domingo, 21 de junio de 2009

Además de malvados, idiotas

Desgraciadamente, ETA ha vuelto a actuar, como todo el mundo sabe ya. La víctima ha sido un policía. Eduardo Puelles. Lo peor de este asunto es que los terroristas pusieron la bomba lapa debajo del depósito de gasolina, en la parte trasera del coche, para que al detonar no reventara el coche matando instantáneamente a la víctima, sino que incendiara el vehículo con él dentro, para que muriera abrasado.
No voy a entretenerme en detalles macabros, que odio y además me dan dolor de estómago, ni en decir lo sádicos, cabrones, hijos de puta, enfermos, traidores, miserables y rastreros que son todos los etarras en general y los que pusieron esta bomba en particular, que eso seguro que ya lo han hecho en miles de blogs más leídos que el mío. Tampoco me voy a detener a recordarle amablemente a los que pusieron esa bomba, si por causalidad me leen, que cuando mueran arderán en el Infierno por lo que han hecho, donde les garantizo que tendrán que sufrir llamaradas bastante peores que las que atormentaron a su víctima, y durante bastante más tiempo (sí, ya sé lo de la caridad cristiana y esas cosas, pero es que ahora estoy demasiado cabreada como para no desearles el Infierno a esos cabrones, aunque sólo sea una temporadita).

En cambio, sí quisiera detenerme en una noticia que he leído hoy: es esta. Son, ni más ni menos, las palabras de la viuda del agente Puelles durante la manifestación en portesta por el asesinato de este. He aquí agunas de sus declaraciones:

"A mí me han hecho daño, pero les va a costar mucho poder conmigo, con mi familia, con los hermanos, con su madre y con toda la gente que le quiere. A mí, ni a mis hijos, no me van a ver llorar, lloraré en casa, pero aquí no, no les voy a dar ese gusto"

"Los etarras son asesinos, no son políticos, no son presos políticos, eso es mentira. Que no vengan las familias pidiendo dinero para ir a verlos (a las cárceles) porque son presos políticos. No, es mentira, son asesinos"

Pues olé sus ovarios, señora. Admiro muchísimo el valor la y la entereza, la fuerza y el orgullo de esta mujer, que además de no darle el gusto a los etarras de verla destrozada ha dicho verdades como puños: lo único que ha conseguido la ETA con esta acción ha sido dejar una viuda, dos huérfanos y una familia y unos amigos tristes, furiosos y desolados.
Deben ser estúpidos además del malvados si creen que han conseguido algo más, o que vana conseguirlo por ese camino. Llevan desde antes de la Transición matando a gente inocente y jamás han conseguido nada salvo ser odiados y despreciados y perder toda la legitimidad que pudieran tener a la hora de reclamar lo que piden. Si furan inteligentes, se habrían disuelto al llegar la democracia y habrían tratado de llegar a su objetivo de forma pacífica y mediante la política (que, dicho sea de paso, es como lo están haciendo los catalanes y han conseguido bastante más que ellos, demotsrando que se cazan más moscas con miel que con hiel). Esto demuestra que además de sádicos carniceros son gilipollas sin sentido común con más mala leche y sadismo que cerebro y sangre fría.
Y, si de verdad creen que tienen que matar, ¿en serio piensan que van a conseguir algo matando a policías, concejales, guardias civiles y señoras en chándal que casualmente iban a hacer la compra al supermercado cuando ellos pusieron una bomba dentro de él? Esas son personas normales, honrados trabajadores que se esfuerzan día a día por ganarse la vida, sin ningún peso político y social. Los anarquistas del siglo XIX eran más inteligentes: no mataban al pobre policía o al tímido concejal de a pie, que no hacían nada en contra de los intereses que perseguían o si lo hacían era cumpliendo órdenes de arriba. No, esos anarquistas iban a por las cabezas: los ministros, los presidentes, los altos mandos del ejército. A lo mejor mataban mucho menos, pero cada golpe que daban era a alguien que realmente tomaba decisiones y cortaba el bacalao. Lo que pasa es que los de ETA son tan cobardes y mediocres que no tienen los medios, la capacidad o los huevos de ir a por quien realmente es un obstáculo para su intereses.
Ah, pero es que claro, las grandes personalidades llevan un ejército de escoltas, van siempre blindados y protegidos, están las veinticuatro horas del día vigilados, y así no mola, ¿verdad? Eso es demasiado difícil para ellos, a los que se les da mucho mejor quemar viva a la gente que idear un buen plan. Mejor asesinan a pobre gente de a pie, que es más fácil y tiene que dedicar su mierda de sueldo a ganarse el pan de sus hijos en lugar de pagar uan escolta o seguridad privada. En realidad no van a hacer nada para conseguir sus obejtivos, no van a conseguir nada, como bien dijo la pobre viuda del agente Puelles, salvo dejar una familia destrozada, pero, ¿y lo que se ríen, los cabrones?
Lo dicho, que además de malvados, idiotas y además cobardes. Pero qué bajo ha caído el independentismo vasco, por Dios.


EDITO para añadir algo que me ha dejado estupefacta. Un portavoz del PNV ha hecho estas declaraciones a la prensa:

"En esas circunstancias no se puede dejar el discurso a la viuda. Fue una situación durísima. La mujer lo mezcló todo. Hizo referencias muy duras a las familias de los presos. Supongo que estaría sedada a tope. Eso lo tienen que cuidar. Es mejor que las viudas no hablen"

Me parece muy fuerte. ¿Sedada? A mí no me parece que estuviera sedada ni que haya mezclado nada. Ha dicho aquello que toda la sociedad piensa y que ningún nacionalista del tres al cuarto tiene los huevos de decir. Me parece insultante que la hayan tratado así.
¿Referencias muy duras a las familias de los presos? Lo único que ha dicho la mujer es que las familias de los etarras presos no tienen derecho a ir a verles sufragadas con dinero público, de los impuestos, ni a tener un trato especial, porque los de ETA no son presos políticos sino asesinos, y a ningún familiar de un delincuente encarcelado se le concede ese privilegio. Si el PNV cree que ese comentario es duro y consecuencia de una sedación fuerte, eso dice mucho acerca del lado de quién están.
¿Las viudas no deberían hablar? ¿Y quién debería hablar entonces, los políticos hipócritas que no mueven un dedo para frenar a ETA y se quedan tranquilamente en sus salones oficiales comiendo mariscadas a cuenta del contribuyente mientras en la calle mueren personas inocentes y la kale borroka destroza coches, escaparates y mobiliario urbano? ¿O es que las verdades que dijo la viuda del agente Puelles son verdades que los políticos del PNV no quieren oír? ¿Mala conciencia, quizás? La familia de las víctimas es quien tiene más derecho a hablar. Me alegro mucho de que por fin lo hayan hecho.
Y en cuanto al cretino que ha soltado esas declaraciones, le sugiero que la próxima vez sea él quien se quede calladito, porque además de hacer el ridículo se le ha visto el plumero.

4 comentarios:

Kaoru Himura-Takarai dijo...

No sé ni qué decir porque cada vez que hay un suceso de estos sólo siento deseos de llorar de la rabia. No entiendo hasta cuándo van a seguir haciendo daño y, como bien dices,de forma estúpida y cobarde.
Y ole por esa mujer.

Merak dijo...

Me he enterado de la noticia por aquí, ya que en la residencia sólo tenemos una tele y bueno, ni mis amigos ni yo tenemos mucho interés.

Hacía tiempo que no estaba de acuerdo contigo en todo ^^. Por una vez así es. El caso de ETA me recuerda mucho al IRA (que me tocó "estudiar" cuando estuve en Irlanda). Al principio se podría decir que obraban bien, perseguían unos objetivos e intentaban llegar a ellos sin hacer mal a nadie. Luego empezó lo de matar a gente, y ahí siguen.

Que por cierto, yo no quiero decir nada, pero, ¿tanto cuesta entrenar a un par de francotiradores, esos tan monos que son precisos y discretos? No soy partidaria de que maten a nadie, jamás. Ni siquiera de la pena de muerte (es demasiado piadosa, se merecen morir despacio). Pero ya que lo van a seguir haciendo, estoy contigo: que vayan a por los peces gordos y dejen al resto del mundo en paz.

Un saludo,

Cristina

Estelwen Ancálimë dijo...

Gracias por vuestros comentarios, chicas. A mí también me dan ganas de llorar cuando veo estas cosas (y, Merak, tampoco es tan raro que estemos de acuerdo en algo, sucede siempre y cuando no hablemos de amor o de religión :-P).
Vivo esperando el día en que reformen la ley y acaben instaurando la cadena perpetua para los terroristas, los violadores y los pederastas reincidentes... lo que pasa en este país es que sobra demagogia y faltan huevos. No sé quién inventó lo de "políticamente correcto", pero le daría una buena patada en el culo.

Findûriel dijo...

Hola, Estelwen.
Tiempos aciagos nos han tocado vivir, y que nadie diga lo contrario. No sé si os acordáis en los noventa, hubo prácticamente un año en que mataban casi una persona por día, eso fue un infierno. Yo he oído una bomba de ETA desde la facultad y eso no se olvida, te da una sensación como de vacío increíble. Nos quedamos en clase completamente callados mientras los cristales paraban de vibrar. Sin que nadie dijera nada sabíamos que era una bomba.
Sin embargo sí te diré tres cosas.

Existió un grupo terrorista en Cataluña, Terra Lliure. Afortunadamente, su cuenta de muertes es baja y dijo no a las armas en los noventa.

ETA no tiene absolutamente nada que ver, política ni ideológicamente, con el IRA.

Y creo (en esto no estoy demasiado informada) que los presos de ETA, obedeciendo a alguna misteriosa ley, no se encarcelan en País Vasco. La versión oficial obedece a que no mantengan contactos con otra gente de la organización y sigan funcionando desde la cárcel. Esto contraviene los derechos de las familias a poder verlos, muchas veces están hasta en Andalucía, y los 'acercamientos' que pactan los gobiernos políticamente los llevan a sitios como Zaragoza o cárceles de Castilla y León, poquísimas veces a Navarra o País Vasco.
No estoy hablando de ideologías ahora, sino de hechos puros y duros. Según leo, 'la dispersión de presos no está contemplada en ningún ordenamiento jurídico', y por lo visto contraviene alguna que otra ley tenerlos tan lejos de las familias.
Lo que sé es que Europa y el tribunal de Derechos Humanos nos han dado más de un toque a este respecto, y esas ayudas (de las que no tengo ni idea) a lo mejor son una especie de paño caliente para esas multas con las que nos advertían ambos organismos.

No lo sé, el tema tiene taaantos picos que afilar, que pincha lo cojas por donde lo cojas. Lo más asqueroso es que tenemos que sufrir muertes, secuestros y miedo, para que luego se hagan unas malabares políticas y se saque provecho por todos los lados en dinero, imagen o votos a costa de vidas humanas. Y mientras tanto, los asesinos siguen actuando. Y sin visos de que vaya a parar.

Un bechooote
Findûs