domingo, 19 de abril de 2009

Mi cumpleaños y la crítica de "Alas negras"

Bueno, ya tengo oficialmente 26 años ^^
Celebré el día de forma normal, con la familia y los amigos. Me lo pasé especialmente bien con la celebración que hice el sábado por la noche con mis amigos de la STE, aprovechando que celebrábamos la "Noche Poe", ya que este año se cumple el 200 aniversario del nacimiento de Edgar Allan Poe. Hubo conferencias, lecturas, trajimos objetos relacionados (Tindomion y yo llevamos las máscaras que compramos en el viaje a Venecia, por La máscara de la muerte roja), y nos lo pasamos bastante bien. Deespués de la cena, mis amigos edhellondrim sacaron la tarta que yo había traído, con sus velitas encendidas y todo. Fue muy divertido ^^
El regalo principal de cumpleaños que he recibido ha sido dinero para poderme ir a Praga este verano, pero además he recibido otros tres regalos: el libro A tres metros sobre el cielo, de Federico Moccia, Clara y las penumbra, de José Carlos Somoza, y Alas negras, de Laura Gallego (este lo tuve unos días antes porque fue un auto-regalo que me hice a mí misma).
Ya he terminado Alas negras, y, fiel a mi estilo de los últimos post que he hecho aquí, paso a hacer la reseña ;-)

CRÍTICA SIN SPOILERS: En primer lugar, tengo que decirlo: me encanta leer un libro donde los ángeles se comportan como ángeles y los demonios como demonios. Sin embargo, aquí los ángeles no son ángeles en el sentido religioso, sino que en realidad son más parecidos a los elfos tolkienianos: seres corpóreos, mortales, más bellos y perfectos que los humanos. En cambio, los demonios vendrían a ser como los orcos: seres corpóreos y carnales también, pero horrorosos y con un ansia de violencia y destrucción impresionante. Vamos, que lo único que hace que no sean elfos vs orcos es que los "elfos" tienen alas emplumadas y los "orcos" cuernos y rabo.
El libro me ha gustado, aunque, si he de ser sincera, creo que no supera a la primera parte, Alas de fuego. Ahriel, la protagonista de la primera parte, sólo hace algo significativo al principio del libro, cuando decide ir al infierno para interrogar a Marla y así poder buscar a su hijo; a partir de entonces, se convierte en una mera espectadora, incapaz de influír sobre los acontecimientos mientras todos los demas personajes del libro participan en ellos. Pronto te das cuenta de que, en realidad, Ahriel no es la protagonista de este libro, aunque muchas cosas las veamos a través de sus ojos. Es más una cronista o testigo, porque los verdaderos protagonistas del libro son dos personaejs nuevos de los que no voy a hablar porque sería un spoiler.
La historia es trepidante, hay muchas batallas y acción. Me ha llamado la antención que este es, con diferencia, el libro más sangriento y oscuro de Laura Gallego: aparecen palabras malsonantes y escenas gore, algo que nunca había visto en ninguno de sus otros libros. Se sabe mucho más acerca de secundarios y trasfondos que sólo aparecían esbozados en la priemera parte, y también tenemos la oportunidad de conocer lugares nuevos, como por ejemplo Aleian, la Ciudad de las Nubes donde viven los ángeles.
Hay muchos personajes nuevos entrañables. Sin embargo, se acusa mucho la ausencia de Bran y la antigua personalidad de Ahriel. Y, por otra parte, lamento decir que leyendo el libro he encontrado algunos agujeros en la trama (que detallaré en los spoilers) que me han sorprendido mucho en un libro escrito por una autora ya tan veterana y creadora de tramas tan complicadas como la de Memorias de Idhún a sus espaldas. Así que, en resumen, puedo decir que, aunque el libro me ha gustado y me lo he pasado bien leyéndolo, no llega al nivel de su primera parte, Alas de fuego, que para mí es la mejor obra literaria que ha escrito Laura Gallego.

A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS (marcar para leer): Como los personajes son lo que más me imteresa de las historias, voy a empezar hablando de ellos. Como ya he dicho, en este libro Ahriel es una mera espectadora y no la protagonista, porque los verdaderos protagonistas son dos personajes nuevos: Zor y Ubanaziel. Zor me ha caído bien, aunque lo he visto un tanto plano y desdibujado como personaje. Karmac y Cosa me han parecido muchísimo más reales, tiernos, entrañables y adorables, y me he alegrado mucho de que sobrevivieran (tenía mucho miedo por el Loco Mac). Me han gustado más y les he cogido más cariño que a Zor, a pesar de que en la novela sólo son sus acompañantes secundarios. En cuanto a Ubanaziel, ha quedado magistral. Un auténtico héroe atormentado, con un final más que digno y que, al final, salva el mundo.
Sin embargo, no tengo tantas cosas buenas que decir sobre otros personajes. Ahriel me ha decepcionado, la verdad. No por lo que ha hecho, sino por lo que no ha hecho. Se la ve bastante rara, pasiva, confundida y violenta. No la he reconocido como la famosa "sólo Ahriel" que queda al final de Alas de fuego. Con eso de que "no es un ángel, no es un demonio y no es humana", no es que se haya convertido en algo mejor, sino que ya no es nada. Es una mujer irascible, confusa, paralizada y superada por los acontecimientos que encima es considerada torpe y gafe por los demás. Me ha decepcionado, la verdad; no parece la misma Ahriel de Alas de fuego.
En cuanto a Marla... no puedo con ella. Es la protagonista de una de las mayores incoherencias de la trama. Lo siento, pero no me puedo creer, ni por activa ni por pasiva, que mate a Shalorak. Es que no hay por dónde cogerlo. Ha estado en el infierno añorándole, él ha destruído el mundo por salvarla, es la única persona en el mundo que la ama y la única persona en el mundo a la que ella ama... ¿a qué cojones viene que ella le mate a sangre fría cuando descubre que es un engendro? No tiene ningún sentido. Dice que lo hace porque "una reina no debe amar a un engendro", y me parece la razón más penosa que he escuchado en mi vida. Sabemos que Marla es una persona que desdeña las reglas y que no tiene escrúpulos: ha pactado con demonios para obtener magia negra, ha traicionado a su ángel guardián para tener libertad, hace lo que le da la gana sin que le importe si está bien o mal... ¿y de pronto decide cargarse al amor de su vida porque es incorrecto amarle? Venga ya. Entiendo que con lo orgullosa que es se enfade con él, pero me parece increíble que le mate. Hubiera sido mucho más creíble, por ejemplo, que se separara de él o le desdeñara de alguna manera y gracias a su alejamiento Karmac y Zor le mataran, y eso provocara la furia y la depresión de Marla. Pero que sea ella misma quien fríamente le clave una daga en el corazón, ni tiene sentido ni es creíble.

Aparte de esto, la trama tiene otros agujeros del tamaño de Brasil: por ejemplo, Naradel. ¿Cómo puñetas es posible que después de los cientos de años que lleva en el infierno siga vivo? Porque en el momento en que trancuscurre la novela sólo hace un año que a Furlaag se le ha ocurrido la idea de utilizarle como enlace para abrir las siete puertas y destruir el mundo, con lo cual hasta entonces no había necesitado a Naradel para nada. ¿Alguien puede creerse de verdad que los demonios, esos seres violentos y destructores hasta la demencia (en el libro se llega a decir que ni construyen casas porque ansian tanto mata y destruír que acaban derribándolas), se limitaron a torturan un poco a Naradel y cuando se aburrieron lo dejaron libre? Joder, es imposible. No me puedo imaginar, con todo lo que se cuenta de los demonios, que tengan a un ángel, uno de sus archienemigos, atrapado en el infierno, viviendo entre ellos, y no lo maten cuando se aburren de torturarle. Da la sensación de que Laura Gallego ha sacrificado la verosimilitud por el efecto sorpresa, ya que creo que todos esperábamos que fuera Fentark quien estaba haciendo de enlace al otro lado del infierno (que hubiera sido lo coherente, aunque no fuera tan sorprendente... y creo que es un error sacrificar la coherencia de una historia en favor de la sorpresa).
La segunda gran incoherencia es qel hecho de que Furlaag consiga engañar a Ubanaziel para que saque el colmillo de demonio del infierno. A ver, Ubanaziel es el mayor experto angélico en demonios y en el infierno, y además conocía perfectamente la regla según la cual la puerta no queda del todo cerrada si sacas del infierno un objeto que pertenzca a él. Y encima, se va de allí mosqueado porque le parece que todo ha salido bien con demasiada facilidad. ¿Cómo es posible que no se le ocurra algo tan sencillo como registrar a Marla para ver si lleva algún objeto del infierno encima? Y, hablando del mismo tema... los demonios han de ser clarividentes, ¿no? Porque si Furlaag quería que Ubanaziel y Ahriel sacaran a Marla del infierno para poder dejar la puerta entreabierta, ¿por qué hace que Ahriel se enfrente a muerte contra un demonio bestiajo que ya consiguió venger a un ángel una vez? Quiero decir, ¿qué hubiera pasado si Vultarog llega a vencer y matar a Ahriel, lo cual está a punto de hacer? Es imposible que se dejara ganar, porque se nos deja bien claro que los demonios no son altruístas y ninguno se sacrificaría por el bien de sus congéneres. ¿Qué hubiera hecho entonces Furlaag? ¿Decir "ah, bueno, no pasa nada, lleváos a Marla de todas maneras"? ¿Joderse y abortar su plan de abrir las puertas y regresar a la Tierra?
Otra cosa que no me gusta es el deux ex machina gigantesco que hay cerca del final de la novela, cuando Karmac recuerda de repente que se puede hacer un hechizo sobre un espejo para quitarle los poderes a un mago. Además de que no es muy hábil (literariamente hablando) salvar el día con un hechizo sacado de la maga del que no se habla ni en este libro ni en el anterior, es inexplicable por qué, si Karmac recordaba ese hechizo, no lo realizó antes de encontrarse con Shalorak, cuando ya habían entrado en el palacio de Karishia pero aún no le habían visto ni a él ni a Marla. ¿No hubiese sido mucho más coherente que buscaran el espejo nada más entrar y se enfrentaran con los dos magos esgrimiéndolo, para así quitarles sus poderes a los dos a la vez?
Quitando estos fallos, el libro no está mal. Como ya he dicho, me han sorprendido mucho las palabras malosonantes y las escenas crueles que aparecen en el libro (como por ejemplo la descripción de las torturas hechas a Naradel, o el salvajismo que los demonios se gastan con los pobres ángeles en la batalla de Aleian). Es algo que no habría esperado nunca en un libro de Laura Gallego, que suele ser bastante comedia en esas cosas. Tampoco es que sea nada malo, claro. Simplemente es algo que me ha sorprendido porque no va nada con el estilo habitual de la autora.

Lo que sí que me ha gustado mucho, aparte de los personajes nuevos entrañables (Cosa, Karmac y Ubanaziel, sobre todo) ha sido el final: me encanta que el pobre viejo mago redimido pueda acabr en paz sus últimos días (listo para reencontrarse con su querida Silka cuando llegue el momento) y que Zor, Ahriel y Cosa vivan juntos y felices.
Por cierto, una última cuestión: si los ángeles normales no se enamoran (ni de humanos ni entre ellos, como se expone en el primer libro), ¿cómo se reproducen? ¿Copulan entre ellos sin estar enamorados, en plan vientre de alquiler? Y, si no tiene reproducción sexual (que sería lo más lógico), ¿por qué Ahriel tiene órganos sexuales propios de la reproducción sexual, como el útero, y puede ser fecundada sexualmente por un hombre humano y gestar un niño en su interior? Otro tanto con los demonios, ¿cónmo se reproducen? ¿Por esporas? ¿O violando sistemáticamente a todas las demonias que encuentran? Porque esa es otra, ¿hay demonios hembra en el infierno?
En fin, espero encontrar respuesta a algunas de estas cuestiones en las entrevistas que se publiquen próximamente en sitios como Idhun.net.

8 comentarios:

Izhak dijo...

Ay, Luthien.

¡Cuidado con los spoilers! Se suponía que en la crítica sin spoilers no los había, pero me tropecé con un par XD (no los quiero repetir acá y decirte cuáles son para no perjudicar a algún lector).

¡Igual, todo bien!

Me alegro que lo hayas pasado bien en tu cumple ;-)

Luthien Black dijo...

Gracias :-)
No creo que lo que hay en la crítica sin spoilers reviente nada de la trama; sí que es cierto que comento algunas cosas del argumento, pero, al fin y al cabo, es información que se puede leer en la contraportada del libro. Y la Ciudad de las Nubes aparece ya mencionada en el primero. Lo acabo de releer, pero realmente no destripa nada del argumento, de la trama ni de las sorpresas del libro, de verdad.

Un saludo:

Luthien Black.

Finduilas dijo...

Felicidades niña!! No sabía yo que éramos del mismo año (auqne yo los cumplí en Enero :_(, espero que pasaras un día precioso (aunq ya veo que sí ;)

MUAKKK

Luthien Black dijo...

Muchas gracias, Finduilas :-)

Tony dijo...

Hola señorita!
Muchas felicidades por tu cumple =)

Oye, me encantan tus críticas, ya hasta me dieron ganas de ir a la librería a buscar esos libros.

El de Host, es un hecho que lo voy a comprar... uno de estos días. Todo depende de cómo anden mis finanzas el próximo mes.

Saludos!

Luthien Black dijo...

Muchas gracias, Tony!^^
Me alegro de que al fin te pases por aquí :-)

"The host" está muy bien, pero la pega que tiene es que, por lo menos aquí en España, es carísimo (¡25 euros!). Igual si en Mexico lo han sacado en tapa blanda te puede costar más barato.

Un abrazo:

Luthien Black.

Sweet Shadow dijo...

Mmm... Leyendo tu crítica me he dado cuenta de que, efectivamente, hay varios fallos que alguien como Laura no debería de tener.

La verdad es que lo del amuleto no me lo esperaba, pero tampoco me hubiera extrañado que Ubanaziel registrara a Marla.

Lo de Naradel estaba cantado, de eso sí me di cuenta.

Y lo del espejo me pareció un poco para salir del paso. Quizá hubiera quedado mejor si Zor la hubiese derrotado de cualquier otro modo.

De todas formas, a mí me ha gustado porque no lo ha resumido todo en una línea. Además, está entretenido y Cosa es adorable *_*

En cuanto a cómo se forman los ángeles... Ni idea xDDD no tengo hipótesis (bueno, sí, brotan de agujeros en las nubes xDD).

Atte,

Sweet Shadow

Luthien Black dijo...

Sí, de agujeritos en las nubes... y los demonios salen de burbujas de lava :-P
Ahora que, entonces, ¿qué hace Ahriel con un útero para poder tener al pequeño Zor? ¿O les vienen de serie como adorno? XD

Cosa también me parece adorable. Creo que uno de los aciertos del libro es la contraposición de Shalorak (engendro físicamente perfecto pero cabrón e inhumano) y Cosa (engendro físicamente imperfecto pero con un alma mucho más buena y humana). Una nueva revisión de la ya vieja moraleja de "La bella y la bestia": "la belleza se encuentra en el interior" ;-)

Un saludo:

Luthien Black.