miércoles, 24 de junio de 2009

Noche de San Ulmo en Edhellond

Ayer fui a la playa con mis amigos de la STE para celebrar la Noche de San Juan (o "San Ulmo", como la llamamos nosotros XD).
Entre paréntesis, siempre me ha hecho gracia cómo la Iglesia sacralizó fiestas paganas como esta, encasquetándosela a un santo o santa de turno, cuando veían que no la podían erradicar de la cultura popular. La Noche de San Juan es todo menos una conmemoración a San Juan: se trata de la celebración del sosticio de verano, la noche más corta del año, en la que según las tradiciones mágicas el mundo sobrenatural y el natural se hacen uno y el mundo es más proclive a escuchar nuestros deseos, por eso todo el mundo pratica rituales mágicos como saltar las hogueras siete veces (para purificarse de todo lo malo), saltar nueve olas (para conseguir buena suerte y abundancia, de ahí viene a que la fiesta de San Juan Bautista, se supone que por su influencia toda el agua es bendita esa noche) y quemar deseos para que las fuerzas del fuego, el aire, la tierra y el agua los reciban y nos los concedan. Totalmente una tradición mágica, vamos, fruto de los tiempos en los que se rendía culto a las fuerzas de la naturaleza y se divinizaba al Sol, típico de las primitivas religiones animistas.
Aún así, he de decir que me encanta todo lo relacionado con la magia (magia blanca, se entiende, nada de pactos demoníacos ni hechizos para hacer daño o dominar a los demás ni cosas de esas). De adolescente me dio por intentar probar a hacer hechizos, y aunque no tuve demasiado éxito (aunque también es verdad que viviendo en casa de mi madre y teniendo que hacerlo de estrangis tampoco podía ejecutarlos a la perfección), nunca he perdido el gusto ni la afición por todo lo que tenga pinta de mágico y de esotérico, siempre que no parezca chungo, claro. Así que siempre procuro celebrar la Noche de San Juan.
La de este año ha sido en la playa de la Patacona, en Alboraya, al lado del apartamento que tienen allí Fimbrethil e Imrahil. Trajimos cena para nosotros, algunos también llevamos madera y picoteo para compartir con los demás (yo llevé Filipinos, Baya de Oro llevó unos deliciosos pinchitos de queso para asar en las llamas, Fimbrethil llevó fuet de pavo sin colesterol, y los demás trajeron bebidas, papas y cosas por el estilo). Nos lo pasamos muy bien, escribiendo nuestros deseos, charlando y riendo. Baya de Oro e Isildur llevaron a su hijo mayor, que con cinco añitos se pasó todo el rato escapándose al agua y rebozándose de arena, y protagonizó anécdotas bastante graciosas. Por ejemplo, cuando le preguntó a su padre si al final del mar hay una catarata gigante, o cuando me preguntó a mí por qué la madera se convierte en "eso tan brillante y pequeño" (le tuve que explicar que se llamaban "brasas"). Hay que ver lo curiosones que son los chiquillos a esa edad ^^
Tindomion (más conocido como El Rey Brujo en la STE, aunque "Tindomion" es el alias oficial) estaba preocupadísimo porque había poca leña y cuando encendimos el fuego a las diez de la noche estaba convencido de que no iba a durar hasta las doce, pero gracias a mi habilidad haciendo de Vestal conseguimos no sólo que a medianoche hubiera una buena hoguera, sino que a la una y cuarto, cuando nos fuimos, aún hubiesen llamas. Por supuesto, cenamos sentados en nuestras toallas de playa, arrojamos nuestros deseos al fuego, saltamos siete veces la hoguera (bueno, siete veces yo, algun@s gallinas sólo lo hicieron una vez :-P) y saltamos también las nueve olas en el mar. Desgraciadamente, no pudimos quedarnos mucho rato porque al día siguiente había trabajo, pero nos lo pasamos genial y espero que repitamos el año que viene.
Aquí os dejo unas cuantas fotos de San Ulmo. Si queréis verlas todas, son del álbum de fotos de Facebook de Baya de Oro ^^




Las Brujas de San Ulmo, listas para realizar sus hechizos en la noche más mágica del año ;-)



Foto de grupo (la hice yo, por eso no salgo ^^U)



Las Vestales, ocupándose de mantener encendido el Fuego Secreto :-P



Tindomion y yo, al poco de llegar a la playa ^o^



Espero que todos los lectores de este blog hayan pasado también una Noche de San Juan mágica y que todos sus deseos se cumplan. Aunque me figuro que muchos no habrán podido salir por culpa de los exámenes... cómo se nota que estáis todos estudiando, que casi no tengo comentarios útlimamente :-P

4 comentarios:

Antonio dijo...

Bueno, ya he acabado ya esta semana el curso, pero, viviendo en Madrid, poca playa he podido pisar...

De todas formas, verdaderamente la noche...Es que no quiero llamarla de San Juan...¡Ya sé, la Noche de los Mundos! Es mágica, estupenda y maravillosa, y si no dormí bien fue porque seguro que alguna hada traviesa me estaba haciendo trastadas =w=.

Me alegro de que lo pasaráis bien y saludos desde Madrid~

Estelwen Ancálimë dijo...

Muchas gracias ^^
Y, de todos modos, recuerda que para hacer las hogueras no hace falta ir a la playa, seguro que en la sierra madrileña alguna hubo por ahí ;-)

Saludos:

Estelwen Ancálimë

Silmaril dijo...

Jooooo, que envidia ... Se ve que realmente fue una noche super mágica. Por segundo año, me he quedado sin celebrarla. No pude ni siquiera bajar a la hoguera de Alcobendas porque no me sentía bien, así que nada de quemar deseos, porque tampoco me dio tiempo a enviaros alguno :( Mi "celebración" consistió en celebrar la "noche del dragón" hablando por el móvil durante casi dos horas mientras escuchaba los tradicionales petardazos catalanes ... A ver si el año que viene tengo más suerte y puedo celebrarla como Eru manda. O puedo celebrarla con el dragón. O con vosotros. O con el dragón y vosotros :D

Besosssssssss

Estelwen Ancálimë dijo...

Nada, nada, veniros los dos para Valencia que ya sabéis que tenéis casa ;-)