miércoles, 25 de febrero de 2009

¿Por qué?

Hay una serie de cosas que yo, como cristiana, no entiendo. Todo el mundo parece aceptarlas como un cuasi dogma, pero yo jamás les he visto sentido alguno. Y, dado que a quien he preguntado nunca ha sabido (o querido) responderme al respecto, me gustaría que si hay alguien por ahí que conoce la respuesta se mojara y me la dijera, porque a veces me resulta muy, muy difícil seguir perteneciendo a una Iglesia tan anacrónica y que escucha y se comunica tan poco con sus fieles como es la Católica.

-¿Por qué se han hecho tantas manifestaciones en favor de la familia a causa del matrimonio gay, y en cambio aún no se ha hecho una sóla manifestación por los derechos de las mujeres maltratadas por sus esposos?
Nunca he entendido cómo es posible que haya tantos católicos que consideren el matrimonio de los homosexuales una amenaza para la familia, y en cambio silben y miren para otro lado cuando salen mujeres muertas o golpeadas por sus esposos en el telediario. A ver, digo yo que el hecho de que un gay se case, a las familias tradicionales se la sopla, porque yo personalmente no voy a dejar de casarme ni de tener hijos sólamente porque mis amigos gays también se puedan casar. ¿Qué en lugar de matrimonio sería mejor llamarlo por otro nombre, por ejemplo unión civil, como se llama en Francia? Completamente de acuerdo. Pero que la nomenclatura no sea la indicada no significa que el acto de la unión en sí entre esas dos personas atente contra el concepto de familia tradicional. Porque la familia compuesta por marido+esposa+hijos, va a seguir existiendo siempre, puedan casarse los homosexuales o no.
¿Acaso no atenta mucho más contra la familia el hecho de que los hombres (o las mujeres, que aunque la gente crea que no ellas también maltratan) peguen a sus parejas? ¿Y por qué entonces no vemos a ningún obispo ni cardenal arremetiendo contra ello con la furia con la que arremeten contra los homosexuales? ¿Es que es mejor un matrimonio heterosexual desgraciado y con malos tratos que una pareja homosexual feliz y enamorada? Yo no lo creo así.

-¿Por qué no se permite el divorcio por considerar el matrimonio indisoluble, pero luego se permite a una persona volverse a casar tras la muerte de su cónyuge, si se supone que vivimos eternamente?
Cada vez que pienso en esto, me convezco más de que hay muchos católicos que en realidad no creen en la vida eterna. Porque, vamos a ver, partimos de la base de que no puede haber divorcio porque el matrimonio es indisoluble, ¿no? Hasta que la muerte los separe, ¿no? Bueno, pero es que resulta que según el credo cristiano la muerte del cuerpo no implica la muerte del alma. Aunque mi cuerpo muera, yo voy a seguir existiendo, porque mi verdadero yo es mi alma, y mi alma es inmortal. Y dado que en mi alma anidan mis sentimientos y recuerdos, incluído el amor que yo siento por mis seres queridos, ¿a santo de qué disolver mi matrimonio por el hecho de que mi alma se vaya al Cielo, si cuando mi pareja muera va a reunirse conmigo y volveremos a estar juntos en el Reino de Dios? En este caso, si el matrimonio es realmente indisoluble, la muerte del cuerpo es sólo una separación temporal, con lo cual no debería disolver el matrimonio. Yo siempre he creído que el amor es más fuerte que la muerte. Yo amo a mi novio, y cuando me case con él no deseo que nuestro vínculo se rompa jamás, porque no quiero separarme de él jamás, y, en cuerpo y alma, siempre voy a amarle. Y no me da la gana de que por el mero hecho accidental de que uno de los dos muera antes, mi pareja y yo veamos roto porque sí nuestro matrimonio, si nuestro amor anida en nuestra alma y esta es inmortal.
Lo cual nos lleva a:

-Si el matrimonio es entre dos personas que se aman, ¿por qué la Iglesia pretende obligar a personas que no se aman a continuar casadas?
El hecho de no permitir el divorcio voluntario cuando ya no hay amor en una pareja, me parece una de las cosas más rastreras e incomprensibles que hace la Iglesia. Decir que el matrimonio es indisoluble independientemente de que haya amor o no, desvirtúa pro completo el carácter sagrado del mismo, equiparándolo a un mero contrato. El matrimonio, al menos para mí, es consagrar ante los ojos de Dios el amor verdadero que hay entre dos personas. Cuando ese amor se acaba, si es que lo hace, el matrimonio ya no tiene ningún sentido. Porque los seres humanos somos falibles y podemos equivocarnos, y una persona se puede casar enamorada para luego descubrir que su pareja cambia, o que ella misma cambia, o un hombre puede descubrir que su esposa se la pega con el vecino, o una mujer que el marido cuando llega borracho a casa se pone a sacudirle ostias. Mil cosas, vamos. O que sencillamente ese amor que la pareja creía verdadero en realidad sólo era superficial y se apaga con el tiempo. Si eso sucede, los cónyuges deben ver disuelto su vínculo y sentirse libre para intentar encontrar al verdadero amor de su vida.
Y que nadie me venga con que el divorcio es malo para los niños, porque yo soy hija de padres divorciados y siempre he preferido mil veces ver a mis padres felices, viviendo su vida por separado y siendo buenos amigos, que verles juntos, peleándose y a disgusto. Y siempre me he sentido querida y cuidada por los dos, aunque no estuvieran juntos.
Es la gran contradicción dle matrimonio católico: nunca he entendido cómo es posible que la Iglesia impida el divorcio a dos personas que se quieren separar voluntariamente, y en cambio rompa unilateralmente el matrimonio entre dos personas enamoradas cuando una de ellas se va al Cielo, cuando las dos quieren seguir unidas.

-¿Por qué la Iglesia ve mal el uso de anticonceptivos?
Tampoco voy a entender esto nunca. Entiendo que se oponga al aborto, que al fin y al cabo es acabar con una vida humana en ciernes (yo estoy a favor en determinados casos puntuales, pero eso ya es otra cuestión), pero, ¿estar en contra de la anticoncepción? ¿Dónde puñetas se dice en el Nuevo Testamento que la anticoncepción sea algo malo? No se está atentando contra ninguna vida, en ciernes o no, sencillamente porque lo que se intenta, precisamente, es que la concepción no llegue a producirse. ¿Y qué hay de malo en el control de natalidad? ¿Por qué es mejor que una pareja se ponga a tener hijos como conejos, hijos que no van a poder mantener y a los que no vana poder prestar toda la atención que necesitan? En la antiguedad, cuando pocos niños llegaban a adultos porque el frío, el hambre, la falta de asepsia y las enfermedades y guerras se llevaban a la mayoría de ellos, es comprensible que las parejas intentaran tener todos los posibles a fin de asegurar su descendencia. Pero hoy esas precauciones son inútiles, en cuanto el avance de la medicina y la calidad de vida hacen que prácticamente todos los niños que nacen lleguen a adultos.

-¿Por qué las mujeres no pueden ordenarse sacerdotisas?
Esta es buena. La Iglesia Caólica al parecer presupone que yo, por el mero hecho de ser una mujer, no tengo capacidad para ser sacerdotisa y administrar los sacramentos. La pregunta es, ¿por qué? ¿Por qué haber nacido con un cuerpo del sexo femenino me hace ser menos digna o estar menos capacitada que un varón para ejercer el sacerdocio? Me parece enormemente injusto. Yo soy igual de inteligente y apta que cualquier persona del sexo masculino, y si mi fe y mi vocación son igual de fuertes, ¿por qué no se me considera digna o capaz de ejercer el sacerdocio? ¿Por qué no puedo? ¿Qué es lo que impide que una mujer sea sacerdotisa, obsipa o papisa?
Y que nadie me diga que es porque Cristo lo dijo. En ninguna parte de la Biblia dice Jesucristo que las mujeres sean menos dignas o capaces que los hombres para hacer nada. De hecho, Jesús tenía como discípulas a mujeres, como María y Marta de Betania y la propia María Magdalena, además de muchas otras. Y fue una mujer (Magdalena) quien le vio por primera vez resucitado y llevó la noticia a los demás. No creo de ninguna manera que Jesús fuera machista; todo lo contrario. Es la Iglesia la que es machista, por instaurar exclusivamente el sacerdocio masculino e impedir que miles de mujeres profundamente devotas y capaces puedan ejercerlo también. La pregunta es: ¿por qué?

-¿Por qué el celibato sacerdotal es obligatorio?
Yo creo que el hecho de casarse o no, de tener relaciones sexuales o no, no tiene nada que ver con la fe y la vocación de cada uno. De hecho, hay muchas ramas del cristianismo, como la Protestante y la Ortodoxa, en la cual los sacerdotes son libres de casarse si así lo desean.
Nunca he entendido por qué la Iglesia Católica ve el sexo (con amor, se entiende) como algo malo, sucio o enfermizo. Y, si no es así, ¿por qué se le prohíbe a los sacerdotes? ¿Acaso amar a una mujer y casarse con ella les incapacita para administrar los sacramentos? Me parece una necedad. De hecho, hasta el siglo XI los curas católicos se podían casar. La prohibición de matrimonio no tiene nada que ver con la fe y se instauró para evitar el nepotismo (que los hijos de los curas heredaran los cargos eclesiásticos como un noble heredaría el título nobiliario, vamos). Pero lo cierto es que el nepotismo se puede dar igual entre tíos y sobrinos, ¿no? Y, además, en la Iglesia se pueden instaurar mecanismos lo suficientemente eficientes para garantizar que se elige al más apto y no al que tiene enchufe. Entonces, ¿por qué hacer incompatibles el sacerdocio y el amor romántico, que es una de las cosas más bellas de la vida y uno de los mayores regalos que nos ha dado Dios? No lo entiendo.

22 comentarios:

Bru dijo...

Iglesia siempre ha sido y será sinónimo de poder y dinero. Iglesia significa Dogma y Doctrina, y salvo las que se eligen libremente y son coherentes con la naturaleza misma del ser humano , una doctrina limita a la persona y la somete a sí misma -para conseguir poder y dinero. Con todo lo que has nombrado, se demuestra: la mayoría de las cosas que ahí dices son más para dar por culo (perdón por la expresión) que para otra cosa, pero la cuestión es que mientras la gente piensa en eso, se olvida de otras muchas, las importantes. Es una estrategia tan buena como hablar en todos los telediarios de la crisis y dejar de hablar del terrorismo, del maltrato, de la mala administración del gobierno y muchas otras cosas.

Y mi pregunta es: sin indicios de su existencia, pudiendo haber escrito la Biblia el escritor de turno con una imaginación increíble y teniendo casi todo una explicación llena de rigor científico y lógica, habiendo causado más mal que bien (y conste que admiro profundamente a Monseñor Hugh O'Flaherty), y sin que nadie me venga con la frase mágica de "tengo Fe", ¿por qué aún se sigue creyendo que Dios, la Iglesia y toda su santa familia existen? Lo pregunto sin segundas, en serio, realmente me interesa la opinión de alguien inteligente y cabal. Porque si alguien como tú no me lo hace entender, nadie lo va a conseguir nunca. Un beso,

Cristina

Luthien Black dijo...

Hola, Bru, me alegro de verte por aquí de nuevo :-)

¿Que por qué creo en Dios? Muy bien, intentaré responder ^^

En primer lugar, debo decirte que no puedes deseñar la respusta de "porque tengo fe en ello", porque es que en estos casos la fe es algo fundamental. Cuando hay algo acerca de lo cual no tenemos ni podemos tener ninguna prueba empírica, siempre es, en última instancia, cuestión de fe creerlo o no. La misma fe que tengo yo en que Dios existe, la tiene un ateo en que Dios no existe, porque tanto los ateos como los creyentes creen algo que no se puede demostrar empíricamente.

Si me preguntas por qué tengo fe, te puedo dar las respuestas que se me ocurren ahora mismo: en primer lugar, porque, cuando veo la matemática y armónica perfección con la que está hecho el mundo, cuando veo todos esos teoremas matemáticos que encajan a la perfección, no puedo dejar de pensar que eso ha tenido que crearlo alguna mente perfecta, porque es demasiado perfecto y maravilloso como para ser fruto del azar. En segundo lugar, por el misterio de la vida. Un día, teníamos la Tierra sola, con sus elemntos químicos, el agua, el fuego, la tierra, el aire... vacía e inerte. Y, de pronto, un día, ¡plas! Sin razón aparente, brota la chispa de la vida y comienza la evolución. Algo que jamás se ha podido emular en un laboratorio. Yo veo detrás de ello la mano creadora de Dios. Porque para mí la Creación no es lo que cuenta el Génesis, evidentemente (que es un texto simbólico). Para mí es la generación de la matera de la nada, el big bang (curiosamente, los científicos saben qué ocurrió la milésima de segundo antes, y la milésima de segundo después, pero jamás nadie ha podido dictaminar qué sudeció en el mismo instante de la explosión), y luego... esa mágica e inexplicable chispa de la vida. En tercer lugar, porque en mi vida he visto lo que podría calificar de milagros. Quizá no lo sean, pero en mi corazón lo sentí así. Te nombro uno de los varios que he vivido, el más espectacular: estaba yo a los quince años en la playa cuando me puse a nadar mar adentro con resaca (sí, yo a los quince años era una gilipollas inconsciente). No podía volver a la playa y estaba tan lejos que nadie me oía gritar, las olas eran enormes y cuando rompían encima de mí me aplastaban contra el suelo del fondo marino, y eso que ya no hacía pie... cuando, de repente, salido de ninguna parte, un chico de unos veintipocos años apareció cin una tabla de surf, justo en el momento apropiado, y me sacó de allí. Puedes llamarlo casualidad, pero siempe he pensado que ese chico llegó allí por intercesión de mi Ángel de la Guarda para salvarme. Si hubiera estado allí cualquier otro día, no me habría visto. Si hubiera estado en cualquier otra playa, no me habría visto. Si hubiera estado allí diez minutos antes, yo aún no hubiera llegado, y si hubiera llegado diez minutos desués, yo ya estaría muerta, ahogada. Pero llegó justo al momento y lugar preciso, y me salvó. Y algo dentro de mí me dijo que Dios le había enviado para salvarme. Del mismo modo, he visto la mano de Dios a lo largo de mi vida en muchas cosas, demasiadas para relatarlas aquí ahora. En cuarto lugar, porque hay pruebas empíricas, como textos de historiadores romanos paganos e independientes, que prueban que al menos Jesucristo, como persona física real, existió. Y, en quinto lugar, porque quiero creerlo. Porque siento en mi interior que es verdad, del mismo modo que siento en mi interior que es cierto que las personas que dicen amarme me aman, aunque no pueda demostrarlo. Y porque la vida sin Dios para mí no tiene ningún sentido, está vacía de significado.

Tal vez haya más razones, pero esas son ahora mismo las que me vienen a la cabeza. Espero haber satisfecho tu curiosidad ^^

Saludos:

Luthien Black.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Yo no me voy a extender. No creo que todas esas determinaciones de la Iglesia tengan que ver con la fe. No sé si es estrategia o estupidez, pero lo que ocurre es que la gente le da cada vez más la espalda a una institución que, en lugar de avanzar con los tiempos, se queda estancada en valores paleolíticos.
Yo soy totalmente atea, así que, la verdad, lo que hagan o dejen de hacer obispos y semejantes me trae bastante sin cuidado. No me representan.

Luthien Black dijo...

Ah, por cierto, una puntualización más que he olvidado añadir. No creas que la mayoría de los creyentes, o yo por lo menos, vemos la Biblia como un texto sagrado en su totalidad y literalmente cierto. Ten en cuenta que el Antiguo Testamento es, dejando de lado el principio que es un relato de la Creación totalmente simbólico, una especie de "historieta idealizada de los origenes del pueblo judío". Ni más, ni menos. Es una compliación de leyes, proverbios y costumbres, salmos, y hechos históricos con toques de leyenda y contados para entretener y enseñar Historia a los judíos. Ni más, ni menos. Yo jamás he pensado que deba tomarse al pie de la letra ni que sea en su totalidad un texto sagrado, porque no es así. Y ten en cuenta que se ha ido escribiendo a lo largo de muchísimos siglos, por muchísimos autores diferentes.
Cuestión aparte es el Nuevo Testamento, que tampoco es texto sagrado en su totalidad. Para mí, los únicos textos sagrados inspirados por Dios son lo que hablan de las palabras y los hechos de Jesús: los cuatro evangelios. Los Hechos de los Apóstoles y las Cartas son documentos históricos interesanntes, pero no palabra de Dios.
Además, yo también tengo en cuenta lo que dicen los evangelios apócrifos, que aunque oficialmente los hayan dejado aparte yo creo que también tienen su punto de verdad.
Y, como ya te he dicho antes, nunca he pensado que la lógica y la ciencia estén reñidas con la fe. Creo que la fe y la ciencia se apoyan mutuamente. Como dijo Einstein, que era creyente además de científico: "la religión sin ciencia está ciega, la ciencia sin religión está coja". Creo que Dios creó el mundo de un modo determinado, mediante un orden perfecto, y que mediante la ciencia podemos descubrir cuál es ese orden y cómo está hecho el mundo.

Luthien Black dijo...

Lo más triste, Kaoru, es que yo sí que soy creyente, y al parecer a mí tampoco me representan. Así que me pregunto: ¿entonces para qué están? :-(
Y yo tampoco creo que esas determinaciones tengan nada que ver con la fe.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

También es que representar a un colectivo es difícil, por ejemplo en la política. Yo soy más bien de izquierdas en cuanto a mi ideología, sin embargo no me siento representada por ningún partido. Al final quien tiene poder, también en la Iglesia, lo utiliza en su propio beneficio y los ideales casi acaban dando igual... o esa es mi impresión.
Por suerte hay personas como tú con dos dedos de frente y que ven las cosas de forma objetiva, en vez de decir que sí a todo sólo porque lo dice un señor con sotana.

Izhak dijo...

Creo que Bru, en su primera oración, cometió un error fundamental: la iglesia no es sinónimo de poder y dinero; la RELIGIÓN... puede ser.

Quiero dejar en claro este punto, para que no haya malinterpretaciones. Con religión me no refiero al catolicismo, o al islam, o a lo que sea, sino al conjunto de ritos, costumbres, acciones u obligaciones que no tienen nada que ver con el sentimiento raíz que dio origen a esas creencias. Que la iglesia católica se haya vuelto "religiosa" y haya perdido el rumbo es otro tema puntual. La iglesia cristiana fue fundada por Jesús (Él mismo dijo que iba a fundar su iglesia, sino lean Mateo 16:18), y todos sabemos cuáles fueron sus enseñanzas. La iglesia cristiana no es sinónimo de poder y dinero. Eso va en contra de lo que predicó Jesús. Ahora, que la iglesia católica haya perdido el rumbo, en eso sí estoy de acuerdo.

Yo, en particular,no soy católico, soy bautista (evangélico o protestante). La idea del protestantismo fue abandonar justamente la religión y volver a las enseñanzas de Dios. Por eso, estoy de acuerdo con casi todo lo que Luthien Black dice, excepto con la aceptación de los matrimonios gays. Entiendo tu punto de vista, Luthien, pero aún así la Biblia es muy, muy clara en cuanto a las relaciones homosexuales. Está en 1 Corintios 6:9. El hecho de hacer algo que no agrada a Dios no sólo se limita a cuando hacemos algo que causa malestar o daño contra otra persona, sino que simplemente no agrada a Dios. Quiero dejar en claro que no estoy en contra de los gays, sino en contra de la homosexualidad, que no es lo mismo. Incluso tengo un amigo que es gay, y lo estimo y aprecio mucho, tanto como amigo como persona, pero siempre le dejé bien en claro que la homosexualidad, desde un punto de vista cristiano, es algo que no agrada a Dios, y no puedo aceptarlo como bueno.

Luthien Black dijo...

Dos cositas, Izhak :-)

Una, la más importante, a mí lo que digan las Cartas a los Corintios no me sienta cátedra ni lo considero texto sagrado, porque no fue algo dicho por Jesús. Jesús jamás habló una palabra en contra de los homosexuales. Sí que dijo que todos debemos amarnos, sin embargo. Pero considero un error equiparar las Cartas de los Apóstoles con un texto sagrado, porque, de ser así, igualmente sería palabra de Dios aquello que dijo Pablo de "las mujeres cállense en las asambleas, que no les está permitido tomar la palabra". Pablo y los Apóstoles podían decir lo que quisieran, que no son jesús y no son Dios, y por lo tanto lo que dijeran en sus Cartas no deja de ser la mera opinión personal de un ser humano.
Honestamente, yo estoy convencida de que para Dios todo amor es bueno precisamente por eso, por ser amor. Creo que todo amor nos acerca a Dios, incluído el homosexual, porque Dios es amor, todos los tipos de amor. Que la situación ideal del ser humano es la heterosexualidad... pues, chico, teniendo en cuenta que somos machos y hembras y que nos reproducimos entre nosotros, igual sí. Pero el hecho de que la homosexualidad sea una rareza no implica, creo yo, que sea mala ni que deasagrade a Dios, del mismo modo que no creo que desagraden a Dios los albinos o los que nacen pelirrojos con ojos violeta o con un dedo de más en cada mano.

Respecto a lo primero que dijiste, bueno, de que en el Evangelio de Marcos aparece eso de "sobre esta piedra edificaré mi iglesia", una nota: se cree que esa frase fue un añadido posterior al Evangelio, porque la palabra iglesia ("ekkelsia"), que significa "reunión", no es del arameo, idioma que Jesús hablaba, sino del griego. En realidad, Jesús era judío, recuerda, y ni siquiera pretendía fundar una nueva religión, sino simplemente cambiar la perspectiva de Dios y de la forma de vivir que tenían los judíos, y los hombres en general. Digamos que Dios vio cómo se comportaban, y se dijo algo como: "joder, ¿pero qué hacen? No están entendiendo nada. Tendré que bajar y explicárselo yo" XD
Lo que pasó es que, como la religió judía oficial no hizo caso de Él, al final los que sí le creyeron tuvieron que fundar una religión aparte.
Por eso, yo creo que, aunque lo que dices es cierto, en realidad hay que expresarlo justo al revés: la Iglesia actual, igual que todas las organizaciones religiosas, es símbolo de dinero y poder, mientras que la religión (es decir, el conjunto de creencias en un dios o dioses) no lo es, porque es algo íntimo y personal de cada uno.
Lo que los Proterstantes (a los que por cierto admiro muchísimo y con lo que estoy de acuerdo en muchas cosas) hicieron, fue separarse de una Iglesia Católica jerarquizada en exceso, rígidamente, y encima llena de hipócritas, porque la situación que se vivía en tiempos de Lutero era escandalosa: los altos prelados se ponían sotanas de seda y exigían reverencias mientras que tenían varias amantes, se montaban orgías y amasaban fortunas, y se alzaban templos riquísimos y fabulosos mientras la gente moría de hambre y enfermedades en la calle, al mismo tiempo que a todo el que alzaba una voz míniammente disidente contra la Iglesia "oficial" se le acusaba de hereje y se le enviaba a las llamas. Encuentro totalmente normal que Lutero les mandara a todos a la mierda y proclarama que la fe era una cosa personal de cada uno y abandonara esa rígida jerarquía.

Bueno, espero que quede claro lo que he intentado decir ^^UU

Saludos:

Luthien Black.

Edu dijo...

Di con tu blog por casualidad, googleando, y me picó la curiosidad el tema que has tratado. Soy Glourin, de los foros de Laura Gallego, ¿me recuerdas? Me ayudaste con el trabajo del Mal en el ESDLA ;)

Contestando un poco a todo lo que hay aquí, el problema viene un poco a raíz de lo que comenta Izhak, es decir, la diferencia entre Iglesia como comunidad unida en una fe e Iglesia como representación de la misma "de cara al público".

De hecho, la misma Iglesia Católica señala que la Biblia es la Palabra de Dios hecha libro, pero que la inspiracion "divina" que llevó a los autores de esos libros a escribirlos NO borró su propio caracter, carisma e idiosincrasia. Lo cual significa que todo cuanto está escrito en la Biblia no puede ser arrancado del contexto social y temporal que vivían sus autores.
El pueblo judío primero fue consciente que Dios los había liberado, después de padecer unas cuantas calamidades y un exilio, luego escribieron el cómo, que no tiene, ni pretende tener, "credibilidad histórica" (a pesar que sí se pueden sacar algunos detalles históricos), puesto que en esa época la Historia no existía como tal y a nadie le interesaba saber qué había pasado siglos atrás. Las historias de la Biblia (AT) son ciertas teológicamente, no históricamente. En cuanto al NT, incluso los Evangelios tienen que leerse un poco críticamente. Por ejemplo, todo el tema de la infancia de Jesús es lo último que se escribió, es un añadido en los mismos, a raíz supongo del interés de dar una génesis al Jesús ampliamente conocido pero de origen bastante desconocido.

También la misma Iglesia entiende que esta Palabra escrita debe actualizarse para darse a conocer, como Jesús hacía con las parábolas, explicando otra vez (y superando) la Ley del pueblo judío mediante historias sencillas y cercanas a la gente de ese tiempo, próximas a sus problemas (ejemplo: la parábola donde el amo del viñedo va a buscar trabajadores "en paro" en la plaza).

Por lo tanto, la Iglesia entiende que se debe leer críticamente la Biblia (eso se lo debemos en parte a los esfuerzos de la Iglesia protestante) para poder vivir de verdad la Palabra de Dios (si no se hace así se cae en el fundamentalismo), y por otra parte entiende también que el mensaje debe ser actualizado contínuamente.
Curioso, cuando menos, que lo diga la misma Iglesia que, aparentemente por la fachada externa, hace muchas veces lo contrario.
Con esto solamente quiero matizar, porque es muy fácil decir "la iglesia eso, la iglesia aquello", pero las cosas son normalmente más complejas. La mayoría de acuerdos a los que se llegó en el Concilio Vaticano II aún no se han puesto en práctica, cual cumbre de Kioto cualquiera, y son bastantes renovaciones. ¿Por qué? Pues porque un conjunto de personas que piensan de determinada forma y que utilizan las influencias ganadas a lo largo de los siglos de forma discutible para aplicar lo que ellas creen que es correcto, esas personas están frenando estas reformas. Pese a ser "religiosos" y "personas de Dios", siguen siendo personas que fallan, sí, incluso el Papa, porque su "Infalibilidad" se usa muy a la ligera en los medios de comunicación. Y cuando fallan, "se nota más". Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, que diría Spidey, y hay personas que no pueden con ello.
Es muy difícil llegar a cambiar eso, pero podemos cambiar muchas cosas que nos son más cercanas.

Por otra parte, de las preguntas iniciales que comentas en el blog, suscribo totalmente la primera. De la segunda matizaría la importancia de los sacramentos, que muchas veces se los consdiera como "trámites administrativos". Si alguien se casa por la Iglesia "debe" estar muy seguro de ello porque no solamente se está casando, está haciendo un pacto ante el Dios en el que cree, y el mismo Dios le da un don especial. Por lo tanto debe tener muy claro el amor por la otra persona, debe ser madur@ en su relación y su compromiso. Dudo que haya mucha gente actualmente que llegue a ese punto. Pero si incluso así luego surgen problemas irresolubles, el divorcio es una salida. Que luego puedas o no volver a casarte es otro tema, que debería hablarse más, pero el divorcio está ahí. Eso cuando no hay posibilidad de declarar el matrimonio como nulo, cosa también aceptada bajo algunas circunstancias. Respecto a la tercera pregunta, creo que no es del todo correcto. Si dos personas no se aman no tendrían que haberse casado, porque es difícil (no imposible, pero sí mucho más difícil que lo que nos quieren meter en la cabeza)descubrir que no amas a la otra persona tres años después de casarte. El amor crece día a día, debe trabajarse para ello, un amor que ha llegado a su clímax en la boda y luego se detiene no es amor ni es nada. Por lo tanto, no es que la Iglesia "obligue" a nada. Simplemente pide coherencia.

Sobre la pregunta de los anticonceptivos estoy de acuerdo contigo, si bien siguen siendo, como siempre, un grupo de personas las que piensan así, y no "la Iglesia".

Sobre las dos últimas, son preguntas que deberían trabajarse más y que creo que en un futuro se irán tratando. La Iglesia evoluciona, más lento de lo que a algunos nos gustaría (y me pongo a mí también en el "nos"), pero lo hace.

Por último, bonito testimonio de tu fe en el comentario, Luthien, me ha gustado :) Y tienes toda la razón: la fe no se puede demostrar, pero debe ser razonable. Los cristianos no creemos "porque sí", eso nos haría idiotas.
Creo que hay gente de la facultad de Biología donde me licencié que aún debe preguntarse como puedo haber estudiado ciencias y ser cristiano XD

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Yo no me quiero meter mucho en el tema de la religión, ni en todos esos libros que hace tanto que no leo, pero me gustaría hacer referencia al comentario de Izhak a propósito de la homosexualidad. No sé si Jesús dijo algo al respecto o no (lo dudo, jamás he leído nada semejante) ni si el libro de los Corintios tiene valor para un cristiano o no, pero aun en el caso de que lo tuviera o de que Jesús hubiera dicho que la homosexualidad no es buena... Y también en el caso de que todo lo que, según los Evangelios, dijo Jesús sea cierto (lo cual yo personalmente pongo en duda). ¿Creeríais ciegamente en eso sólo porque Jesús lo dijo? Recordemos que vivió hace dos mil años, lo cual implica un cambio de valores ABISMAL.
No sé, a mí me parece un poco fuerte el hecho de decir "No me parece buena la homosexualidad porque a Jesús no le gustaba". Vale que para vosotros sea el hijo de Dios... pero creo que, independientemente de las creencias que tengamos, necesitamos tener criterio propio para seleccionar con qué nos quedamos y con qué no. Y juzgar a los homosexuales sólo por eso... Bueno, no me linchéis, lo veo desde mi punto de vista de atea.
Yo personalmente creo en ciertas personas. No son Dios ni muchísimo menos, pero para mí pueden tener el mismo valor que vosotros le dais a vuestro Dios. Y no tengo por qué estar de acuerdo con todo lo que deciden, al igual que vosotros no lo estáis con ciertos aspectos de la Iglesia (como institución) actual. Entonces, por muy hijo de Dios que fuera, ¿no pudo equivocarse Jesús? ¿Es incuestionable para un cristiano todo lo que pone en la Biblia? Recalco lo de que hace dos mil años de eso. Aunque Jesús hubiera dicho todo lo que se le atribuye, las mentalidades cambian de forma brutal de un siglo, de una década a otra. ¡Cuánto más en dos mil años!

Luthien Black dijo...

Te agradezco mucho que te pases por aquí, Edu. Y claro que me acuerdo de tí, es estupendo encontrarte por estos lares ^^

Respecto a lo del matrimonio, una matización: me parece muy bien todo eso del pacto antes Dios y la maudrez, lo veo lógico, y tienes razón en eso de que hay muchos que se casan sin conocerse bien o sin estar preparados para la vida en común. Pero, si descubro que mi esposo está enrollado con otra tía, o me pega, por ejemplo, creo que debo ser libre no sólo para divorciarme, sino para poder encontrar a alguien que me ame de verdad. Y si has tenido relaciones amorosas sabrás que las cosas no son siempre tan sencillas como las pintas, no vivimos en los mundos de Yupi; en un mundo perfecto, conoceríamos a una persona, nunca nos traicionaría, ni fallaría, ni cambiaría, y los sentimientos permnaceerían ahí para seimpre. Pero existe el triste hecho de que la gente se equivoca y la gente cambia, a veces. Es una realidad del ser humano. Y a ese gente se le debe permitir, creo yo, tener derecho a una nueva oportunidad.
De todos modos, sigo diciendo que si de verdad el matrimonio es para toda la vida, no debería disolverse por la muerte, porque Jesús nos enseña que en Cielo seguimos vivos, y seguimos siendo nosotros. Por lo tanto, yo seguiré amando en el Cielo a los que amo en la Tierra, y si amo a mi esposo querré seguir casada con él para siempre. En cuyo caso, mi matrimonio no se debería disolver. Lógico, ¿no?

En fin, como siempre, es un placer tener aquí y debatir contigo. Vuelve cuando quieras :-)

Saludos:

Luthien Black.

Luthien Black dijo...

¡Uch, otra vez Kaoru comenta mientras yo estoy respondiendo a otra persona! ^^UUU

Si lees mi respuesta a Izhak, Kaoru, verás que comento que Jesús jamás dijo una palabra en contra de los homosexuales. De hecho, se metió más bien poco en los temas sexuales. Lo único que le parecía reprobable era el adulterio (es decir, meter cuernos a tu pareja) y el repudio (cuando los judíos podían rechazar sin más a su esposa dejándola en la calle, sin bienes y sin hijos, porque les daba la gana, o porque estaba vieja y querían tirarse a otra más jovencita). E, incluso reprobando el adulterio, se empeñó en salvar la vida de todas las mujeres adúlteras a las que sus compatriotas habían condenado a muerte. Evidentemente, pensaba que aunque estuviera mal nadie merece morir por eso.

De todos modos, si alguna vez te pica la curiosidad y lees el Nuevo Testamento, podrás ver que lo sorprendente y a la vez hermoso del mensaje de Jesús es que es atemporal. Realmente, no te da la sensación de leer cosas que correspondan a la mentalidad de un judío arameo de hace 2000 años. Jesús hablaba de cosas atemporales, y encima era un revolucionario que sorprendía a quienes le conocían. Estamos hablando de un hombre que promulgaba el pacifismo, la igualdad entre sexos y entre los seres humanos en general, la caridad, la generosidad, el amor por encima de todo. Leyéndolo hoy, no hay ni un sólo anacronismo en sus palabras. No se metió casi nada en temas sexuales o de tradiciones, sencillamente se limitó a enunciar verdades universales (tipo "ama a los demás como a tí mismo", "no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a tí", "no pongas el dinero por encima de todo"...) y a explicar cómo era Dios, cómo reacciona ante nosotros (con amor y compasión) y cómo es su Reino.
Y ahí es precisamene donde se nota realmente que es el Hijo de Dios, en que no habló como un ser humano de su época, sino como un ser sabio y atemporal que conoce a fondo el corazón humano. Por lo menos, a mí fue una de las cosas que más me convenció para adoptar de corazón el cristianismo.

Y, porfa, siéntete libre siempre de expresar tus opiniones en este blog, sean ateas o de cualquier otro tipo. Me gusta mucho hablar contigo ^^

Edu dijo...

Je je je, es un gusto poder hablar sin estar pendiente de los off-topic como en el foro XDDDDD

Matizo la matización: haría una distinción: si la persona con quien te has casado te maltrata, entonces creo que se puede anular el matrimonio, y siendo así, poder volver a casarse por la Iglesia. Otra cosa serían los conflictos, como bien dices no vivimos en los mundos de Yupi, y actualmente existe una paradoja bastante triste: por un lado la gente que debería "romper" rápidamente(las o los que son maltratados) muchas veces no lo hacen (por miedo o cincuenta mil razones); y en cambio mucha otra gente rompe en seguida y por cualquier estupidez, simplemente porque no tienen paciencia de ir superando las diferencias que inevitablemente surgen durante la vida en pareja, acabada la fase de "enamoramiento". Una cosa es mantener el "unidos hasta la muerte" hasta extremos insanos, y la otra, igual de mala, es no tener la mínima profundidad personal y existencial para poder superar los problemas (inevitables) y avanzar hacia delante. Hoy en día muchos son de la ley del mínimo esfuerzo. Vamos, que una pareja que lleve treinta años de casados y me diga que no se han peleado nunca, pues o no me los creo o empiezo a pensar que ocurre algo muy raro.

Sobre lo que decías de Pablo y su misoginia... tienes razón en la importancia relativa, ya que las mismas Cartas no fueron consideradas textos sagrados hasta un tiempo después, no sé si un siglo o más. Además, aquí entra en juego el carisma de la gente de la época. Pablo era judío convencido antes de cristiano, y era un hombre de su tierra, y estaba convencido de su interpretación del papel de la mujer. A pesar de las incongruencias, propias de la época, Pablo es muy importante por muchas cosas, de hecho fue el que abrió la Iglesia al mundo, mientras que otros apóstoles veían un poco raro eso de anunciar a Jesús en tierras "paganas". Sin él probablemente no seríamos cristianos.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Por lo que me contestas (aquí vuelvo de pesada), no se trata de si Jesús dijo eso o no, sino que mi pregunta es si, de haberlo dicho realmente, todos los cristianos deberían tomarlo como verdad universal.

De todas maneras, he estudiado en un colegio de monjas hasta los 16 años, he hecho la comunión y la confirmación y he asistido a catequesis. Me he leído el Nuevo Testamento y una gran parte del Antiguo, así que entiendo lo que dices respecto a que el mensaje que se transmite es atemporal, pero la pregunta no era esa, sino si, de haberlo dicho, nadie lo cuestionaría.

Y espero no meter más baza ya en este tema, que soy una pesada xD

Izhak dijo...

Jaja, este tema trata tantos temas a la vez que me es difícil saber por dónde empezar a escribir y cómo unir dos pensamientos XD

Nosotros usamos la versión Reina Valera de la Biblia, que es un cachitín diferente a lo que escribís, Luthien. En 1 Corintios 31-35, sería absurdo pensar que Pablo pretendía que la mujer permaneciera literalmente con la boca cerrada en una congregación. ¡Si los mismos judíos habían tenido profetisas en el Antiguo Testamento! Los protestantes creemos que se relaciona con Génesis 3:16 (un libro escrito por Moisés citado por Jesús, incluso). Una cosa es sujeción y otra cosa diferente la esclavitud y la ausencia de libertad, ya sea para hablar o lo que sea.

Y sobre lo de la fundación de la iglesia, como vos decís, no se sabe si fue o no añadido, así que no podés afirmar que Jesús no quería formar una iglesia. Te invito a que leas Mateo 18:17 (y algunos versículos antes, porque leerlo solo capaz que no te permite captar la idea); ahí Jesús le relata a sus seguidores como deben comportarse, y nombra a la iglesia, su iglesia, proque son sus seguidores. Además, muchas veces Jesús habla de instaurar el Reino de los Cielos. ¿No es eso una iglesia?

Me gusta la polémica de este blog, jaja. Todos tenemos oponiones a veces coincidentes y otras muy distintas, y es obvio que no vamos a ponernos de acuerdo, y menos en temas religiosos, pero es muy interesante escuchar los puntos de vistas de todos ^^

Luthien Black dijo...

Este... Edu, Pablo no era judío sino romano, y por lo tanto pagano. Me parece que has tenido un resbalón ^^UUU

Kauro, tú no te preocupes y mete baza todo lo que quieras :-P
Y en respuesta a lo que dices, pues sí, para los cristianos la palabra de Dios es una verdad universal. Por eso son cristianos. Otra cosa es ver qué textos son palabra de Dios (para mí por ejemplo son los Evangelios, pero no las Cartas), y si los textos hay que interpretarlos literalmente o son simbólicos y hay que extraer un significado más abstracto, pero los tenemos como ciertos. Si no nos la creyeramos, seríamos agnósticos, o ateos, o nos iríamos a una religión cuyos preceptos nos convencieran más. A mí precisamente me convenció el cristianismo por la coherencia y la atemporalidad de las palabras de Jesús (no como el Islam, por dar un ejemplo, en el que el Corán está impregnado de la ideología personal y del entorno social de Mahoma).

Izhak: He mirado el fragmento que me has dicho, y es esto (Mateo 18: 15-20):

«Si tu hermano llega a pecar, vete y repréndele, a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a
tu hermano.

16 Si no te escucha, toma todavía contigo uno o dos, para que = todo asunto quede zanjado por la
palabra de dos o tres testigos. =

17 Si les desoye a ellos, díselo a la comunidad. Y si hasta a la comunidad desoye, sea para ti como
el gentil y el publicano.

18 «Yo os aseguro: todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en
la tierra quedará desatado en el cielo.

19 «Os aseguro también que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo,
sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos.

20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»

Perdona, pero aquí no veo que Jesús esté fundando la Iglesia. Aquí veo que habla de lo que se debe hacer en caso de buscar justicia contra una persona que te ofende. Y, en caso de no conseguir esa justicia de los hombres, pedírsela a Dios. El hecho de que se diga que si dos o tres se reúnen en nombre de Dios, él está en medio de ellos, me parece una frase demasiado vaga y general, no se puede deducir de ella que esté fundando la Iglesia, y mucho menos dando pautas organizativas.
Si te fijas, cuando usa la palabra, como ya dije, griega, "ekklesia", que aquí de hecho e traduce como "comunidad", no habla de una religión organizada, sino sencillamente de pedir justicia a la sociedad.
Ya te digo que Jesús era judío, y pretendía sólo evolucionar el judaísmo, lo que pasó es que al final los judíos oficiales pasaron de su mensaje, y, así, todos aquellos que creían en Su mensaje (ya fueran judíos, griegos, romanos, etc) se vieron obligados a formar una religión aparte, porque las reglas del judaísmo eran demasiado rígidas y apegadas a las tradiciones socio-culturales del pueblo de israel, y nadie quería hacer un cambio tan profundo.
Y no, no creo que el Reino de los Cielos sea la Iglesia. De hecho, el Reino de los Cielos es a donde vamos en la otra vida, y el hecho de traerlo a la Tierra hace referencia al Apocalipsis, cuando se supone el "el Reino vendrá" y tendremos "un cielo nuevo y una tierra nueva" y toda la pesca.

Por cierto, no deja de ser curioso que yo, que soy católica, defienda la fe personal y rechaze una Iglesia como organización jerárquica rígida, y tú, que res Protestante, defiendas lo contrario, cuando ebería ser justo a la inversa XD

Izhak dijo...

En la versión Reina-Valera, que fue la que yo estaba leyendo cuando escribí mi comentario, en el versículo 17 no habla de comunidad, habla de iglesia. No sé qué versión será la que estás citando. Yo sí creo quee el Reino de los Cielos, además de existir después de la muerte, existe en la Tierra, y que está formado por Dios y su iglesia.

De todos modos, tampoco es que defienda a la iglesia como una organización jerárquica rígida, ¡eh! Una cosa es la iglesia cristiana como un cuerpo de gente con fe en Cristo y otra cosa una organización de subordinados al Papa, al pastor, o a lo que sea.

No sé si el comentario de Luthien era irónico o no en el primer párrafo XD, jeje (todavía hay algunas emoticons de texto que no entiendo =P) pero por las dudas dejo aclarado esto: Pablo sí era judío. Era hijo de judíos, abrazaba la religión judía (incluso había estudiado con Gamaliel, uno de los maestros más importantes de la época. Cita: Hechos 22:3). Además de ser hebreo, era ciudadano romano porque en Tarso, donde nació, se concedía la ciudadanía por nacimiento.

Edu dijo...

Iba a comentar lo de Pablo, pero acabo de leer el último párrafo de Izhak, que ya lo ha aclarado :)

Por otra parte, Iglesia en el sentido genuino de la palabra (no filológico, sino el sentido propio cristiano) se refiere al conjunto de gente que sigue a Jesús, cree en Él, vive (o intenta vivir) como Él y se ocupa de transmitir la Buena Nueva. Es la comunidad de seguidores de Jesús.
El problema de cómo esté organizada ya es otra cosa.

Luthien Black dijo...

Ahhh, vale, entonces la equivocada era yo. Es que, como siempre había leído que era ciduadano romano y que se convirtió, daba por sentado que era romano en todo. Pido disculpas.
Por cierto, me llama mucho la atención (y me parece una tontería) que la Iglesia actual le considere apóstol, cuando no fue uno de los doce.
Muchos han justificado (estúpidamente) que las mujeres no pueden ser sacedotisas porque no estaban entre los doce apóstoles... y luego va y consideran apóstol a Pablo, que no era uno delos doce. Entonces, ¿por qué no consideran también apóstol a María Magdalena, por ejemplo, que también extendió la palabra de Dios y encima fue discípula directa de Jesucristo?

Izhak dijo...

Supongo que una de las causas por la que la Iglesia Católica considera a Pablo un Apóstol es porque él mismo decía en sus cartas que era apóstol de Jesús. Además, con el llamado que tuvo en el camino a Damasco y todo lo otro que hizo...

Igualmente estoy de acuerdo con vos, Luthien. Yo creo que Pablo se consideraba a sí mismo apóstol de la misma manera que todos los cristianos podemos serlo, sean hombres o mujeres, porque somos sus seguidores. Si buscamos en la RAE el origen de la palabra, viene a ser "enviado" en griego. Además, apóstol es mucho más que estar entre los doce, incluso era una palabra que ya existía en tiempos de Jesús.

Una nota curiosa que capaz no sabían: cuando murió Jesús y Judas Iscariote se suicidó, los once apóstoles elegirieron a un tal Matías para completar los doce.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Tienes premios para ti en mi blog ^^

Luthien Black dijo...

¡Muchas gracias! ^^