domingo, 29 de noviembre de 2009

Navidades: ¿qué celebramos?

Seguro que a escoriagorgonita le suena este cartel, ¿verdad? ;-)


Ahora que Noviembre se acaba y vamos a entrar en el último mes del año, me gustaría hablar de las Navidades.
De un tiempo a esta parte, parece que las Navidades no significan otra cosa que luces de colores, bolas relucientes colgadas de ramas de abeto, campanillas y calceltines llenos de golosinas, compras, lotería y cenas pantagurélicas. No es que me parezca raro que las cosas vayan así: entiendo que los comerciantes necesitan que consumamos para sacar dinero de donde sea, que de eso viven. No bstante, creo que el concepto de Navidad hoy por hoy está totalmente desvirtuado y se está convirtiendo en un circo. Así que me gustaría compartir con vosotros dos propuestas, a la par que reflexiones, para que este año podamos vivir la Navidad de un modo más auténtico.

Para los creyentes: ¿Recuerdas por qué se celebra la Navidad? No celebramos ni más ni menos que el cumpleaños de Jesús. Sí, sí, ya sé que es poco probable que el emperador Tiberio organizara un censo en Diciembre, cuando el frío y la nieve dificultaba tanto los viajes, y que es mucho más posible que lo que celebramos en invierno sucediera en verano, pero lo cierto es que la fecha no es tan importante: más que una fecha, celebramos un acontecimiento, algo que seguro que tuvo lugar, aunque no fuera el 25 de Diciembre: el advenimiento del Hijo de Dios al mundo.
Siendo yo pequeña, en el colegio me explicaron que la razón por la que hacemos regalos en Navidad es porque hacerle regalos los demás es una forma de hacerle regalos a Jesús, dado que, como Jesús nos dijo que amásemos a nuestro prójimo y que todo lo que hagamos a los demás se lo hacemos a él, hacer felices a los demás con un bonito regalo es una forma de regalarle a él. También es normal que adornemos nuestras casas y hagamos comidas especiales, del mismo modo que preparamos un ágape especial y adornamos con guirnaldas y globos el salón cuando celebramos el cumpleaños de un familiar.
Sin embargo, estas cosas sólo son el bonito envoltorio que rodea al verdadero caramelo. ¿Cuántas veces no pasamos de aquí? ¿Cuántas veces nos centramos en pedir y en regalar montones de cosas caras, en invertir fortunas comprando adornos espectaculares, y luego nos olvidamos de poner el Belén, cantar villancicos, ir a la Misa del Gallo (o simplemente a Misa de Navidad, si tenemos demasiado sueño en Nochebuena)? ¿Acaso no estamos sucumbiendo al consumismo laico? Creo que todos nosotros deberíamos hacer una reflexión y darnos cuenta de si estamos viviendo cristianamente las Navidades, o nos hemos dejado arrastrar por la espiral de consumismo, excesos y luces brillantes. Os propongo que, en lugar de inundarnos (e inundar al personal) con docenas de paquetes envueltos y banquetes llenos de foie, trufas, caviar, jabugo y marisco, nos acordemos un poco de los hermanos pobres que en estas fiestas no van a tener qué comer ni donde dormir, y nos ahorremos unos euros de las comidas y los regalos para ayudar a los que más lo necesitan. Hagámosle un regalo también a ellos. Cambiemos las angulas por gulas, bajemos un poco el presupuesto de esa cámara digital o esa tele de plasma que vamos a pedir o a regalar, y donemos la diferencia a quienes menos tienen. El detalle del regalo gustará igual, la comida será igual de sabrosa, pero la sonrisa de Jesús (a quien al fin y al cabo, en última instancia, estamos haciendo el regalo) será muchísimo más feliz.
También os pido que acudamos a la iglesia el día 25 y/o el 24 por la noche, que recuperemos los maravillosos villancicos, y que dediquemos una parte de estas fiestas a reflexionar lo que realmente signfiica (o debería significar) para nosotros celebrarlas. Por algo somos cristianos.

Para los no creyentes: Por suerte, hoy en día en este país tenemos libertad de culto y de expresión. Ya no tenemos que seguirle la corriente al Estado, a los nobles ni a las costumbres: podemos hacer, creen y pensar lo que realmente deseamos. La mejor forma de hacer uso de esta libertad, creo yo, es ser coherentes con nosotros mismos. Así que os lo pido desde ahora: no celebréis la Navidad. De ninguna manera.
Las Navidades son una fiesta cristiana, y voostros no creéis en Dios ni sóis cristianos. Así que, siendo coherente con vuestras propias creencias, no celebréis comidas, no decoréis la casa, no hagáis ni recibáis regalos y no os toméis vacaciones, del mismo modo que yo, por ejemplo, no celebro ni dejo de ir al trabajo en Hannuka o en Ramadán. Y que nadie me venga con que la Navidad es una fiesta familiar o es la fiesta de la familia. La Navidad no es nada de eso. Es una fiesta religiosa, una fiesta cristiana (y musulmana, en menor medida, ya que los creyentes del Islam también celebran la natividad de Jesús, aunque para ellos sea profeta y no Mesías). Si la celebramos en familia es porque las familias cristianas tienen costumbre de reunirse para celebrar una de sus fiestas religiosas, no porque esta fiesta tenga nada que ver directamente con la familia. No existen las Navidades laicas. Así que no celebréis el nacimiento de un Mesías en el que no creéis ni el advenimiento al mundo de un Dios que para vosotros no existe. Celebrad si os place la Nochevieja y el Año Nuevo, pero nada más. Ni la Nochebuena, ni la Navidad, ni el Día de los Inocentes, ni la Noche de los Reyes Magos. Porque si siendo ateos ponéis el árbol de Navidad, hacéis regalos y celebráis estas fiestas, estaréis siendo unos hipócritas. Y creo que una de las principales quejas que tenéis contra la Iglesia es la hipocresía, ¿no? Pues a predicar con el ejemplo y a ser coherentes con vuestra forma de pensar. Los que somos cristianos, por nuestra parte, haremos lo mismo.

25 comentarios:

Findûriel dijo...

Pues... tu postura me parece un poco extrema. Llevándolo al extremo también, te diré que en mi casa se celebra una cena el día 24 de Diciembre, y una comida el 25. Tenemos otra cena el 31, y una comida especial el día 1. Y las razones son tan simples como las que siguen:

- La noche del 24 de Diciembre es el solsticio de invierno. Ese día, desde épocas paganas (la Brumalia), se celebraba que los días dejaban de ser oscuros y comenzaban a crecer de nuevo. Es una especie de 'año nuevo' del sol.

- el 31 de Diciembre es, queramos o no, el año nuevo de nuestro calendario culturalmente impuesto.

- el 1 de Enero es, por tanto, el primer día de ese año nuevo.

Creo que negar el hecho de que las tradiciones religiosas puedan convertirse en simples costumbres laicas es tan cerrado como negar que las tradiciones religiosas vienen de otras costumbres más antiguas que podían serlo, o no. La sociedad y las costumbres sociales las crea el pueblo, eso no hay que negarlo, y es el pueblo el que las perpetúa. Yo no celebro el nacimiento de Cristo cuando ceno cordero en el 24 de Diciembre, pero perpetúo una costumbre, una tradición, que viene de tiempos del Sol Invictus, e incluso de antes. Puedes vestirla de colores distintos o consagrarla a diferentes creencias, pero no veo lícito criticar a la gente por practicar una costumbre unida a la historia de un pueblo, venga de la religión o no. Tú las celebras como fiesta cristiana, cosa que me parece estupenda, pero creo que si los demás la toman como costumbre para celebrar un banquete o reunirse con la familia, no creo que hagan daño a nadie.
Como si les da por celebrar la Saturnalia...

Un besote
Findûriel

PD: lo que sí me parece hipócrita es que la gente celebrara la Navidad como nacimiento de Cristo sin ser creyentes. Del mismo modo que me revienta la gente que se casa por la iglesia sin ser creyentes. Me parece una falta de respeto.

Estelwen Ancálimë dijo...

Bueno, Findûriel, si te fijas, yo no tengo nada en contra de que los no creyentes celebren el Año Nuevo y la Nochevieja, ya que esas no son fiestas religiosas, sino simples celebraciones por el fin de un año y el inicio del siguiente. Y, aunque comprendo y respeto tu postura, sigo pensando que los que no creen en Dios ni en Cristo no deberían celebrar las Navidades como tales. La Navidad, isnsito, bajo mi punto de vista, no es una mera tradición, sino la fiesta que conmemora el nacimiento de Cristo. No deberían ser fiestas laicas, y si lo son es que han degenerado a "la fiesta de la familia y el consumismo".
Me parece genial que la gente celebre lo que quiera cuando quiera, pero, sintiéndolo mucho, siempre me parecerá una hipocresía que alguien que no es creyente celebre una fiesta religiosa. Y, seamos sinceros, dudo que ningún no creyente esté celebrando la fiesta del Sol Invictus, entre otras cosas porque el Sol Invictus también era un dios y los ateos no creen en ninguno.

Un saludo :-)

Estelwen

Findûriel dijo...

Me encanta hablar contigo porque sabemos que aunque opinemos de forma ligeramente distinta, siempre es con respeto, bella.

Pero... ¿me dejas que te guarde algún regalito de los que demos en Hanukkah (si me aprueban el presupuesto)? Al menos como curiosidad religiosa :)

Estelwen Ancálimë dijo...

Claro, como curiosidad religiosa no tengo nada en contra. De hecho, siempre he pensado que si tuviera un amigo de otra religión sería divertido participar alguna vez mutuamente en las festividades de la otra para aprender y conocer un poco mejor la cultura del otro ^^

Kaoru Himura-Takarai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kaoru Himura-Takarai dijo...

Coincido completamente con Findûriel y no comparto en absoluto tu opinión. Soy atea, celebro la Navidad (adorno la casa, me encantan las luces, hago regalos, me reúno con mi familia) y en ningún caso me considero una hipócrita, porque no celebro el nacimiento de nadie, sino que aprovecho la fecha para estar más cerca de los que me importan. ¿Es eso malo? No le hago daño a nadie.
¿Por qué el día de Navidad? Por tradición. Igual que tú celebras el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre porque en Roma existía la costumbre de honrar a Saturno ese día y nadie te dice que dejes de hacerlo, que es una fiesta pagana. Todo evoluciona, y no veo qué tiene de malo aprovechar una tradición de este tipo para transmitir ilusión y cariño. Así de claro.

Findûriel dijo...

Bueno, Kaoru, mi enfoque es ligeramente diferente al tuyo. Yo no decoro la casa, ni pongo luces, ni nada de eso. Pero sí conservamos el sentido de festividad, de hecho, como hemos de regirnos por el calendario que tenemos impuesto (marcado por fiestas religiosas aunque no comulguemos con ellas) resulta que tooooodo el mundo en la familia en esas fechas... caray... ¡no trabaja! Una ocasión espléndida.
Y con todo el mundo me refiero a todo el mundo. Que el 25 y el 1 ni siquiera yo curro :) Y os recuerdo que trabajo el día de la constitución (y adyacentes), el del trabajo (qué paradoja), el de la fiesta nacional... y todos los demás xD Pero, mira tú por dónde, el 25 de Diciembre no.
Es una buena excusa para cenar en familia :) Pero, ojo, siempre sin tintes religiosos, pseudo-religiosos o conmemorativos... porque no soy cristiana.
¡Ah! tampoco soy atea. No niego la existencia de deidades. Soy aconfesional :)

Rinoa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rinoa dijo...

A mí lo que me parece muy heavy es que la gente crea a pies juntillas ciertas cosas. Cuando se sabe que Cristo no nació el 25 de Diciembre...

Se estableció este día en un concilio, es como si a mí me gusta más el 5 de Noviembre y decido que ese día será mi cumple ^^ (cuando realmente lo estoy haciendo en deferencia a Guy Fawkes, por ejemplo).

Pues eso, los poderosos decicieron que el cumpleaños de Cristo sería ese día, probablemente en deferencia a la fiesta pagana del solsticio de invierno (el nacimiento del Dios Solar).

Puedes creerlo o no XD, pero vaya, una de dos, o ese día no es o la Biblia miente:

http://blogs.clarin.com/rumbodesconocido/2009/1/4/la-verdadera-fecha-del-nacimiento-jesus-la-iglesia-no

Por cierto, yo soy agnóstica y celebro la nochebuena con mi familia. La mayoría son católicos no practicantes y realmente no estamos celebrando el nacimiento de Cristo, simplemente es una tradición, un día en el que todos nos reunimos para comer, vaya, una reunión familiar más que otra cosa.


Y otra cosita XD, AMO (así en mayúsculas) la Semana Santa y no soy creyente, ¿te parece hipócrita?

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Claro, es que precisamente el caso es que las vacaciones se rigen por las festividades religiosas: Navidad, Semana Santa, etc., etc., y más para mí que me dedico a la educación. Es una ocasión estupenda para reunirse.
Yo sí decoro la casa porque en mi familia siempre se ha hecho (son todos católicos), así que para mí es una costumbre y además me encanta. Para mí Navidad significa estar con los míos y tiene esa aura de magia e ilusión de la que, efectivamente, en parte es responsable la sociedad de consumo. No tiene nada que ver con una fiesta católica.
¿Es eso hipócrita? Cada cual es libre de pensar lo que quiera al respecto; yo estoy muy contenta con la forma en que vivo esas fechas.

Estelwen Ancálimë dijo...

Pues sí, lo siento pero me parece hipocresía celebrar una fiesta religiosa sólo porque es molona, hay regalos, vacaciones y comidas familiares, cuando se es ateo. Creo que en esta vida hay que ser consecuente con lo que uno cree, y si alguien es ateo no debería celebrar la Navidad. ¿Que se pierde la fiesta? Pues claro, porque para él no hay nada que celebrar.
Y sí, claro que Cristo probablemente no nació el 25 de Diciembre. Pero es que realmente no sabemos en qué día nació, porque en aquella época lo de anotar a los niños en el Registro Civil como que no se llevaba mucho (al menos entre los plebeyos). Así que algún día había que elegir, ¿no? Y, del mismo modo que los huérfanos que no saben qué día nacieron tienen que elegir un día para celebrar su cumpleaños, los cristianos eligieron por concilio un día para celebrar el nacimiento de Cristo. Ese hecho no invalida la fiesta ni la hace menos religiosa de lo que es.
A ver, no pido peras al olmo ni os digo lo que tenéis que hacer. En realidad, si queréis celebrarla de todas maneras pues os deseo que lo paséis muy bien y que os gusten los regalos, qué voy a hacerle. Sólo hago notar que me parece un poco fuerte que los ateos se llenen la boca acusando a los creyentes en general y a la Iglesia en particular de hipocresía y luego ellos tampoco sean 100% consecuentes con sus creencias. Pero sin mal rollo, ¿eh? De todos modos, mientras escribía la entrada ya me estaba imaginando lo que íbais a contestar...

Rinoa dijo...

XDDD, Sí, y casualmente se colocó el día del nacimiento del Dios ¡Solar de los paganos! ¡¡¡Qué casual!!!

No se sabe la fecha exacta, pero en relación con algunas cosas que aparecen en la Biblia, pueden señalar que nació en primavera... ¿Por qué se colocó ahí? Pues para celebrar una fiesta pagana XD^^ (sí, esos paganos tan malos que mataban).

¿Pues sabes qué? A mí me apetece celebrar lo paradójico de este mundo: que los cristianos han terminado celebrando las fiestas de sus "enemigos". ¡VIVA las ironías de la vida!

Por cierto, he visto que celebras San Juan... XD ¡Pagana a tope! Ya no solo celebras el solsticio de invierno... TAMBIÉN CELEBRAS EL DE VERANO, yuju^^. Si no eres pagana, me parece un poco hipócrita que lo celebres ;).


P.D. Repito, AMO la semana santa, ¿te parece hipócrita?

Estelwen Ancálimë dijo...

No soy pagana. Y ese argumento, con todos mis respetos, me parece bastante cogido con pinzas. Sí, sé perfectamente que algunas fiestas religiosas coinciden con fechas de celebraciones paganas que fueron cristianizándose con el correr de los tiempos. ¿Y qué? Hoy por hoy, son fiestas cristianas, y como tal las celebro. Además, esas fiestas de solsticios suelen ser una celebración de la naturaleza, y Dios creó la naturaleza, así que se podría decir que no son más que acciones de gracias a Dios por ella. Los judios, por ejemplo, celebran mucho festividades relacionadas con la naturaleza, pero siempre es dando gracias a Yahvé por las cosas buenas que ha creado, no adorando a la naturaleza como una deidad en sí.
Respecto a lo de la Semana Santa, pues depende de por qué la ames. ¿Que te gustan las procesiones y todo eso? Genial, pero una cosa es que te guste una celebración porque te parece original o divertida, y otra cosa que participes activamente en su celebración sin creerte nada. Si lo que te gusta es ver las procesiones, pues es perfectamente normal. Si participas en ellas activamente todos los años, como si te lo creyeras todo... pues sí, entonces es hipocresía. Al menos desde mi punto de vista.

Rinoa dijo...

¡No eres pagana! ¡Hipócrita! (con todos mis respetos, eso sí).

Muchas fiestas religiosas, no es que coincidan, es que están puestas en esos puntos adrede... Hoy por hoy, son fiestas pagans convertidas en religiosas (y te vuelvo a recordar las persecuciones a los paganos).

Además XD, es que esto sí que se hipócrita... El cambio de tradiciones paganas al cristianismo te parece bien, pero la "inercia" de las celebraciones "cristianas" en el laicismo, está mal. Bieeeen^^ XD.

Lo dicho, celebro la hipocresía cristiana al celebrar fiestas de aquellos a quienes perseguían^^.

Claro que me gustan las celebraciones, no me parecen originales (basicamente porque soy de un sitio en el que es una tradición arraigada), ahora bien, yo he participado, me he vestido de penitente, y todos los años, en el conservatorio, cantamos un requiem al cristo yacente... ¿Y? ¿Tengo que creer? ¿No puedo ver arte y belleza en la imaginería y música sacra? No lo hago como si creyera, pero me encanta. Vaya, no hay que creerse Harry Potter para ir a verla al cine (creo).


Un saludito^^

Estelwen Ancálimë dijo...

No me vengas a comparar Harry Potter con la religión, que no es lo mismo, ¿eh? Y, de todos modos, tú no vas a ver las celebraciones como irías a ver una película, tú participas en ellas.
Comprendo lo que quieres decir tus argumentos, aunque sigo sin compartirlos y me siguen pareciendo cogidos con pinzas. Quiero que tengas claro que una cosa es que las fechas de algunas (no todas) celebraciones cristianas coincidieran con fechas de celebraciones paganas antiguas para hacer más fácil la conversión a los que por tradición provenían de ellas, y otra cosa muy distinta es que hayamos convertido las fiestas paganas en fiestas cristianas. Por ahí sí que no paso. Y, en cualquier caso, tú no ceebras una fiesta laica que coincide con la Navidad. Tú celebras, directamente, la Navidad, con todo lo que ello implica. Así que tampoco es lo mismo. Y, por cierto, la Semana Santa no coincide con ninguna celebración pagana, se realiza el jueves, viernes, sábado y domingo porque está documentado que a Jesús lo crucificaron en viernes y la resurreción que nosotros creemos que aconteció fue el domingo, de modo que ahí no hay huellas de fechas de celebraciones paganas por ningún lado... y aún así la celebras.
¿No será, quizás, que en el fondo no eres tan atea como crees? ¿No será que algo en el fondo de tí sí que cree y por eso sientes la necesidad de seguir participando en esas celebraciones?
Pero, en fin, por supuesto, creas lo que creas en realidad, eres libre de hacer lo que quieras. Yo, por mi parte, creo que tengo razón y me mantengo en mis argumentos. De modo que sólo me queda desearte que, si esa es tu opinión, te lo pases en las fiestas lo mejor posible :-)

Un saludo:

Estelwen Ancálimë

Elewen dijo...

En primer lugar comentar que las reflexiones de esta entrada son de lo más provocadoras para los "no creyentes" aunque yo lo habría diferenciado como "católicos" y "no católicos" porque entiendo que es a eso a lo que te refieres, ya que las creencias abarcan mucho más que la fe cristina.
Por otro lado estoy de acuerdo con la mayoría de las opiniones vertidas aquí, celebramos la Navidad por: tradición, porque hay vacaciones por esas fechas...
Tal y como ya se ha comentado también, el calendario festivo católico (a excepción de la Semana Santa que coincide con la Pascua Judía) es todo pagano: Romano/celta/Vikingo.
La elección no es casual porque el pueblo estaba aferrado a sus creencias y costumbres díficilmente transformables por el clero.
Tanto en las Saturnalias romanas como en el Yule celta/vikingo se intercambiaban regalos y celebraban comidas copiosas coincidiendo con el Solsticio invernal.
Además por aquella época quien dominaba el imperio Romano (como bien sabemos)un pueblo al que le gustaba "coger prestados" los dioses y tradiciones de las culturas que invadía.
Así que todo esta contaminado de todo.
Para mí no son fiestas cristianizadas sino fiestas disfrazas de cristianismo.
Y no soy atea porque creo en muchas cosas.
En fin el tema de las religiones es interesante, peliagudo de tratar y muy extenso. Pero por hoy lo dejo aquí.

Estelwen Ancálimë dijo...

Por cierto, significativo el hecho de que todo el mundo se haya lanzado a criticar el segundo punto de mi entrada y haya ignorado completamente el primero, ahora que lo pienso... ¿También os parece mal ese planteamiento? ¿Es tan tonot o insulso que no es ni comentable? ¿O será esto un efecto secundario de lo que motivó cierta crítica mía en el segundo párrafo de la entrada anterior a esta?

Rinoa dijo...

Oye, Estelwen... ¿qué celebras el día de San Juan? Solo por curiosidad ^o^ ¿El día que Cristo quemó sus deseos en una hoguera en la playa mientras se daba un baño nocturno? XD


"creo que tengo razón" XDDDDDDDDDDDDD, toma ya xD, esto me ha encantado. Como todo el mundo, en nuestra opinión, todos llevamos la razón^^.


"¿No será, quizás, que en el fondo no eres tan atea como crees?"

Y otra cosa........ ¿¿¿¿¿¿¿dónde he puesto que sea atea?????

Te lo digo sinceramente, soy AGNÓSTICA (lo puse por ahí antes), la fe (la fe y creencias, como algo personal, por eso creo que el resto de tu entrada no tiene mucho más que comentar) es algo que ni me va ni me viene, yo no baso mi vida en el querer agradar a un supuesto ser superior, no creo ni dejo de creer XD, es que me importa un pimiento tanto si existe como si no. Lo que me toca la moral son las religiones, la mano del hombre en nombre de Dios.

Y, por cierto, XD a mí me encanta Final Fantasy, tanto que tengo de nick el nombre de una de las protagonistas y este próximo salón del manga me estoy preparando el traje para vestirme de Rinoa... ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿va a ser que me creo el FFVIII??????? Pues no, es simplemente algo que me gusta, y al igual que me gusta ir a todos los salones del manga que puedo, a disfrazarme, reirme y cantar un karaoke en japo XD, me gusta oir una saeta, cantar un requiem o ver una procesión, es simplemente una tradición española... (Joer, y para una que no hace daño a nadie... XD) Precisamente me gusta porque no soy creyente, porque lo que es un poco hipócrita es crear imágenes para idolatrarlas cuando creo que según la Biblia es pecado mortal... ¿no?

Estelwen Ancálimë dijo...

A ver, punto uno: en San Juan se celebra justo lo que dice la fiesta: San Juan. Lo de las hogueras es sobre todo por diversión y por superstición (vamos, lo mismo que comerte las uvas en Nochevieja), lo de meterte en el agua es porque se supone que, al ser San Juan Bautista, las aguas esa noche están benditas y bañarte trae buena suerte.

Punto dos, me parece genial que te consideres agnóstica, pero te aseguro, y espero que me creas, que los cristianos (o al menos yo) no hago las cosas por querer agradar a un ser superior, sino porque creo que hacer las cosas tal y como Jesús dijo me hace más feliz, y es cierto, soy feliz actuando como dice el Evangelio (todo lo que puedo, claro, que perfectos aquí no somos nadie). Cada vez que actúo conforme a las palabras de Cristo no lo hago por miedo a castigos divinos ni por agradar a nadie. Lo hago proque me siento mejor conmigo misma y con el mundo y deseo hacerlo.
En lo de la mano del hombre en el asunto de Dios estoy bastante de acuerdo contigo, de hecho yo las recomendaciones que sigo son las de Jesús en los Evangelios, pero no las del Papa y el Obispo de turno, porque para mí esos señores son tan huamnos como yo y la puede cagra igual que yo, de modo que no voy a tomar sus palabras como palabra de Dios (y menos si se inventan cosas que los Evangelios no dicen).

Punto tres, eso que dices de las imágenes ya lo discutieron los bizantinos hace mucho tiempo en las guerras iconoclastas, y desde entonces quedó bien claro que los cristianos no adoran a la imagen en sí como si fuera un tótem, sino que la usan como símbolo para adorar a un ser superior. Vamos, que las imágenes sirven para ornamentar e inspirar, pero por sí solas no son tótems sagrados.

Punto cuarto, insisto en que no puedes comparar el Final Fantasy, Harry Potter, El Señor de los Anillos o lo que sea con una religión proque NO ES LO MISMO, lo mires por donde lo mires.

Y, punto quinto, mejor que dejemos esta discusión porque realmente no vamos a llegar a nada y discutir por discutir es una tontería que acaba dejando mal cuerpo, ¿no te parece? Me has expresado tu opinión y yo te he expresado la mía, así que no creo que haya nada más que decir. Yo no intento obligar a nadie a que haga nada, así que dejémoslo estar.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Pfffff... No me meteré en la discusión ésta con Rinoa, pero la verdad es que estoy mucho más de su lado que del tuyo.
El calendario cristiano se rige por antiguas celebraciones paganas, evidentemente porque era mucho más fácil convencer así a los paganos de que cambiaran de religión. Básicamente, les decían que este Dios cristiano les iba a ser mejor y, al no modificarles ritos y fiestas, en realidad ellos seguían haciendo lo mismo de siempre aunque le dieran otro nombre. Era la manera más sencilla. Eso en realidad me parece poco importante porque siempre ha sido así. No es que los cristianos estén celebrando un rito pagano, la cosa se ha ido adaptando y ha desembocado en la quizá más importante fiesta de la religión cristiana. Hasta ahí bien. Pero, igual que a ti te parece hipócrita nuestra actitud, a mí me lo parece el no aceptar que tu fiesta religiosa cambie y se adapte, convirtiéndose en otra cosa. ¿Te das cuenta de que es lo mismo que pasó cuando los cristianos la adoptaron? ¿Alguien les preguntó a los celtas si les importaba que se pusiera una cruz en sus cruceiros, lugares místicos y mágicos? Pues esto es igual, sólo que sin la parte de la demonización de las costumbres anteriores. Yo respeto y en realidad admiro que haya alguien como tú que celebra la fiesta cristiana con tanta devoción; mi abuelo es MUY creyente y, sin embargo, lo que quiere es poder celebrar ese banquete con sus hijos y nietos, más aún que adorar a Jesús.
Quienes celebramos esta fiesta de forma laica, en realidad lo hacemos por tradición; si viviese en la India, no lo haría. Pero he crecido en una sociedad en la que la Navidad brilla, y de hecho mi calendario depende de las celebraciones cristianas. Voy a ser profesora y tengo vacaciones de Navidad y de Semana Santa; en Galicia es festivo el día de Santiago. Aunque el estado declara la libertad de culto, ¡es obligatorio dar la Navidad en los colegios! Es una Unidad Didáctica fija incluida en la LOE y en los Currículos. ¿Qué hago al respecto? ¿Me pego un tiro? ¿Finjo que no va conmigo? ¿Me voy a otro país?
Para mí, la Navidad es una tradición, y mi manera de continuarla es vivirla de acuerdo a lo que ahora que soy adulta creo. Y no creo en Dios. Así que para mí toda la historia de Jesús, de los Reyes Mayos y la estrella guía, es más anecdótico-mítica que otra cosa, y así me la tomo. Y aprovecho estas fechas para estar con los míos, para ser más solidaria y para llevar ilusión a las vidas de los demás.
Como dice Rinoa, ¿qué tiene de malo que nos guste una fiesta religiosa? Te aseguro que, si llego a viajar a Japón, me iré a ver un montón de celebraciones sintoístas. ¿Es malo apreciar la belleza aunque no coincida con tus creencias? Yo me paso horas y horas devorando con la vista iglesias y catedrales porque ME ENCANTAN, y no creo que le haga daño a nadie.
Visto de otra manera, tú que crees en Dios, ¿no piensas que a él le gustaría que, ya que no celebramos su nacimiento, los que no lo veneramos al menos aprovechemos estas fechas para estar más cerca de los nuestros? Por eso de que es el Dios del amor y demás.

En fin, que puedes pensar que soy hipócrita, pero yo desde luego tengo la conciencia muy tranquila y cada año disfruto más mi propia versión de la Navidad, una versión en la que lo importante es agradecerle a mi familia y a mis personas queridas que siempre estén ahí. No creo que nadie tenga derecho a condenarme por ello.


P.D.: Viva el Final Fantasy xD

Elewen dijo...

Supongo que nadie habrá comentado el primer punto porque los católicos practicantes están de acuerdo con la reflexión que haces (eso creo, me puedo equivocar)
Sobre la fiesta de San Juan decir que nunca había escuchado la versión católica de la festividad y me ha sorprendido ._.
Según tengo entendido la festividad se adjudicó a San Juan por similitudes fonéticas con dios romano Jano (dios de los cambios y las transiciones).
El día de S. Juan se abren las puertas del Sidhe, las hadas recorren nuestro mundo a sus anchas.
Las hogueras se saltan para purificar el espirítu, igual que la gente se baña en el mar (también porque ese día aporta fertilidad).
Y las uvas de Nochevieja no se comen por superstición sino porque un año hubo un exceso de cosecha y se les ocurrió esta peculiar forma de sacar el producto a la venta. Curiosamente se ha terminado convirtiendo en una tradición española.
Por último decir que estoy de acuerdo con Kaoru en cuanto la adopción de las tradiciones "paganas" al catolicismo.

escoriagorgonita dijo...

Juas juas.

Veo que te encantan los debates religiosos Estelwen XD.

SI que me trae recuerdos la foto si. No se si la habrás sacado del blog, de todas formas está en la Web.

Gracias por mencionarme :)

Y ahora al trapo, que no podía ser menos XD

1.- Te acuerdas de Francisco J. Moreno?¿ Si estaría aquí sería interesante XDXD.

2.- No negaremos que es una fiesta crisitana. Pero nadie hasta ahora ha hablado de Santa Klaus (o como se le quiera llamar).

Este mito nació de varias historias reales, la de un tal Nikolas en Finalndia que se quedo huérfano para el día de Navidad y talló juguetes de madera para los demás niños.

La otra historia es de tinte más religioso, y es de un Nicolás turco que también se quedó sin padres (muertos por la peste) y se dedicó a ayudar a los niños (se dice que hacía milagros).

Para más info la Wiki (que ya se que no es muy fiable pero es lo que tenemos :)

http://es.wikipedia.org/wiki/Pap%C3%A1_Noel

Lo que quiero decir con esto es que no es solo religiosa la fiesta. Hay motivos por celebrarla que no tienen que ver con el nacimiento de Cristo.

Lo digo por tu idea de no celebrar la NAvidad por no creer en Dios.

3.- No voy a entrar en si tu post es o no es adecuado. Diré que si es muy drástico.

Recuerda que tu hablas de tolerancia y respeto. Respeta a los no creyentes por lo que hacen.

4.- Yo si te apoyo a ti (te veo muy sola contra el peligro XDXD).

NO hay que atacar de esa manera a los demás Rinoa. Y menos aún con esa risa, que si bien no la veo ni la oigo si que me la imagino con un aire de autosuficiencia y rentitín.

Tu no te dedicas a insultar y criticar como otros, de manera agresiva. LO que haces es poner risas por doquier como restandole importancia al asunto. Te ries en la cara de los demás. Me parece una falta de respeto.

NO puedes comparar un juego, repito, un juego de menos de 30 años de existencia con la historia del mundo, de más de 2 milenios de duración (hablamos de la época realcionada con el cristianismo).

5.- El punto más importante.

La fiesta Navideña por desgracia suele ser una hipocresía dentro de otra.

Oh! Reunión con la familia (si la mitad se matarían).

Oh! Regalos, porque si no reagalas, serás tildado de falto de espíritu navideño, mala paersona, aguafiestas, etc.

Estas fiestas están tan desvirtuadas y centradas en el consumismo compulsivo, que cada año que pasa, más me recuerdan a San Valentin (y ojo con no participar en esta fiesta si tienes novia/o, yo lo hice y me cayo una buena)

El cartel me parece muy acertado dado la época en la que vivimos.

Por ultimo añadiré que no veo problema en participar en cualquier evento religioso tan solo por el hecho de ser bonito.

Yo mismo he ido a la Iglesia tan solo para admirar al coro (en el que tenía varias amigas) cantando no se qué tema religioso. XD

Saludos Gorgonitas.

Estelwen Ancálimë dijo...

No sé si los que comentásteis volveréis por aquí, pero después de la vara que me dísteis con lo de que los cristianos son hipócritas porque en realidad lo que celebran es el nacimiento del Sol Invictus y todo eso, me gustaría comentar algo que no sabía y que he leído en el blog de Edu (la entrada completa está aquí: http://bibliotecaamarganz.blogspot.com/2009/12/navidad-ii.html ):

"Acerca del mes de diciembre y el día 25, la hipótesis bastante extendida de la sustitución del dies Natalis Solis invicti romano por la Navidad (el día del nacimiento del Sol invicto, celebrado el 25 de diciembre y haciendo el paralelismo Sol=Jesús) también tiene algún inconveniente: los cristianos acababan de sufrir persecución por los romanos, así que parece poco probable que adoptaran fiestas paganas.

Existe una segunda hipótesis para la fecha del 25 de diciembre: Hay un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios en el que se afirma que “nuestro Señor fue concebido el 8 de las calendas de Abril en el mes de marzo (25 de marzo), que es el día de la pasión del Señor y de su concepción, pues fue concebido el mismo día que murió” Si la concepción fuese el mismo día que su pasión (25 de marzo), sumando nueve meses daría el 25 de diciembre como fecha de nacimiento. Curiosamente, en la tradición oriental ocurre algo parecido entre el 6 de abril según su calendario (pasión y muerte) y el 6 de enero (Navidad ortodoxa). La relación entre pasión y encarnación es una idea que está en consonancia con la mentalidad antigua y medieval, que admiraba la perfección del universo como un todo, donde las grandes intervenciones de Dios estaban vinculadas entre sí. Se trata de una concepción que también encuentra sus raíces en el judaísmo, donde creación y salvación se relacionaban con el mes de Nisán. De todas formas, esta versión también presenta otro problema, que ya mencioné ayer: la dificultad de un nacimiento en invierno y la poca probabilidad de la existencia de pastores durmiendo al raso (argumento que esgrimen también los Testigos de Jehová para no celebrar la Navidad, que no consideran que sea una fiesta cristiana)"


Así que ya veis, gente... es probable que el 25 de Diciembre no sea la fecha real del nacimiento de Cristo y que el autor de ese tratado estuviera en un error. Pero también es muy probable que la convención de establecer la fecha de la Navidad no tenga nada que ver con la asimilación de festividades paganas. Tenedlo en cuenta.
Por cierto, aprovecho para dar las gracias a Edu por la excelencia de sus entradas, tan bien escritas y documentadas que siempre es un gusto leerlas ;-)

Sawako dijo...

Estoy de acuerdo con Findûriel: tú puedes tener tu opinión y no voy a intentar convencerte como han hecho otros, Estelwen; pero creo que la Navidad ha desembocado en una festividad tradicional, que forma parte de la cultura del país. Pero, sobre todo, me da absolutamente igual si soy hipócrita adornando la casa y cenando felizmente en familia en Nochebuena; igual que aunque encuentro incívico que por una fiesta como las Fallas que no tiene porqué agradar o reunir a todo valenciano se corten las calles que transitamos todos... pero cómo a mí no acaba de afectarme (puedo irme a la urbanización o mirar para otro lado cuando me tiran petardos a los pies), y hay tanta gente a la que hace feliz, ¡pues no voy a hacer una petición para cambiar las leyes sobre Fallas!
A eso me refiero: yo tengo mi opinión sobre políticas, doctrinas y creencias; pero luego, a la hora de actuar, prefiero remitirme a lo que más felices haga a todos ^^ No sé si me he explicado bien, pero espero que me entiendas.
Y a ver, gente, un consejo totalmente impoluto de cualquier mala intención: no nos exaltemos tanto. Yo opino, como parece que también otros, que Estelwen da una imagen un tanto radical y cerrada en algunas entradas; pero esto es porque se trata de su blog. Donde ella proclama su opinión sin tener porqué matizarla; no creo que luego, con sus amigos ateos, les llame hipócritas continuamente por celebrar la Navidad y les mire por encima del hombro.
Igualmente, nosotros si fuéramos amigos de Estelwen y personas razonables no iríamos persiguiéndole proclamando que es una entrometida por meterse en la felicidad de los demás y que no tiene derecho a opinar. Simplemente, si saliera el tema, comentaríamos que no estamos de acuerdo y que creemos tener derecho a celebrar lo que queramos con quien queramos. Sobre todo si es una fiesta que se puede utilizar como comodín para: ayudar a los demás, aprender sobre nuestra herencia cultural religiosa, y a respetar esas mismas religiones; reunir a la familia y proponerse mejoras respecto al nuevo año...
Así que creo que los que comentamos deberíamos suavizar un poco nuestras opiniones, como en mi opinión he hecho que yo. ¿Que no nos sentimos respetados porque mientras nosotros contenemos la indignación (que duele, Estelwen, que te ataquen lo que celebras durante tantos años por bien intencionadamente que lo hagas); mientras contenemos nuestra indignación, Estelwen sigue manifestando cierto radicalismo en sus entradas?, pues creo yo que hay que aguantarse, porque por algo es su blog y ella expresa su opinión (no establece un debate, sino que escribe lo que piensa dándonos la oportunidad de apoyarla o rebatirla).
Perdón si a alguien le ha molestado mi intervención para poner paz, pero creo que si todos hacemos como yo en esta entrada (contar hasta diez y leer muchos comentarios antes de publicar el nuestro propio); el debate será mucho más relajado y agradable.
Saw :3

Estelwen Ancálimë dijo...

No creo realmente estar expresándome con radicalismo. Con vehemencia, tal vez sí, pero eso es distinto del radicalismo.
Y tienes razón, conversando cara a cara de estos temas con mis amigos ateos, si es que el tema sale, nunca suelo tener problemas. De hecho, me tienen por alguien bastante abierto y tolerante. Lo que pasa es que cuando escribo lo hago de un tirón, sin diálogo posible mientras lo hago porque es una disertación escrita en un blog, y además no se puede entrever ni la expresión de mi cara ni mi yono de voz. Es el mismo problema que, por ejemplo, suele causar en los muros de Facebook malentendidos o discusiones que nunca se darían cara a cara.