jueves, 11 de junio de 2015

Stannis, Melisadre, y la muerte más absurda de "Juego de Tronos"


Melisandre de Asshai, y en menor medida Stannis Baratheon, son dos de los personajes más incomprendidos de toda Canción de Hielo y Fuego, en palabras del propio George R.R. Martin. De hecho, son tan absolutamente incomprendidos que no los entienden ni los responsables de la serie Juego de Tronos, igual que todos los fans (ya sea de la serie o de los libros) que han justificado la que sin duda es la muerte más absurda e incoherente de toda la serie televisiva.

No se trata de que Stannis y Melisandre no sean capaces de quemar a Shireen, no. Estoy segura de que llegado el caso serían perfectamente capaces, aunque a Stannis le dolería en lo más profundo del alma, no como en la puta serie que se limita a poner cara de estreñido mientras a su hija la queman viva. Pero si de algo podemos estar seguros, completamente seguros, es que ni Stannis ni Melisandre habrían sacrificado jamás a esa niña para tomar Invernalia.

STANNIS

Al hablar sobre la muerte de Shireen, los creadores de la serie, Dan Weiss y David Benioff atribuyen la decisión de Stannis a la ambición y el fanatismo del personaje. Weiss afirma que "Las personas que ven Juego de Tronos no ven el mismo mundo que Stannis y Melisandre. Para esos personajes, la magia es real y funciona. Eso es algo divertido acerca de este género porque cuando la magia es real y puedes verla con tus propios ojos en el show, le das una ventana a las personas que creen cosas irracionales en la fe”. Benioff, por su parte, comentó que: "es la decisión más dura que Stannis ha hecho en su vida, quien tiene que elegir entre su ambición y su amor. Tristemente, Stannis elige la ambición".
Dejando al margen el hecho de que apartar la mirada, apretar el culo y poner cara de póker mientras muere tu única hija no es precisamente lo que yo calificaría como el mejor modo de mostrar que "Stannis ha tomado la decisión más dura de su vida", los comentarios de Weiss y Benioff demuestran que los creadores de Juego de Tronos no han entendido en absoluto al personaje de Stannis.
Vamos a empezar con Weiss. Sobre las palabras de este sujeto, basta decir una cosa: Stannis Baratheon es ateo.

"El día que vi cómo la Orgullo del Viento se hundía a la entrada de la bahía dejé de creer en los dioses. Juré que nunca a ningún dios tan monstruoso como para ahogar a mis padres. En Desembarco del Rey, el Septon Supremo hablaba y hablaba de cómo toda justicia y bondad emana de los Siete, pero siempre que vi justicia y bondad fue en hombres". "Sé poco acerca de los dioses y me interesan aún menos, pero la sacerdotisa roja tiene poder".
Stannis a Davos, Choque de Reyes.

Un hombre que habla así, malamente va a poder ser un fanático religioso, sobre todo porque su fe ni aumenta ni evoluciona en los libros siguientes.

"La mitad de mi ejército se compone de infieles. Aquí no se quemará a nadie. Rezad con más ahínco".
Stannis en el asedio a Invernalia, Danza de Dragones.

Creo que queda claro que Stannis no se asocia a Melisandre porque "cree cosas irracionales en la fe". En las novelas, Stannis toma los consejos de Melisandre con reserva, sólo la escucha porque la ha visto hacer magia, y más de una vez frena en seco su celo religioso y el de su mujer, Selyse, a la que desprecia precisamente por su fanatismo hacia R'hllor. Con el tiempo llega a creer las afirmaciones de Melisandre de que es el Príncipe que Fue Prometido y que debe despertar a los dragones de la piedra para enfrentarse con ellos a los Otros, pero eso no le convierte tampoco en un fanático creyente.

Pasemos ahora a Benioff, que afirma que Stannis ha escogido la ambición por encima del amor. Stannis jamás ha sido ambicioso. Jamás ha perseguido el poder por el poder, ni ha codiciado la corona, más bien al contrario. En términos roleros, Stannis es un Legal Neutral puro y duro. No actúa movido por la ambición, sino por el sentido del deber.

"¿Habéis visto alguna vez el Trono de Hierro? Hay púas en el respaldo y, por todos lados, fragmentos de acero retorcido y puntas serradas de espadas y cuchillos, todo mezclado y fundido. No es una silla cómoda, ser. Aerys se cortó tantas veces que empezaron a llamarlo el Rey Costra. Allí mismo fue donde asesinaron a Maegor el Cruel. A decir de algunos, nadie que se siente en él descansa tranquilo. A veces me pregunto por qué lo desearon tanto mis hermanos.
—Entonces, ¿por qué lo queréis vos? —le preguntó Davos.
—No se trata de que lo quiera o no. El trono me corresponde como heredero de Robert. Es la ley. Después de mí deberá pasar a mi hija, a menos que Selyse me dé por fin un hijo varón. —Pasó tres dedos por la superficie de la mesa, por las capas de barniz suave y duro oscurecido por los años—. Soy el rey. No tiene nada que ver con lo que quiera. Tengo un deber para con mi hija. Para con el reino. Hasta para con Rober".
Stannis y Davos, Tormenta de Espadas.

Hay quien ha argumentado que, a pesar de que las motivaciones que le atribuye Benioff no son ciertas, Stannis igualmente actúa movido por el deber porque si no quema a Shireen no podrá tomar Invernalia y sus hombres morirán de hambre. Este argumento es completamente absurdo, tanto por el contexto de la historia como por lo que sabemos de Melisandre, de R'hllor y de la magia que la primera hace en nombre del segundo. Una magia que, insisto, ha sido retratada de igual modo en las novelas y en la serie, de modo que no caben ambigüedades en plan "es que en la serie la magia es de otra manera".
En el noveno capítulo de la quinta temporada, se supone que Ramsay, por arte de birlibirloque y en un descarado deus ex machina (no se nos explica en ningún momento cómo ha conseguido burlar a los vigías y soldados de Stannis ni tampoco por qué la Sacerdotisa Roja no ve su incursión en el fuego antes de que ocurra), penetra en el campamento de Stannis y destruye todos sus suministros. No tienen provisiones para un asedio ni tampoco para que dé tiempo a volver al Muro. Ante esta situación, afirman los defensores de la serie, Stannis no tiene más remedio que sacrificar a Shireen por el bien de la guerra y de sus soldados, para salvar la vida de sus nombres.
¿Y de qué van a morir sus soldados, esos a los que se supone que el deber le impulsa a salvar por encima de la vida de su hija? ¿De hambre? Lo dudo mucho; entre que Davos va y vuelve al Muro, pueden sobrevivir perfectamente pescando bajo el hielo de Lago Largo y comiéndose la carne de los caballos, que son innecesarios para asaltar un castillo y cuya carne se conservará congelada. ¿De sed? Tienen agua de sobra; les basta con derretir la nieve. ¿De frío? Si tienen material para prender la hoguera de Shireen, tienen material para calentarse.
Y lo más importante: Stannis es tan implacable como justo, y exige a sus vasallos el mismo rigor en el cumplimiento del deber que se exige a sí mismo. Y el deber de los soldados que le acompañan es morir si es necesario para defender a su rey y a su única heredera. Eso significa que sacrificar a Shireen para salvar la vida de los soldados no tiene ningún sentido; en todo caso deberían ser los soldados quienes murieran a costa de preservar a la princesa heredera.
¿Tal vez habrá quien, todavía, afirme que el deber de Stannis no es salvar a sus hombres sino tomar Invernalia? Muy bien, en ese caso la muerte de Shireen sigue siendo incoherente y absurda, porque no hace ninguna falta sacrificar a Shireen para tomar Invernalia.
Esto lo vamos a entender mucho mejor hablando de la otra protagonista de este artículo:


MELISANDRE

Melisandre de Asshai, a diferencia de Stannis, sí que es una fanática religiosa. Eso lo sabemos todos: lectores de las novelas y seguidores de la serie. Melisandre no es una persona malvada, o al menos no se ve a sí misma como tal; ella se considera una campeona del bien, de la luz y de la vida, un instrumento al servicio de R'hllor, y está dispuesta a hacer cualquier cosa para cumplir sus designios, porque para ella el fin justifica los medios y todos sus actos sirven a un bien mayor.

"Yo soy como esta antorcha, Ser Davos. Ella y yo somos instrumentos de R'hllor. Existimos con un único objetivo: mantener a raya la oscuridad."
Melisandre a Davos, Tormenta de Espadas.

Sabemos, pues, que Melisandre ha dedicado toda su vida a servir al Señor de la Luz y a luchar contra su enemigo, el dios de la oscuridad. Esto, por cierto, también la convierte en una Legal Neutral como Stannis, aunque en versión fanático-religiosa, no ateo-pragmática como el rey.
Pero, si esto es así, ¿por qué se molesta en ir a Poniente desde Asshai y dedicarse en cuerpo y alma a ayudar a Stannis? La respuesta la podemos encontrar en el mismo capítulo que la cita anterior, un poco más adelante.

"El viejo maestre miraba a Stannis y veía a un hombre. Vos veis a un rey. Ambos estáis en un error. Es el elegido del Señor, el guerrero de fuego. Lo he visto encabezando la lucha contra la oscuridad, lo he visto en las llamas. Las llamas no mienten, de lo contrario vos no estaríais donde estáis. También está escrito en la profecía. Cuando la estrella roja sangre y reine la oscuridad, Azor Ahai volverá a nacer entre el humo y la sal para despertar a los dragones de la piedra. La estrella sangrante llegó y se marchó, y Rocadragón es el lugar del humo y la sal. ¡Stannis Baratheon es la reencarnación de Azor Ahai!"
 Melisandre a Davos, Tormenta de Espadas.

¿Y quién es Azor Ahai? Esta pregunta la pueden responder fácilmente los lectores de las novelas, pero quizás los seguidores de la serie no se aclaren. Azor Ahai fue el primer príncipe prometido: un campeón del Señor de la Luz, el primer héroe que derrotó a los Otros. Su historia se cuenta brevemente aquí:


"Hubo un tiempo en que la oscuridad cubría el mundo con un manto pesado. Para enfrentarse a ella, el héroe necesitaba una espada de héroe, una hoja como no se había visto jamás. Así que durante treinta días y treinta noches, Azor Ahai trabajó en el templo sin descanso, forjando una espada en los fuegos sagrados. Calentaba, martilleaba, plegaba, calentaba, martilleaba, plegaba... y así hasta que tuvo la espada. Pero, cuando la metió en agua para templar el acero, saltó en pedazos.
Como era un héroe, no podía encogerse de hombros y marcharse, de modo que empezó de nuevo. La segunda vez tardó cincuenta días y cincuenta noches, y la espada parecía aún mejor que la primera. Azor Ahai capturó un león para templar la hoja clavándola en el corazón rojo de la fiera, pero una vez más el acero se quebró. Grande fue su pesar y mayor aún su pena, porque comprendió lo que debía hacer.
Cien días y cien noches trabajó en la tercera espada, y brillaba al rojo blanco en los fuegos sagrados cuando llamó a su esposa. "Nissa Nissa, desnuda tu pecho y recuerda que te amo por encima de todo lo que hay en este mundo." Ella obedeció y Azor Ahai le clavó en el corazón palpitante la espada al rojo. Se dice que el grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa abrió una grieta en la cara de la luna, pero su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Tal es la historia de la forja de Portadora de Luz, la Espada Roja de los Héroes."
Sallador Saan a Davos, Choque de Reyes.

Aquí encontramos el principal paralelismo entre el legendarium de Poniente y el sacrificio de Shireen. Stannis es la reencarnación de Azor Ahai (o al menos, eso creen él y Melisandre, porque los lectores saben que ambos están en un error y que la verdadera Princesa Prometida es Daenerys Targaryen). Ambos son elegidos del Señor de la Luz, ambos deben enfrentarse a los Otros y vencerlos, ambos necesitan para ello un arma mágica y especial que R'hllor sólo les concederá si hacen el sacrificio supremo: ofrendarle la vida de un ser amado de sangre real. En el caso de Azor Ahai, su esposa Nissa Nissa, para forjar a Portadora de Luz. En el caso de Daenerys, la auténtica princesa, este sacrificio ya ha tenido lugar: mató con sus propias manos a Khak Drogo y prendió su hoguera, tras lo cual sus tres dragones surgieron de los huevos fosilizados. En el caso de Stannis, el sacrificio inicial es Edric Tormenta, su sobrino, pero al eliminar este personaje de la serie quien nos queda es su hija Shireen.
Ahora bien, como sabemos, y la propia Melisandre nos cuenta, el sacrificio supremo se hace para conseguir el don supremo, para lograr algo legendario y milagroso (dragones, espadas mágicas) en una situación desesperada (la llegada de la Larga Noche y de los Otros). ¿Y para detener una tormenta de nieve, o para conseguir tomar un castillo?

Para responder a esta pregunta, es necesario recordar lo que sabemos de los poderes de R'hllor. Melisandre de Asshai no es la única Sacerdotisa Roja que aparece en esta historia, ni tampoco la única maga de sangre. Estos poderes también los dominan Thoros de Myr y Morroqo, ambos sacerdotes del Dios Rojo. Gracias a todos ellos, sabemos que la magia y los rituales en nombre de R'hllor no son caprichosos ni arbitrarios, sino que siguen unas reglas bien definidas. A determinado hechizo o sacrificio, le sigue un resultado concreto. Veamos algunos de ellos:

-Resurreción: beso de la vida (Thoros de Myr resucita a Beric Dondarrion varias veces con este método).

-Mejorar condiciones climáticas: quemar a un infiel (Alester Florent es quemado por Melisandre para que el viento sea favorable a los barcos de Stannis, Morroqo quema al maestre Kerwin para conseguir ese mismo efecto para los barcos de Victarion Greyjoy, y en el asedio a Invernalia los tres soldados caníbales son sacrificados en las llamas para detener la tormenta de nieve).

-Provocar la muerte de un rey: quemar sangre de rey (Melisandre quema sanguijuelas llenas de sangre de Stannis para provocar las muertes de Robb, Balon y Joffrey).

-Adivinar el futuro: hacer una hoguera y observar las llamas (tanto Melisandre como Morroqo son capaces de ver el futuro contemplando las llamas de un fuego consagrado a R'hllor).

-Engendrar una sombra: mantener relaciones sexuales con un hombre, se supone que de manera ritualizada (por razones obvias, este hechizo sólo lo hace Melisandre. Sus sombras sirven tanto para infiltrarse en el campamento de Renly y matarlo, como para tomar Bastión de Tormentas).

-Conseguir arma mítica para vencer a los Otros y salvar el mundo: sacrificio de un ser amado y/o de sangre real (Azor Ahai con su esposa, Daenerys con Drogo).


Y aquí viene el quid de la cuestión: por qué es totalmente absurdo e innecesario sacrificar a Shireen para tomar Invernalia. Frente a los Bolton, Stannis tiene dos problemas: la tormenta de nieve y las puertas cerradas del castillo, tras las cuales aguardan Roose y Ramsay.
La solución al primer problema es evidente: para detener la tormenta de nieve hace falta quemar a alguien, pero esa persona no tiene por qué ser Shireen. Ni quisera tiene que ser alguien de sangre real. Para lograr un viento favorable, Melisandre quema a Alester Florent y Morroqo un maestre; para detener la tormenta del norte en Danza de Dragones, Stannis manda quemar a tres soldados condenados a muerte por haber cometido canibalismo.
En cuanto al segundo problema, Melisandre perfectamente podría acostarse con un hombre cualquiera (no hace falta que tenga sangre real; en Tormenta de Espadas le pide el "favor" a ser Davos, un caballero de origen plebeyo), engendrar una sombra y enviarla a Invernalia para que mate a Roose y a Ramsay. Tras la muerte de los Bolton, los soldados Bolton quedarían desorganizados y descoordinados, sin ningún señor a quien servir; es probable que en ese caso, y con el enemigo a las puertas, decidieran arrimarse al caballo ganador y rendirse a Stannis. Incluso es posible que los propios criados norteños que siguen siendo fieles a los Stark, le abrieran la puerta a Stannis y éste se encontrara con que ha conquistado Invernalia sin una sola baja y tiene a lady Sansa Stark contentísima de haber enviudado y dándole la bienvenida.

¿Que si Melisandre sería capaz de sacrificar a Shireen? Sin ninguna duda; si lo considera necesario para el triunfo de R'hllor, a Shireen y a quien haga falta. Pero para tomar Invernalia, este sacrificio no sólo es totalmente innecesario, sino que la propia Melissandre se encargaría de impedirlo si a alguien se le ocurriera la peregrina idea de sugerirlo. Para Melisandre la superviviencia de los soldados de Stannis o incluso la toma de un castillo es algo completamente secundario, indigno de tamaño sacrificio.

"Hay dos, Caballero de la Cebolla. Ni siete, ni uno, ni cien ni un millar. ¡Dos! ¿O creéis que he cruzado medio mundo para poner a otro rey soberbio en otro trono vacío? La guerra se lleva disputando desde el principio de los tiempos y antes de que acabe cada hombre tendrá que elegir en qué bando está. Uno es el de R'hllor, el Señor de la Luz, el Corazón de Fuego, el Dios de la Llama y de la Sombra. Contra él se alza el Otro cuyo nombre no debe pronunciarse, el Señor de la Oscuridad, el Alma de Hielo, el Dios de la Noche y del Terror. No se trata de decidir entre Baratheon y Lannister, entre Greyjoy y Stark... Elegimos la muerte o la vida. La oscuridad o la luz".
Melisandre a Davos, Tormenta de Espadas.

En otras palabras: Melissandre jamás malgastaría a una víctima potencial como Shireen en algo tan mundano como tomar una fortaleza. Lo de que Stannis se convierta en rey para Melissandre es sólo circunstancial: su verdadero y principal objetivo es que derrote al Señor de la Oscuridad. Si los sacrificios de un ser amado o de una persona de sangre real (¡y Shireen es ambos!) sería lo único capaz de despertar a los dragones de la piedra para darle a Stannis el arma de la victoria definitiva, ¿cómo va a desperdiciarla en tomar Invernalia, cuando ella misma podría parir una sombra o quemar a un pazguato cualquiera y conseguir igualmente ese objetivo?

12 comentarios:

Malena dijo...

Además en una de las escenas más innecesarias de la serie en que Selyse encuentra a La Mujer Roja en cueros en la tina, Meli le dice /casi confiesa que la mitad de su magia (que a diferencia de en el libro no se ha manifestado ya más desde la segunda temporada) es charlatanería barata. ¿Entonces mata a Shireen por puro sadismo? ¿Y si en el libro ya tiene dudas que Stannis sea Azor Ahai, por qué quemar a una niña para ayudar a un impostor? Yo creo que lo de Shireen será por dos razones: o rsucitar a Stannis, o resucitar a Jon. O tal vez para salvarse Melisandre y Selyse de ser entregadas por La Guardia Oscura a Los Bolton.

Estelwen Ancálimë dijo...

No tiene ningún sentido, Malena. Thoros de Myr no necesitó sacrificar a nadie pata resucitar a Beric Dondarrion. La propia Arya Stark fue testigo de ello tras el juicio por combate del Perro. Si Melisandre quisiera resucitar a Jon o a Stannis, le bastaría con darle el beso de la vida; no le haría falta sacrificar a Shireen ni a nadie para conseguirlo.

nerimane dijo...

Hola, varias cosas:
-Respecto a lo que decía que Stannis escogería ambición sobre amor. Sé que no está entre los personajes mas ambiciosos, pero sí que está entre los menos afectuosos. Para el la ambición es una motivación mayor que el amor, aunque indudablemente subordinada al deber. Además, alguna psicóloga opinaba que de manera inconsciente Stannis puede desear el trono como manera de reafirmarse ante el mundo, y sobre todo ante sus hermanos que lo despreciaron.
-Sí, todos los roleros opinan que Stannis es el ejemplo perfecto de Legal Neutral.
-Me da a mi que en los libros tambien el la acabará quemando, pues he leído que Stannis está basado en Stalin, que dejó morir a su hijo. También dicenque Meli podría estar parcialmente basada en Rasputín. Je, con razón en la serie los han hecho tan odiosos, ya sabemos que los políticos yanquis odian a los rusos aun mas que a las teocracias.

Respecto los poderes de Meli:
-Si para la sombra vale cualquiera, porque usa a Stannis, sabiendo que ese hechizo debilita al padre? Por que no usar a gente prescindible? Me da a mi que no vale cualquiera, para mi que debe ser alguien con poder. Si valiera cualquiera, sería un hechizo demasiado fácil, cosa que no pega para un hechizo tan poderoso. Davos, aun estando prisionero, estaba en camino de ser ascendido cuando Stannis lo liberase, puede que Meli lo supiera y por ello tratase de ir congraciándose con el.
-Meli no puede resucitar con el beso, en la serie han dicho que no tiene ese poder. Ese pode es un don muy raro, de los que hemos visto, solo Thoros lo posee. Y en los libros ya ya imaginaba que no lo tiene, no le pega nada.
Asi como en el Wow hay sacerdotesde luz y sombra, me da que aqui también. Thoros es un estilo luz, por ello puede hcer espadas de fuego, curar, resucitar... y el no sacrifica a nadie. Sus poderes son de luz y vida. Meli en cambio es estilo sombra, sus poderes estám relacionados con las sombras y la muerte.
Es que ademas encaja con sus personalidades. Thoros es alegre y hedonista; Meli es seca y solemne, ve la vida como una lucha a muerte.
-Y por cierto, y si Meli es un ejemplo de sincretismo mágico/religioso? No sería el único, Mirri Maz Durr, aun siendo una sacerdotisa del Dios pastor, aprendió de maestres, y se rumorea que ese hechizo de invocar demonios lo aprendió de los bardos lunares, el culto dominante de la costa norte de Essoss. Melissandre es de Asshai, y he oído que por ahí hacen magia de sombra. Es posible que Meli aprendiera gran parte de su arsenal de hechizos en Asshai, y luego el sacerdote rojo que la convirtió le enseñara a reinterpretar su magia como dones de R´hllor.

nerimane dijo...

Ah, Male, igual con eso de la charlatanería, se refería a que la mitad de su poder viene de su posición como consejera del rey, y por ello debe mantener el boato de los poderosos.
Así como en el Señor de los anillos Gandalf no usa mucho su magia porque sabe que su principal arma es su inteligencia y sabiduría, Meli sabe que su capacidad de influenciar es tan valiosa como su magia.

Malena dijo...

Pero ese era Thoros. Recuerden que Melisandre se asombró tanto al ver a Beric porque no creía posible que un sacerdote borrachín pudiera ejercer un poder que a ella le era negado. Tal vez ella crea que puede resucitar a alguien con ese sacrificio (esas escenas de Meli y La Hermandad fueron escritas por Martin para la serie).
Nerimane en la serie le han quitado hace rato esa aura mágica a Melisandre y nos la muestran como una loca fanática sin poderes.

Malena dijo...

¿Entonces por qué quemarían a Shireen en el libro? Olvidemonos de la serie que ya perdió toda solidez argumental, como bien lo expresa ysolo e este caso de Shireen tu entrada.Leerte me hace sentir humilde, me doy cuenta que confiamos demasiado en el entretenimiento audiovisual cuando aun la mejor producción d Hollywood o la mejor serie de TV yanqui es un muestrario de gansadas, ya no existen obras profundas que nos hagan pensar. Por aguda que sea la base de Martin, Los Arcángeles la han reducido a resoluciones mondas y lirondas, han desterrado la profundidad, y la lógica de parlamentos y personajes y solo rezan (si pudieran) para que su audiencia sea tan simplona, tan menguada de gusto, que pueda gozar con bagatelas sin fondo. Al final que Juego de Tronos se va a volver un Águila Roja gringa.

Laura de Noves dijo...

(SPOILERAZOS, aunque a estas alturas ya todo el mundo sabe lo que ha pasado)

Lo que han hecho con Stannis y Melisandre es de risa, porque aunque sus personajes empezaron muy bien al principio de la segunda temporada, de repente les han pegado un cambiazo tal que ahora son irreconocibles. Esto se aplica sobre todo a Stannis, porque Melisandre sigue siendo la misma fanática pirómana de siempre. En los libros, Melisandre está realmente obsesionada con R'hllor y su culto, pero no tiene ese aura de locura mística que le han puesto en la serie. A ver si va a ser cierto, como dice Estelwen, que Weis&Beniof odian la religión y lo demuestran a través de este tipo de personajes...

Centrándome en Stannis, nunca me había sentido tan decepcionada con un personaje de Juego de Tronos. No es que le hayan hecho algunos cambios para adaptarlo al nuevo argumento; es que lo han transformado por completo. ¿Quemar viva a su hija? Stannis Baratheon nunca haría eso con la sangre de su sangre. ¡Es su única hija, por favor! Su postura ante la religión del Señor de la Luz es, más que atea, pragmática en mi opinión. Stannis accede a los requerimientos de Melisandre en la medida que ve que obtiene un beneficio que le acerca más al Trono de Hierro. Un trono que no quiere ni que ha pedido, pero que le corresponde por ser el único y legítimo heredero de Robert. A él no le hace falta creer en R'hllor, porque mientras Melisandre le ayude a conseguir la victoria lo demás no le importa. ¿Qué más da que sea R'hllor o un truco de magia? Para él lo que cuentan son los hechos, lo que a él le afecta.

Yo no sé qué más les queda a los de Juego de Tronos (serie) por hacer o estropear. Me da a mí que vamos a tener más violaciones injustificadas, más muertes innecesarias y más cambios de personaje que harán que nos llevemos las manos a la cabeza. Esta temporada me ha decepcionado mucho.

nerimane dijo...

Ey, Daenerys no sacrificó a Drogo directamente para eclosionar los huevos, ya lo había echo antes. Es posible que para conseguir el arma ígnea, baste con matar al ser querido en cualquier momento, si luego se hace un sacrificiode sangre mágica (como Mirri, o algún otro bastardo de Robert).
No es tan absurdo en ese caso, si cualquier momento servía para ello, y en este había una urgencia.
Auqnue ciertamente, en las erie andan bastante escasos de bastardos... O Meli tendría qeu sacrificarse, XD.

Estelwen Ancálimë dijo...

No, pero en el fondo viene a ser lo mismo: Daenerys mata a un ser amado de sangre real y de su pira funeraria nacen los tres dragones. Ella hace el sacrificio aún sin saberlo.

jin jack dijo...

La serie es una adaptacion de los libros, asi de facil, a mime gusto lo que se hizo, y te dire una cosa, esto es una teoria mia, yo creo que Melisandre va a estar del lado de Daenerys y esta utilizando Stannis para debilitar a los enemigos en poniente, porque es muy raro que adore a un dios que a su vez tiene fieles que adoran a la madre de dragones, yo creo que hay cato encerrado con Melisandre.

Estelwen Ancálimë dijo...

Estoy de acuerdo contigo, jin; me parece que en cuanto Melisandre se dé cuenta de que se ha equivocado al interpretar la profecía, va a dejar a Stannis más colgado que un jamón.
Respecto a la serie, por supuesto que es una adaptación y que es normal y hasta lógico que cambien cosas, siempre y cuando mantengan la coherencia interna de la historia. El problema aquí no es que hayan cambiado algo, es que se han cargado esa coherencia, porque las motivaciones de Stannis y Melisandre y las reglas de la magia de R'hllor son exactamente las mismas en la novela y en la serie, con lo cual la incoherencia existe en ambas versiones.

jin jack dijo...

Ya lo se, solo espero que la muerte de la niña tenga una "minima" coherencia en episodios posteriores, sobretodo en Davos, quien creo que podria ser muy util a otros que a Stannis, creo que han querido acelerar la caida de la Casa Baratheon de forma drastica, ya que Davos abandonara a Stannis despues de esto y Melisandre por Daenerys, pero estoy contigo en que la caida podria haber sido diferente e igual de impactante.