miércoles, 4 de febrero de 2009

Mártir: héroe con mala suerte

Hoy he ido al cine a ver Valkiria, el film que narra el atentado fallido que estuvo a punto de acabar con la vida de Adolf Hitler. Hacía mucho tiempo que no lloraba tanto viendo una película.
Es curioso que, cada vez que pensamos en los militares alemanes de la Segunda Guerra Mundial, siempre nos imaginamos a un malvado y depravado nazi sin compasión al que le encanta matar judíos. Esta película enseña a todo el mundo lo que algunos interesados por la Historia ya sabíamos: que no todos los alemanes eran malos. Que algunos no eran malas personas sino simplemente soldados que amaban a su país, y se dieron cuenta de que Hitler y el nazismo estaban desvirtuando todo aquello por lo que luchaban.
Estas personas arriesgaron su vida por sus convicciones, por su patria y por la justicia, pero fracasaron. Y murieron por ello. Hoy, esos hombres valientes son considerados héroes nacionales en Alemania, y sesenta años depués de sus muertes yo he llorado por la funesta suerte que tuvieron y por lo injusto de sus ejecuciones. Sabía que probablemente viendo esa película me pondría triste, pero fui a verla de todas maneras. No sólo porque era, como esperaba, una película estupenda, interesantísima y tan emocionante que aunque sepas de antemano lo que les va a pasar te pases todo el visionado sentada al borde de la butaca, sino porque, si alguien merece mis lágrimas, son ellos. Los que se arriesgaron por el bien y la justicia y perdieron.
Pero, al menos, tengo un consuelo. Ellos en este momento son considerados héroes, conservan su honor, y, aunque sin duda no eran perfectos y cometieron errores como otros tantos de ambos bandos en medio de una guerra, por su martirio seguramente están en el Cielo. Hitler, Göring, Goebbels, Himmler y toda esa panda de psicópatas racistas deben estar en un lugar muy diferente, y la Historia ha tendido una eterna capa de ignominia sobre ellos.

Así que, desde este humilde blog, me gustaría pedir una oración por las almas de estos hombres a los creyentes, y al menos un momento de recuerdo y de homenaje silencioso a su memoria a los no creyentes. Estos son sus nombres:

Claus von Stauffenberg

Ludwig Beck

Erwin von Witzleben

Henning von Tresckow

Friedrich Olbricht

Wilhelm Canaris

Carl Goeldeler

Werner von Haeften

Hans Oster

Ulrich von Hassel

Johannes Popitz

Josef Wirmer

Berthold von Stauffenberg

Peter York von Wartenburg

Erich Höepner

Hans Günther von Kluge

Carl-Heinrich von Stülpnagel


Los que he escrito aquí son sólo una escogidísima lista de conspiradores, los más conocidos, todos ellos decisivos. Hay una lista más extensa que ennumera a todos los participantes, para el que le interese, aquí.

Por último, una reflexión personal. ¿No es lamentable que estos hombres murieran por un mundo mejor, y las generaciones posteriores hayan convertido ese mundo en un lugar donde reinan el relativismo, la crisis de valores y lo único que importa es consumir, divertise y ganar dinero? ¿Es este el mundo que ellos imaginaban cuando llego su hora de morir? ¿No están aquellos que hoy viven en libertad insultando a su memoria con su comportamiento, al rechazar valores como el honor, la justicia, el valor, la responsabilidad e incluso la fe (Stauffenberg era un devoto cristiano, y eso fue decisivo para que su conciencia no le permitiera seguir dejando que Hitler y su camarilla controlasen Alemania), cuando precisamente gracias a que hubo hombres como Stauffenberg y sus compañeros que actuaron conforme a esos valores hoy podemos vivir en una Europa en paz?
Que cada cual, os lo ruego, se haga estas preguntas.

2 comentarios:

Sweet Shadow dijo...

Vi la antigua de Valkiria y me gustó mucho. La nueva todavía no la he visto y le tengo ganas. Me gusta lo que dices sobre los alemanes. Yo también pienso que a muchos los obligaron a combatir, que no todos pensaban igual. Alemán no es igual a nazi, eso es algo que desgraciadamente mucha gente no ve todavía u_u (vamos, que me digan que Rammstein es nazi xDDD).

Con respecto al comentario que me has dejado... Bueno, la verdad es que lo hice cuando tuviste la discusión en el hilo de Dos velas para el diablo con Pikoo. Es que me tenía ya un poco harta, sobre todo tras la discusión que hubo con otro forero (creo que era El Joker) en la que al final lo echaron a él por troll. Y la verdad es que él tampoco es que tuviera mucha culpa... sólo que dijo las cosas un poco a lo bruto.

Pero es que lo del hilo de DVPD me mató. Lo leí cuando ya más o menos había pasado todo, y me cabreo un montón. Ver cómo ella intentaba hacerte quedar mal usando tonterías tales como "es que el libro es sólo ficción"... uff. Si no te gusta el libro, no pasa nada. No nos van a gustar todos los libros que nos leamos. Además, lo explicaste todo con cabeza y ni siquiera Laura Gallego se enfadó. Y creo que la única que tenía derecho a enfadarse en todo caso era ella, y no lo hizo, si no que te entendió. Aunque la gota que colmó el vaso fue cuando, tras el aviso del mod, otra forera más nueva puso su opinión diciendo que no creía que nadie se pudiera ofender por el libro, y entonces Pikoo soltó "Ah, pero sí se ofenden..." y una carita de risa. Ò_Ó me enfadó muchísimo. Era otra provocación clara, aunque no dijera nombres.

Como ya te dije, pienso que cuando debates lo haces con cabeza, y que tienes ya mucho tiempo en el foro como para tener que soportar a gente con ganas de llamar la atención.

En fin, que te he escrito un tochaco increíble n_n' sorry! pero te lo tenía que decir.

Seguiré leyéndote n_n byee!

Luthien Black dijo...

Ah, ¿era por eso? ¡Vaya!
Yo no sé si se dijo algo de mí o no en el hilo de DVPED, porque después de dejar mi comentario no volví a entrar en él (¿para qué? ¿para que me siguieran recordando todo? No soy masoquista). Sí que me sorprendió y me entristeció que nadie me entendiera, y sí que acabé bastante harta de esa chica, pero, vamos, con la edad que tengo no voy a entrar al trapo.

Sólo una puntualización: no creo que Laura Gallego tuviera ningún derecho a enfadarse por la opinión que me merece su libro. Soy yo la que tenía derecho a enfadarse, dado que yo nunca he ofendido las creencias de Laura (si tiene alguna, claro), y ella sí las mías.
No sé si has leído un comic de las CLAMP que se llama Wish. Ahí aparecen, ¡sorpresa! relaciones amorosas ángel/demonio. Y yo me compré los cuatro volúmenes y además me gustaron. ¿Sabes por qué? Porque era obvio que esos seres eran totalmente inventados y no guardaban relación alguna con mi religión. Con lo cual, si el arcángel del agua Hisui se lía con el hijo del demonio, que se vuelve bueno por ella, pues no me pareció nada malo, porque era obvio que no se trataban de los ángeles y demonios de mi religión, sino seres inventados en un mundo inventado.
Lo que me jodió de DVPED fue que se usaran los nombres, personalidades e historias de los ángeles y demonios reales de mi religión. Me cabreó enormemente y me pareció una gran falta de respeto. No es lo mismo el arcángel del agua Hisui que el arcángel Gabriel, porque el primero es un ser inventado en el que no cree ni al que reza nadie, que no aparece en nignún texto sagrado, pero Gabriel, Miguel, Rafael y Uriel sí. Es por eso que me molesté, y es por eso que me sorprendió tanto que nadie entendiera por qué.

En fin, perdona el rollo, pero me interesaba explicar esto (y es una indudable ventaja poderlo hacer con tranquilidad, sin el peligro de diez mensajes de respuesta indignados U____U).
Saludos:

Luthien Black.