lunes, 20 de julio de 2009

Incoherencias e injusticias

Tras algunas burradas perpetradas por menores de edad, como el asesinato de Sandra Palo, el crimen múltiple del asesino de la Katana, o la violación en grupo de una niña de tan sólo 13 años, los telediarios se están llenando la boca con lo de "presentar un proyecto para reformar la Ley del Menor para endurecer las penas". Y lo dicen como si acabaran de hacer el descubrimiento del siglo.
Lamento confesar que no estoy de acuerdo. No creo que se deba reformar la Ley del Menor. Lo que creo es que se debería rebajar la mayoría de edad penal a los 12 años.
Si hay algo que me parece increíble, es la hipocresía y contradiciones en las que incurren los políticos, en temas gravísimos además como los derechos fundamentales y la justicia. Por ejemplo, me parece totalmente absurdo que los políticos consideren que una chica de 16 años es lo bastante madura como para decidir abortar por sí misma sin informar a su familia, pero no es lo bastante madura como para comprender que ha cometido un delito. Es más, uno de los violadores de la ya tristemente famosa niña tenía 13 años, y resulta que como tenía 13 años es inimputable y lo único que han podido hacer con él es darle una colleja y decirle que sea un nene bueno, que se coma toda la sopa y que no vuelva a violar a niñas indenfensas. Ah, no, espera, la colleja no se la dieron, que habría sido un gravísimo maltrato al pobrecito menor.
Mira que no quiero cabrearme, pero hoy escribo absolutamente idignada. A los 12 años cualquier niño es ya lo bastante mayorcito como para comprender que matar, violar, robar y hacer cosas similares ESTÁ MAL. A los 13 años, cualquier menor de edad es consideado lo bastante maduro como para mantener relaciones sexuales con otras personas (aunque sean adultos que le saquen 40 años) si da su libre consentimiento, pero no son considerados lo bastante maduros como para comprender que violar está mal. ¿Alguien lo entiende? Porque yo no.
Esta mierda de sociedad está criando una manada de monstruos. Los niños y adolescentes que los políticos de hoy parecen promover son seres egoístas con todos los derechos y las mínimas responsabilidades, seres que pueden cometer delitos impunemente y exigir que se cumplan todos sus caprichos pero que no pueden ser castigados por sus padres ni profesores porque entonces los pobrecitos están siendo maltratados psicológicamente y van a acabar sufriendo docenas de traumas (y de darles una bofetada o una colleja ni hablemos, que son maltratos físicos graves y encima los mocosos te denuncian). Seres que van a la deriva en un mundo que ya no les enseña moral, ni religión, ni valores, que sólo se preocupa de que crezcan cuanto antes y que consuman todo lo que puedan.
Pero si hay algo que me jode aún más que este modelo de infancia que parecen desear los políticos, es, como ya he dicho, la enorme hipocresía de estos. Si pretenden tratar a los chavales como adultos permitiendo que hagan lo que les plazca sin dar posibilidad a sus mayores de corregirlos, me parece de puta madre, pero entonces que bajen la mayoría de edad penal hasta los 12 años. Porque una persona que tiene libre derecho a elegir sobre su vida (incluyendo en temas tan delicados como las relaciones sexuales y el aborto) al márgen de sus padres, también debe ser plenamente responsable ante la sociedad y ante sí mismo a la hora de saber lo que es un delito y lo que no, y cargar con todas las consecuencias si comete uno. Lo que no se puede hacer es darles todos los derechos del mundo a los niños y luego pretender que son tan inocentes, inmaduros y lelos como para no ser plenamente conscientes del mal que causan cometiendo un delito. Los animales no saben que hacen el mal cuando dañan a la gente, por eso se mantienen atados. Del mismo modo, aquel que no es plenamente capaz de comprender lo que es un acto bueno y un acto malo, se le debe mantener vigilado y permitir a sus progenitores controlar sus actos. Y, si, por el contrario, se toma a los chavales de doce años en adelante como indivíduos inteligentes, con raciocinio y capacidad de discernimiento, entonces que respondan de su actos ante la Justicia como tales. Lo que no se puede hacer es crear una sociedad en la que un chaval pueda largarse de casa dando un portazo sin que los paders puedasn detenerle, exigirle explicaciones o darle un guantazo si les falta al respeto o pretende imponer su sacrosanta voluntad, y luego culpar a esos mismos padres cuando su hijito, a quien no pueden detener, acaba acuchillando, robando o violando a alguien. Eso es darle al chaval el poder absoluto y ponerlo por encima del bien y del mal, de la moral y de la justicia. Eso es lo que los políticos están haciendo. Y luego vienen casos como el de Sandra Palo, como el del asesino de la katana o como el de la violación múltile, y todos se quedan mirándose unos a otros como estúpidos, preguntándose cómo hemos podido llegar a esos extremos y qué le está pasando a la juventud actual.
Lo dicho, que son idiotas. Si esto fuera una partida de Vampiro, seguro que el Sabbat o los Baali estaban dentrás de esto.

19 comentarios:

Edu dijo...

No voy a comentar nada... simplemente que suscribo punto por punto y coma por coma absolutamente todo lo que has dicho.
Tienes toda la razón del mundo.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

"Porque una persona que tiene libre derecho a elegir sobre su vida (incluyendo en temas tan delicados como las relaciones sexuales y el aborto) al márgen de sus padres, también debe ser plenamente responsable ante la sociedad y ante sí mismo a la hora de saber lo que es un delito y lo que no, y cargar con todas las consecuencias si comete uno. Lo que no se puede hacer es darles todos los derechos del mundo a los niños y luego pretender que son tan inocentes, inmaduros y lelos como para no ser plenamente conscientes del mal que causan cometiendo un delito"

Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que has dicho por una vez, y no se me ocurre nada más que añadir porque tienes toda la razón, lo mires como lo mires.
Me da miedo en qué se está convirtiendo esta sociedad.

*Gy* dijo...

Hola Luthien, soy Gy, one more time xDD por fin puedo comentar *__*

¿Qué decir? Que coincido plenamente contigo.
Tengo el dudoso placer de ver como funciona esta gentuza desde dentro. Sólo tienes que pasearte por los pasillos de un instituto y ver como niñatos que solo son un puto chichón del suelo afean la conducta a los profesores y carecen de toda clase de educación o modales. Es un puto zoológico, y lo que me sorprede es, precisamente, que la gente se lleve las manos en la cabeza.

Yo creo que no les parto la cara por que soy demasiado consciente de los problemas que eso me acarrearía... pero a los primeros que habría que partir la cara es al par de tontos del culo que le han engendrado y no han sabido contener y encarrilar al puto bestia de su niño.
Yo desde luego, que soy la madre... y ni democracia ni hostias. Le cuelgo por los pies en la despensa y me le como a cachitos.

Si los niñatos y niñatos estos que estan amparados por una ley que les deja exentos de toda responsabilidad... están capacitados para hablar como hablan, actuar como actúan y creerse que son algo más que mierda... están muy capacitados para apechugar con lo que les venga.Por que claro, con 13 años pueden hacérselo con sus novios/as, pueden ir montando lío por ahí, pueden dedicarse a dar por el culo a los demás, pueden llegar a casa cuando quieran y pueden decir lo que quieran como quieran...
Si pueden eso, pues también pueden con la parte que no mola: Asumir las consecuencias de sus actos como seres maduros. Si son grandes, lo son para todo.

Qué asco me da la gente a veces U__U En fin, totalmente de acuerdo contigo Luthien =)

Merak dijo...

Disfrútalo, porque esto se lo digo pocas veces a alguien: tienes toda la razón.

A veces me pregunto si vale la pena tener hijos hoy día. Un beso,

Cristina

Estelwen Ancálimë dijo...

Gracias por vuestros comentarios :-)

Lo único que me consuela un poco de todo esto es que, al menos, los encargados de criar a nuestros hijos vamos a ser nosotros mismos. Así, por lo menos, podremos tratar de inculcarles valores que muchos padres de hoy en día (y desde luego el colegio, la televisión y la sociedad) ya no enseñan. Lo malo es que la televisión, y sobre todo las malas compañías, les pueden acabar comiendo la cabeza hacia el lado contrario.
Y es que, ya lo dice mi novio, el problema de todo esto es que se ha acabado confundiendo la libertad con el libertinaje.

fraileen dijo...

Unos días antes de que se cometiera esta atrocidad una persona me comentó lo de que la mauoría de edad penal era de 14 años y, sinceramente, me costó bastante de creer. Hace menos de un mes hubiera puesto la mano en el fuego de que había gente de trece años en cárceles para menores.

Lo he comentado algunas veces con amigos: se ha pasado de un extremo a otro. Los profesores/ los padres podían apalear a los niños sin que se les inculpara (ojo, que no digo que esté mal un cachete de vez en cuando, pero sin pasarse, eso sí) y ahora son los niños de 13 a 16 años (normalmente este tipo de gente suele dejar los estudios a edades tempranas...) son los que maltratan, en muchas ocasiones, sin piedad a los adultos. ¿Tan difícil es encontrar un punto medio?

Y yo me pregunto, si la víctima hubiese tenido 14 años y le hubiese destrozado la cara a arañazos al de 13 intentado protegerse, ¿la habrían imputado?

Estoy de acuerdo en muchos aspectos contigo salvo en uno: yo rebajaría la mayoría de edad penal a los 10 años. Creo que con esta edad (y más pronto) se tiene consciencia de sobras de tus propios actos, de lo que está bien y mal y se ha tenido suficiente tiempo como para cometer errores y corregirlos.

Saludos

Estelwen Ancálimë dijo...

Hombre, lo de la edad penal a los 10 años ya lo veo un poco excesivo. Yo creo que un niño de 10 años debería ser imputable, pero no penalmente responsable (vamos, lo que son ahora los chavales de 14 a 18 años). Aunque con 10 años ya sabes lo que te haces, también es verdad que aún no tienes la madurez mental necesaria para ser considerado adulto a efectos penales. Yo más bien haría que los niños de 8 a 12 años fueran imputables pero no penalmente responsables, y a partir de los 12 años fueran ya mayores de edad penalmente.

Saludos y gracias por comentar :-)

Estelwen

*Gy* dijo...

Pues yo, Miss Nubarrón, digo que cualquiera que sea capaz de hacer esa atrocidad, tenga la edad que tenga debe ser castigado en consecuencia.
Yo no pongo la mano en el fuego por nadie.

Estelwen Ancálimë dijo...

Bueno, también es verdad que matar accidentalmente se puede hacer a casi cualquier edad (como dicen que hizo el Rey, que con cinco años o así él y su hermano se pusieron a jugar con las pistolas de su padre y mató accidentalmente al hermano, en casos como estos en obvio que el chiquillo no sabe lo que ha hecho y no es imputable), pero para violar ya hay que ser bastante mayorcito... y en esos casos está claro quer el nene sí sabe lo que está haciendo.
En fin, vaya mierda de mundo en el que vivimos que hasta los niños se convierten en delicuentes, esto me hace recordar distropías como "El señor de las moscas"... y preguntarme hasta qué punto llegan a ser imaginarias.

Saludos:

Estelwen (Miss Sol Abrasador, en Valencia con 41 grados a la sombra y viento de poniente :-S )

*Gy* dijo...

Bueno, pero una muerte accidental, me figuro que se distingue de otra que no lo es. Un tiro no es lo mismo que quince puñaladas.
Al igual que también se sabrá distinguir entre un asesinato en defensa propia de otro que no lo es.
No sé. Los casos han de ser estudiados, por que todo puede pasar con gente de todas las edades.
Lo que me jode es que se de por hecho que a partir de una edad la gente sea asesina y antes no. Es una chorrada. Por que vale, es improbable que un niño de 8 años se dedique a degollar a la gente... ¿pero y si pasa? no le pasa nada por que existe una ley gilipollezca que no es coherente con la realidad.
Un asesino lo puede ser a cualquier edad. Y se tiene que obrar en consecuencia.
No sé, es que a mí la gente ya me da muy mal rollo. Hasta los niños.

Izhak dijo...

¡Puf, Estelwen, lo único que puedo hacer es aplaudirte! Pusiste en palabaras algo que a mí me cuesta bastante hacerle entender a la gente.

Acá en Argentina la edad de imputabilidad es 18 (una vergüenza) y hay todo un revuelo porque recién ahora quieren bajarla a 14. Yo estoy de acuerdo en que haya que bajarla, y pienso que incluso tal vez más.

Muchos ponen como argumento en contra de la baja de la edad de imputabilidad a que si se pone a un chico en una cárcel, después va a terminar peor de lo que entró. En eso tienen un punto a favor, pero el solo hecho de que cuando salgan van a ser peores no es motivo para dejarlos sueltos matando gente y violando cuando se les ocurra.Además, el tema tiene una solución simple: que los separen por edades.

Izhak dijo...

Jaja! Acabo de leer eso de que en Valencia hacen 41 grados, y me causa gracia, porque acá en Buenos Aires antes de ayer estuvo a punto de nevar (pero no pasó, lamentablemente =( ).

La última nevada fue el 9 de julio de 2007, y la anterior a esa fue en... ¡1918!

Eso sí, antes de ayer nevó en casi la mitad de la Argentina, incluida una localidad a 30 Km de mi casa ... ¡pero en mi casa no! =(

Altáriel of Shalott dijo...

Salvo por lo de los cachetes (lo de pegar no me ha gustado nada nunca), estoy plenamente de acuerdo con tus palabras. Aplausos mereces.

Estelwen Ancálimë dijo...

Izhak: Me alegro e que en Argentina vayan a hacer esa reforma, es lamentable que un chaval de 16 ó 17 años, que sabe perfectamente lo que hace, pueda ir por ahí alegremente delinquiendo con impunidad. Además, esa excusa de que entrando en la cárcel va a salir peor no me parece convincente para nada. Primero porque en todo caso lo que habría que hacer es mejorar las cárceles, que si se supone que son para reinsertar además para castigar no tendrían por qué sacar peor a las personas. En segundo lugar, seamos sinceros: si un menor es condenado por violar o asesinar, la verdad es que perjudicadillo ya va a entrar, ¿no? No creo que salga mucho peor de lo que ya era después de eso. Y, en cualquier lugar, siempre es mejor que un criminal pague por sus delitos que dejarlo impune y de rositas. Eso es algo que me jode muho, todo el mundo piensa en los derechos del delincuente, pero, ¿qué psa con los de la víctima?
Por cierto, que te sea leve el frío, ya sé que ahora por allí es invierno (aunque se me hace rarísimo XD).

Altáriel: Hombre, hay que matizar. Yo no creo que una colleja o un cachete le haga daño a nadie. Mis padres nunca han sido de pegar, pero alguna vez si me porté muy mal de niña me llevé una bofetada o una colleja, y reconozco que me la merecía completamente, y no me ha traumatizado ni me ha convertido en una niña maltratada, sino que me ha educado.
Ahora, lo de golpear de forma habitual o dar palizas, o puñetazos, o algo así, lo veo una salvajada. Eso sí que es para que se prohíba, y me alegro de que esté prohibido. Pero, joder, también es cierto que no se le puede cuestionar a los padres el derecho a disciplinar a los hijos. Hace poco llegué al extremo de ver a un niño denunciando a sus padres porque le había quitado el móvil como castigo después de que guardara en ese móvil fotos de su novia haciéndole una mamada y su hermana pequeñita las viera. A ese chaval el castigo, la retirada del movil y una buena colleja no le habría venido nada mal... y por una sola cosa de esas tres ya iba denunciando. Increíble O_o

Estigia dijo...

Hola Luth
He de decir que en general, estoy de acuerdo contigo, al menos con tu idea de endurecer la ley del Menor, un auténtico desguisado actualmente.

Prto no creo que rebajar a 12 años soluciones nada, porque estás pasando a general el caso particular, en concreto, el caso de la violación múltiple. ¿Que hay casos donde habría que puntillizar? yo pienso que sí. En toda ley puede haber excepciones.
Tampoco creo que la culpa de que estas generaciones la tengan los valores ni la religión (anda que no hay religiosos que tienen lo suyo, o gent "con valores" que hace lo que le sale de sus santas narices), yo más bien pienso que si hemos salido peor (bueno, digo hemos... creo que mi generación podría incluirse) es porque los padres son mucho más dejados. Las madres trabajan fuera, cada vez es más complicado educar... pero no significa que imposible.
Y por supuesto, me parece bastante triste (no lo digo por ti esto ya) que sea el Etado quien tenga que reparar lo que los padres no han hecho en casa.

Estelwen Ancálimë dijo...

Hola, Estigia :-)
La verdad, tienes mucha razón en lo que dices de que es lamentable que el Estado tenga que ir reparando aquello que los padres no hacen. Aunque bien es cierto que la manía del Estado por salvaguardar los derechos del menor hasta el punto de salvaguardar su derecho a hacer lo que le da la gana y divertirse frente a la posibilidad de los padres y profesores de castigarlo, es algo igualmente lamentable. Si los padres y los profesores se ven desprovistos por la ley de la autoridad necesaria para castigar al niño, ¿cómo van a educarlo? Estamos hablado de Juzgados de menores que admiten a trámite las demandas de los críos contra sus padres por haberles dado un cachete o haberles quitado el móvil. Mientras el Estado siga arrebatando la autoridad a los adultos, mucho me temo que si el niño se rebota no van a poder educarlo aunque quieran.
Respecto a lo que comentas de los valores, creo que es necesatrio matizar algo: la gente supuestamente "religiosa" y/o supuestamente "con valores" que se comporta como un salvaje, realmente ni es religiosa ni tiene valores, porque la gente que realmente posee principios morales sólidos se comporta bien. Es el clásico ejemplo de "lo que haces habla tan alto que no deja oír lo que dices"; si una persona va alardeando de que posee fuertes valores morales o gran religiosidad, y luego va por ahí haciendo lo que le da la gana y fastidiando a los demás, realmente estaba mintiendo y soltando palabrería; esos valores no estaban implatados en su interior y sólo los repetía de boquilla, o nunca hubiera podido comportarse así.
Como bien dices, son los padres los que deben educar y transmitir esos valores a los hijos, pero, francamente, entre que el Estado lesa arrebata la autoridad sobre los menores, y que luego coge a esos menores delincuentes y los trata como pobrecitas vítimas inocentes que lo que necesitan son abrazos en lugar de un buen par de ostias y varios años de cárcel... pues así, vamos, engendrando generaciones de monstruos.

Saludos:

Estelwen Ancálimë

Estigia dijo...

Vale, en el primer párrafo estoy de acuerdo: era más o menos lo que quería decir. Últimamente se nota que los padres/educadores pierden cada vez más privilegios, y tienen menos autoridad, pero pienso que esto ocurre porque nos hallamos en un tránsito, porque también es cierto que existen profesores que pegan a sus alumnos sin razón, padres que se pasan de la raya... pero bueno, son casos que como dije, habría que puntillizar. Así que el primer párrafo de acuerdo.

Por supuesto, yo puedo ser una supuesta cristiana (religión donde se supone que hay que amar al prójimo) y no cumplir con mis principios religiosos. Pero eso al final es un extra, que puede beneficiar o no según tu forma de ver la moral, o como sigas tus principios, no sé explicarme bien xD

Un saludo^^

escoriagorgonita dijo...

Yo como ya sabras soy un poc drástico en mis respuestas y tal vez un poco bruto (como probablemente ocurra ahora).

A tomar por cul..., al paredón y a tiros con esa maldita escoria. y si es un pensamiento dictatorial y tal americano, pero me repatea que salgan de rositas este tipo de desecho humano.

Hay veces que me gustaría tener al formación militar, el dinero y el valor de The Punisher (por mucho que sea ficticio), para poner en su sitio a quein s elo merece.

Y no diré mas que me podría tirar aqui la vida.

Tienes razón en todo, ah y felicidades a tu novio por la bonita diferenciación entre libertad y libertinaje. El también tiene razón.

Saludos Gorgonitas.

Estelwen Ancálimë dijo...

Contundente tu comentario, como siempre, Escoriagorgonita :-D

Y, como siempre, se agradece que pases por aquí.

Por cierto, alguna vez voy a tener que ver "Pequeños guerreros" para comprender mejor tu nick XD