domingo, 17 de mayo de 2015

Los herejes deben morir


Efectivamente.
Todos.
Sin dejar ni uno.
¡Hay que purgar con sangre y fuego al hereje!

Naturalmente, estamos hablando del universo de Warhammer 40.000. La Luz de Valinor es un blog respetuoso y comprometido con el ecumenismo pacífico que de ninguna manera promueve la violencia religiosa en el mundo real :-P

Vale, matadme si queréis, ¡pero necesitaba un título efectista! Tengo comprobadísimo que las visitas a este humilde blog aumentan exponencialmente cuando se habla de Juego de Tronos, religión o política (por este orden) y al menos hablando de religión tengo la excusa moral de haber elegido un título relacionado con la temática de esta entrada. Je, je, je...

Muy bien, muy bien; dejad de apuntarme con esos rifles láser. Antes de agotar vuestra paciencia, os diré que estoy aquí, aprovechando que el bebé duerme, escribiendo esta breve entrada para anunciar que he abierto una web paralela para publicar mi fanfic de 40K, Misterios del Pasado, al que podéis acceder por medio de este enlace. Es la primera vez que expongo al público mis capacidades como escritora (a excepción de algunos relatos cortos que ya fueron publicados en este blog en su momento), y me gustaría mucho que todos vosotros, lectores de este blog, le diérais una oportunidad.

A los que ya conozcan el universo de Warhammer 40.000, poca presentación les hará falta; para los que no los conozcan, les diré que es una distopía futurista, con un ambiente entre cyberpunk y steampunk, donde la humanidad ha conseguido conquistar gran parte de la Vía Láctea formando el Imperio, una poderosa teocracia en la que el Dios-Emperador, el enigmático y poderoso líder de la humanidad, rige el destino de la galaxia desde su Trono Dorado del planeta Tierra, de donde no se ha movido en muchos milenios. A través de las estrellas, sus siervos, soldados, psíquicos y sacerdotes luchan una guerra sin final contra los perversos alienígenas y los terribles poderes del Caos, entidades demoníacas que conspiran para corromper y destruir a la humanidad entera.

Este universo, por si alguien no se ha dado cuenta, no es mío. Forma parte del trasfondo del juego de miniaturas Warhammer 40.000, que derivó en una ingente cantidad de novelas de variadas temáticas (más o menos como hicieron con la Dragonlance) y posteriormente en el juego de rol Dark Heresy. El fanfiction que voy a publicar está basado en una partida real al susodicho juego, que tuve la precaución de ir transcribiendo y adaptando al lenguaje novelístico-narrativo, razón por la cual puedo comprometerme a actualizar la historia con frecuencia y puntualidad británicas sin peligro de que el bebé o la falta de inspiración me causen demoras inesperadas. Es por eso que humildemente os invito a visitar a mi pequeña historia y conozcáis, si queréis, a los personajes que habitan en ella y las aventuras que corren a lo largo de sus páginas. Los capítulos no serán demasiado largos y los actualizaré a razón de un par (como mínimo) por semana. Huelga decir que los más antiguos estarán más abajo, así que ojo con comeros spoilers involuntarios leyendo lo primero de todo.

Pues nada, con esto acabo el interludio. Espero que os animéis a visitar mi pequeño mundo, y quién sabe incluso, a encariñaros con él. En Misterios del Pasado encontraréis intriga, terror, acción, violencia (¡esto es 40K!)... y sí, también un poco de amor.
Cualquier comentario, duda, sugerencia, crítica constructiva, etc... serán más que bienvenidos :-)

2 comentarios:

Laura de Noves dijo...

Hija, qué susto! Creí que te habías pasado al Lado Oscuro, jajaja! Pero esto es mucho mejor, dónde va a parar! ^^*

Me apunto el fanfic y prometo leerte. No conozco casi nada el universo de Warhammer, pero espero no perderme en la historia. Además, me hace ilusión leer algo tuyo! ^^*

Un besazo!

Estelwen Ancálimë dijo...

Si lo leéis, sed buenos y comentad, aunque sólo sea una línea. Así sé que alguien lo está leyendo ^^U