sábado, 8 de agosto de 2009

Teología para idiotas

NO puedo creer que en pleno siglo XXI aún existan casos como este.
Este es el clásico ejemplo de un imbécil con mentalidad infantil y fanática que no ha entendido en absoluto la Biblia porque la ha leído con la mentalidad de un niño de cinco años.

Cuando era adolescente, iba a un colegio concertado en el que daban clases los curas dominicos. Tuve suerte, porque todos mis profesores eran señores estupendos y muy inteligentes, de mentalidad abierta, y que nos enseñaban a pensar por nosotros mismos y a no poner los dogmas por encima del sentido común. Cursando BUP, el libro de texto que nos tocaba para Religión fue uno de los libros más interesantes y más reveladores que he leído jamás: Esta es nuestra fe: teología para universitarios, de Luis González-Carvajal. Fue un libro maravilloso para mí porque, en esa época en la que te cuestionas todo y en la que algunos dogmas e historias bíblicas te parecen estupideces, me hizo mirar mi religión desde un prisma completamente nuevo, adulto, mucho más interesante y coherente con el mundo real y con lo que es la vida. Después de leerlo, estaba absolutamente de acuerdo con todo lo que en él decía, y lamento de verdad que no haya más gente que lo lea: todas esas personas que de niñas han creído en Dios pero al llegar a la adolescencia abandonan su fe porque "ningún ser superior tiene que controlar mi vida" o "no creo que ningún Dios decida mi destino", deberían haber leído ese libro; al leerlo te das cuenta de que esas no son razones para dejar de creer porque, efectivamente, aunque Dios exista, ni controla tu vida ni dirige tu destino. Eso es algo que el libro decía muy claramente: Dios te puede señalar el camino correcto, pero tu vida sólo la controlas tú.
Desde luego, el padre de la niña de quien habla la noticia debería haber leído este libro. Recuerdo dos historietas a modo de ejemplo que ese libro contiene y que a mí me llegaron muy hondo, y que si ese tipo hubiera conocido probablemente no habría cometido la estupidez que cometió. Una de ellas dice así (cito de memoria, no tengo el libro a mano):

"Había un hombre que había dejado de creer en Dios porque no podía concebir la idea de que, si Dios existía, ocurriesen tantas cosas malas en el mundo. Yendo un día por la calle, encontró sentado en una esquina a un mendigo hambriento y vestido con andrajos que le suplicó una moneda para poder comer aquel día. El hombre pasó junto a él de largo, pensado: "¿Cómo puede creer la gente en Dios? Si Dios existiera, haría algo para aliviar a este hombre". Entonces, una voz que parecía venir de los cielos, le respondió: "Sí que hice algo. Te hice a ti. Ayúdale"
.

La segunda de las historias dice más o menos así:

"En un pueblo de las montañas vivía un cura sumamente piadoso, muy querido por sus feligreses. Este pueblo estaba cerca de un pantano cuya presa un día se rompió, y las aguas corrieron a anegar el pueblo. Un comité de vecinos fue corriendo a buscar al cura para avisarle de lo que estaba pasando y rogarle que se pusiera a salvo, pero el cura se negó a marcharse. "Dios me salvará", dijo. Los vecinos se marcharon y el agua comenzó a anegar el pueblo. El cura se subió al tejado de la Iglesia, puesto que el templo estaba ya inundado. Estando allí, llegaron algunos de sus conciudadanos en una lancha gritándole que saltara junto a ellos y huyera, pero el cura se negó a subir a la lancha, convenido en su fe de que Dios le salvaría. Cuando el agua rozaba ya las tejas de la iglesia, llegó hasta allí un helicóptero de los bomberos, lo cuales le lanzaron una escala de cuerda. Pero, de nuevo, el cura se negó a subir al helicóptero confiando en que Dios le salvaría. Como es de suponer, se ahogó y murió. Al subir al Cielo, se enfrentó con el Señor, indignado: "Confié en ti y no me salvaste", se quejó. "¿Cómo que no te ayudé?" preguntó Dios muy sorprendido, "Si te mandé un comité de vecinos para avisarte, luego envié a varios más en una lancha, ¡y hasta te conseguí un helicóptero!".

Pues eso mismo. El padre de la niña que murió por falta de asistencia médica dijo que no la llevó al médico porque "eso sería poner al doctor por delante de Dios". Pues no. Eso hubiera sido aceptar que el médico era el instrumento del que Dios se valía en la Tierra para curar a la niña, leches. Todos somos instrumentos de Dios, nos guste o no. Cada vez que ayudamos a alguien, cada vez que curamos, asistimos, consolamos, damos limosna, o de cualquier modo hacemos más agradable y feliz la vida de nuestros semejantes, estamos siendo instrumentos de Dios. Es estúpido e infantil creer en un Dios-mago, o en un Dios-arreglalotodo, que al estilo de los deux ex machina de la antiguedad, baje una silla cubierta de flores para alejarnos del peligro cada vez que nos metemos en problemas. Una fe así, además de ser absurda, no se sostiene por ninguna parte. Los milagros existen, pero son eso, milagros, señales y signos en un momento concreto, no el pan nuestro de cada día. No me extraña que haya tantos ateos y agnósticos si la gente cree que la forma en que la religión muestra el mundo es como el padre de esa niña muerta lo ve. Dios creó el mundo con unas reglas que funcionan, creó la naturaleza regida por unos principios y al hombre dotado de una inteligencia para que este pudiera descubrir los secretos de la naturaleza, y, así, aprender a curar a los enfermos. Cualquiera que no comprenda esta verdad, puede ser adulto de cuerpo, pero obviamente su mente sigue siendo la de un niño, el mismo niño hay que hay que enseñarle que "Dios creó el mundo en siete días y a Adán y Eva del barro" porque su limitado cerebro no puede entender verdades más complejas que esa conocida pero evidentemente simbólica alegoría.

Por cierto, ¿no os da la sensación de que el hombre del que habla la noticia debe pertenecer a alguna secta chunga? Porque, insisto; no me cabe en la cabeza que personas normales y cuerdas puedan actuar así en el siglo XXI (e incluso en los siglos anteriores, que los médicos y los galenos existen desde la antigüedad y nunca fueron mal vistos ni en lo más negro y supersticioso de la edad Media, donde los Papas (igual que otros miembros ricos de la curia y la nobleza) tenían sus propios médicos privados).

15 comentarios:

Izhak dijo...

Estoy de acuerdo con vos, sólo discrepo en el hecho de que los milagros no pueden romper "las reglas naturales". Creo que para Dios no hay nada imposible. Y con nada me refiero a eso: a NADA. Que muchas veces los milagros de Dios ocurran como "señales y signos en un momento concreto" no quiere decir que sea absurdo e infantil pensar en un Dios que puede obrar milagros de cualquier manera. Dios se expresa de maneras diversas.
Pero en todo lo demás, estoy de acuerdo.

Es lamentable, sí, pero no me parece tan rara esa noticia (y el hecho de que no me parezca rara es más lamentable aún). Cada tanto suceden cosas por el estilo (si me equivoco por favor corríjanme) en la iglesia de los Testigos de Jehová, que sólo aceptan ciertos medicamentos y rechazan las transfusiones sanguíneas, por poner un ejemplo.

fraileen dijo...

Me encantan estos posts tuyos que hablan de la religión.
A pesar de que siempre he sido atea, me ayudan a comprenden a la gente que sí cree y a a respetarlos un poco más, pues aunque siempre lo he intentado , es algo que me cuesta un tanto. Supongo que también se debe un poco a que he crecido rodeada de gente que hacía la comunión por los regalos, que hacía juramentos estúpidos (y que además no cumplía), que se casaba en la iglesia porque era "lo bonito" (y no porque fueran creyentes), por la ideología de la Iglesia, etc.

Creo que tan sólo he conocido a una persona religiosa de verdad, y resulta que no pertenece a la religión de mi región.

Gracias a estos textos que de vez en cuando pones, esta tarea de respetaros me es sumamente más senzilla ^^.

Edu dijo...

Alguna de las historias que has puesto la había oído antes y ha sido una grata sorpresa recordarla de nuevo, aunque sea por la noticia ésta.
Hay muchos cristianos que viven con una fe de primera comunión, y es la fe que transmiten a su alrededor, no crecen espiritualmente, de ahí que las personas ateas o agnósticas que muchas veces solamente saben de estos temas lo que ven de los cristianos (o lo que cuentan por la televisión), asocien con la religión sus aspectos secundarios, las exageraciones puntuales o los tópicos trillados. Muchas veces los propios cristianos no damos una visión auténtica de nuestra religión.
Es refrescante para todos leer posts así. Y tal como dice fraileen, así es más fácil que la gente respete la religión, si la conoce bien. De la misma forma que muchas veces las noticias científicas que aparecen en los periódicos provocan que los científicos se tiren de los pelos porque han estado escritas por periodistas no especializados, con la religión pasa lo mismo: la gente conoce una capa superficial y distorsionada.

Estelwen Ancálimë dijo...

Gracias, por vuestros comentarios :-)

Izhak: Creo que no me has entendido bien, o yo no me he expresado con la suficiente claridad, que también es posible. No he dicho que los milagros no puedan romper las leyes naturales, o que sea absurdo e infantil creer en ellos. Lo que he dicho es que, aunque los milagros existen y son posibles (porque, como bien dices, para Dios no hay nada imposible) lo absurdo e infantil es vivir el día a día esperando que Dios haga constantemente milagros que nos saquen de cualquier situación, y que lo que hay que entender es que normalmente Dios no actúa directamente, sino que somos nosotros los que por su intermediación ayudamos a los demás. Para eso precisamente Dios dotó el mundo de unas leyes naturales: para que con la inteligencia que nos dio las descubriéramos y las empeláramos en ayudar a los demás.
Así, lo absurdo e infantil del padre de la niña no fue creer que los milagros existen, sino actuar como si Dios tuviera que hacerlos en directo y todos los días, en lugar de comprender que el médico era el instrumento de Dios en la Tierra para salvar a su hija (e incluso diciendo que era sacrílego creer que el médico iba a salvar a su hija en vez de esperar que Dios hiciera un milagro, venga ya...). Respecto a los Testigos de Jehová, es cierto, no aceptan transfusiones de sangre (lo cual es una sacada de contexto de la Biblia absurda y peligrosa). Pero no tienen reparos en aceptar los tratamientos médicos que no impliquen transfusiones de sangre, lo cual es bastante mejor que negarse directamente a llevar al médico a la niña como hizo el hombre de la noticia.

Fraileen: Me alegro mucho de que te gusten mis posts y te ayuden a comprendernos y respetarnos. Creo que esa es la base de la paz y la convivencia: que respetemos las creencias de los demás y ellos las nuestras. Yo respeto y entiendo el punto de vista de los ateos, aunque no lo comparta. Y lamento mucho que te hayas visto rodeada de semejante pandilla de hipócritas; gente que celebra la Navidad o toma la comunión por los regalos, os e casa por la glesia por hacer bonito, pasándose por el arco del tirunfo el significado religioso e la fiesta o de la ceremonia, te puedo asegurar que no son auténticos creyentes y no debes tomarlos como tales. Esa gente padece unos defectos muy comunes en nuestro tiempo, que son el materialismo y la hipocresía. Yo creo que la gente que no es creyente no debería casarse por la Iglesia, ni tomar la comunión, ni celebrar la Navidad, ni aceptar regalos de Reyes, del mismo modo que yo no celebro el Ramadán o el Hannuka.
Por cierto, no deja de parecerme curioso que digas que esa persona religiosa que conoces "no pertenece a la religión de MI religión", cuando siendo atea tú no tienes ninguna ;-P
De todos modos, como siempre digo, lo realmente importante es ser buena persona y hacer felices a los demás, creas lo que creas.

Edu: ¡Cuánta razón tienes! Demasiadas veces sólo se escucha al típico sectario chiflado o al típico cardenal rancio, porque los creyentes normales no vendemos. Y, al final, todo el mundo acaba pensando que somos iguales a los cuatro fanáticos que salen en los telediarios. No es muy diferente a la estigmatización que sufrimos los roleros hasta hace cuatro días, como quien dice (y que a veces aún seguimos sufriendo, ya de forma más aislada). La gente no parece darse cuenta de que lo que sale en las noticias es sólo lo morboso y lo que vende, por poco que represente la realidad.

fraileen dijo...

Paso por aquí para deshacer el malentendido. Antes he dicho "la religión de mi REGIÓN. Sin el "li". A veces a mi también me pasa que leo lo que no es.

En cuanto a lo de la Navidad, yo siempre la he celebrado. De pequeña porque creía en Papá Noel y los Reyes magos y ahora por presión familiar. Se me había ocurrido trabajar por esas fechas para saltármelo, pero con la uni lo tengo crudo U_U El siglo en que me independice...

Gracias por devolver los comentarios ^^.

¡Un saludo!

Javi dijo...

Gracias por su post, Estelwen. Me quitaría el sombrero (si llevara, claro).
Posiblemente estamos viviendo en occidente una época de "limpieza" en esto de la religión. Muchos, hace poco, se consideraban cristianos sin serlo, por obligación, por motivos sociales, por moda... Ahora cada vez hay menos de esos, pero muchos se siguen casando por la Iglesia o enviando a sus niños a la primera comunión sin saber muy bien por qué. Creo que en unas décadas nos irá quedando más claro de forma que quien lo haga estará convencido de ello.
Mientras nos toca un duro trabajo de ir explicando con paciencia en qué consiste aquello en que creemos y qué exageraciones deforman nuestra fe, como la de la noticia que has citado.

Estelwen Ancálimë dijo...

Fraileen: Ah, vale, ahora lo entiendo todo. Ya me parecía a mí raro el comentario XDDD
Supongo que lo leí mal porque lo de región me sonaba extraño (me sonaría mejor haber leído "la religión de mi país", o algo así ^^U).

Javi: Me alegro de que te vuelvas a pasar por aquí :-)
Creo que tienes bastante razón en lo que dices: antes, si no eras creyente no podías decirlo porque se te echaban encima. Ahora que hay libertad la gente puede decir sin tapujos lo que piensa de verdad, gracias a Dios. Así tenemos la ventaja de que, cuando alguien se autodenomine creyente, no será porque esté de moda o porque le vayan a quemar en la hoguera o condenar al ostracismo social si dice lo contrario, sino porque realmente lo es.

J.E. Alamo dijo...

Es lo que hay, trasladar a otros la responsabilidad de lo que nos ocurre: el fatalismo. ¡Cuántas cosas se atribuyen a la voluntad de Dios! Y aquí podemos escribir Alá, Buda, Destino o o que queramos que entodas partes se cuecen habsa.
Y sí, creo que debía pertenecer a alguna secta, pero de idiotas redomados.

Sweet Shadow dijo...

¡Hola!

Pues sí, el tío ha entendido la Biblia como si fuera un crío de cinco años. Porque como bien dices Dios no controla nuestros actos. Como persona, defiendo nuestro libre albedrío ya sea en un sentido religioso como político. Sin embargo, como cristiana sí creo que estamos en este mundo por algo, que el sufrimiento que nosotros causamos lo hemos de resolver nosotros. No Dios, Alá, Buda o el Destino.

Es un poco eso que nos dicen de ser responsables, ¿no? De ser consecuentes con nuestros actos... Nosotros destruimos, dejamos a la mayor parte de la población del mundo sin alimento y encima nos quejamos de que Dios no hace nada. Viva la hipocresía... Es patético, en serio, que este hombre no haya llevado a su hija al médico porque "Dios promete en la Biblia curación". ¿Y no se le ha ocurrido que la curación puede ser un médico? No sé, a mí me enseñaron que los médicos curan. No sé lo que le habrán dicho a él.

En fin... seguro que era un sectario u__u'

En respuesta al post que dejaste en mi entrada sobre Dorian Gray sólo puedo decirte que de Oscar Wilde sólo he leído (aparte del Retrato de Dorian Gray) el Fantasma de Canterville xDD Es uno de mis autores pendientes.

Bueno, que sepas que a pesar de haber estado desaparecia, he seguido leyéndote en los minutos libres que tenía n__n

Me hizo mucha gracia tu descripción sobre las imágenes de Arrástrame al Infierno, de Sam Raimi xDDDDD

Atte,

Sweet Shadow

PD: ¡Felices vacaciones a ti también! =)

Altáriel of Shalott dijo...

No he leido los comentarios de la gente porque no tengo tiempo (no mucho, pero el post si me lo he leido xD), asi que igual digo algo que ya han dicho.

Que faltuco el hombre ese. No es devoto, no es creyente, no tiene una fe de acero: ES GILIPOLLAS.

Y me ha encantado el post, chica. Ole tu. No me paso mucho, y siempre que entro hay cinco o seis posts nuevos, y me leo uno o dos, o los miro por encima, ... Pero suele haber uno que siempre me atrapa, como este. Que crack ;).

Voy a buscar el libro este que dices, a ver si puedo hacerme con una copia. Muchas gracias Estelwen! Y muchos besos y buen viaje!

escoriagorgonita dijo...

Señorita cuanto tiempo si pasarme. Veo que no eres de las que (como yo) el verano apatizan a uno y le hacen (aun) más vago si cabe.

Voy a retomar mis comments a los mejores blogs (como se da el caso aqui), y aescribir de nuevo en my blog.

Como siempre que leo algo relacionado con la religión me exalto.

Esa persona y todas las demás que rezaron con el, se merecen el destino de la hija. Esa es la escoria a la cual hago referencia con my nick.

No lo veo nada extraño (y como bien dice Izhak es penoso que no me extrañe), sobre todo viniendo de los USA. Alli se une todo lo raro para darle una nueva concepción.

Creo recordas la existencia de una religión que no acepta nada que provenga de la ciencia, tal vez la misma de la que procede el energúmeno este.

OMFG, no entiendo eso que dices "-Todos somos instrumentos de Dios, nos guste o no-", eso es repetar al opinión de otros?¿ A mi n me respetas, porque tengo que aceptar algo que desde mi punto de vista es una aberración insultante.

Para mi Dios no exite y nunca existió, todo es invención de gente que fumaba mucha hierba.
No puedo negar que haya una entidad sperior, que bien pueden ser, extraterrestes o cualquier otra cosa.

Y en caso de qu exista Dios, me parece impensable que crease al ser humano y todas esas ideas.

LA explicación de ambos textos puede tener dos visiones bien distintas... La dada por ti, y esta otra: El mendigo es pobre porque la vida es dura y llena de trampas, y a mi no me han creado con dinero para darselo a un pobre, me lo he currado yo. En lo referente al cura si que me gusta esa explición, pero volvemos lo mismo, no creo que esas personas hayan sido enviadas por una entidad superior, simplemente psaban por ahi por su buen corazón, POR SU PROPIA INICIATIVA, para rescatar supervivientes.

Para finalizar acabo con esta critica a otro parrafo (lo siento me encanta criticar y no puedo callarme, espero no lo veas como una simple critica destructiva). "-Dios creó el mundo con unas reglas que funcionan, creó la naturaleza regida por unos principios y al hombre dotado de una inteligencia para que este pudiera descubrir los secretos de la naturaleza, y, así, aprender a curar a los enfermos. ¡¡¡¡¡¡¡¡Cualquiera que no comprenda esta verdad, puede ser adulto de cuerpo, pero obviamente su mente sigue siendo la de un niño!!!!!!!! -" Otra vez menospreciando a los que pensamos diferente, soy un niño mentalmente hablando porque no me cabe en la cabeza que sea un instrumento de un ser superior?¿ Bien podría decir que los niños que necesitan madurar con lo que piensa que hay algo que nos creó con un proposito en la vida...

Reitero que no quiero ofenderte Estelwen, y a nadie que lea esto, solo hago uso de una de las mejores libertades existentes, la de expresión.

Saludos Gorgonitas y gracias por leer el tocho. Un placer volver aqui.

Estelwen Ancálimë dijo...

Hola, escoriagorgonita. Espero que te hayan ido bien las vacaciones :-)

Te ruego que no me malinterpretes. No es que no esté respetando tu opinión como ateo, me parece genial que creas lo que más conveniente te parezca. Pero debes tener en cuenta que yo mis entradas las escribo desde mi punto de vista, que es el de creyente, y doy por hecho que todas las personas inteligentes que me leen (como es tu caso) entienden que cuando hago una afirmación que implica que Dios existe no estoy tratando de atacar a personas que piensan diferente, sino sencillamente explicando cómo veo yo el mundo. Creo que esto se sobreentiende sin necesidad de que ponga un paréntesis junto a cada afirmación tipo (esto lo digo según mi fe y mi parecer y no quiero ofender a los ateos ni a los budistas ni a los agnósticos ni bla, bla, bla). Entiende que yo cada vez que opine de religión voy a opinar desde la perspectiva de una creyente, no desde una perspectiva neutra u objetiva, porque no lo soy (o no lo pretendo ser cuando hablo de estas cosas). Así que, por favor, no te tomes mis palabras como una forma falta de respeto hacia tí porque no lo son, del mismo modo que yo no vería como una falta de respeto a mí que en tu blog comentaras que crees que Dios no existe :-)

Respecto a la otra frase, me temo que la has sacado de contexto. Si te fijas, en ese texto yo no me estaba refiriendo a los no creyentes, sino a los creyentes a los que (cito textualmente la continuación de la frse que me has cvitado tú):
"hay que hay que enseñarle que "Dios creó el mundo en siete días y a Adán y Eva del barro" porque su limitado cerebro no puede entender verdades más complejas que esa conocida pero evidentemente simbólica alegoría".
La única referencia a los ateos y agnósticos que he hecho es esta:
"No me extraña que haya tantos ateos y agnósticos si la gente cree que la forma en que la religión muestra el mundo es como el padre de esa niña muerta lo ve".
Pero eso como verás no implica que los considere tontos o simples. Lo que estoy diciendo es que la gente inteligente que cree que la religión es lo que el padre de la niña muerta cree que es, no me extraña que se vuelva atea, porque una religiosidad así resulta absurda. A quienes considero tontos, y esto creo que queda claro, es a los fanáticos que se toman textos alegóricos al pie dela letra.

Me alegro de verte por aquí. Un saludo:

Estelwen Ancálimë

escoriagorgonita dijo...

Mis disculpas a su persona por sacar de contexto las ideas :), cuanat razón tienes como cada vez que me contestas (para variar).

Gracias por considerarme persona inteligente.

Realmente me soprendió en sobremanera lo que (malamente) entendí como falta de respeto, ya que si hay algo que se pueda destacar de tus escritos (entre otras muchas cosas, como lo fascinantes e interesantes que son) es ese respeto hacia el lector.

Por eso quise hacer hincapíe en ello.

Me alegro de volver. Haber si te pasas de vez en cuando (puede ya lo hayas hecho) por mi blog y me commentas (en caso te parezca interesante el tema).

Me ocurrió con una amiga, que el pedí me comentase y me puso.. -hola me he pasado, no he leido nada pero te he firmado-, yo le contesté algo así como - esto no es una mi... de fotolol o tuenti, es para expresar opiniones, para eso no te pases-. :)

Saludos Gorognitas.

Anónimo dijo...

"Las personas necesitan la religión, porque son débiles; creen en la autoridad. Eligen creer porque es fácil". Randall James Zwinge.
Es más fácil dejarse adoctrinar que reflexionar y me permito ser políticamente incorrecta porque usted lo ha sido, pero no por mala educación sino porque el hecho mismo de tener una religión implica no tolerar a las demás. La religión a hecho más mal que bien a lo largo de la historia por mucho que unos creyentes intenten separar de su religión lo que han perpetrado otros creyentes antes que ellos, es obvio que las religiones son intolerantes, incitan al odio y a la discriminación (hacia las mujeres, los homosexuales, los ateos y agnósticos, hacia creyentes de otras religiones) e intentar separar lo que interpretan los creyentes sobre su religión de la religión en sí es absurdo porque sin creyentes no habría religión y lo que hicieron es reflejo de lo que extrajeron de ella, no separada de ella, así que este señor, los inquisidores, los yihadistas y demás perturbados son creyentes tan legítimos como tú y los demás religiosos del mundo.
Y aprovecho tu recomendación de un libro para recomendarte otros:
~Los crímenes del cristianismo de Karlheinz Deschner
~Por qué no soy cristiano de Bertrand Russell
~Elogio a la impertinencia de Piergiorgio Odifreddi
~El espejismo de Dios de Richard Dawkins
Lara

Estelwen Ancálimë dijo...

Me premito discrepar. No es creyente legítimo, sino hereje, el que retuerce o ignora la palabra de Dios para su propio beneficio o la tergiversa para justificar sus malas acciones. En este sentido, además de agradecerte tu comentario y aportación, no puedo sino recomendarte que leas los Cuatro Evangelios y me digas si en alguno de ellos Cristo promueve, aunque sea remotamente, cualquier tipo de comportamiento que pueda incitar al odio, la discriminación, la homofobia, el machismo o la violencia.