domingo, 23 de mayo de 2010

De crímenes y criminales: las dos caras de la moneda

Se ha dicho, se está diciendo y se dirá tanto sobre las dos grandes polémicas (¡cómo odio esta palabra!) que se mueven últimamente por la sociedad, que no pensaba comentar nada al respecto, porque considero que la bola de nieve ya se está haciendo lo bastante grande. Pero, la verdad, hay momentos en los que una, o suelta lo que piensa, o revienta.

Respecto a los curas pederastas:
En primer lugar, decir que todos los pederastas, curas o no, deberían estar encerrados en un psiquiátrico penitenciario, y que sus crímenes hacen que lamente que la castración química no esté entre las penas que recoge el Código Penal español. Dicho esto, me gustaría hacer varias puntualizaciones:
-El hecho de que un cura se acueste con un menor, no significa necesariamente que sea un pederasta. ¿Por qué? Porque si el menor tiene 13 años o más, las leyes españolas lo capacitan para tener relaciones sexuales con consentimiento con cualquier otra persona, sea mayor o menor de edad. Eso significa que si un cura se acuesta con un chico o una chica menor de edad pero de 13 años en adelante, será un viejo verde y un hipócrita, pero no un pedófilo. Hablo, por supuesto, de relaciones consentidas. Si se trata de abusos sexuales, a la edad que sean, el abusador merece la misma suerte que antes comentaba que le deseo a los pederastas.
-Hay pederastas en toda las escalas sociales y en todas las profesiones (los hay albañiles, oficinistas, empresarios, abogados, jueces, maestros, policías, médicos, etc). ¿Por qué sólo se habla de los que son curas? No hay más pederastas curas de que otras profesiones. Por supuesto, es especialmente deleznable que un tipo que supuestamente es una autoridad moral y tiene que dar ejemplo se dedique a cometer crímenes repugnantes, pero también podría decirse lo mismo de los profesores, jueces y policías que cometen delitos semejantes, y ellos no tienen tanta persecución mediática. Estoy totalmente a favor de que se avergüence y se castigue a los que cometen semejantes barbaridades, pero que se haga con todos por igual, por favor, no sólo con los curas.
-Los curas que cometen ese tipo de delitos son una ínfima minoría. Por fortuna, esas depravaciones son casos aislados, por mucho ruido que hagan. No llegan al 5% del total. Me parece sumamente injusto que se desprestigie a toda la Iglesia por culpa de un 5% de malnacidos. Sí, es cierto que algunos altos cargos (que son los que siempre la cagan, por cierto) han preferido en ocasiones tapar las cosas antes que ser valientes y destapar los escándalos (lo cual me parece no sólo hipócrita y lamentable, sino cobarde y estúpido), pero me gustaría que todos pensáramos por un momento en la otra cara de la moneda. En los millones de religiosos y religiosas que dedican su vida a ayudar a los demás y a seguir la senda de Cristo, ya sea en las Misiones o en su parroquias. ¿Qué pasa? ¿Ellos no cuentan? ¿No son ellos también parte de la Iglesia? ¿Por qué sólo se airea lo malo y se ignora lo bueno? El otro día en El País lo de los abusos pederastas de curas estaba en primera página, pero otra noticia referente a la Iglesia Católica, esta vez positiva (la del obispo católico estadounidense que había protestado enérgicamente contra la nueva ley de uno de los Estados Unidos (Arizona me parece que era, no lo recuerdo bien) que tipifica como delito ser inmigrante ilegal y permite a la policía arrestar a alguien sólo porque no tenga los papeles en regla, diciendo que dicha ley era insolidaria e intolerante) estaba en letra pequeña al final del artículo que hablaba sobre dicha ley. Mi pregunta es: si tanta atención mediática merecen los curas cuando la cagan, ¿por qué cuando aciertan pasan desapercibidos?

Respecto al juez Garzón:
Simpatizo totalmente con Garzón, ya que me parece un buen juez. No he leído los autos del procedimiento pro el cual pretenden condenarle por prevaricación, por eso no quiero opinar sobre si es culpable o inocente; porque no sé nada, porque me parece una temeridad opinar sobre un proceso judicial sin haber leído los autos, y estoy completamente segura de que si Garzón leyese esta entrada estaría de acuerdo conmigo en esta cuestión. Pero una cosa sí tengo clara: estoy a favor de que se investiguen los crímenes cometidos durante la Guerra Civil. Los crímenes de guerra (las torturas, las desapariciones, las ejecuciones sumarias...) nunca deben quedar sin castigo, ni en este país ni en ningún otro. Por consiguiente, estoy completamente a favor de que se investiguen y se castigue a los que los cometieron. Eso sí, por favor, que se trate de la misma manera a los dos bandos.
La gente parece olvidar que en la Guerra Civil española había otro bando, además del franquista. Y que los de este bando tampoco fueron hermanitas de la caridad. En una guerra matan todos, y todos cometen barbaridades. Los republicanos también cometieron crímenes de guerra, así que me parece enormemente injusto que se investiguen únicamente los delitos cometidos por los nacionales, y que los criminales republicanos se vayan de rositas. ¿Cuántas obras de arte hermosas acabaron destruidas por culpa de los fanáticos comunistas y anarquistas? ¿Cuántos curas fueron asesinados, cuántas monjas fueron violadas por el único crimen de ser religiosos cristianos, a pesar de que jamás hubiesen hecho mal a nadie (en muchas ocasiones todo lo contrario)? ¿Qué hay de los prisioneros de guerra nacionales ejecutados sumariamente en Paracuellos del Jarama por los republicanos, probablemente siguiendo órdenes de Carrillo? ¿Qué pasa, que fusilar sumariamente a prisioneros y civiles republicanos es un crimen y hacer lo mismo con prisioneros y civiles nacionales no lo es? ¡Que se investigue la Guerra Civil, pero que se investigue todo, si realmente lo queremos llamar justicia!


En definitiva, que ya estoy harta de dobles raseros, parcialidades e hipocresías. Estoy harta de este país de analfabetos donde se condenan los crímenes de los "contrarios" y se perdonan los de los "amigos". Donde se salta presto a la yugular para señalar los errores del otro, pero se obvian sus aciertos. Donde nadie parece recordar que existen dos caras de la moneda.
Porque yo estoy a favor de la justicia, de la legalidad y la transparencia, y creo que ningún crimen debe quedarse jamás sin investigar, que ninguna fechoría debe ser encubierta. Pero también estoy a favor de que se señalen, se mediaticen y se investiguen todos los delitos por igual, sin tener en cuenta quién los comete. De señalar las virtudes y los aciertos de una institución (en este caso, la Iglesia Católica) con la misma celeridad y exhaustividad que se señalan sus defectos. Y creo que los que me leen con regularidad saben que yo soy la primera en rajar de la Iglesia cuando hay algo en ella que no me parece bien.
A mí me podrán acusar de radical, de vehemente, de querer sentar cátedra, de creer que llevo la razón, de políticamente incorrecta y de todo lo que quieran (bastantes acusaciones por el estilo me comí ya en cierto foro de cuyo nombre no quiero acordarme). Pero de lo que no me podrán acusar jamás será de callarme lo que pienso, de hipocresía o de parcialidad. Al menos, de eso no.

12 comentarios:

Cucaracho dijo...

yo creo que ya era hora de que los curas recibieran lo que se merecen porque siempre han tenido de su lado al poder para hacer lo que les diera la gana impunemente
:)

Edu dijo...

De toda la entrada no hay ni una sola coma con la que no esté al 100% de acuerdo.
¡Bravo!

Cucaracho: ¿ya era hora? Pero si desde hace más de 30 años que no paran de recibir "lo que se merecen".
Yo más bien pienso que tendrían que tener un respiro, porque acaba siendo sumamente injusto siempre aprovechar cualquier cosa para atacar la Iglesia.
Que se debe denunciar, juzgar y meter en la cárcel e incluso, si quieres, castrar químicamente, a todos los pederastas, y conseguir que nadie los proteja... pues de acuerdo.
Pero una cosa es esto y la otra es ensañarse de esa forma. Que la cosa pasa ya un poco de la raya.
Por otra parte, los curas no siempre han tenido el poder de lado. Muchos curas han sido abandonados a su suerte en países de misión, han sido torturados y han dado la vida por luchar contra las injusticias y a favor de los más débiles.
De esos no se habla.

Estelwen Ancálimë dijo...

Cucaracha: ¿Que los curas recibieran lo que merecen? Vamos a ver, ¿y qué merecen? Porque digo yo que los pederastas merecerán la cárcel, y los que dedican su vida a ayudar a los demás, un aplauso. ¿No te parece injusto ignorar la situación individual de cada persona y hablar de ellos como si todos fuesen una sola cosa "los curas", y "merecieran" algo por el mero hecho de serlo? Te recuerdo que los nazis decían lo mismo de los judíos...

Edu: Muchas gracias por tu comentario. Yo también estoy de acuerdo con todo lo que dices en él :-)

Narwen dijo...

Esto es lo mismo que pasa que con el maltrato a la mujer. Cuando un fontanero, o un taxista, comete maltrato contra su mujer, en los medios nunca sale que es fontanero o taxista. Pero si es un militar, o un guardia civil, o un policia, si que sale y además lo repiten hasta la saciedad.

Lo que le ocurre a esta sociedad es que hay un odio contra cualquier tipo de autoridad y hacen que este tipo de crímenes sea más imperdonable para esta gente que para los "civiles". En ambos casos es horrible, pero mira que casualidad que cuando ha sido un albañil no lo dicen. Es lo que me escama, por eso en el caso de la pederastia, pasa exactamente lo mismo. Si fuera un fontanero el pederasta, no habria tanto alboroto.

Señores y señoras, la persecución a la cristiandad no quedó atrás en la epoca del circo romano y los leones.

Y respecto a Garzón, mira Ana, me aprece estupendo que se persiga a los criminales, pase el tiempo que haya pasado. Pero eso si, a TODOS, sean rojos o nacionales. Y no me vale que defiendan a Garzon porque llevó esa lucha. Si es cierto que ha cometido prevaricacion que cumpla la pena como todo hijo de vecino, y que no haya amnistia para él porque haya sido el juez que ha llevado lo de la puñetera ley de memoria historica. Si enarbolas la bandera de la Ley, que no te sirva para poder cometer otros crímenes mientras tanto.

Cucaracho: A mi una monja en mi infancia me puteó hasta limites insospechados, pero esa monja no es la IGLESIA. Asi que no creo que todo bautizado tenga que acabar escondiendose en una catacumba porque unos cuantos hayan hecho calamidades.

Kriss/Shen dijo...

Completamente de acuerdo en que si quieren investigar los crímenes de la Guerra Civil, que los investiguen TODOS. Que las cosas malas no sólo las hicieron los nacionales malos malísimos, oiga ¬¬ mi abuela siempre cuenta que ella debió bautizarse en su casa porque nació en plena época de la república de quemar iglesias, así que ya se ve...o_O

Y por otra parte...la propaganda de Zapatero&co para que hablemos de cualquier cosa menos de la crisis me parece sencillamente patética...porque no me digáis que todos estos rollos de pederastas no son para armar follón y que la gente hable u_u

Xabi dijo...

Kriss/Shen otros en cambio como mi abuelo se tuvieron que pasar casi 40 años exiliados solo por defender lo que creian.

Me parece estupendo lo que ha propuesto Estelwen de investigar los crimenes de guerra de ambos bandos, pero antes de nada abramos las fosas comunes y demos un digno entierro cada uno de los muertos de uno u otro bando.

Con respecto al tema de prejuzgar a la IGLESIA católica, bueno yo opino que dentro de la Iglesia hay gente buena y que hace el bien por lo demás como en todos los sitios, pero otros en cambio se dedican a acumular poder político y económico.

Un saludo.

Estelwen Ancálimë dijo...

Yo tengo abuelos en ambos bandos, curiosamente. Mi abuelo paterno luchó en el bando republicano y fue prisionero y torturado en San Marcos de León (qué ironía, ahora es un parador de lujo), y mi abuelo materno luchó en el bando nacional y luego se fue a la División Azul, donde pasó bastante frío ;-) Así que yo, desde luego, soy bastante neutral en todo lo que se refiere a este tema; he escuchado las dos versiones de la historia.
Y, ¿sabéis lo más bonito? Que mis dos abuelos siempre han sido amigos y se han llevado bien (aunque mi abuelo paterno, lamentablemente, murió hace ya varios años). Ellos creen que la guerra era la guerra y que no había que tomarse de forma personal el tema. También es cierto que no eran fanáticos de ninguna ideología, sino que lucharon en el bando que les tocó por ubicación geográfica. Y siempre respetaron las opiniones políticas del otro.

*Gy* dijo...

Lo de los curas pederastas... es un follón de narices. Un sexador de pollos es tan pederasta como un cura o el ministro de turno. En eso estamos todos de acuerdo.
No tacho a toda la iglesia por los crímenes cometidos por unos pocos. Simplemente me molesta lo que tú misma dices en la entrada: Que presuntos referentes de la moralidad y que han hecho un voto de castidad anden con niños/as o muchachitos/muchachitas, sea legal o no. Pero vamos, eso ha quedado claro. La pederastia es repulsiva la haga quien la haga. El tema de los efebófilos tan de moda, simplemente me toca los ovarios un poquito PRECISAMENTE porque son curas.

El tema de Garzón... francamente, no tengo ni puñetera idea de lo que va el tema... pero vamos, yo creo que uno de los bandos tuvo 40 añitos para ir poniendo cada cosa en su sitio. Supongo que si encuentran fosas comunes de los nacionales asesinados no las van a rociar con gasolina y los van a hacer arder, pero no veo tan TAN mal que se de prioridad al "bando" que perdió.

Estelwen Ancálimë dijo...

¿Y por qué habría que dar prioridad al bando que perdió? ¿Acaso son menos malos sus actos por ello? ¿Merece más comprensión el bando perdedor sólo porque perdió? Yo creo que no; la justicia implica tratar a todos con igualdad, sin importar de qué bando sean. Ni por qué lucharan. El fin no justifica los medios. El que ejecuta sumariamente o tortura a un prisionero o a un civil es igual de asesino y de sádico sea nacional o republicano.
Y eso de que tuvieron 40 años para poner a todos en su sitio... te referirás a los que se quedaron aquí, porque de los que realmente habían estado implicados en cosas chungas la mayoría escurrieron el bulto y se exiliaron fuera de España para que no los trincaran. Y cuando llegó la transición y la democracia, algunos volvieron con las manos tan manchadas de sangre como los franquistas y aquí no había pasado nada.

La verdad es que la época en la que sucedió todo eso era muy complicada. La situación en ESpaña (y en el mundo, a plenas puertas de la Segunda Guerra Mundial) era muy revuelta. La Segunda República estaba siendo atacada por sus propios radicales por un lado (los anarquistas y comunistas radicales, que pensaban que la República era demasiado laxa y que se tenía que convertir a España en un soviet) y por los militares golpistas (desesperados por impedir que el comunismo triunfara hasta el punto de estar dispuestos a instaurar una no menos mala dictadura fascista) por el otro. A la pobrecita República y le llovían ostias por todos lados y la democracia no la quería casi nadie.
Esa guerra la buscaron muchos, y muchos cometieron atrocidades. Juzgar esas atrocidades por igual, y con la misma prioridad sea cual sea el bando, es de elemental justicia.

Merak dijo...

Mujer, yo creo que se arremete tanto contra los curas en los casos de pederastia no solo por su presunta superioridad moral, sino por el alarde que hacen de ello y la crítica que hace la institución contra quien no piensa igual. Si lo piensas es de cajón: no se puede pregonar la castidad y maldecir contra los preservativos por un lado, y abusar de unos críos por otro. Y no solo eso, son todos los sermones moralizantes, toda la palabrería y la demagogia eclesiástica en contra del sexo fuera del santo sacramento del matrimonio, la lujuria y todo lo demás. La gente está harta de oír esas cosas. Y cuando estás hasta las narices de que alguien te diga algo que no solo no compartes, sino que no tiene pies ni cabeza, es más fácil que si ese alguien va y comete un error (imagino que a sabiendas) tú te ensañes con esa persona o esa institución porque no predica con el ejemplo de lo que taaanto te machaca.

Ya, son casos aislados... Bueno. Hasta donde yo sé, y tuve doce años de cole de monjas para aprender, la Iglesia está sieeempre unida, o sea, que la Iglesia es Una. No existen los individuos, existe la Comunidad. Luego, es más fácil acusar a la Iglesia de pederastia cuando las ideas de la misma son (técnicamente) compartidas por toda la comunidad. Rebuscado. Quizá una falacia. Pero a ver, ¿desde cuándo hay objetividad en los medios? ¿Y en la opinión pública misma? Por otra parte, no ayuda que se cubran los unos a los otros. Se dice que es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo... Pues en el caso de la política y la Iglesia discrepo. Ni el PP ha mandado a Camps a tomar por saco ni la Iglesia castiga, excomulga y manda de una patada al purgatorio a todos los acusados de pederastia. Y qué quieres que te diga... Lo de Camps me sienta fatal, pero lo de los curas también.

En cuanto a lo de la guerra, totalmente de acuerdo contigo. De mi familia, que yo sepa, solo luchó un tío abuelo mío que murió hace unos años, que al ser de Valencia le tocó luchar por la república. Nunca dijo nada de la guerra. Simplemente volvió a su casa, abrió de nuevo la barbería y se dedicó a vivir en paz. Pero en mi pueblo se mataban a los curas en el barranco. A mi bisabuela le quitaron las figuras de los santos, se las rompieron en la calle los republicanos. También les quitaron el oro, y no creo que sea justo. No sé, me fastidia que la gente se coma partes de la historia.

Y sí, que se juzgue todo... Total, todos han muerto ya. Aunque personalmente creo que se le da mucho bombo a lo del entierro digno. ¿Perdona? Una vida digna es lo que hay que tener. Si se considera digna una muerte es porque el final de esa vida no fue de angustia, no porque la muerte sea mejor ni peor. Y no creo que estar enterrado a dos metros bajo tierra a quinientos kilómetros de tu ciudad sea peor que estar enterrado en el cementerio de tu barrio. Los gusanos te han devorado entero igual, ¿qué importa? Ah, que a la familia le pilla lejos para dejar las flores y llorarle al muerto... Pienso que si uno quiere honrar a un fallecido encuentra el modo para hacerlo con o sin cadáver en el cementerio de turno. No sé, se exagera mucho con el tema. Si alguna vez mi cadáver desaparece en una guerra (toquemos madera), por favor, que alguien les diga a mis descendientes que se olviden de mi cuerpo, que sigan con su vida y que si aparezco en una fosa común que no la armen por traerme de vuelta, porque muerta como que me da igual. No sé, cosas de viajar tanto y de haber tenido tantos hogares. Deja de importarte un poco dónde morir y te concentras más en dónde vives, que es lo importante.

En fin. Perdonad por el rollo que he soltado. Buenas noches!

Estelwen Ancálimë dijo...

Respecto a los entierros, Cris, entiende que no todo el mundo es tan pragmático como tú. Mucha gente, por razones sentimentales o espirituales, necesita dar un entierro digno a sus familiares. Es una forma de mostrar cariño y respeto por el difunto y honrar su memoria. Algunas personas religiosas, asimismo, desean que sus familiares estén enterrados en suelo sagrado. Que para ti es una tontería todo eso, vale, lo entiendo. Pero también entiendo muy bien a la gente que quiere dar un entierro digno a sus seres queridos, y no me parece en absoluto una nadería. Tienen todo el derecho.

En cuanto a los curas, creo que te equivocas de medio a medio. La Iglesia es una en teoría, sí, igual que Franco decía que España era Una, Grande y Libre. ¿El lemita de marras significa que todos en España eran iguales durante el franquismo y pensaban de la misma manera? Pues claro que no. La Iglesia es una institución, pero sus miembros son personas independientes. Creo que si lo piensas un poco estarás de acuerdo conmigo en que condenar a una comunidad por lo que hacen algunos de sus miembros es una injusticia de proporciones desmesuradas.
Ya sé que eres atea y que la Iglesia te da bastante asco, y yo lo respeto, cada cual tiene sus creencias y ha de ser libre para tenerlas. Pero eso no está reñido con ser imparcial, y me parece que no lo eres. A ver, el credo cristiano condena la pederastia y cualquier tipo de abuso sexual. Si algunos de sus integrantes se pasan eso por el forro y cometen delitos que van contra la moral cristiana, pues eso les convierte en unos criminales y en unos pervertidos, pero no puede achacarse al resto de buenas personas inocentes que también integran la institución.
Por eso me fastidia tanto que se hable contra "los curas" y "La Iglesia" en general, porque aquí hay muchas personas y no todas son malas.
Me parece genial que se castigue a los que la cagan, pero es de justicia que también se reconozca el mérito de aquellos que lo hacen bien. En todo caso, los hipócritas no son todos los curas, sino sólo los que predican una cosda y luego hacen otra. Hay muchos que son coherentes consigo mismos, que no cometen delitos y que dedican su vida al servicio de los demás y de esos no habla nadie. Me parece una injusticia.

Merak dijo...

No odio a la Iglesia, básicamente soy de las que piensa que sostener dos ideas opuestas entre sí es de genios. Igual que con gente católica discuto sobre lo malo que hace la Iglesia, con gente atea y teofóbica que se dedica a criticar sin saber intento hacerles razonar sobre lo bueno que hace, que es mucho. En conclusión: lo que me gusta es discurrir, razonar y encontrar nuevas maneras de sostener argumentos. Pocos temas son tan polémicos y dan tanto juego como este. No olvides que uno de mis héroes es Hugh O'Flaherty, un monseñor nada menos ;).

Y ya te he dicho que sí, que lo de no considerar los casos de manera aislada y atacar la institución es lo fácil. Lo he dicho, así como he remarcado que la opinión pública y la mediática tira a lo fácil, al morbo, y que se la sopla la veracidad de los hechos. Es un titular mucho más atractivo condenar a uno de los pilares más poderosos de nuestra cultura (ahí, con un par) que extenderse un poco más con el matiz de que son unos pocos, igual de que son unos pocos médicos y unos pocos profesores y unos pocos... de cada colectivo. Para los juicios tú todavía tienes los autos. Pero para las noticias, ¿qué autos veraces tenemos la gente llana? La gente sabe lo que se le dice. Y a veces ni eso.

Me voy a comprar que me cierran la tienda. Un beso, guapa!!!