miércoles, 28 de julio de 2010

¿Ecologismo o nacionalismo?

El Parlamento Catalán acaba de aprobar una ley por la cual prohiben las corridas de toros en Cataluña, o al menos eso he leído. Muchos se han alegrado, pero a mí no me parece nada bien. Considero un grave error prohibir las corridas del toros. Y no, no voy a dar razones de "es que es un arte" o "es que es una tradición" ni nada de eso. Las razones que voy a dar son, creo yo, de sentido común.

Para empezar, esa ley deja sin trabajo a miles de personas, y estamos en crisis. A mí personalmente me importan mucho más las familias de los trabajadores que se quedan en el paro que la vida de unos animales a los que si no se les mata en una plaza, se les matará en un matadero (y con el agravante de que en los mataderos es imposible que se ganen el indulto, cosa que a veces sí sucede en las plazas).
Prohibir los toros no sirve para salvarles la vida mientras nos los sigamos comiendo. Sólo sirve para dejar en el paro a muchos trabajadores que tienen familias que mantener, y para disminuir la calidad de vida de los animales en el mejor caso (un toro de lidia es mucho mejor cuidado que un toro de matadero, está mejor alimentado y vive en libertad) o, en el peor de los casos, para provocar la extinción de variedades concretas de toro que no son rentables de criar si no es para lidia.

No os dejéis engañar, la decisión del Parlamento Catalán ha sido por razones políticas, no ecológicas. A los políticos les importan una mierda los derechos de los animales, lo que quieren es ir de antiespañoles prohibiendo las corridas. Tal y como están hoy las cosas, esta ley no salvará vidas animales ni beneficiará a personas. Mejor sería aprobar una ley que acabase con las granjas industriales donde crían a los pobres animales hacinados, estresados, comiendo mierda, saturados de hormonas y sin ver la luz de sol. Me parece mucho más importante dar una vida digna a los animales, y fomentar su cría sostenible y su calidad de vida, antes que preocuparnos por la forma que tienen de morir. Morir en una corrida de toros no me parece peor que morir en un matadero, con unos electrodos conectados a la cabeza o desangrados por un tajo de cuchillo. Sobre todo porque, como muchos al parecer no se han detenido a pensar, en los mataderos no tienen la cortesía de anestesiar a los animales antes de matarlos, y también sufren miedo y dolor antes de morir.

Entre el buey común de granja y el toro de lidia hoy por hoy, sólo hay una diferencia: mientras que el buey común vive en condiciones lamentables, es infeliz toda su vida, y una vez entra en el matadero está condenado sin remisión, el toro de lidia vive en libertad en el campo, comiendo piensos naturales, con los mejores cuidados veterinarios, y muere en una plaza de toros en la cual tiene una posibilidad de ser indultado, salir con vida y pasar el resto de sus días como semental. Una posibilidad ciertamente baja, pero mejor tener una posibilidad baja que no tener ninguna, ¿no?
No sé vosotros, pero si yo hubiera nacido toro tengo muy claro cuál de las dos opciones elegiría.

18 comentarios:

Edu dijo...

En muchas cosas estamos de acuerdo, pero en ésta, rotundamente no.

Ni ecologismo ni nacionalimo. Pura decencia y sentido común.
No se trata del animal, que también. Si yo fuera toro de lidia y supiera lo que me espera no podría vivir bien por más comodidades que tuviera sabiendo donde voy a acabar y de qué forma.

Tampoco se trata de política. Quizá las votaciones sí fueron políticas en algunos casos pero estoy algo cansado que la gente mire cualquier cosa que se dice o hace en Catalunya en clave política y analizando a ver si puede haber algo de antiespañolismo por el medio. La paranoia general está llegando a unos extremos algo preocupantes. Mucha Intereconomía y COPE hay por ahí. Por poner un ejemplo, había manifestantes con banderas independentistas que iban a favor de las corridas, así que dejemos la política a un lado...

No, simplemente, la cosa para muchísima gente es mucho más sencilla. Simplemente pienso que el mundo es un poco mejor ahora que un grupo de gente ha sido capaz de decir NO a una tortura animal. Creo que nos hemos civilizado un poco más. Y si hay gente que pierde el trabajo por ello, pues lo siento por esas personas, y de verdad, pero me parece mejor eso que no que sigan trabajando y sean capaces de promocionar a los demás y al mismo tiempo degradarse a sí mismos contemplando impunes y con satisfacción un espectáculo tan horrendo.
Poniendo otro ejemplo, si pudiera conseguir que se dejaran de fabricar armas letales en el mundo no me importaría que hubiera gente que perdiera su trabajo por ello. Hay prioridades. Esa gente, que fuera indemnizada o lo que fuera, pero sin duda acabar con las armas sería más importante que conservar su trabajo.

Y aquí no se trata de opiniones o ideologías.
Porque si vamos a respetar las ideas de, por ejemplo, un nazi por el simple hecho que tiene derecho a la libertad de pensamiento, mal vamos. Hay unos límites. La libertad de pensamiento y expresión tiene unos límites, no es infinita. Y no me vale el hecho de diferenciar aquí personas y animales.
Se trata de tortura, simple y llanamente. Ni eufemismos ni gaitas. Ni nada de "el toro tiene su oportunidad". Tortura. Con todas las letras.
Y encima, no es ningún mosquito ni un gusano, se trata de un mamífero, que tiene capacidad nerviosa suficiente como para sufrir de verdad.

Por mi parte estoy profundamente satisfecho de la votación.

P.D. Todo esto, naturalmente, con buen rollo y demás XDDDD

Kriss/Shen dijo...

Yo personalmente estoy en contra de las corridas de toros, pero estoy de acuerdo contigo en que éste no es momento de prohibir nada que dé de comer a familias enteras. Que yo soy la primera en contra de que el toro sufra, pero las personas son lo primero.
Y por otra parte, no me parece más que otra forma de hacer ruido para que la gente no hable de lo mal que está la crisis. El tema del aborto, el burka, ahora los toros...al margen de quién esté a favor o en contra, en el fondo lo que buscan es polémica, no más igualdad ni ecologismo ni historias. Sé que es muy triste, pero a los gobiernos en el fondo les importa una mierda todo esto.
Que a mí personalmente me parece muy bien que se prohíban, pero...no ahora. Por muy mal que vaya a sonar esto, ahora hay cosas más importantes.

Findûriel dijo...

Vamos por partes (as Jack the reaper said):
1. ¿Votación política? Sí. Y eso queda demostrado en que no se han prohibido los espectáculos que conllevan el sufrimiento de un toro, sino las corridas. Uno de los argumentos fue que 'no había tradición taurina en Cataluña' ¿Por qué no ha prohibido los toros embolados, que son una tortura horrible para el animal?
2. Vida de un buey/vida de un toro para lidia: los animales no tienen conciencia de futuro. Ahora bien, preferiría ser un campesino y que me mataran de un tiro, a crecer hasta los doce años entre algodones y que hicieran una peli snuff conmigo después.
3. Familias. La droga también mantiene familias. Desde los paupérrimos cosechadores de las hojas, pasando por las mulas, a través de los narcotraficantes hasta el yonki que la adultera para mantenerse el vicio. Y no por eso son mejores. Lo mismo con la trata de blancas, la prostitución infantil o el tráfico de órganos.
4. Los derechos de los animales. Si nos atenemos a que 'no vale mejorar un solo derecho, hay que mejorar todos', tendríamos el reductio ad absurdum que he mencionado tantísimas veces antes: entonces, si no hacemos todo, no hagamos nada. Si el día de mañana se decide que quien no tenga las granjas adecuadamente se le cierra el chiringo en favor de los animales, también 'muchas familias se irán al paro'
5. Mataderos. Mi hermana trabajó en uno durante dos años. Cinco minutos de agonía y muerte no son comparables a treinta de indecible tortura y una muerte incompleta (cuando le cortan al toro las orejas y el rabo, y lo sacan las mulillas, aún está vivo en la mayoría de los casos)
6. Toros estabulados. Te aseguro que el hecho de que el ganado viva estabulado se debe, en parte, a que otro ganado no viva así. Pagan justos por menos justos. Un toro para lidia cuesta una millonada, una vaca, a lo mejor cuesta cien mil pesetas (como mucho). En ganaderías ecológicas las vacas, pollos y cerdos viven en libertad, ¿por qué no compramos esa carne? Porque nos sale más cara y no queremos pagar la diferencia... si todos revirtiéramos el mercado a granjas ecológicas, sin duda no serlo sería menos rentable.

Y vuelvo a mi tupper de comida :)

Estelwen Ancálimë dijo...

A ver, Edu, no me puedes comparar a un nazi con un aficionado a los toros. Los nazis consideraban que ciertas PERSONAS no tenían derecho a vivir. Los toros son ANIMALES. No piensan, no tienen emociones ni sentimientos, no tienen conciencia de sí mismos. Por supuesto que sufren, pero también sufren en los mataderos, y parece que eso no le importe a nadie.

Ojo, en ningún momento me he pronunciado sobre si me gustan o no las corridas de toros. Sólo he dicho que prohibirlas no salva a los animales pero sí que perjudica a muchas personas, con lo cual no lo veo como algo positivo, sino como demagogia disfrazada de ecologismo.

Edu dijo...

Ya, pero yo no estaba hablando de personas o animales, estaba hablando de tortura y de cómo la dignidad de las personas se ve afectada ante ella. En el tema de los toros será en menor medida, pero esa dignidad se ve afectada en los dos casos.
Con referencia a los mataderos, estoy con lo que dice Findûriel en el punto 5. Por algo se debe empezar. Y obviamente estaría a favor de una ley que prohibiera la muerte "sádica" o demasiado cruel de los animales en los mataderos. Respiré tranquilo el día que en la fiesta de la calle donde vivía mi abuela terminaron con la horrorosa tradición de la matanza del cerdo. Después de casi veinte años aún oigo esos chillidos.

Por cierto, la petición para la ley no surgió directamente en el Parlament, que yo sepa, sino que fue propuesta por una Iniciativa Legislativa Popular, es decir, una propuesta ciudadana.

Estelwen Ancálimë dijo...

Os comento algo que ya he comentado en el blog de un conocido que hablaba del tema y que me parece importante matizar:
Los que van a los toros no son sádicos. No van a ver la sangre, ni se complacen en la tortura. Van a ver arte. Van a ver los pases de capote y muleta, van a ver esa danza de siglos de antiguedad que interpretan toro y torero. Lo de la sangre es un añadido, para muchos inconveniente (si fuérais a los toros, sabrías que todos los espectadores prefieren una muerte rápida y limpia para el toro, y que por muy bien que el torero haya ejecutado la faena, si mata mal y hace sufrir al animal, todo el mundo lo abuchea y no se lleva ni una oreja). Y cualquier aficionado puede decirte que nadie sale de la plaza más feliz que el día que se indulta un toro. Yo lo vi una vez y es emocionatísimo, todo el mundo salía de la plaza con una sonrisa en la boca porque el animal había sido indultado.

En este sentido, lo que se debería hacer no es prohibir las corridas de toros, sino fomentar que se respete al máximo la vida e integridad física del animal, como se hace en Portugal y en algunos países latinoamericanos. De ese modo, se evita el sufrimiento del animal y los aficionados pueden seguir disfrutando de lo único que disfrutan: del arte de la tauromaquia.
De esta manera, el animal muere de forma rápida (porque que sepáis que una vez toreado un toro no se puede volver a torear porque aprenden el truco, así que los mñas buenos van de sementales y al resto se los lleva al matadero para convertirlos en filetes), se conservan los buenos métodos de crianza y las razas específicas, y además se conservan también los puestos de trabajo de todos los profesionales del sector. Pero, ¿a alguien se le ha ocurrido esta posibilidad intermedia y que beneficiaría a todo el mundo? Noooo, qué va, es mucho mejor tirar por el camino de la demagogia y arrasar con todo lo que huele a español, destruyendo de paso unos miles de puestos de trabajo.

Findûriel dijo...

Vamos a ver... que los encierros más antiguos del mundo están en mi provincia (Segovia) y allí no se mata a los toros... que en mi comunidad autónoma existe desde hace siglos la tradición de los recortes, que aglutina más gente que las corridas de toros... que los espectáculos taurinos cada vez tienen menos audiencia, y se nutren de los viejecillos y los turistas...
Si lo que te gusta es ver los pases y demás... ¡coño, no banderillees al toro haciendo que se desangre lentamente, no lo atravieses con una lanza haciendo que vomite sangre y se le encharquen los pulmones, y no lo mates! Toréalo, y dale una muerte con el mínimo sufrimiento posible, sin acuchillarlo, sin hacerlo sufrir un dolor insoportable durante la mayor parte de la faena, sin recrearte en cómo se debilita hasta el punto en que se queda quieto con un toque de capote para que el torerito juegue a los dardos con su espada.

*Gy* dijo...

Yo sí creo que es una votación política, como dijo antes Finduriel. Han prohibido las corridas, pero no todas esas salvajadas que hacen. Porque pegarle fuego a los cuernos también les hace daño, de hecho pierden la vista. ¿Eso no es tortura? (Pero vamos, si hubiese sucedido eso en otra Comunidad AAutónoma, no habría habido tanta polémica)
A mí el tema de la "calidad de vida" y la "dignidad en la muerte" del animal... me dan bastante igual. No puedo ponerme en su piel porque un animal no tiene preferencias, que yo sepa aun no han entrevistado a ningun morlaco.
Y yo vivo en un sitio de Madrid donde los encierros y las corridas son muy, muy importantes, y si nos las quitasen, mucha gente terminaría en la calle y no sé, me parece excesiva la comparación con la droga y la trata de blancas, por el simple hecho de que hablamos en un caso de ANIMALES y en otro de PERSONAS.
Porque soy de la opinión de que hay que ocuparse primero de lo que tienes en tu casa y después en la de los otros.
Si la gente fuese práctica y coherente, también prohibiría los encierros. Porque el tratamiento y la recuperación del señor/a que ha sido empitonado, lo pagamos todos de nuestros bolsillos vía Seguridad Social... y ¡SORPRESA! estamos en crisis.

Yo no quiero que el animal sufra, no me gusta el toreo y creo que se pueden hacer espectáculos con recortadores y posiblemente sí iría a verlos, porque por lo menos no dañan al animal. Yo habría votado por un término medio.
Torear al animal, capote, pim-pam-pum y luego el toro a su casa. ¿Eso no se podía hacer?
Joder, yo creo que hasta ahorrarían en material xDDDDD

En serio, está genial que hayan decidido que no se mata al animal en la plaza... pero también me parece poco práctico.

Beavis and Butthead dijo...

Finduriel, respecto al punto 3, por Dios, no puedes comparar la tauromaquia con la droga. La gente que consume droga le afecta a corto y largo plazo, es un crimen contra la sanidad publica. La tauromaquia no es una droga, es lo que dice Estelwen, la gente va a ver pases de capote. A mi no me gusta, pero es eso, que ha sido muy inoportuno prohibirlo ahora. Lo mires por donde lo mires, con la que está cayendo.

Findûriel dijo...

Beavis, comparo el NEGOCIO de la tauromaquia con el NEGOCIO de la droga, en tanto en cuanto ambas 'crean' puestos de trabajo y sin las cuales 'se destruyen' puestos de trabajo.
No me parece en absoluto un argumento viable para oponerse a la prohibición.

Beavis and Butthead dijo...

Finduriel, es que si comparas la tauromaquia con la droga, es como si compararas el NEGOCIO de Zara con el NEGOCIO de la prostitución. Uno es legal y el otro no, uno vende ropa el otro vende un cuerpo. La tauromaquia no es delictiva, todo el mundo se queja de que matan al toro en el ruedo, pero nadie se queja de los abrigos de piel de las chaquetas de cuero negro rockero. Defender a los animales está bien, pero ahora no es el momento,¿que va a hacer toda esa gente en el paro?.Hay gente que ha trabajado toda su vida de eso, ¿como va a encontrar trabajo una persona de 47 años AHORA con la que está cayendo?

No sé, a mi la prohibicion me ha parecido oportunista, lo podrian haber hecho en epoca de vacas gordas, no ahora. Pero vamos, como ha ganado la selección española, lo mismo cogen y se montan la seleccion catalana. las cosas como son, los independentistas van, muy a pesar del resto de catalanes que les dejan hacer, con el monotema de siempre. Que no es España y que se quieren desvincular de todo. Pues nada, ya han conseguido el término "nación", lo siguiente será formar su propia economia. En fin, cuando esto se haya ido a la mierda, espero estar lejos de aqui.

Kaoru Himura-Takarai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge dijo...

Bueno... yo me apunto a debatir, porque no he podido evitar resistirme.

Beavis, sólo te remites a la legalidad de la tauromaquia. No olvidemos que las leyes cambian y se descambian al gusto. Así que porque algo sea legal, y otra cosa sea ilegal, la diferencia moral no reside en ese punto.

Hablando de moral... comparar la tauromaquia (en el sentido de que no deja de ser un acto de tortura) con la prostitución infantil (cuyas consecuencias son las mismas), y demás no sólo me parece un ejemplo típico, sino totalmente acertado que ilustra perfectamente lo que los antitaurinos queremos decir.

Yo me opongo a la tauromaquia, al igual que a los abrigos de piel. Incluso a la carne. Hay gente que no ¿Y qué? si nos vamos a poner a buscar contradicciones, nadie saldría ileso. No quiero juzgarte, pero estoy seguro de que te opones al trabajo infantil o a los conflictos bélicos; sin embargo, también tendrás un móvil, o cualquier aparato que precise del coltán que causa guerras y la muerte de millones de personas en África. Utilizarás ropa "made in" CHina o Taiwán tejida por niños.
Es la misma contradicción que quienes se oponen al toreo, pero consumen carne o usan abrigos.

Me hace gracia que ahora saquemos el paro. En algún momento de la historia íbamos a poner fin a esta masacre. De la misma forma que dejamos de darles el pan a los verdugos con la abolición del garrote (no tengo ni idea de cuando fue eso, pero muy probablemente fueron en tiempos difíciles), con esto hacemos igual. Además, estamos anteponiendo la economía -que no viene al caso, porque dudo que la economía catalana se debilite por algo que hacía tiempo no generaba tanto dinero- con la (supuesta) ética que se intenta defender aboliendo las corridas. Como dijo Edu, la droga también proporciona beneficios, pero no son las formas de hacer las cosas.

Estoy seguro de que ha sido una medida "pro-catalana", pero a veces el fin justifica los medios. Me da igual. No me importa, sólo espero que el resto del país tome ejemplo.

En fin, taurinos, tenéis lo que César Mallorquí llama "un bache moral". Y de los gordos.

Estelwen Ancálimë dijo...

Hola, Jorge. En primer luga, gracias por comentar en mi blog.
En segundo lugar, te aplaudo por tu coherencia. Estoy muy acostumbrada a ver a gente que se tira de los pelos con las corridas de toros y a continuación se va a casa a comerse un filete. Personalmente, siempre me ha parecido un poco hipocrita que haya gente a la que le moleste que se mate a un toro en una plaza, en público, pero no le moleste que se mate en un matadero para convertirlo en filetes. En este sentido, tu forma de pensar me parece muy coherente, y por supuesto totalmente respetable.

Ahora bien, quiero hacer una matización: los toros no son personas. Comparar la tauromaquia con la explotación sexual infantil y con la pena de muerte me parece una enorme burrada. Entiendo perfectamente que estés en contra de las corridas de toros y de comer carne porque defiendes el derecho a la vida de los animales, pero lo que no puedes es equiparar la muerte de un animal con la violación de un niño o las masacres contra seres humanos. Si realmente esas dos situaciones te parecen equiparables con las corridas de toros, me temo que eres tú quien tiene un "bache moral". Y muchísimo más gordo que el nuestro.

Por cierto, una matización más: Yo no hablaba de que la prohibición perjudique seriamente a la economía catalana en conjunto. A quien sí perjudica, y de eso hablaba yo, es a los miles de trabajadores y sus familias que dependen directamente de las corridas de toros. Y eso, estando en una crisis económica tan seria, es enormemente desafortunado. Perdona si me importan más las vidas de esos humanos que las de los animales que se matan en las plazas, pero así es. Si las tenían que prohibir, al menos que lo hagan en una época de bonanza económica que permita a los trabajadores incorporarse a otros puestos de trabajo. No ahora.

Jorge dijo...

Bueno, iré por partes.

No es lo mismo la necesidad de comer carne a la del ocio. Lo primero es una necesidad BIOLÓGICA, y lo segundo, más un capricho que el cine, la literatura o el teatro pueden perfectamente saciar. De igual modo, no toda la carne que se consume ha requerido la muerte agonizante de un animal. No entraré en el debate de vegetarianos/carnívoros porque no viene al caso, pero al menos en mi caso, no se trata de que al toro lo maten -para mí es casi lo de menos- sino hacer de su tortura un "arte", una diversión. Por ahí no pasa el aro.

Segundo, me parece estupendo que tú vas diferencias entre humanos y animales. Yo también las veo, pero también veo donde hay seres vivos (al menos, en el sentido de que sienten). Citándote: los toros no piensan, no tienen emociones... hay estudios que demuestran que las vacas -las que nos comemos sin remordimientos- tienen sentimientos tan complejos como el orgullo. De todas formas, creo que no hace falta que un "ser" tenga emociones para merecer un respeto, ¿no crees? si yo cogiera a una persona y le suprimo de toda emoción o sentir, ¿puedo matarla por diversión? ¿podría coger a tu perro -que no deja de ser un animal sin sentimientos- y darle de palos, qué tiene de malo si lo hago?
Si los toros no poseen sentimientos, y por tanto, no tienen dignidad de vivir -o de ser tratados como seres dignos- las mascotas o cualquier bicho por el que sientas simpatía estaría al mismo nivel.

Yo considero a las personas más inmportantes que a los animales, pero eso no quita que los segundos no merezcan un mínimo de respeto, porque afirmar algo así sería totalmente desafortunado, falaz. Si quieres, puedo comparar las corridas de toros con las peleas (ilegales) de perros: no veo ninguna diferencia éticamente hablando.

No tengo ningún bache moral, es la otra cara de la moneda.

Los trabajadores que vivan del toreo saben que tienen un riesgo a ser despedido. Vamos, Estelwen, esto no ha caído de sorpresa, se ha ido viendo con los años como la gente ha dejado de asistir a esta masacre. Te pongo otro ejemplo: imagínate que yo me dedico a embotellas botellas de forma manual. Tengo presente que existen máquinas que lo hacen por mí y mejor, y tarde o temprano van a ponerlas en mi empresa (y muy probablemente en "tiempos de crisis", para ahorrar costes) pero hago oídos sordos a esta realidad y luego me quejo. ¿Es una actitud responsable? ¿es mala malísima la empresa por ello?

PD. Perdón si me he dejado algo, no puedo ver muy bien y he tenido que leer rápida la respuesta.

Estelwen Ancálimë dijo...

En este caso, la solución, como yo ya he comentado en mensajes anteriores, no sería prohibir las corridas de toros, sino hacer como en Portugal o en algunos países latinoamericanos donde no se hace daño al animal. Ya he dejado claro que los aficionados a las corridas de toros no van a la plaza para "ver sufrir a un animal por diversión" sino para ver la belleza de los pases con el capote y la muleta. De esta manera, los puestos de trabajo se conservarían y la fiesta permencería sin que el toro sufriera daño.

Respecto a lo de los sentimientos de los animales... creo que merecen ser bien criados, pero no creo que su vida merezca un respeto más allá de la limitación de "mata sólo lo que te vayas a comer". Me parece genial que se mate a los pollos, a las vacas, a los toros y a los cerdos porque yo me alimento de su carne. Cualquier animal carnívoro u omnívoro piensa exactamente igual que yo (pregúntale a un león si cree que las gacelas tienen sentimientos y derecho a vivir).
De lo que sí estoy en contra es de los criaderos masivos donde tienen a los pollos enjaulados en sitios diminutos y a las vacas saturadas de hormonas, porque los animales son desgraciados toda su vida. Tampoco me parece bien matarlos por crueldad o diversión. Pero si van a ser comidos, encuentro totalmente razonable matarlos, del mismo modo que un zorro encuentra totalmente razonable matar una gallina para comérsela. Por eso no me parecen mal los toros tal y como están hoy: porque viven como reyes toda su vida en la dehesa y después de matarlos se comen. Si no se comieran, sí que estaría en contra de sus muertes.

Pero, insisto, dejando aparte la cuestión de si se mata a los animales por comerlos o no, ¿no crees que la solución de las corridas de toros sin matar al animal al estilo portugués o latinoamericano es muchísimo mejor que prohibir las corridas de toros sin más?

Jorge dijo...

A lo primero que dices, también he pensado que es una forma de disfrutar el movimiento del torero. Yo a eso no me opongo, a menos que me demuestren que supone una tortura para el animal, claro.

No le preguntaré nada a un león, porque difícilmente le va a parercer algo "bien" o "mal" (o razonable), principal diferencia entre los humanos y animales, y lo que hace que yo aprecie más a los primeros que a los segundos. Fíjate, un león puede aniquilar sin miramientos a un cachorro de gacela, descuartizarlo al modo Jack el Destripador y escuchar los berreos de la cría sin sentir ni pizca de remordimiento. Yo, por lo menos, me veo incapaz. Y más incapaz me veo de asistir a un lugar donde hacen de la agonía de un animal una diversión.

Yo estoy en contra de las muertes de los toros por la tortura que implica esa muerte. Yo me niego siquiera a comer huevos que no sean de granja, al igual que la carne. Sin embargo, yo jamás he visto que hagan del hacinamiento del pollo una fiesta, que la gente aplauda ello -de hecho, mucha gente ignora en qué estado se encuentran los animales que comen-. Lo más parecido es la matanza del cerdo que realizan en los pueblos, y mucha gente sale asqueadísima (¿hipocresía?). El colega de mi padre fue a una, y volvió y dijo: "la gente tendría que ver esto, porque muchas veces no reparamos en cómo ha llegado la carne a nuestra mesa"

En tus últimas líneas... yo te respondo: depende. Hay que responder algunas cuestiones, ¿sigue yendo la gnte a los toros?¿sale rentable que siga abierta la plaza de toros, o que se utilice para otros fines (estadio, polideportivo, etc)? te lo digo porque, aunque estoy de acuerdo con una medida que impida dañar al toro, hablé hace poco con una amiga que vive en Cataluña. Me dijo algo así (no es literal) "Sólo queda una plaza activa en Cataluña, La Monumental. La plaza nunca se llena, como mucho llega al tercio del total. En estos últimos años esa cifra de aficionados a los toros ha ido descendiendo, así que son los turistas los que van, y aún así no han conseguido llenarla. No creo que queden alternativas, en Cataluña llevamos años votando el no a los toros dejando de asistir al espectáculo"

Uri dijo...

Mi comentario viene algo tarde pero es que hace poco que descubri este blog.Aun asi no me puedo resistir a comentar algunos puntos.
1:Ya se ha comentado que la votacion si hizo por iniciativa popular,luego,lo unico que hicieron los politicos fue votar esa proposicion.
2:Las corridas de toros ya hace tiempo que estan prohibidas en Canarias y nunca oi que nadie los acusase de antiespañoles.Pero si se trata de Cataluña toda acusacion es buena.
3:Obviamente los toros tienen mucho de arte,pero no nos engañemos es torturar a un animal y hacer de ello un espectaculo.
4:El fallo,en todo caso,fue no prohibir el resto de espectaculos con reses como los toros embolados, yo tambien los hubiese prohibido,asi como cualquier festejo o tradicion que consista en hacer sufrir a un animal ya sea arrojar burros y cabras de los campanarios,arrancar cabezas de pollos y de ocas o las peleas de perros y de gallos.
5:Los animales si tienen sentimientos.Sufren miedo,tristeza,enfado...y tambien consciencia.Lo que sucede es que no es en el mismo grado que el ser humano.Por tanto,si lo hemos da matar para comerlos,me parece bien,pero torturarlos para divertirnos me parece cruel y poco sano para el que le guste tal espectaculo.
6:Como ultima cosa y sobre el nacionalismo y el antiespañolismo,solo les dire que muchos aficionados a los toros en Cataluña son incluso independentistas y que si alguna vez viajan al sur de Francia y van a ver una corrida de toros se sorprenderan al ver que en esas plazas hay montones de banderas catalanas y ninguna española y que antes de empezar la corrida lo que suena es el himno de Cataluña.
Resumiendo:Esa prohibicion proviene de una iniciativa popular por tanto no tiene que ver con los politicos.El hecho de que no se prohibieran ademas los "bous" es algo que indigno a los que llevaron a cabo tal iniciativa.Y que esta prohibicion es tan antiespañola como pudiese serlo en su dia cuando se prohibio en Canarias.Sobre este tema del nacionalismo convendria que mucha gente viajase y pasase un tiempo en Cataluña para ver que muchas de las cosas que se dicen en ciertos medios son directamente falsas y que en muchos casos el que lo dice sabe que son falsas.