nos parezca en la actualidad, no es en absoluto extraña ni sádica según los parámetros medievales, que es donde se mueve (o debería moverse) la serie.
En cuanto a la huida de Invernalia de Theon y Jeyne, te recuerdo que fue mucho después de la noche de bodas. Jeyne tuvo que pasar varias semanas aguantando a Ramsay antes de poder escapar. Si en la serie son fieles al libro en ese aspecto, entonces Sansa no debería escapar hasta que Stannis esté prácticamente a las puertas de Invernalia.

Narwen dijo...

No te convence como violación, pero reconoce que la intención visual es esa, si fuese un encamamiento normal...Theon no estaría llorando como una Magdalena.

Y desde luego no se puede comparar la decisión de Dany de pasar por ello con fuerza ( "soy de la Sangre de Dragón...soy de la Sangre de Dragón) a la de Sansa que como bien dices asiste a su boda como si fuese un funeral y a la alcoba como a su tumba. Las dos permiten un matrimonio porque están abocadas a ello (Dany por Viserys y Sansa por Petyr), pero Khal Drogo es millones de veces más amable con Dany que lo que haya podido ser Ramsay con Sansa.

Respecto a lo de Jeyne Poole..te doy la razón pero no en todo, ¿qué te afecta más?¿enterarte de la violación de una hermana o una prima o enterarte de la violación de una desconocida?. Las dos son reprochables pero me tienes que reconocer que el grado de "confianza" lo hace más dramático. Por eso nos afectan más las barbaridades a personajes principales, porque los hemos tratado como lectoras mucho más que a cualquiera de ellos que sólo mencionan por encima.

A mí el tono tenebroso que rodea a Arya sí que me gusta, me parece muy muy acertado de cara a los libros. Arya acabará siendo una asesina fría pero no despiadada y cuando vuelva a Poniente rodarán muchas cabezas.

Antares dijo...

genial la reseña y comparto 100% toda la desesperacion por ser politicamente correcto de la gente con el tema de la escena de Sansa... ya paso lo mismo con aquella escena de Cersei y Jamie en el Septo... insisten en ver con ojos de siglo XXI algo que esta pensado en edad medieval... quizas piensan que viendo esas escenas pensandolo como algo medieval uno esta justificandolo... se equivocan de medio a medio...

sobre lo del juicio a Loras, no es muy diferente al juicio de Tyrion... gente que va y testifica cualquier cosa y que podria estar mintiendo (de hecho lo hacen esa vez!) y aun asi terminan culpandolo... de todas maneras es un fallo tremendo lo de la marca de nacimiento por la razon que mencionas, pero poco que les importa, si igual esos juicios eran una farsa...

la escena de Myrcella preocupandose por Trystane me hizo acordar mucho a la de Sansa caida al lado de Joff despues que Nymeria lo mordiera...

y de esa escena me parecio medio incoherente que, con lo inteligente que es Bronn, haya entrado por la puerta principal, haya dejado que Jamie se descubriera ante el propio Trystane y hayan querido sacarla por la fuerza... aun en el caso de que lo hubiesen logrado, iban a tenerla muy dificil para salir escapando de ahi, maxime cuando Trystane despierte y mande a la guardia a buscarlos, no iban a llegar muy lejos... no se, lo veo muy suicida para alguien con la astucia de Bronn...

Estelwen Ancálimë dijo...

Al menos lo de Jaime y Bronn lo pueden arreglar con que sus espías en Desembarco del Rey les habían dicho que Myrcella corría peligro, o algo así. Aunque la forma de infiltrarse en los Jardines del Agua sigue siendo una cagada.

En cuanto a la boda de Daenerys, a mí no me parece muy diferente a la de Sansa. Daenerys se casa todavía más joven que Sansa y ni siquiera le piden opinión sobre el tema (al menos Petyr permite que Sansa elija, y a muchos se le está olvidado que Sansa, por las razones que sea, lo hace). Su marido es una bestia parda que no es de su raza ni su cultura y ni siquiera habla su idioma. Y en cuanto al sexo de Dany con Drogo... qué queréis que os diga, en la serie sale llorando durante el sexo en al menos dos escenas (incluyendo su desfloración), y en cuanto a los libros, cito textualmente de la novela Juego de Tronos: "Drogo entraba en su tienda, la despertaba a oscuras y la montaba tan despiadadamente como a su garañón. Siempre la tomaba por detrás, como era costumbre entre los sothrakis. Dany daba gracias por ello; así su señor esposo no le veía las lágrimas en el rostro, y podía disimular los gritos de dolor entre los almohadones".
Francamente, no me parece mejor ni más consentida que la primera experiencia matrimonial de Sansa. La única diferencia real entre los dos matrimonios es que Drogo acaba siendo bueno y Ramsay es un psicópata, pero en cuanto a la manera en que viven el matrimonio y las primeras experiencias sexuales en el mismo, no veo ninguna diferencia significativa entre Daenerys y Sansa.

Laura de Noves dijo...

La escena de Sansa ha sido, sin duda, una de las más comentadas en las redes. Y debo admitir que, aunque a mí el hecho de que se case con Ramsay no me gustó, la escena es muy realista y ha sido rodada de manera impecable, dejando al espectador imaginándose lo que está pasando (hubiera sido más escabrosa la escena de la casi violación en Desembarco del Rey).

No me ha gustado la consumación del matrimonio por todo el rollo que se han traído a lo largo de la saga con alejar a Sansa de todo lo que huela a sexo. Iniciarla ahora y de una manera tan poco sofisticada me ha parecido un poco raro. ¿Se convertirá en una harpía ahora que le han hecho añicos lo que le quedaba de inocencia?

Lo que sí me impresionó fue la cara de Theon mientras observaba el acto sexual. Sus lágrimas me conmovieron de verdad, porque creo que ese fue el momento de su auténtico despertar. Ahora estoy segura de que Theon ayudará a Sansa a escapar, porque sabe el daño que Ramsay puede hacerle a una persona y no querrá que a Sansa le ocurra lo que le ocurrió a él.

Igual la trama de Braavos, con esa Arya que está aprendiendo a convertirse en la mejor mentirosa del mundo. Aunque me ha chocado que Jaqen le haya zurrado después de que ella dijera que odiaba al Perro. ¿Será que en realidad no lo odia tanto como cree?

Y lo de Dorne es un espanto que no hay por dónde cogerlo. ¿Es que se han puesto todos de acuerdo para hacer una escaramuza a plena luz del día, con todo petado de guardias? Y las Serpientes da igual que se pongan el turbante, que se las reconoce a la legua. Y qué pena los pobres Trystane y Myrcella! Para un romance tierno que hay en la historia, van y les estropean el momento! En cuanto al príncipe Doran, espero que haga algo o entrará en mi lista de los personajes más aburridos de la serie (con lo bien que me caía en el libro).

jin jack dijo...

Sois unos puristas, yo la veo como una serie, ademas los productores ya saben el final de los libros, iran por sendas distintas pero por el mismo final, y yo me alegro, la culpa es de Martin por alargar tanto los libros, me encanta como esta yendo la serie.